Victorian Tea Party

No cabe duda que una de las tradiciones m√°s t√≠picas y populares en Inglaterra es el¬†Five O’clock Tea, que para los ingleses, es algo m√°s que una bebida, es todo un ritual, quiz√°s menos m√≠stico que el que se celebra en Jap√≥n o en China pero no por ello menos relevante en la vida social inglesa.

Lo que muchos no sabr√©is es que el que actualmente conocemos como “T√© de las 5” o “Afternoon tea” no empez√≥ a tomarse como tal hasta principios del siglo XIX.¬†Cuenta la historia que una tarde de 1830, Ana, la s√©ptima Duquesa de Bedford, pidi√≥ que le trajeran a su habitaci√≥n un poco de t√© y alg√ļn refrigerio ligero. Por aquel entonces en Inglaterra la comida sol√≠a servirse muy temprano y no se volv√≠a a tomar nada hasta la cena, a las 8 o las 9 de la noche. A la duquesa le gust√≥ tanto estos momentos de la ingesti√≥n de la bebida que decidi√≥ repetirlo tarde tras tarde, invitando a sus amistades a que tomaran t√© junto a ella.

Esta inocente merienda ocasional se convirti√≥ con el paso del tiempo en toda una tradici√≥n, practicada por la aristocracia y las clases altas, que daban suntuosas y elegantes “tea parties”, normalmente entre 3 y 5 de la tarde. Eran importantes eventos sociales, y a menudo s√≥lo se pod√≠a asistir por invitaci√≥n. Adem√°s, eran una oportunidad para que se√Īoras y se√Īores (los pocos hombres que asistieran) intercambiaban chismes, el futuro plan de veladas y la presentaci√≥n a nuevos conocidos. Estas “fiestas del t√©” se acompa√Īaban¬†con algo ligero para picar, algunas pastas y s√°ndwiches. En ellas se empleaban car√≠simos juegos de t√© de porcelana china y materiales nobles similares. Se acostumbraba a verter un chorrito de leche a temperatura ambiente en la taza antes de servir el t√©, para evitar que la delicada porcelana se cuarteara si se serv√≠a un l√≠quido tan caliente directamente en la taza vac√≠a. Ah√≠ parece estar el origen del t√≠pico t√© con leche ingl√©s.¬†No obstante hoy en d√≠a existe una gran variedad de pastas, dulces y saladas con las que suele acompa√Īarse un t√≠pico t√© ingl√©s. Sin duda, una tradici√≥n Made in England.

El acompa√Īamiento por antonomasia del ‚ÄúAfternoon tea‚ÄĚ son los¬†“Scones“, unas peque√Īas pastas o panecillos redondos, elaborados¬†con harina de trigo, centeno o avena, mantequilla y levadura, que se sol√≠an servir templados y abiertos por la mitad,¬†con frecuencia rellenos de alg√ļn tipo de mermelada y de “clotted cream”, una crema similar a la nata pero algo amarillenta y mucho m√°s espesa. Como acompa√Īamiento salado t√≠pico ten√≠amos los sandwiches de pan de molde, usualmente cortados en tri√°ngulos, sin corteza, untados con una fina capa de mantequilla y rellenos de delgadas lonchas de pepino.

Victorian Literary MesmerismSi quieres curiosear m√°s en el apasionante universo del t√©, recomiendo la lectura del libro “The Little Tea Book” de Arthur Gray.¬†donde se da un extenso y buen repaso a todo lo relacionado con esta planta,¬†y podr√°s saber m√°s cosas acerca de sus or√≠genes, su historia, la porcelana china, apuntes sobre la Dust East India Company¬†(Compa√Ī√≠a Brit√°nica de las Indias Orientales), las tradiciones en otros pa√≠ses, an√©cdotas y curiosidades, apariciones en la literatura, poes√≠as, y un largo etc√©tera. Este libro ser√° de inter√©s, por lo tanto,¬†a los estudiosos¬†las tradiciones y costumbres victorianas.¬†Otra buena fuente de inspiraci√≥n para un caso para “El Club de los Martes”.

Comparte este artículo: