El esqueleto de la calle de Alcalá (MdlA)

Esqueleto de vampiro

El 22 de diciembre de 1622, se detenían delante de una casa de la calle de Alcalá, esquina con la calle del Barquillo, dos distinguidos carruajes.

Del primero bajaba un hombre delgado, cuevachelista, facciones gastadas, de porte estirado, como hombre de ley, con un legajo de papeles procesales bajo el brazo; después de él, bajaron dos personajes de perturbador aspecto; el uno bajo y muy grueso, vestido con esmero y ocultando tras unas lentes, unos ojos en movimiento continuo; el otro seco y delgado, en traje de artesano acomodado, con aire triste y acobardados ojos.

Al bajar estos dos individuos del carruaje, fueron pronto rodeados por el joven corregidor don Juan de Castro y Castilla, conde de Montalbo, y dos guardias de rudo aspecto.

Del segundo carruaje bajaron al mismo tiempo, dos hombres, uno de los cuales llevaba un aparatoso estuche de cirujano. El otro nada era nada menos que el ilustre titular de la cátedra de Prima de anatomía de la Universidad de Alcalá (Complutensis Universitas), el licenciado Don Pedro Miguel de Heredia, el cual acercándose el primer personaje y apretándole la mano, le dijo: Señor corregidor, estamos a vuestras órdenes mi colega Pedro Barba y yo. ¿De qué se trata? ¿de envenenamiento? ¿de autopsia?

Nota: Este Enigma aparece como el número 3 del playset Madrid de los Austrias para el Club de los Martes. No está liberado para descarga gratuita.

Comparte este artículo:

Deja un comentario