Jack el Destripador

Jack el destripador

Toda la Inglaterra de la época de la reina Victoria se indignó por los brutales y horribles asesinatos ocurridos en la parte este de Londres, que hicieron de los últimos meses de 1888 se conocieran como el “otoño del terror”. En esos meses cinco mujeres fueron asesinadas y sus cuerpos horriblemente mutilados: parecía el resultado de un diabólico frenesí sexual. Otros homicidios anteriores y posteriores fueron atribuidos al hombre que, en sus cartas, se recreaba llamándose a sí mismo Jack el Destripador, apelativo con el que lo bautizaron los médios de comunicación londinenses, pero es probable que se dedicara a sus macabros actos únicamente durante unas diez semanas, período de tiempo que bastó para convertirlo en leyenda para siempre (in eternum).

Estamos casi con toda seguridad ante el criminal más célebre de la historia, y paradojas del destino, su auténtica identidad se desconoce, pese a las eternas (y sucesivas) investigaciones por parte de pseudo-científicos que tratan de arrojar nueva luz sobre los hechos, sin llegar a concretar nada definitivo.

Solo sabemos de él que mató a cinco prostitutas en la Inglaterra Victoriana (aunque algunos estudiosos apuntan a que pudieron ser tres más). Sus víctimas demostradas fueron:

  • Mary Ann Nichols, nacida el 26 de agosto de 1845 y asesinada el viernes 31 de agosto de 1888.

  • Annie Chapman, nacida en septiembre de 1841 y asesinada el sábado 8 de septiembre de 1888.

  • Elizabeth Stride, nacida en Suecia el 27 de noviembre de 1843 y asesinada el domingo 30 septiembre de 1888.

  • Catherine Eddowes, nacida el 14 de abril de 1842 y asesinada el domingo 30 de septiembre de 1888.

  • Mary Jane Kelly, nacida en 1863 y asesinada el viernes 9 de noviembre de 1888.

Nada se sabe de como era el destripador de Whitechapel, ya que tampoco se sabe quién fue, aunque todos tenemos la misma imagen en la mente, un hombre vestido de negro con sombrero de copa, traje, capa y un maletín con sus útiles quirúrgicos. Sobre su verdadera identidad, entre otros, se rumorea que podría pertenecer a la Corona Británica (Príncipe Alberto Victor, nieto de la soberana) o de haber trabajado para ella (Sir William Gull, famoso cirujano), que fue un comisionario algodonero de Liverpool (James Maybrick), un barbero polaco (Aaron Kosminski), un abogado (John Montague Druitt), un artista (Walter Sickert) e incluso se ha dicho que podría ser una mujer (Jill the Ripper). Demasiadas teorías y ninguna cierta (o al menos demostrada).

Jack es el inaugurador de lo que se podría denominar «el crimen patológico», y en torno a su figura se han cebado la leyenda, la literatura y el cine, aunque quizá lo más importante fue la escuela de seguidores que tuvo esta nueva modalidad de asesinato (los ’copycat’). Películas que versionan o se basan en la historia de Jack:

Jack the Ripper (serie tv)En 1988, David Wickes rodó una serie de televisión titulada simplemente «Jack the Ripper» en donde Michael Caine exultante interpretaba magistralmente al inspector jefe Frederick Abberline, y por el que ganó un Golden Globes en EE.UU como mejor actor de una serie de televisión un año después. Como anécdota diré que esta fue la serie de televisión (recuerdo que la echaron en los primeros años de telecinco, cuando su mosca era una flor, las Mama Chicho bailaban y cantaban, y las azafatas de Ay, que calor! brindaban) que hizo que me abriera el gusanillo por este personaje histórico y que acabó desencadenando en una campaña de más de un año de duración para el juego de rol «Castillo de Falkenstein» que titulé «Jack el Destripador: Otoño de Terror».

Si quieres ampliar la información acerca de este singular personaje te recomiendo que visites «Casebook: Jack the Ripper«, posiblemente la web mejor y más completa dedicada a la figura de Jack el Destripador y sus crímenes. Contiene tanta información y documentos, que es imposible leer todo.

«Algún día los hombres mirarán atrás, y dirán que conmigo empezó el Siglo XX».

Comparte este artículo:

Deja un comentario