El preguntón

Algunos jugadores, de los playtestings de “El Club de los Martes” que he hecho a lo largo de todo el territorio nacional, se quejan (por llamarlo de alguna manera) de que toda la información que se obtiene del caso a lo largo de la partida, es pública.

La verdad que yo considero que parte de la gracia del juego precisamente es esa: que las respuestas sean públicas, y todo el mundo obtenga la misma información a lo largo de la partida. Y además tampoco soy muy partidario de complicar en exceso un juego, que en mi opinión funciona bastante bien. De todas formas, se me ocurre una posible variante opcional que podría dar un punto de “estrategia” (o calidad) al juego, siendo sencilla y manteniendo el espíritu del mismo. Y es la siguiente:

EL PREGUNTÓN

Al comienzo de la partida reparte una ficha (tarjeta blanca) a cada detective de sillón (jugador).

La utilización de esa ficha en la reunión (partida) es la siguiente:

Cada jugador, para una (y solo una) de sus preguntas de si/no (exclusivamente), puede utilizar su tarjeta para escribir en ella la pregunta que quiere hacer (en vez de formularla en voz alta), de forma que así ninguno de los otros jugadores tengan conocimiento de lo preguntado.

Una vez escrita, la tarjeta se pasa al anfitrión en secreto para que la lea. Y finalmente, el anfitrión responde a la pregunta formulada en secreto de la forma habitual (si/no/carece de importancia), pero evidentemente sin desvelarla.

Adicionalmente, aunque la respuesta sea un “sí” no podrá intentar deducir el enigma y realizar una hipótesis sobre el caso, ya que sino el marcador de detective de inicio pierde sentido.

Los que habéis jugado al juego, ¿qué os parece esta variante?

En la BSK están ya dejando opiniones. ¿Vas a ser tu menos?