El espíritu religioso y místico

Alfred TennysonTambién es propio de la era victoriana un cierto espíritu religioso y místico que trataba de hermanar los grandes descubrimientos científicos y técnicos con una nueva fe en Dios:

«Que crezcan, sí, nuestros conocimientos
pero sin disminuir la reverencia
de nuestro, espíritu y se produzca así
la unión de Dios y la inteligencia»

(Alfred Tennyson).

En el siglo XIX se instauraron varias Logias, Órdenes, Fraternidades y Sociedades Secretas en la Inglaterra victoriana.

Societas Rosicruciana in Anglia

Societas Rosicruciana in Anglia

Entre ellas, podríamos citar a la Sociedad Rosacruz, conocida como la Societas Rosicruciana in Anglia (S.R.I.A.) Los rosacruces parten de un personaje mítico, Christian Rosenkreutz, y de una serie de obras tan interesantes como misteriosas de principios del siglo XVII que hablan de él y exponen un rico esoterismo: Fama Fraternitatis, Confessio Fraternitatis y Boda Alquímica de Christian Rosenkreutz. Y estas obras y el mencionado personaje fueron el detonante de la aparición de las primeras órdenes rosacruces en el siglo XVIII, aunque antes ya había existido una fraternidad de rosacruces, un auténtico Colegio Invisible, formado por destacados personajes de la talla de Francis Bacon (1561-1626), Comenius (1592-1670) o Johann Valentin Andreae (1586-1654), los cuales muy probablemente estuvieron detrás de las obras citadas. Fundada en 1866 por Robert Wentworth Little, a la sazón miembro de la Gran Logia Unida de la Franc-Masonería inglesa. Parece ser que Little decide fundar la S.R.I.A. tras su descubrimiento de ciertos documentos antiguos rosacruces. Little, estaba familiarizado con otro gran ocultista, Kenneth Mackenize, el cual afirmaba se un iniciado de la Rosacruz y en contacto con Adeptos alemanes. Kenneth Mackenzie pertenecía a la Sociedad de anticuarios de Londres y a la Sdad. Asiática Real. Mackenzie escribe: “…La Orden Hermética de Egipto es de carácter muy exclusivo. Sólo me encontré con seis personas que pertenecían a ella, y de éstas, dos eran alemanas, dos francesas y dos de otras naciones. Le puedo dar muy poca información sobre ésta Orden, Constant, (Eliphas Levi) podría darle más que yo. El era uno de mis preceptores…” Posteriormente, Mackenzie fundaría otra Orden Oculta en 1883 la Sociedad de los Ocho.

Las actividades de los grandes Adeptos ingleses como John Yarker o Frederick Hockley, e incluso el célebre escritor ocultista Sir E. Bulwer-Lytton (Zanori) serían muy largas y complicadas de explicar.

Sociedad Teosófica

H.P.Blavatsky y H.S.Olcott

En 1875, Helena P. Blavatsky funda en Nueva Cork su Sociedad Teosófica, junto a Henry Olcott (quien fue el primer presidente) y William Judge, abriendo de par en par el mundo del Ocultismo oriental al mundo Occidental, aunando el estudio y explicación de los fenómenos relacionados con los médiums y el espiritismo, junto al estudio metódico del ocultismo oriental y las religiones comparadas. Se trata de una organización dedicada a promover el conocimiento de la unidad de toda la vida y fomentar el estudio de las religiones, filosofías y la ciencia, de modo que cada uno pueda entenderse a si mismo y encontrar su lugar en el universo. Madame Blavatsky, pues así se la conoce, mantuvo haber recibido sus doctrinas de maestros religiosos orientales que han alcanzado un plano de existencia superior al de los demás mortales. De acuerdo con sus enseñanzas, Dios es infinito, absoluto e incognoscible (atributo incompatible en apariencia con la afirmación implícita en el término teosofía). Se dice también que la divinidad es el origen del espíritu y la materia. A través de la aplicación de una ley inmutable, el espíritu descendería dentro de la materia, y la materia ascendería dentro del espíritu mediante una acción cíclica. En su aplicación psicológica, la doctrina de Blavatsky representa todas las almas pareciendo las mismas en esencia, aunque diferenciadas en grados de desarrollo. Las almas más avanzadas serían los guardianes naturales de las menos desarrolladas. El ser humano es presentado como complejo, con una naturaleza superior e inferior. La superior (mente pensante, alma y espíritu) ha sido contaminada por la inferior (elementos físicos entre otros) y debe ser purificada antes de poder regresar por completo a lo divino. La purificación tendría lugar a través de una serie de encarnaciones. La Teosofía influiría de forma definitoria en el esoterismo posterior.

Orden Hermética de la Golden Dawn

Yeats y la Golden DawnDurante la década de los años ochenta del siglo XIX, el reverendo Alphonsus Woodford, escritor de temas masónicos, descubrió un manuscrito cifrado. Incapaz de descifrarlo, se lo dio en 1887 al doctor William Wynn Westcott, un destacado miembro del SRIA (Societas Rosicruciana in Anglia). Westcott descubrió un Rito masónico-rosacruz desconocido y la dirección de una tal Fraulein Anna Sprengel. Le escribió y ella respondió presentándose como una iniciada de alto grado del templo rosacruz Lichte Liebe Leben de Nuremberg. Como resultado de la correspondencia, le entregó a Westcott una carta patente para el establecimiento de una Orden similar en Gran Bretaña. Y, de esta forma, fue fundado en el otoño de 1887 el templo de Isis-Urania de los Estudiosos de Hermetismo de la Golden Dawn, dirigido por Westcott, Mathers y Woodman.

Sin duda esta organización es el máximo exponente de lo que se ha determinado en llamar el gran evento mágico del siglo XIX. Literalmente “Alba de Oro” es el término simbólico que, para la alquimia, indica el último acto que precede a la conclusión de la Gran Obra, es decir, el último nivel de iniciación La organización derivaba de la asociación anterior Societas rosicruciana in Anglia. La Golden Dawn poseía diversas influencias de múltiples tradiciones esotéricas como la Teosofía de Helena Blavatsky, los escritos de Eliphas Lévi, Papus, la Magia Enochiana del Dr John Dee y los grimorios medievales. Después de la muerte de Woodman, Mathers se convierte en el gran maestro de la Golden Dawn en donde se desarrolló su doctrina, focalizándola sobre los Superiores Desconocidos. De estos míticos sobrenaturales, quedan restos en diversas tradiciones esotéricas de Occidente y de Oriente. Mathers aseguraba estar en contacto con estos seres y desarrolló dentro de la Golden Dawn un segundo orden de iniciados, que perseguía el contacto místico con sus Superiores Desconocidos. Al primer nivel de iniciación se le llamaba “Outer Order”, y al más interno “Inner Order”. Una organización cuya influencia en el pensamiento esotérico posterior sería total. Algunos de los miembros más renombrados de la Golden Dawn fueron: Dion Fortune, Arthur Machen, William Butler Yeats, Algernon Blackwood, Florence Farr, Annie Horniman, Bram Stoker (el famoso escritor de Drácula), Gustav Meyrink y A. E. Waite, aunque el más reconocido será años más tarde el polémico esoterista Aleister Crowley, que estableció las bases del sistema “Magick”.