La casa victoriana

Buscando informaci√≥n sobre ilustradores de la edad de oro de la ilustraci√≥n infantil (para otro proyecto que tengo en mente)¬†me top√© casi por casualidad con La casa victoriana, un blog fant√°stico (y bastante cuidado) dedicado a la √©poca victoriana.¬†Est√° organizado por categor√≠as: Arte y cultura, inventos, curiosidades, ilustradores, historia, ciencia y medicina, sociedad, cocina, fotograf√≠a y libros. Muchos art√≠culos son fant√°sticos para imbuirse y bucear en la √©poca. Me han parecido especialmente √ļtiles para El Club de los Martes (para adornar alg√ļn caso) aquellos relacionados con la ciencia y medicina,¬†la sociedad¬†y las curiosidades. Dadle una oportunidad.

Edito. Ya habl√© de este blog hace algunos a√Īos¬†cuando todav√≠a estaba alojado en wordpress.

Harriet

Harriet de Elizabeth Jenkins. Editada en Espa√Īa por la editorial Alba dentro de¬†la colecci√≥n Rara avis. Su PVP¬†19,50 euros.

Esta novela, escrita en 1934 y un √©xito de ventas en su d√≠a, reconstruye el llamado ¬ęmisterio de Penge¬Ľ, que estremeci√≥ a la sociedad victoriana de 1877, y que¬†aborda un caso real que caus√≥ una gran consternaci√≥n en la sociedad victoriana del siglo XIX por el relato de humillaci√≥n y dolor.

Harriet es una mujer de treinta y dos a√Īos, elegante y adinerada, ya en posesi√≥n de su propia herencia; pero es tambi√©n lo que ¬ęlos vecinos del pueblo¬Ľ de donde procede su madre llaman ¬ętontita¬Ľ. Esta alma c√°ndida y simple conoce un d√≠a, mientras pasa una temporada en casa de unos parientes pobres, a Lewis Oman, empleado en una casa de subastas, el cual no tarda en pedir su mano. ¬ęLas mujeres me encuentran atractivo¬Ľ, le dice a la madre de Harriet, que solo ve en √©l a un vulgar cazafortunas y que trata por todos los medios de impedir la boda. Sin embargo, √©sta se celebra‚Ķ y Harriet, a merced de su marido y de la familia de √©ste, entra en una pesadilla que nadie habr√≠a sido capaz de imaginar.

Especialmente recomendado para los que quieran profundizar en la psicolog√≠a humana m√°s retorcida, en un ambiente de √©poca, y de la mano de esta escritora, casi desconocida, que fue coet√°nea de Virginia Woolf y a la que conoci√≥ personalmente. Una recomendaci√≥n, no dejen de leerse el ep√≠logo de Rachel Cooke, quien en un trabajo investigador, redondea la novela con todos los flecos sueltos y reales ‚Äďperi√≥dicos, fechas, y biograf√≠a de los personajes‚Äď que terminan por hacer de esta obra una aut√©ntica rara avis.