logo

Panel de agradecimientos

Mostrar los mensajes que están relacionados con el gracias. Se mostraran los mensajes en los que has dado un agradecimiento a otros usuarios.


Mensajes - barbuskas

Son ya muchos meses los que llevo trabajando en este proyecto, que será publicado por Bellica 3G. Que no anuncie novedades no significa que no las haya; al contrario, el juego progresa en la buena dirección y estoy muy satisfecho de su evolución.



Tener a Francisco Ronco de desarrollador es un privilegio y su contribución está siendo decisiva. Además, trabajar con él es una excelente excusa para charlar de vez en cuando sobre lo divino y de lo humano; con Paco siempre es un placer conversar acerca de nuestros temas predilectos.

Por supuesto, voy acumulando una deuda de gratitud con todos aquellos que se animan a probar el juego. Querría mencionarlos a todos, pero son ya un buen puñado. Y por supuesto, nada sería posible sin el módulo de Vassal diseñado por César y actualizado por Anduril.

Nunca me canso de insistir en que la fase de pruebas es la clave de bóveda de cualquier diseño. Es obligado ser minucioso y persistente, pero además interesa que haya muchos jugadores que aporten su experiencia y sus puntos de vista. Seguimos enfrascados en el playtesting y seguiremos indefinidamente hasta que estemos plenamente convencidos y satisfechos de los resultados.



Podría estar horas comentando los escollos que hemos ido sorteando, los ejemplos de ensayo y error, las ideas que parecían buenas y no lo fueron tanto, las propuestas inspiradoras... Hay momentos de decaimiento, callejones que parecen sin salida, pero siempre se encuentra un pasadizo o, si no hay más remedio, se retrocede para tomar otro camino.

En nuestro laboratorio lúdico hay infinidad de materiales, probetas y fórmulas, pero todo lo preside una delicada balanza en la que el reto es ajustar los componentes de la mejor forma posible: mecánicas, dificultad, simulación, jugabilidad, condiciones de victoria, azar, duración...

Creo sinceramente que nos está quedando una criatura robusta y capaz de regocijar a los que la prueban. Confío en que además va a tener un diseño gráfico que la hará muy agraciada (las imágenes que muestro son del prototipo de prueba).



Empecé este diseño como excusa para profundizar en una hecho de nuestra historia reciente que fue trascendental, pero que resulta poco conocido. Por ello incluiré textos que permitan a los jugadores conocer los hechos de forma somera. Estoy satisfecho del sabor histórico que hemos logrado destilar en el juego, sin exceder por ello una complejidad y duración razonables.

Una Guerra Imposible permite recrear los cinco años centrales de la Primera Guerra Carlista en el Norte, un conflicto asimétrico con diversas particularidades que lo hacen único. Es un juego de bloques, aunque también incluye fichas para la artillería y las unidades logísticas. Hay cartas que, aunque no son el motor del juego, aportan sabor histórico y circunstancias inesperadas. Además del mapa principal, hay un mapa de regiones donde la sublevación carlista crece o es sofocada y se mueven las expediciones carlistas. Se diferencia entre escaramuzas y batallas propiamente dichas. Las fortalezas, los bloqueos y los asedios tienen la importancia que merecen.



Seguiremos trabajando -y disfrutando- de esta aventura y confío en daros más noticias en el futuro.

David
Vamos calentando motores...

El artículo de presentación de mi juego FAB Dubno'41 en InsideGMT

http://www.insidegmt.com/2021/04/dubno-41-the-little-known-battle-of-dubno/

Por si alguno necesita la versión en castellano:

La desconocida batalla de Dubno.

FAB: DUBNO'41   

¿Por qué otro juego de Barbarroja?

El 22 de junio las fuerzas armadas alemanas, ayudadas por sus aliados del Eje, iniciaron su gigantesca lucha por destruir la Unión Soviética, nombre en clave "Barbarroja". Los tópicos habituales sobre esa campaña muestran al Ejército Rojo siendo barrido por el huracán alemán sin remisión. Las fuerzas soviéticas fueron derrotadas en todo el frente, sufriendo enormes pérdidas y embolsamientos que pusieron fuera de acción a millones de soldados. Hay ya demasiados juegos que han mostrado los efectos de la Operación Barbarroja.
Entonces, ¿por qué este nuevo juego de la Serie FAB? Dubno'41 es un juego sobre la batalla de tanques más grande de la historia. Sí, contrariamente a mucha propaganda e historia popular, la batalla de Kursk no fue la mayor batalla de tanques de la historia: sólo podemos hablar de la "batalla" de Kursk como metáfora, Kursk no fue una sola batalla, sino una serie de enfrentamientos en dos frentes principales e incluso el sur puede ser subdividido en varios ejes por lo que fueron batallas "paralelas". Del mismo modo como las batallas de la Primera Guerra Mundial como Verdún o la ofensiva del Somme se pueden llamar "batallas".
Pero el 22 de junio, en el sector sur del ataque del Eje-comandado por Gerd von Rundstedt-, dio comienzo la mayor batalla de tanques de la historia. El Schwerpunkt (esfuerzo principal) del Grupo de Ejércitos Sur fue el 1erGrupo Panzer, comandado por Ewald von Kleist, el líder panzer que atravesó las Ardenas en 1940, derrotando a Francia. Su objetivo era avanzar hacia Kiev a través de Zhitomir. El 1er Grupo Panzer iba a avanzar en dos ejes con el III Cuerpo Motorizado en el flanco norte y el XXXXVIII Cuerpo Motorizado en el sur. El XIV Cuerpo Motorizado permanecería como reserva -más 3 divisiones de infantería motorizadas adicionales- y se conectaría con el 17º Ejército alemán al sur. En total, 586 tanques, 54 coches blindados, 18 cazacarros y otros 36 cañones de asalto fueron los elementos acorazados de ese poderoso ejército panzer compuesto por 5 divisiones panzer y 4 divisiones motorizadas. Algunas divisiones de infantería del vecino 6º Ejército alemán estuvieron agregadas a las divisiones panzer para suministrar la infantería necesaria para acompañar a los tanques. El 6º Ejército atacaría junto al 1erGrupo Panzer hacia el Este cubriendo ambos flancos de los panzers.
Las fuerzas soviéticas en la Polonia ocupada eran las más potentes del Frente del Este. El Distrito Militar Especial de Kiev, bajo la dirección del Coronel General Mijaíl Petróvich Kirponós, fue desplegado alrededor de la ciudad polaca de Lvov: de norte a sur se desplegaron los ejércitos soviéticos 5º, 6º, 26º y 12º. El 5º y el 6º Ejércitos fueron los que sufrirían la embestida panzer. El Alto Mando soviético era totalmente consciente de la importancia económica y estratégica de Ucrania, por lo que las fuerzas soviéticas incluían 8 cuerpos mecanizados como parte de esos ejércitos o como reservas del Frente (el Distrito Militar Especial de Kiev se transformó en Frente Suroeste el 23 de junio). Seis de esos ocho cuerpos mecanizados lucharon contra los panzers alemanes en la batalla de Brody-Dubno: un total de 3427 tanques y 513 coches blindados. Cada cuerpo mecanizado soviético estaba compuesto por dos divisiones de tanques y una división de infantería motorizada, además de un regimiento de motocicletas para un TO&E de más de 30.000 hombres y 1.031 tanques. Eran formaciones poderosas que se estaban desarrollando para poder ejecutar la doctrina ofensiva del Ejército Rojo.
Contrariamente a lo que algunos creen, el ejército soviético se enfrentó a la ofensiva del Eje con un plan de defensa activa que lo llevó a lanzar contraataques inmediatos para contener y cortar las penetraciones enemigas con sus propias fuerzas blindadas; su objetivo era aislar las puntas de lanza enemigas, destruirlas y luego lanzar su propia ofensiva para llevar la guerra a suelo enemigo. El problema con esa doctrina soviética era el estado de preparación de las fuerzas soviéticas (principalmente en pie de paz y carentes de soldados, equipos y unidades de apoyo, así como oficiales y personal de Estado Mayor eficientes) y el pico de excelencia de su rival: la Wehrmacht alemana. De todos modos, los soviéticos lucharon duramente toda la semana inicial de la ofensiva del Eje y esa lucha condujo a la batalla de Brody-Dubno.
El asalto inicial alemán se encontró con un éxito mixto. Durante el primer día sólo la 11ª División Panzer en el sector sur del ataque logró un claro avance en Sokal, perforando y superando las fortificaciones defendidas por la división soviética de rifles 124  y las unidades de defensa fronteriza. La división soviética de rifles 87 luchó tenazmente alrededor de Volodymyr-Volynskyi, en el flanco Norte, impidiendo un claro avance alemán. El General de División Mijaíl Ivanovich Potapov, comandante del 5º Ejército Soviético, dirigió hacia ese sector sus reservas -135ª división de rifles y 1ª brigada antitanque- haciendo el progreso del III Cuerpo Motorizado alemán dolorosamente lento y descarrilando el calendario de ataque alemán. Lutsk, a 75 kilómetros de la línea inicial del frente, sólo cayó en manos alemanas el 25 de junio. A lo largo del eje sur la 11ª división Panzer logró dejar de lado los contraataques soviéticos del XV Cuerpo Mecanizado en Radekhov y cruzó el río Styr para el 24 junio poner rumbo a Dubno, su objetivo intermedio antes de Ostrog.
La sorpresa inicial dio paso a un frenético trabajo del mando soviético, y las órdenes y contra-órdenes tanto de la STAVKA como del Cuartel General de Kirponos llegaron a las unidades de primera línea y reserva de forma confusa y muchas veces contradictoria. Muchas unidades del interior avanzaban ya hacia la frontera cuando comenzó el ataque del Eje, por lo que fueron dirigidas a sofocar la embestida alemana en la zona de Lutsk-Dubno-Brody.  El escenario de la gran batalla de tanques se estaba preparando. Las órdenes soviéticas fijaron para el 24de junio la fecha para un contraataque envolvente contra la penetración alemana: los Cuerpos Mecanizados XXII, IX y XIX atacarían desde el norte y los Cuerpos Mecanizados XV y VIII lo harían desde el sur para cortar la punta de lanza del XXXXVIII Cuerpo motorizado alemán y destruirla. Las tropas no pudieron cumplir los plazos y objetivos de las órdenes, por lo que el ataque tuvo que ser pospuesto hasta el 26 de junio, cuando el VIII Cuerpo Mecanizado llegó con toda su fuerza desde el sur - después de marchar y contramarchar bajo constantes ataques aéreos durante 400 km y perder en el proceso el 50% de sus 1.000 tanques iniciales. Mientras tanto, los alemanes habían avanzado, tomado Dubno y cruzado en fuerza el río Ivka, dirigiéndose hacia el Este.
Cuando el contraataque acorazado soviético fue lanzado el 26 de junio, la 11ª división Panzer se acercaba a Ostrog y la 13a y 14a Panzer se acercaban a Rovno. En el norte, el ataque concentrado de elementos de tres Cuerpos Mecanizados Soviéticos hizo retroceder hasta las afueras de Dubno a los alemanes, y en el sur el VIII Cuerpo Mecanizado -el XV Cuerpo Mecanizado ya estaba tan agotado que sólo podía cubrir el flanco occidental del ataque- rompió la defensa de la 57ª división de infantería alemana y aisló a la 16a y 11a Panzer divisiones del resto de 1er Grupo Panzer, enlazando con la pinza del norte el 27 de junio cuando llegaron a Dubno desde el sur. La reacción alemana fue rápida ya que la 16ª división Panzer regresó de Kamenets Podolskyi para enfrentarse a los blindados soviéticos que había en su retaguardia y la infantería del 6º Ejército alemán atacó para recuperar el contacto con la punta de lanza blindada que se encontraba aislada -elementos de las divisiones 57ª, 75ª, 111ª y 299ª-. Para el 28 de junio los alemanes habían rodeado la penetración soviética y destruido prácticamente la mayoría de dos divisiones de tanques soviéticos – 12ª y 34ª. La 11ª División Panzer continuó luchando por Ostrog durante el resto de la semana, hasta que las fuerzas soviéticas se retiraron de la lucha buscando líneas más seguras en el Este. La 13ª y 14ª divisiones Panzer le devolvieron el golpe a la pinza soviética del norte y aseguraron Ostrov para el 29 de junio. La batalla fue ganada por los alemanes, pero fue una batalla muy dura.
Esta es sucintamente la batalla sobre la que trata FAB Dubno'41. La batalla está sub-representada en las mesas. Creo que es una batalla muy interesante que enfrenta a un bando alemán muy flexible y de alta calidad contra un bando soviético superior numérica y técnicamente -el Distrito Militar Especial de Kiev poseía 713 tanques KV y T-34-, obstaculizado por estar en proceso de movilización, la acción confusa de los Altos Mandos y la necesidad de luchar una batalla móvil sobre la marcha. ¿Podrían los soviéticos haber derrotado a los invasores alemanes como pretendían...?, probablemente no. La falta de preparación de las fuerzas soviéticas hacía muy difícil ese resultado, pero retrasaron durante más de una semana la invasión alemana e incluso podrían haber infligido un mayor daño a la fuerza atacante.
Pronto, más sobre el juego...

en: 23 de Agosto de 2020, 10:52:19 3 KIOSKO / Wargames / Re:Thunder in the East AAR Nueva Campaña

AAR TitE PRIMAVERA DE 1942-PARTE 2
ÚLTIMA PARTE

Turno 36.
El buen tiempo sigue con nosotros, tanto en el interior como en la costa del mar Negro, donde los chiringos empiezan a abrir.

Eje:
No hay tropas. Punto. Habrá que seguir pidiendo ayuda a los aliados. En verano vienen los italianos y servirá para aliviar un poco las cosas (4 cuerpos y un HQ), pero queda mucho para eso. Eso sí, la ofensiva sobre Orel va mejor de lo esperado, creo que se puede tomar la ciudad este mismo turno, aunque luego no se mantenga, o marchar hacia Moscú y ver cómo las tropas de Smolensk corren hacia allí como los señores oscuros hacia el monte del destino. De hecho, si me fijo en el mapa, el ejército panzer llega de sobra: sólo tiene que derrotar a una unidad y luego, en la fase de movimiento, llega a Moscú. No atacará, pero llega (misión de supply y hale, ataque en el próximo turno). Al final prefiero atacar Orel: a largo plazo es más razonable porque elimino un HQ (que me da 1FP) y quito el supply a todo el centro hasta que entre en funcionamiento el que han puesto más al norte.
La operación sobre Orel va bien. Un 2-1 se transforma en un 4-1 por la aviación. Y eso que los soviéticos han abortado uno de mis aviones. También hay avances en el Cáucaso y se ha limpiado la zona de Stalino-Rostov (el Donbass tan famoso de hoy día). Smolensk sigue amenazado pero espero que la toma de Orel alivie la presión. Los alemanes tienen hasta que se reforme el HQ soviético de Vyazma para liberar la presión. Luego, Smolensk casi seguro que caerá.
Por cierto, los alemanes tienen 1,5PP y 6,5EP. Han tenido que tirar de rumanos, que tienen 0PP. Los húngaros tienen más, pero no tienen unidades. La situación es precaria. En verano vienen más, pero son 12 turnos.

URSS:
La caída de Orel hace que los presagios más funestos se vuelvan realidad. Stalin no puede comprender cómo, con más tropas, más tanques (bueno, esto no sé) y más aviones los nazis simplemente no caen. ¡Y además se atreven a avanzar incluso amenazando a Moscú! Mientras está sentado en el tren que le iba a sacar de la ciudad da sus órdenes. Y, éstas, no son de avance. Básicamente porque tiene sólo un HQ en posición de combate.
Sin embargo, son varios los lugares donde los soviéticos pueden conseguir buenas ratios. En total, cinco ataques de 3-1 o más. También intentan un bombardeo logístico, pero fracasa (me pensé un bombardeo estratégico pero no tenía sentido porque pronto cambiaremos de estación y necesitas varios impactos para quitar EP).
Los ataques tienen éxito, al menos logran hacer alguna baja, algo siempre bienvenido. Pero, sobre todo, logran aislar a los ejércitos panzer de Orel y avanzar hasta tocar el HQ de Sumi (en el centro-sur) y también avances hacia Smolensk. La situación está lejos de ser desesperada para los alemanes, pero algo tendrán que hacer.




Junio de 1942. Turno 37
Cielos cubiertos en el sur, lo que limita las actividades aéreas. En el norte sigue el solecito.

Eje:
Pues el Eje, una vez limpio el sur, tendrá que resolver de una vez por todas la situación en el centro. Lo primero, las cartas, que hemos pasado de mes: Collaborators (2PP par aalemania) y Anto-Bolshevik crusade (2PP para los aliados, decido que todos para Rumanía que son los que pueden construir cosas). Con eso alivio, algo, la situación de carencia de personal, como si fuera una empresa española. Luego, traslado el 3º ejército panzer hacia Vyazma, donde se combina con las tropas de la zona para atacar a esos osados cuerpos de tanques en miniatura. Se hacen muchos más ataques en la zona de Orel con objeto de crear una bolsa de incautos soviéticos sin suministro. La combinación de esos ataques con el 2º ejército panzer en Orel, hace que la bolsa se cierre, aunque de forma algo tenue. Espero que la situación de falta de supply, más la aviación (lo que supondrá gastar valiosos FP) pueda mantener el cerco.
Las operaciones aéreas también han ayudado, aunque esos P40 soviéticos son un dolor de cabeza, con esos 3 puntos de aviación como los míos. Siempre logran abortar algún avión.




Por cierto, los cuerpos de tanques rusos han recibido una lección de humildad. 9 han sido eliminados este turno. Eso de que tengan 1 de defensa los hace en extremo vulnerables y sólo aptos para apoyar otras tropas (es decir, apilándose con ellas).

URSS:
La presión sobre Smolensk no se puede relajar de ninguna de las maneras. Si pierden esa ciudad los alemanes se quedan sin suministros en el centro y cualquier ataque sobre Moscú vendría del sur, una ruta más larga y que requiere de muchas tropas que no sé si tiene. Se atacará en Orel, pero no se cederá terreno en Smolensk. Y eso con los poquísimos recursos que ya tiene el ruso: sólo puede gastar 2PP y 2EP, insuficientes, también, para cubrir bajas y tapar huecos. La carta es la del mariscal Zhukov (1 rayo rojo a cada ataque en el radio de 1HQ). La ofensiva de Smolensk es la prioridad, ¡¡aunque sea el turno que viene!!
Sólo se producen dos ataques en el turno: uno en el norte, para seguir el ataque sobre Smolensk; y, otro, para salvar a las tropas en el embolsamiento de Orel (operación “Wotan me come los…”). Toda la aviación, por los dos bandos, interviene. Es una batalla casi más aérea que terrestre porque, en el cerco de Orel, hay más de mil aparatos alemanes y otros tantos rusos (3 en CAS -2CAS, 1 escolta-, más 2 en intercepción, eso por bando, 10 unidades aéreas en total). Los rusos lo hacen bien pero, una vez más, los alemanes mejor. En el norte los alemanes y rumanos incluso derriban cientos de aviones. En tierra, los rusos ponen en retirada a los alemanes cerca de Smolensk, aunque luego no pueden aprovechar ese terreno porque temen quedarse aislados. En Orel, con un 3-1, hacen muchas bajas al enemigo, pero mantiene el terreno (de 1 a 3 en los resultados puede hacerlo a cambio de bajas. Con el 4-1 original habría sido sólo con 1 o 2).
La situación, para Stalin, vuelve a ser de nervios y Prozac. Los partisanos crecen, no obstante, y ponen el peligro algunas líneas de abastecimiento. A ver si dan alguna alegría los turnos siguientes.




Turno 38
Sol en el norte y en sur. Está haciendo un junio estupendo. Qué pena que haya guerra.

Eje:
El Eje se dedica a limpiar las bolsas de soviéticos aislados, con más o menos fortuna: quería hacer retroceder a un gran apilamiento de tropas (3 unidades) para poder eliminarlo completamente, pero la aviación soviética arruinó esos planes, que requerían de un apoyo aéreo decidido. En el sur, cerca de Rostov, los alemanes han podido crear una brecha en las defensas rusas, pero aprovecharla requería de más tropas de las disponibles. Al menos servirá para que los rusos tengan que taparla y desvíen recursos de otros sitios. Sólo reseñar que un cuerpo de ejército se convirtió en tres divisiones para apoyar el ataque. He sido reticente a hacer eso hasta ahora, porque veía más utilidad en tener cuerpos o ejércitos completos. Pero el resultado ha sido bastante satisfactorio: han pasado de atacar con 12 a atacar con 16 con esa división blindada extra. Eso sí, tienen 2 de defensa así que sólo valen para apoyar, como los cuerpos soviéticos.

URSS:
Zhukov es convocado -estaba de vacaciones en un gulag- para arreglar la situación. Se siente como Belisario. Stalin sólo le dirige una frase: “o lo arreglas o vuelves al bungalow”. Algo le dice que su final ya está escrito en hielo, pero el amor por la madre patria le mueve a actuar (Pero mejor usa la carta el turno que viene porque no tengo un HQ a tiro ;).
El caso es que los rusos tienen que acabar con esa bolsa. Necesitan esas tropas y ya han perdido un ejército de choque en el sur. Pero no tienen recursos. Dedican los pocos que les restan (ojo, 14PP, 2,5EP y 10,5FP) para acabar con la bolsa. En el sur, los cuerpos blindados tendrán que copar, como puedan, con el cuerpo panzer avanzado. Todo ello regado con aviones. Y, para variar, los aviones rusos se comportan muy bien: en el sur logran apoyar con éxito el ataque terrestre, que pone en retirada a los alemanes (6 cuerpos de tanques rusos dan para algo, pero en defensa veremos). Y, al sur de Orel, los aviadores populares logran abortar el apoyo alemán, rompiendo, además, la bolsa de tropas. Un éxito que sabe a gloria y que ocupó la portada de Pravda durante toda la semana.




Turno 39.
Tanto calor y humedad es una receta segura para las tormentas. Bien lo saben en Asturias (que hemos tenido cada una este verano…). Así que el norte tendrá tiempo cubierto (no hay rayitos) pero en el sur, como en mi Granada, solecito rico (hasta que llevas cinco minutos y te achicharras cual guiri, claro).
Este turno ha sido raruno porque he tenido público. Algunos amigos de la zona se preguntaban cómo era eso de un juego sobre la IIGM; otros, que juegan al Panzer General (desde MS-DOS, imaginad), también querían verlo. Por eso ha sido un turno poco movido.

Eje:
Los alemanes tienen tres brechas abiertas en el campo soviético: en Rostov hacia el Cáucaso, en la zona de Kharkov y en la zona de Orel. Esta última incluye una bolsa de tropas rusas que se rompió. Y sin posibilidad de apoyo aéreo. Además, tienen Smolensk bajo amenaza, ahora muy seria ya que hay 2 ejércitos de choque en los arrabales de la ciudad. La decisión del OKH es atacar en Orel, hacia el norte y para cerrar la bolsa de nuevo, y en Rostov hacia el este. Los ataques tienen éxito y los blindados avanzan por la brecha, amenazando a los HQ en la zona. Smolensk se refuerza un poco con el último PP disponible. La situación, no obstante, no es sólida y hay que dejar a dos divisiones el control del paso de suministro a un cuerpo panzer en el sur.

URSS:
Los soviéticos se enfrentan a diferentes dilemas que los alemanes: tienen la posibilidad de explotar el frente de Smolensk, o reforzar las brechas abiertas. Smolensk no va a ser abandonado. De hecho, se gasta la carta de Zhukov en el norte para hacer un ataque sobre la ciudad: un HQ alemán en retirada es algo demasiado goloso. También se llevan múltiples cuerpos de blindados al sur para atacar a los blindados alemanes, así como cuerpos de infantería de guardias. Y, en Orel, lo mismo. Todo de forma muy precaria porque no hay mucho PP y EP que dedicar a la cosa.
Los soviéticos tienen éxito en todas sus empresas menos en la más importante: aíslan un cuerpo panzer en el sur, eliminando dos divisiones (una mecanizada y otra motorizada) de paso. Vuelven a abrir el paso hacia los soldados embolsados, eliminando a preciosa infantería alemana. Tapan el agujero al oeste de Orel que abría el camino a Moscú. Pero no toman Smolensk, aunque provocan bajas y quitan la fortificación. No ha sido un mal turno para ellos, pero el frente es tenue en muchos puntos.





Turno 40 (último turno que juego)
El tiempo no cambia: siguen las tormentas y las lluvias en el norte (overcast) y el sol en el sur.
Los dos contendientes están deseando que lleguen los reemplazos de verano

Eje:
La situación de Smolensk no puede esperar. En el turno anterior no cayó de chiripa y es obligatorio el defender la posición. Una de las ofensivas del resto del frente tiene que pararse para iniciar una contraofensiva a Moscú. Soy optimista porque, si soy capaz de dedicar 5 o 6 cuerpos blindados en el norte de Orel, juntamente con una defensa muy sólida de Smolensk (que incluya una pequeña ofensiva), Moscú puede caer (aunque no lo veré porque tengo que recoger el juego).
En cualquier caso ahora toca cerrar el asunto del sur (fácil) y reorganizar el frente usando el transporte por ferrocarril. La idea sería que, una vez hecho eso, con la cartita de Blitzkrieg que se coge el turno que viene, hacer una ofensiva con todo a Moscú.
Sin embargo, no siempre es fácil hacer lo planeado. El movimiento por ferrocarril no puede empezar ni pasar por ZOC (no se puede denegar) y los panzer no pueden ser sustituidos por infantería en el frente. De hecho, aunque el alemán ataca en muchos puntos, y con éxito, no puede permitirse explotar esos agujeros. Incluso en el sur, en el Cáucaso, se amenaza a la ciudad de Maikop, donde está el codiciado petróleo. Pero no hay tropas para seguir una ofensiva ordenada, no hay ferrocarril a la zona (por eso la ciudad no cambia ese -4 que tiene) y ese frente ha quedado más o menos estable ocupando a dos cuerpos blindados que deberían ser reemplazados. Al menos, son pérdidas que el ruso no puede reemplazar, eso seguro y Smolensk está ahora más segura con 14 de defensa y las trincheras.

URSS:
Stalin sólo ve agujeros por todas partes y, según le comentan, no hay jóvenes suficientes para taparlos. Ordena hacer más, pero no debe saber muy bien cómo va el proceso ese de crear proletarios buenos.
Como siempre, la URSS tiene muchas amenazas y pocos recursos. La moral también cae muy deprisa (eso obligaría, en el futuro, a dedicar alguna carta a elevar la moral, o dedicar preciosos EP a subirla, algo que se me antoja impensable vista la cadencia en la pérdida de blindados).
Con todos esos problemas, la URSS no hace un mal turno: el cuerpo blindado nazi cerca de Rostov es eliminado (sustituido por un KG mecanizado) y ese agujero, al menos, ya no está. Y se hace perder un paso a un cuerpo blindado en Orel. Son bajas importantes que costará mucho reemplazar. Eso sí, no se toma Smolensk.









Pensamientos finales:
Y, señores, aquí lo dejo porque el curro empieza a llamar a las puertas y las vacaciones se acabaron. Tengo que volver a poner el somier donde tengo el tablero en su sitio (por cierto que usé un mantel transparente encima del mapa -de esos baratos de los chinos- y me ha dado unos resultados excelentes, exceptuando alguna arruguita he jugado muy cómodo).
No apunto la partida porque prefiero jugar ya en el club, con gente, y no podría dedicar mucho tiempo a este juego en casa.
Lo he dejado cuando empieza Case Blue pero, en lugar de estar preparados para una ofensiva, los dos contendientes parecen boxeadores cansados dando golpes al aire. Mi impresión es que el alemán, si puede concentrar unidades blindadas en un punto, casi seguro que consigue más penetraciones. Pero le falta, sobre todo, infantería para tener un frente sólido continuo. Las tropas soviéticas ya no son las del año anterior (y en verano vienen los ejércitos de guardias) y pueden concentrar una buena cantidad de poder ofensivo, sobre todo combinadas con los cuerpos de tanques pequeños (que son divisiones, como todos sabemos). Eso obliga a no descuidar el frente (como se ha visto Smolensk) so pena de ver cómo avanzan los rusos.

Lo importante: he disfrutado mucho el juego. Ojalá todos los que tengo me hubieran dado tantas horas de juego (algunos casi sin abrir). Y lo que le queda porque a alguno engañaré para echar un escenario este otoño (si el COVID lo permite, claro).

El juego es muy fluido. Sinceramente, después de aprender casi no se abre el libro de reglas para nada. Todo es muy intuitivo y con la hoja de turno todo va como la seda. Además, casi no tiene tablas. Ataque terrestre, aéreo… y ya está. Luego el terreno (que te lo aprendes en un pispas), construcción, moral… No es mucho, en serio.

Lo de las reservas, una pena. Permite poner a los blindados en modo “sorpresa”. Se ataca con ellos, vuelven a la reserva, y salen por un HQ cual bandada de orcos. Jugando en solitario no le vi mucho la necesidad, la verdad. Y su uso sospecho que requiere más planificación de la que parece. Pero contra un contrincante humano es poderoso porque no sabes por dónde te vendrá la torta y obliga, otra vez, a no descuidar partes del frente.

Los soviéticos tienen muchos aviones. No son una maravilla y lo normal es que salgan escaldados (menos esos P40), pero son muuuchos. Si quieres gastarte todos los FP que tengas puedes ocultar el sol tras tus oleadas de aviones y los alemanes derribarán muchos, pero muchos más seguirán hacia su objetivo. Creo que 1941-1942 para eso es un poco temprano. Como ya dije, en TitE2 lo han cambiado al convertir los PP de aviación en especialistas (sólo primera semana de mes), y necesitarlos cuando te los destruyen.

Los alemanes tienen más problemas para reponer la infantería que los blindados. Los EP no son nunca suficientes, pero al menos dan para ir reponiendo blindados, al menos el primer año. La carencia de personal es otra cosa. Obliga a ir cogiendo cartas que den PP, evitando las que dan grandes bonus (si es una decisión de diseño me parece muy acertada).

Tiempo por turno: una hora factible fácilmente. Pero, como siempre, depende del turno y de cómo se juegue. En invierno o con barro menos de una hora es muy posible. Si los cielos están cubiertos la aviación casi no se usa, ahí también menos de una hora puede ser.

Creo que la mejor estrategia es pensar en términos de OCS: atacar, descansar, preparar nuevo ataque. Si no se hace así se queda el alemán (y el ruso después) sin recursos rápido. Lo ideal es que se tenga a la infantería preparada para reemplazar a los blindados cuando éstos avancen. Así, se pueden mover los blindados a otro sitio de forma casi inmediata. No sé si después de 1941 se pueden plantear dos ofensivas grandes. Pone todo bajo mucho estrés.
Los alemanes han tenido mejor suerte con los dados. Por lo menos, ésa ha sido mi impresión.

Por cierto, lo subiré a la BGG también por si resulta de interés allí y ver si los diseñadores se animan y sacan ya el del norte de África, que lo espero como agua de mayo.

en: 01 de Agosto de 2020, 18:51:02 4 KIOSKO / Wargames / TiTE CAMPAÑA TURNOS 9-13

CAMPAÑA TitE EPISODIO 2

No subo cada día porque donde estoy tengo internet con el móvil y tengo que ir rogando conexión por las casas ;)

Subo hasta el fin de Barbarossa, pero la cosa continúa

Turno 9.

Eje:
A los alemanes le entra un nuevo HQ en servicio en la Ucrania central, justo para atacar a las ciudades industriales del este. El soviético viendo las tortas que se aproximan decide apresurar la preparación de la aviación (rush recover, 1FP por cada avión que hagas de esa forma, decido gastar 5 puntazos pero eso permite al soviético tener 7 cazas disponibles). El alemán sólo gasta 1EP y 1PP porque ya escasea la cosa y queda todo septiembre antes de cosechar más puntitos.
Los ataques alemanes son, otra vez, exitosos en casi todo el frente. Odessa ya está rodeada del todo, Kiev ha caído y se producen avances en el norte y el sur. No hay más avances porque el suministro alemán se toma en la fase del soviético. La aviación sigue con su cadena de victorias, incluso eliminando a los aviadores rojos. Ha habido daños pero poco serios (a veces son desesperantes las tiradas de cada bando).

URSS:
La situación sigue siendo tan desesperada como antes. Poco se puede hacer. Ya no hay grandes reemplazos, solo seis unidades. Lo único que puede llamar a la esperanza es que pasamos de mes y eso permite seleccionar otra carta (o dos, si son pequeñas). Únicamente se hace un ataque (¡uno!) con relativo éxito. Es contra un cuerpo rumano y es reducido. Esas bajas son preciosas: el alemán no los repone por no perder la oportunidad de ganar moral con esos países (por si acaso) y quedan ya lisiadas. Y, si se descuida y una es eliminada, cuenta el doble de moral si está fuera de su HQ (que sigue en Rumanía porque no sé dónde ponerlo).




Turno 10. Septiembre de 1941.
Eje:
Como es primera semana de mes, los alemanes pueden escoger cartas. En este caso elijo dos cartas que me dan PP y EP. Una sobre trabajos forzados (3EP) y otra de colaboradores (2PP). El alemán está cerca de ganar pero, si no, tiene que aumentar sus reservas o quedarse sin posibilidad de poner reemplazos. No digamos ya de aumentar su fuerza aérea (cuesta 2PP y 1EP pasar una ficha aérea de la force pool a la tarjeta aérea, de ahí 1FP subirla de “destruida” a usada y, luego, ya pasa a lista).
El soviético sigue gastando fuel como si estuviera en invierno para tener más y más unidades aéreas listas para combatir.
Compro dos ofensivas y dos unidades de garrison para seguir llenando las ciudades de la retaguardia con tropitas por si los partisanos se ponen tontos (son dos fichas por 1PP).
Inicio dos ofensivas, en el norte y en el sur. Objetivos: tomar Dnepropetrovsk y asentar el frente para el asalto final a Moscú. También intentaré tomar Odessa y Leningrado. ¡Avance general! (y van mil).
Resultados: los ataques sobre Odessa y Leningrado son abortados, no eran viables. Tampoco se ataca Dnepropetrovsk por lo mismo (no sé para qué gasté las ofensivas, pero bueno). Pero el frente en el centro casi está destruido, se ha consolidado para atacar Moscú y Kharkov ha quedado a tiro de piedra de un cuerpo panzer que ha corrido como un loco. Puedo ver a las fichas alemanas disfrutar.
URSS:
Pues más de lo mismo, casi sin saber qué hacer. Por lo menos ya tengo los dos HQ disponibles, pero es poco consuelo porque me falta uno para el centro (y vale preciosos PP, los EP y FP me dan más igual). Cartas: pues otra de movilización, que permite reconstruir un poco el frente, aunque sea de forma aparente porque muchas de esas unidades están huecas (Militia Mobilized, se juntan los 1-2-4 que estaban fuera y se ponen 12 ¿-4) y Mother Russia Wants You (6 fortificaciones y 1 garrison). Junto a los reemplazos (6PP gasto y 1EP) el frente se vuelve a crear aunque, insisto, creo que es más sobre el mapa que sobre el terreno. ¿Cuándo acabará este verano eterno y empezará la época del barro?
Es el primer turno que no hago ningún ataque. Al menos los partisanos me han dado alguna alegría, poniendo una unidad fuera de supply y creciendo en número en la región. Lo dicho, sólo me queda esperar al invierno.




Turno 11:
Bueno, turno de tormentas. Los alemanes recuperan la mitad de los aviones (los soviéticos siempre lo hacen así), no se pueden usar rayitos (de apoyo) y el valor de bombardeo es la mitad.
Eje:
En los últimos turnos ha habido pocos avances alemanes, a pesar de gozar de superioridad y de huecos. Creo que se debe a que la infantería, que está limitada en su movimiento por las tropas enemigas, no puede seguir ese ritmo. También, las pocas unidades soviéticas en el frente, sobre todo en el centro, están en pantanos y bosques que hacen difícil conseguir buenas ratios en ataque. Los panzer han avanzado sin oposición, pero de repente se encuentran rodeados por cuerpos muy débiles pero numerosos, y los he echado para atrás para hace run frente más coherente y tomar impulso. Quizá me haya equivocado porque, inmediatamente, se han alzado fortificaciones en el frente. Pero creo que no habría llegado a Moscú de esa forma, o en condiciones de tomarla.
En este turno, decido no pagar más ofensivas. No llegan a todo y creo que puedo obtener buenos resultados sin ese gasto. Aún así, los alemanes avanzan hacia Moscú, al este de Kiev y atacan Dnepropetrovsk (a ver si la toman de una vez, con tal de no escribir otra vez el nombrecito…). No se toma la ciudad pero se penetra el frente hacia Moscú y desde Kiev. En Odessa concentro ya dos ejércitos enteros de infantería pero es difícil porque solo hay dos hex desde donde atacar. Lo mismo en Leningrado, pero además me pilla sin supply (de momento).
Como estamos en tormentas no puedo hacer misiones de CAS pero si donde se apliquen bombas. Ataco el puerto de Nikolayev, donde tengo una unidad desde hace un mes. Como es un puerto 0 tiene supply, no tengo tropas para tomarlo pero me está ocupando unos cuantos cuerpos el tenerlo quietecito. Con el ataque, que tiene éxito, se le pone un marcador de -3, a no ser que el ruso invierta 1EP en quitarlo (y lo hace porque ahí dando por culo está bien la ficha esa).

URSS:
Los rusos a lo suyo, a esperar el invierno, como dije. Ponen reemplazos (cada vez menos, eso sí) e intentar tapar huecos. Poco a poco el área de Moscú se refuerza (comprando, cada turno, 2 fortificaciones). Pero nada detendrá a esos ejércitos panzer de 24 puntos de ataque.
Una cosa pasa que es interesante: los alemanes (yo, claro) han dejado dos lugares débiles. Uno, al oeste de Stalino, donde hay un cuerpo Panzer con línea de comunicación gracias a un cuerpo de infantería rumano reducido. Y, en el istmo de Crimea, donde hay un cuerpo rumano junto a una división blindada (allí, medio olvidado). El caso es que no me fijé, pero mirando qué podía hacer el ruso, por buscar algún sitio donde atacar, me di cuenta. Pues dos ataques jugosos, sobre todo porque no hay misiones de apoyo de la aviación por el tiempo. Y dos cuerpos rumanos eliminados. Dos puntazos de moral menos para Rumanía, porque están fuera del alcance del HQ (el turno que viene lo muevo fijo). Se queda en dos, por lo que los alemanes tendrán, sí o sí, que desmovilizar alguno más para dar moral al país so riesgo de que salga de la guerra (si llega a 0, ojo, con otro descuido igual llega). Es un recordatorio de por qué los alemanes desmovilizaron a casi todos los rumanos durante la guerra.




Turno 12
Vuelve el buen tiempo y, con el sol, las alegres bombas nazis desde el aire.
Eje
Otra vez ofensiva, aunque solo pagando el HQ de Vitebsk para poner en supply los panzer de Leningrado y ver si se puede -llegar a Moscú. Mientras, se han desmovilizado dos cuerpos rumanos (así llega a 5PP para subir un punto de moral en otoño) y movido su HQ para que esté con sus amiguitos.
También se va a intentar asaltar Odessa. No es sencillo porque tiene a la flota en el puerto, lo que le da apoyo. Por eso, voy a intentar hundirla primero y, al mismo tiempo, enviaré apoyo aéreo masivo. Los rusos no se han quedado quietos y han gastado 5FP (¡!) en preparar aviones. Conjuntamente con los ataques sobre los aeropuertos soviéticos está quedando una batalla aérea chula (podía atacar otros aeropuertos pero así queda mejor y siempre pongo esos porque estoy sentado en una silla y es donde mejor alcanzo, total da igual cuáles atacar, el resultado es el mismo). Pongo fotillo de la batalla de Odessa por vicio.



La batalla aérea favorece a los alemanes, que logran sus objetivos en Odessa, dañando a la flota soviética y consiguiendo apoyar a las tropas de tierra e, incluso, derribando aviones enemigos. Pero no consiguen alcanzar a los aparatos en tierra (dos 6 en los dados uno para cada misión, 6 es fracaso automático) ni apoyar a los combates cerca de Moscú.
También se atacan las postrimerías de Moscú y de Kharkov. La batalla terrestre no va de acuerdo con los planes de Hitler, ya que no se avanza nada más que al norte de Kharkov (son resultados buenos, pero casi todos suponen el intercambio de bajas o los rusos podían evitar la retirada con una baja). Odessa no se toma y los rumanos pierden un paso. Si se gasta un PP el turno que viene ya no ganan moral…



URSS
Otro turno que aguanta el ruso, uno menos para que llegue el invierno. La zona de Moscú aguanta bien, incluso contra los ejércitos panzer. Las unidades 8-4 son buenas en defensa. El agujero está ahora en Kharkov. Parece más un juego de Wack a Mole que un wargame, siempre tapando agujeros.
La flota entra en astilleros (hasta enero, a saber dónde estamos para entonces) y pido más y más tropas. Otro turno sin ataques (Stalin está en plan “virgencita que me quede como estoy”) y con reposicionamientos.



Turno 13.

Eje:
Vale, si termina la operación Barbarrosa así, sería un empate. En serio, sé que no lo parece pero el Eje controla 9 objetivos en la URSS y, hasta los 11, no es una victoria menor. Si caen Kharkov y Dnepropetrovsk sería victoria menor. Hasta la fecha más o menos sigue la línea de avance histórica, aunque me parece a mí que con mayor superioridad. Es que puedo soltar a los panzer y llegarían hasta los Urales. No lo hago porque se quedarían aislados pero agujeros hay.
En fin, los alemanes inician otras dos ofensivas, en el sur y en el centro. También atacan Odessa. Por primera vez los soviéticos tienen aviación suficiente como para oponer aviones a las misiones aéreas, pero con poco éxito (tampoco sufren graves daños): Odessa sigue resistiendo, Kharkov es rodeada y el frente en Moscú se paraliza. El norte sigue como siempre, Leningrado no es ni probado. Hay que sacar a los blindados de allí (pero ya) y ocuparlos en otra parte. Tendrán que ser sustituidos por cuerpos de infantería transportados por ferrocarril (algo que ya empecé). Entonces será un empate, aunque me sabe a victoria alemana si uno ve el mapa casi sin tropas soviéticas.

URSS:
Moscú resiste y reza para que llueva (si los comunistas rezan muy desesperados tienen que estar). Pero el sur… ¡más agujeros, más huecos, más madera que es la guerra! Seamos sinceros, ya no hay para tapar más, incluso se llevan tropas de la defensa de Moscú (no muchas) para hacer un apaño. La triste realidad es que le quedan al ruso 34PP por lo que puede gastar 4PP. Dos cuerpos y cuatro de caballería (estos últimos harán falta más adelante para hacer los grupos blindados). Muchas tropas se quedan aisladas pero había una división rumana blindada en el estrecho de la península de Crimea. Un ejército ruso se acercó y le dio un zarpazo. Pena que no cuente para moral. Lo importante es que ha abierto una vía de suministro por allí. También se hace un ataque sobre el cuerpo rumano de montaña, que huye sin perder tropas de forma cobarde.
En resumen: Stalin ve que si no hay barro el turno que viene pueden caer Rostov y Voronezh (y, si corren, incluso Stalingrado ahorrándonos tantas y tantas películas y escenarios de ASL). El tiempo se tira al final de la fase, pero prefiero mantener la incertidumbre.





Termina el verano y empezamos el otoño. Posibilidad de barro, más puntos de producción para comprar, los soviéticos empiezan a recibir unidades serias... hay emoción.


en: 27 de Julio de 2020, 19:20:29 5 KIOSKO / Wargames / Thunder in the East AAR Nueva Campaña



AAR Thunder in the East. Segundo intento.

Campaña, situación inicial histórica

Veremos cómo se da la cosa, también he cometido algunos errores de estrategia, incluso graves pero creo que me está saliendo mejor (entretanto me lo estoy pasando como un enano  ;D). El juego me encanta por cierto.

Inicio
La situación inicial es la histórica. Como se puede apreciar en la imagen, eso significa que los soviéticos dejan muchos huecos. Eso, sumado a la carta de Blitzkrieg, que permite ignorar algunas ZOC (y todas en la fase de movimiento normal), se traduce en que los alemanes andan como pedro por su casa en territorio enemigo. También significa, creo yo, que habrá menos bajas rusas en el primer turno, ya que muchas de las tropas que se tienen que situar en el frente en una colocación normal (es decir, según las reglas de colocación de Barbarossa) ahora están en una segunda línea o, incluso, lejos del frente. Históricamente es más adecuado y sabe también mejor. Stalin no se esperaba el ataque y no es lógico que tuviera todo el ejército colocado para evitar que los alemanes pudieran situar un HQ en el turno 2.



Turno 1:
Eje:
Bueno, lo dicho: los alemanes corren alegres aunque hacen menos bajas de las esperadas, o las conseguidas, creo, en mi intento anterior de iniciar la campaña. Eso sí, logran tomar dos ciudades muy importantes, como son Riga y Lwow. Ambas son ciudades de suministro por lo que los soviéticos lo tendrán más difícil en los turnos siguientes y deberían retrasar el frente. Incluso, los alemanes llegan a aislar Minsk, que tiene todas las papeletas de caer el turno 2. No lo veo tan claro en Ucrania, pero veremos.
URSS:
Los rusos se retrasan, claro. Mucha ficha veo yo y más con el gasto de 9pp que sirven para reponer bajas (aunque no todas). En cualquier caso sigo la ortodoxia estratégica: intentar golpear al alemán todo lo que sea 3:2 o más, cortar los ferrocarriles para retrasar la entrada en funcionamiento de las ciudades de suministro (o que reposicione un HQ, cosa que creo que logro), retraso un poco el frente, entre Minsk y Smolensk (igual que en mi intento anterior), y los HQ los reposiciono al este de Kiev y en Smolensk para intentar mantener esa línea durante el verano.




Turno 2: Empieza el verano de 1941

Con el cambio de estación se hacen los cálculos habituales de ganancia de moral, FP, PP y EP (en el otro AAR lo explico mejor). Los rusos ya no están tan felices porque perdieron muchos puntos de moral. Eso tenía que haberme dado una pista…

Eje:
Ahora se comprende mejor el alcance del cambio con el despliegue histórico. Quizá no se han eliminado tantas unidades como esperaba, pero la pérdida de Riga, Lwow y el aislamiento de Minsk, han supuesto que el soviético pierda casi todos los centros de suministro avanzados (menos Chisinau y Odessa, en el sur). Eso hace que, desde Kiev, hasta Leningrado, no haya un solo centro logístico, con la excepción de Moscú, pero mucho más al este. Todo el ejército soviético que no esté a 6 hex de esas ciudades se encuentra sin suministro y, con los panzer al acecho, en riesgo de aislamiento. En defensa se comportan igual, pero el ataque es a la mitad. Eso limita mucho las ofensivas del soviético, al menos hasta que los HQ de Smolensk y cerca de Kiev entren en acción. Dejo los dados de suministro en la imagen para que se aprecie mejor.


Entran los refuerzos de julio, y escojo las dos mismas cartas que antes, la motorización de la wehrmacht y panzer blitz. La primera se aplica de forma inmediata. El segundo turno del Eje ha sido, por lo menos, tan exitoso como el primero: sigue la avalancha arrasando con el debido rigor histórico a los soviéticos. Se toma Minsk, Kaunas y Tallín. Por primera vez uso las reglas navales para un transporte de tropas desde la Prusia oriental al puerto de Parnu (los puertos menores funcionan desde el primer momento). Los soviéticos envían su flota del norte a interceptar a los transportes y el nazi manda a los Ju-87. La batalla aeronaval se intuye épica, pero dos 6 en los dados hacen que tanto la flota soviética como los Junker fallen su misión. Lo que significa que el transporte llega sin contratiempos (con un 1 fallaba, como todos los transportes navales). Son reglas navales muy sencillas (siguen las reglas aéreas) pero han cambiado totalmente en TitE2.
En el resto del campo de batalla, los panzer siguen su camino directo hacia la victoria, a menos que la gasolina se acabe, lo que pase antes.



Soviéticos:
Ahora sí, Stalin entra apropiadamente en pánico y ordena una movilización de emergencia (también la misma carta porque, realmente, está muy bien). No hay refuerzos pero se inicia el reemplazo por unidades de guardias y el Lend Lease (1 puntito, para EP que harán falta en el futuro). 14 PP se convierten en muchas fichas pero solo en el sur se puede hacer algo por la falta de suministro en todos los otros frentes. Si Odessa y Chisinau caen, la línea se tendrá que retrasar a Kiev y Dnepropetrovk.
Los Yak-1 empiezan a sustituir a los I-153 y se inicia la reconstrucción de la fuerza aérea.
El soviético pasa a la ofensiva en el frente sur, aunque las malas tiradas (y unos Ju-87 con dos aciertos -dos columnas a la izquierda-) dejan a Chisinau con un ejército tocado. Puede que pecase de imprudente, pero un 2-1 contra los rumanos (que pierden el doble de moral si pierden tropas) y sin la obligatoriedad de avanzar era algo difícil de dejar pasar. La situación es precaria pero creo que todavía no desesperada. Sin embargo, es difícil no dejar huecos por donde se puedan colar los blindados (que mueven todo su movimiento dos veces por turno, no lo olvidemos).



Turno 3:
Eje:
 Otro turno de grandes avances. Se toma Chisinau y se eliminan muchas tropas rojas. De hecho, el soviético ya empieza a preocuparse por la moral del pueblo. Está en 115. ¿habrá que habilitar más habitaciones en los Benidorm siberianos? Se consolidan posiciones en el norte, aunque con pocas tropas, y en los alrededores de Minsk. Smolensk está amenazada. En el sur, los blindados se acercan a Kiev, pero no han podido completar el movimiento porque los campos abiertos se encuentran, inexplicablemente, repletos de rusos. Pero tanto Odessa como Kiev están al alcance de la mano.

URSS:
Stalin, razonable como era, solo pidió dos cosas: marcadores de out of supply para poner a los alemanes y tropas, MUCHAS TROPAS para tapar lo agujeros en el frente. Vienen nuevas unidades, pero no sé si suficientes.
Se ordena una ofensiva, otra vez en el sur porque es donde hay suministro. De otro modo sería un suicidio. La ofensiva tiene éxito y reduce dos cuerpos panzer. El coste es asumible teniendo en cuenta que el alemán siempre se deja algún avión para dar por culo en la fase del ruso. Hay muchos agujeros, pero hay motivos para pensar que, a finales de julio, habrá un frente más estable: el alemán tiene casi todas sus tropas fuera de suministro, los HQ soviéticos se activan el turno que viene y la carta de Scorched Earth aún no ha sido jugada (para el reloj alemán un turno, así que le cuesta un turnito más tener HQ y ciudades activas).



Turno 4:
Eje:
Es un turno interesante porque el Eje no puede hacer grandes ofensivas ya que la línea de suministro está demasiado estirada (que, para mí, es lo que representa el marcador de out of supply). Sin embargo, tomo decisiones que pueden resultar polémicas. Hago unos cuantos ataques arriesgados, que salen más o menos bien, pero siempre por el apoyo aéreo. Eso me permite iniciar ataques a 3:2 o 2:1 con la esperanza de que acaben en 3:1 o más. Ya queda poco para que eso se pueda dejar de dar por supuesto. Otra decisión es mover un HQ a Vitebsk. Sí, suena raro pero por azar la línea férrea hasta Vitebsk está libre. Será un descuido por parte del ruso (que soy yo, ya lo sé, pero involuntario totalmente). Y, como cada turno te dan un marcador de fortificación, pues lo pongo ahí, muevo el HQ y le pongo también una unidad 6-4. Ahora vendrán los palos, pero tengo un Ju-87 con dos rayos rojos para compensar y todas las unidades cercanas rusas están sin suministros (este turno ya les entran los HQ en funcionamiento). También decido avanzar aún más a los panzer en el norte, casi están solos. Y, en el sur, los rumanos avanzar por Ucrania sin oposición. Todo eso lo hago para forzar al soviético a reforzar esos frentes en detrimento de Smolensk y Kiev. No creo que lleguen mucho más lejos. Kiev, por otro lado, casi está rodeado.

URSS:
Mi parte del cerebro dedicada al ruso tiene celos -totalmente infundados- porque piensa que mi favorito es el alemán. ¡Qué bobada! Cualquiera que me conozca sabe que siempre voy con el ganador, independientemente de lo inmoral que sea (y, en este juego, es inmoral ir con cualquiera de los bandos, menos con los polacos, pobres).
Con tanto hueco el ruso necesita unidades, aunque sean las débiles ?-4 (que pueden tener de 1 a 4 en defensa, pero nadie lo sabe hasta que son probadas en combate). Casi mejor hacer 13 de esas que mejorar los ejércitos existentes.
La buena noticia es que se acabó aquello de no tener HQ. Los dos entran en servicio, abren sus puertas y entran rusos cual Black Friday.  Efectivamente, Stalin se harta de estar a la defensiva y ordena un contraataque general. Se compran dos ofensivas, se ponen los dos HQ en modo ataque y, en ambos casos, usan su capacidad para asestar un golpe decisivo (dos columnas a la izquierda). Las batallas en torno a Kiev y de Vitebsk las pongo en imagen aparte. El mundo tiembla. En Washington y en Londres esperan noticias de la ansiada contraofensiva. En Kanev los alemanes aguantan, aunque con muchas bajas (el ruso saca un 1), aunque, más al oeste, logran hacer retirarse a un cuerpo de infantería. Son dos bajas sin importancia que pueden ser repuestas (los alemanes pueden convertir un KG en un cuerpo disminuido sin coste por turno). En el norte, los Junker rugen para bombardear a los soldados rusos que avanzan, esta vez incluso tienen fusiles y botas. Los Junker logran parar parte de la ofensiva, aunque a un coste (dañados, pero logran una columna a su favor, lo que contrarresta una de las dos del HQ). Los rusos casi lo tienen pero los defensores aguantan (otra vez un resultado de Defender Pressed -con un 5, ¡malditos aviones!-, donde el defensor elige o una pérdida de un paso o retirarse, adivinad lo que hacen si están protegiendo un HQ). Hitler piensa que los dioses teutones le han elegido para la victoria. Stalin ve que sin aviación están en manos de los pilotos nazis. Ordena a todos los cazas ir al frente (estaban en Air Reserve para que no les hicieran pupa, lo que pasa es que como tienen rango corto no pueden hacer misiones nada más que en un aeropuerto y si está a más de 6hex de una base aérea enemiga, es decir, nada si el alemán no es idiota. Como ya hay 5 en ready este movimiento había que hacerlo de todas todas pero así es más dramático).




Bueno, en el movimiento se han arreglado algo los huecos, aunque Kiev sigue en peligro y también el HQ que está al lado. Smolensk creo que tiene algo de aire para resistir un turno o dos sin problemas. El turno que viene el ruso sacará Tierra Quemada, lo que da al ruso otra oportunidad para iniciar una ofensiva general y, esta vez, con todo en supply. El maquiavélico Stalin también piensa que será una buena oportunidad para activar a los partisanos que ya pueblan el oeste de la madre patria.




Turno 5.
Como novedad, hay tormentas en la zona de Oriente Medio (En nuestro caso sólo Crimea y el Cáucaso, así que nada).
Eje:
Como el malvado comunista ha quemado los cultivos y todos los refugios, los HQ no estarán operativos este turno. Sólo queda agarrarse los machos y resistir. El plan es atacar a las bases aéreas avanzadas y asegurar posiciones, sobre todo en torno a Kiev y el HQ de cerca de Vitebsk. Los ataques aéreos han sido algo chufa, con solo tres unidades en Suppressed (solo la mitad se recupera por turno, es bastante potente), pero los ataques terrestres han conseguido su objetivo gracias a la aviación -otra vez-. De hecho, Kiev está rodeado y ya no puede dar supply a las tropas. El generalísimo soviético fue clarividente al situar al HQ más al este de la ciudad para organizar la defensa. La situación de Vitebsk también ha mejorado algo.

URSS:
Los soviéticos van a repetir lo del turno anterior, esperando obtener mejores resultados. Objetivos: acabar con la presencia de los malvados nazis en Vitebsk y liberar la vía férrea de Kiev. Cada vez se obtienen menos reemplazos (12PP este turno y ya el siguiente no está la carta de la movilización general) pero son suficientes para taponar ucrania y reforzar el norte. Eso sí, el alemán no quiere que se repita lo del turno anterior y gasta un preciosísimo FP en poner otra unidad de Stukas en ready para lo que venga. No será fácil.
Las batallas continúan en los mismos lugares. Pero los resultados son extremos (dejé a mi hija tirar los dados y tiene tendencia a 1 o 6, no hay término medio). Mientras que la aviación influyó en todos los combates de forma decisiva, eso no impidió que el bloqueo sobre Kiev desapareciera. Los cobardes teutones acorazados se retiran (perdiendo dos pasos -queda un KG- porque los soviéticos, bajo las órdenes directas de líder supremo, pusieron una unidad heavy en su camino). ¡¡Llegan otra vez los sabrosos panes de centeno con gusanos a la ciudad!! En el norte, sin embargo, la tendencia de mi hija viró a los 1 y, aunque una unidad blindada se reduce, la situación es aún más precaria que antes porque se reciben dos resultados de AL (atacker loss).
Una cosa extraña, el frente está tan “urdido” que solo muevo tres o cuatro unidades en la fase de movimiento. No veo dónde.




Turno 6º Agosto de 1941
Vuelve el buen tiempo al Cáucaso y el mar Negro. Como hay cambio de mes se eligen nuevas cartas y se pueden recuperar reemplazos de puntos de especialista (paracas, montados, etc.).
Eje:
Aquí me doy cuenta de que tenía que haber escogido la carta de Army Organization el mes anterior. No lo hice porque no me acrodaba, la verdad. Y, al revisar las cartas para el nuevo turno, y ver en LaBSK que lo comentaban… pues me di cuenta de que he metido la pata hasta el fondo. La carta construye un HQ gratis o le quita el -3 cuando lo mueves. Así, al menos en un frente, el Eje no tiene porqué parar la ofensiva. Fallo mío. Sin embargo creo que el error es asumible y que no hace falta empezar de nuevo. Además, el Eje ha tenido muy buenas tiradas, suficientes para compensar el fallo. Naturalmente ahora la escoge y pone el HQ de Vitebsk a vivir, y con el que está en Ucrania (Shepetovka) y la ciudad de Riga, ya son tres centros de suministro avanzados. Como guinda, la carta de los generales alemanes no se jugó (ésta a propósito) así que el alemán tendrá el HQ de Vitebsk con 3 columnas a la derecha en el ataque.
Los alemanes reciben un cuerpo panzer que viene de perilla para situarlo en ucrania. También recuperan un cuerpo de ejército de infantería y compran dos garrisons para ir cuidando los nudos ferroviarios de los ataques de los partisanos, que seguro que se activan.
Los dos HQ del frente se ponen en modo ataque y empieza la ofensiva de agosto, en la zona de Smolensk incluye la carta de los generales (o sea, dos columnas). La ofensiva va mal del todo, se consigue volver a aislar a Kiev, pero no amenazarla directamente. Lo mismo con Smolensk. En ambos casos hay muchas tropas antes de llegar. Las bajas propias son pocas. Dos cosas se pueden reseñar: un cuerpo panzer llega a las puertas de Leningrado y otro cuerpo panzer, esta vez con apoyo, amenaza todo el este de Ucrania. En ambos casos se trata de seguir forzando dispersar los refuerzos soviéticos.
 
URSS:
La Madre Rusia está en peligro. Stalin ordena organizar batallones de trabajo y enrolar a parte de la población (carta de Labor Batallions and Conscripts: los 1-4 que se quitan por su mala calidad se añaden al pool y se escogen hasta 8 ?-4 gratis, además de construir 12 defensas por la fase; supone empeorar la calidad de la infantería, pero al menos construiré un nuevo frente para parar a los panzer hasta el invierno).
En total, puedo gastar 8PP más los 8 cuerpos y las 12 (+1 de regalo cada turno) fortificaciones.
Con todos esos refuerzos, Stalin ordena, otra vez, una ofensiva general desde los dos HQ disponibles (ya va haciendo falta un tercero, pero cuesta mucho construirlo 2PP, 2EP y 2FP). Hay avances en Kiev, con el aislamiento de 2 cuerpos panzer y la casi eliminación de un tercero. Los alemanes retroceden en otros frentes pero nada significativo. Cerca de Smolensk la ofensiva falla.
Stalin también llama a la movilización de los partisanos. Ya son 5 unidades y logran afectar a los ferrocarriles alemanes (1punto) y crear dos unidades de irregulares en la retaguardia.





Turno 7
El tiempo, como siempre, bueno en ambos teatros.
Eje:
La ofensiva continúa, pero ya se hacen evidentes las carencias de personal y equipamiento. Después de gastar en reemplazos, quedan tan sólo 6FP, 9EP y 6PP, de todo punto insuficientes para conseguir los objetivos finales. Y, al gastar dos ofensivas, quedan 3.
Es imperativo romper el frente este turno si se quiere avanzar hacia la victoria.
La aviación va cobrando protagonismo. Los alemanes tienen que dedicar otras cuatro unidades a atacar a los aeródromos enemigos (nunca con un éxito total, todo hay que decirlo, pero hacen daño) so pena de verse superados en número en el turno siguiente. También se dedican esfuerzos ingentes en apoyar un ataque contra el HQ soviético en Smolensk, que no logran parar los cazas rojos (de hecho nunca han conseguido nada, pero el mero hecho de estar presentes es un quebradero de cabeza para los nazis).
¡Éxito en todos los frentes! Odessa está, al fin, al alcance de la mano, Kiev se encuentra sitiada y Smolenks ha caído (el HQ se tiene que reformar, lo llevo a Moscú a organizar la defensa y los alemanes obtienen 1FP que viene de perilla). El agujero creado en Smolensk abre el camino a Moscú casi sin oposición (hasta que el soviético meta otro millón de hombres el turno que viene, claro).
A ver, la carta soviética de movilización tiene un lado negativo que se ha visto ahora: casi todas las tropas derrotadas eran de muy baja calidad. Ataques que pensaba iban a rondar el 3-1 o 2-1 han ido al 5-1 o, incluso, al 8-1. Pongo imagen de la “casualty mat” para que se vea (y faltan las que han perdido pasos y han sido sustituidas). Por cierto que esa tarjeta se usa para luego quitar puntos de moral.



URSS:
Stalin, el pobre, no gana para sustos. Creía tener más o menos controlado el frente, pero la falta de ardor patriótico de sus unidades ha hecho colapsar el frente en el centro y en el sur. Hasta Moscú está en peligro. Las obras que encargó de defensa ya casi están superadas. No puede comprenderlo, ¡Si ordenó mantener el frente! ¿qué ha podido pasar? Efectivamente, son los contrarrevolucionarios de siempre. Lo primero que hace, por supuesto, es mandar a más oficiales a ayudar a asfaltar carreteras en Siberia y, posteriormente, ordena una defensa a ultranza de su casa, digoooo de la capital.
Con las 7 unidades que se reclutan (a saber cómo son) y 4 que se distraen de otros frentes para asegurar Moscú no hay ni para empezar. Es necesario aguantar Agosto para pillar otra carta de esas que permiten reclutar o reforzar los frentes. Muevo el HQ del este de Kiev a Stalino e intento retroceder pero sin ceder mucho terreno. Al alemán lo acabará frenando su falta de material y que no podrá cubrir las bajas. Incluso se recurre a sacar de Odessa tropas por mar para reforzar los puertos ucranianos.




Turno 8.

Eje:
La victoria está al alcance de la mano, en algún punto incluso se ha llegado a la línea donde termina Barbarossa. Tengo que reconocer que las tiradas alemanas son muy buenas (creo que, en este turno, toda la aviación ha conseguido apoyar a los ataques terrestres). En esta ocasión no hablamos de muchas bajas soviéticas, pero sí significativas. Kiev ha sido rodeado, así como Leningrado (que, entonces, evacúa a la industria, aunque si se rompe el cerco puede volver, cosa que no sucede si se toma la ciudad). Los agujeros en Ucrania y en el norte son gigantescos. El alemán, incluso, forma tres ejércitos para el impulso final: uno rumano, para atacar Odessa, uno panzer para abalanzarse sobre Kiev, y otro de infantería para acabar con las unidades soviéticas en los pantanos. El alemán está necesitado de unidades físicas, que abarquen terreno (de hecho, he estado moviendo tropas para tomar Ucrania desde hace tres turnos), pero, en ocasiones, hace falta el valor añadido que solo da un ejército armado en condiciones 😉.

URSS:
Consigna: resistir hasta el final. Seguir construyendo tropas y tapar agujeros. Ver el frente así da cosica. No hay ofensivas que ordenar, los dos HQ están reorganizándose y hasta septiembre no estarán operativos. La única alegría la da la aviación, que empieza a recomponerse y creo que ya puede dar algún susto al alemán (pero solo tiene cazas, a lo que he dado prioridad). También los partisanos molestan, pero harían falta muchos más (hay alguna carta para eso pero la prioridad es llenar de fichitas el mapa de Stalin). Un ataque sobre un cuerpo panzer tiene éxito pero poco más que reseñar en el frente.






Bueno, hasta aquí por ahora. Seguiré dándole a ver qué pasa con los rusos.

en: 24 de Julio de 2020, 18:08:37 6 KIOSKO / Wargames / Thunder in the East AAR Campaña fracasado

AAR Thunder in the East- Campaña

Aviso: esto es un AAR incompleto por incompetencia mía  :-[ Aun así creo que puede ser de interés. (Está escrito mientras jugaba).


Bueno, como ya dije, voy a intentar hacer un AAR del Thunder in the East (TitE). Estoy de vacaciones en el pueblo y tengo “algo” de tiempo, por lo que me apetece. Anteriormente, en el Club Gran Capitán (ahora fusionados con el Dragón de Madera, también en Granada), echamos unos turnos de la operación barbarrosa, Juan, Nono y yo. Las sensaciones fueron bastante buenas, pero veremos qué tal jugando solo. La intención, claro, es echar más escenarios en el club en otoño (si no estamos “confitados” otra vez).

Introducción
TitE es un juego de todo el frente ruso (menos la parte ártica, que la harán en otro juego) durante toda la IIGM. Está diseñado por Frank Chadwick, el diseñador de la serie Europa. Juan y Nono me comentaron que se nota en las reglas. Como yo no tengo experiencia con esa serie pues no lo sé. Es a nivel de cuerpo de ejército y tiene bastantes cosas llamativas, como el tamaño de las fichas, que cambia dependiendo de lo que representa, desde un ejército, con una ficha gigante, hasta divisiones, con fichas más pequeñas (como las de OCS o BCS). Además, algunas fichas grandes (sobre todo del alemán) pueden intercambiarse por otras más pequeñas. No es raro que empieces el turno, por ejemplo, con una ficha de un ejército panzer para, más adelante, cambiarlos por dos cuerpos de ejército o, incluso, un cuerpo de ejército y tres divisiones (dos blindadas y una motorizada). Así se cubre más terreno. Otra cosa llamativa, al menos para mí, es que la aviación está representada por fichas de aviones (también con los tres tamaños, aunque aquí la cosa anda menos justificada), pero no se sitúan sobre el mapa, sino sobre una hoja especial de aviación, muy al estilo de Next War (es una de las cosas que recuerdan a la serie Europa, por lo visto). Los turnos son semanas y, en invierno, hay menos turnos.
Bueno, hay un hilo en LaBSK sobre el juego donde se explica muy bien las características y alcance del mismo.
Ahora al lío. Juego con todas las reglas opcionales y de campaña, tal y como recomiendan. No es que sea mucho más, pero sin partisanos o reservas no es lo mismo. Tengo también las últimas erratas descargadas y aplico la recomendación de no
permitir reservas en defensa (pero ningún otro cambio con las reglas originales. Es decir, no aplico las reglas de TitE2).

Situación de inicio.
Inicio la campaña al principio del conflicto, en la última semana de julio de 1941 (es donde empieza el juego). Las tropas las he situado según estos principios:
  • Primero coloca el soviético sus tropas del frente. Aquí he seguido la idea (que, creo, aplicó Juan cuando aprendíamos) de que no se puede permitir al alemán ningún Overrun, por lo que he puesto dos pasos de unidades en todos los hexágonos que hacen frontera con Alemania. En este juego se puede hacer overrun solo contra unidades que tienen un paso (típicamente divisiones o cuerpos soviéticos). Como las reglas indican que no se puede dejar ningún hex del nazi sin poner ZOC no he conseguido mi objetivo, pero casi. Sólo un hex ha quedado sin cubrir de esa forma. Así, el alemán no podrá penetrar, atacar y volver a penetrar. Tendrá que ir “suavesito”.

  • El alemán, viendo las aviesas intenciones del malvado comunista, ha colocado a las unidades blindadas con el objetivo de hacer una penetración por donde más avanzado está (en Prusia Oriental) y un poco más al sur, en Brest, que es donde hay un hueco. Sólo un cuerpo Panzer es desviado al sur, a Lwow, por si acaso se puede tomar. La idea es intentar controlar un hex de ciudad algo dentro de la URSS y con vía férrea con Alemania para mover, en el turno 2, un HQ para que haga de avanzadilla. En este juego los HQ son las fuentes de suministro (y también algunas ciudades), pero cuando se mueven tardan tres turnos en funcionar como tales. Por ello, cuanto antes muevas uno (dejando otros dos para el ataque), antes podrás llegar a Moscú. 






Turno 1º
¡¡Se inicia la operación Barbarossa!! Opto por un inicio clásico: uso las dos cartas, la de Blitzkrieg y la de Generales Nazis (la primera es casi obligatoria, da muchos muchos bonus en este turno y, la segunda, da una columna a la izquierda a los ataques desde un HQ -6 hex de distancia-). Antes, se dedica toda la aviación, menos una unidad de junkers a destrozar -literalmente- toda la aviación soviética. Con la carta de Blitzkrieg esto es posible. De otro modo sería mucho más difícil. Intenta simular la sorpresa que se llevó Stalin (aunque solo él, nadie más en el planeta pensó que era una sorpresa, cosas que pasan cuando tienes 3 millones de soldados en la frontera). Posteriormente, los alemanes atacan a todo lo que se mueve en la frontera, con bastante éxito (claro, el ataque más débil era un 4-1, así cualquiera). Un par de overruns con éxito y penetración normal, nada del otro mundo. El objetivo, de momento, cumplido: se toma Kaunas, Vilnius y Smarthon. Cualquiera de las últimas es válida para colocar un HQ el turno que viene. En el sur menos movimiento, no se logra tomar Lwow. Bueno, pues vale, pues muy bien. Como bonus, hay un gran embolsamiento. En total, el soviético pierde 4 puntitos de moral. Por algo se empieza
Los rusos responden al ataque. En este juego el soviético tiene opciones de atacar desde el minuto uno, por lo que el alemán tiene que andar con cuidado. No se trata de dejar unidades aisladillas alegremente en la campiña rusa en busca de mozas.
Naturalmente, cuando se dice el ruso responde significa que: primero, se gasta todo lo que puede en levantar nuevos ejércitos (10 puntos de personal, pp), que es mucho y se nota. Segundo, empieza a reconstruir la aviación, poco a poco porque sólo puede sacar de la casilla de “destroyed” un 10% de aviones por turno. Los lleva a la reserva (regla de campaña que permite que el alemán no te los desgracie en turnos siguientes, a cambio de menor alcance) y desmoviliza aviones antiguos, los I-153 además de iniciar el proceso de actualización de algunos de ellos a los más modernos Yak-1 (así no tienes que pagar todo el coste de hacer aviones desde 0). Sobre el terreno, las unidades que se encuentran al este empiezan a movilizarse (5 puntos de ferrocarril que se usan completos para mover tropas), más los pp que ayudan a construir nuevos ejércitos o a agrandar los existentes. En el mapa se ve bien cómo se va haciendo la línea de frente. Finalmente, el ruso ataca a tres posiciones alemanas. El alemán sitúa un Junker en apoyo (se gastó todos los aviones el turno anterior, pero en el turno del ruso, preparó uno -a cambio de un precioso punto de fuel, fp- por si acaso, y bien que hizo). Pero el ruso consigue muy buenas tiradas y logra hacer retroceder al nazi malo en tres ocasiones. Es algo bastante significativo porque logra retomar la línea férrea que une las ciudades de Vilnius y Smarthon con la Prusia Oriental. Así que el plan de Hitler de avanzar un HQ se irá a la mierda porque no está conectada. Un turno de retraso, algo es algo.
 


Turno 2º cambio de estación a verano de 1941.

La campaña se inicia justo al final de la primavera, por lo que el segundo turno ya tiene inicio de estación, el verano.
Cuando se inicia una estación se hacen varias cosas:
1.   Se gana moral. Por cada 5 pp un punto de moral. Esto hace que el soviético tenga más moral que al inicio, ya que tenía 83pp (por lo que suma 16, lo que le sitúa en 150). Es decir que, aunque les hayan dado pal’pelo andan contentos y felices.
2.   Se mejoran fábricas, pozos petrolíferos, etc. No hay nada de eso ahora.
3.   Día de paga: se produce. Y el soviético produce, y mucho: 38pp, 18fp y 9ep. El eje 16pp (12 Alemania y 2 Hungría y Rumanía, cada una), 7fp y 12ep. Según lo veo yo, o el Eje acelera y empieza a quitar puntos al soviético o le echan a patadas los alegres campesinos.
4.   Bombardeo estratégico. Nada tampoco, ya veremos en el futuro.
5.   Recuperación de cartas: se recuperan las que pone “set aside” (poner a un lado) y, cuando es año nuevo las “discarded” (descartadas). Otras, las que pone “remove” (quitar) son de un solo uso. El alemán recupera la carta de los generales alemanes, que puede volver a escoger porque se inicia mes, que es cuando se escogen cartas.

Turno del Eje:
Bueno, se reconstruyen unidades destruidas, como dos cuerpos blindados y alguno de infantería y se seleccionan dos cartas (inicio de mes). Una es la de motorización del a Wehrmacht (donde un cuerpo de infantería 6-4 pasa a 7-[4] es decir a movimiento motorizado) y otra es la de Panzer Blitz, que hace que se sume un +1 a cada overrun en el turno hasta que uno falle, entonces ya no tiene efecto ese turno. Son dos cartas porque son pequeñas, si fueran “large” sólo podría escoger una.
Los Nazis vuelven a la carga con dos HQ en modo ataque, más el HQ rumano (3 ofensivas en total). Pongo imagen para que se vean todos los ataques. Dedican también mucha aviación (toda la de rayos blancos, que solo se pueden usar en la ofensiva, los rojos los reservan para el turno soviético por si hay sorpresas). Como objetivos tienen la destrucción del ejército soviético (a lo que ayudan las tiradas de desgaste sobre unidades aisladas soviéticas, donde pierden 5 de un potencial de 8), la toma de Minsk, Kaunas y Lwow. Menos Minsk (un 1 y el apoyo aéreo fue inútil) se toma todo lo demás. Era la ciudad más importante porque está en el frente y es una ciudad de supply, por lo que supone también un retraso. El cualquier caso las unidades panzer la aíslan para que no pueda funcionar como suministro para los soviéticos (tiene que estar conectada por ferrocarril con la fuente última de suministro, Matrix, digooo Moscú).



Turno soviético:
 A los soviéticos les toca sufrir, pero tienen una carta en la manga, nunca mejor dicho. Seleccionan la carta de “movilización de emergencia” que les da 4pp cada semana en un mes (4 cuerpos de infantería, 16 en el mes). Eso significa que pasan de un tope de 10pp a 14pp. Esos 4 son gratis y no cuentan ni para límite ni de su reserva de puntos. Es muy, muy poderosa pero se elimina del juego, ya no vuelve. Creo que es el momento de usarla. También ponen su primera unidad de partisanos.
Bueno, después de construir los ejércitos que pueden (y de pasar un cuerpo de infantería a guardias, 4-4), los soviéticos inician una tímida ofensiva con cierto éxito, a pesar del apoyo de los aviones del Eje. Sin embargo, no puede evitar caer en el desánimo. Intentar liberar Minsk es muy difícil, ni lo intento porque sería un 1-1 con apoyo de la aviación. Sin Minsk como fuente de suministro el soviético se queda sin capacidad de hacer ofensivas (en la foto he puesto los dados para que se vea el agujero del centro). Eso hace que opte por mover todo el frente hacia el este, para poder suplirme por Kiev y esperar a que el HQ en Smolensk se active (2 semanas más). Parece una desbandada, y creo que lo es.
 


Turno 3º
Sigue el buen tiempo (lo tira el soviético al final del turno anterior) del veranito. Desde luego mejor que desde el pueblo de Asturias donde escribo, que llevamos tres días sin ver el sol por la niebla.

Turno del Eje:
El Eje continúa su ofensiva aunque con cambios. El HQ Centro se lleva más adelante, al norte de Minsk. Dentro de tres semanas ya estará plenamente operativo. Las fuerzas siguen avanzando por el norte. Se toma Riga y Minsk (finalmente). En el centro y sur las tropas avanzan cautelosamente. Pocas ofensivas pero efectivas. Hay algún embolsamiento pero lo importante es que el soviético solo puede resistir en la zona de Odesa y Chisinau. Se ataca con aviones los puertos menores en Lituania. La idea es que no sirvan de suministro para las tropas situadas en ellos (o que el ruso se gaste un EP en anular el efecto). Fallan ambas misiones. También se desmovilizan dos cuerpos rumanos. No hacen falta y es mejor que lleguen a 5 pp para que les vaya subiendo la moral poco a poco.

Turno soviético:
Los rusos siguen su política de creación de un nuevo frente entre Smolensk y Minsk. Sólo les queda un turno más para tener el HQ disponible y los alemanes ya tienen sus líneas muy estiradas (en la foto se pueden ver los dados con el suministro). Solo hacen un ataque, aunque con éxito, para quitar algo de presión a Chisinau, en el sur.

 


Turno 4º
El verano sigue como siempre. En Asturias parece que se abre el cielo y ya tenemos calorcito también.

Turno del Eje:
Pues viendo el mapa del turno anterior creo que los alemanes son un poco mantas. Quedan pocos turnos para terminar Barbarossa y me parece que lo he hecho bastante mal. Mirando las condiciones de victoria he tomado tres objetivos rusos y con 9 es empate…
En fin, seguiremos a ver cómo se da la cosa. Los alemanes avanzan lentamente. En el sur se toma Chisinau y hay algunos combates en el centro y norte. También algunas bolsas son reducidas. Pero la línea de avance no se mueve porque casi todas las tropas están fuera de suministro (ataque a la mitad, defensa igual) y la línea de defensa usa bosques y pantanos que ponen en aprietos a los blindados. Creo que sólo queda esperar dos semanas a que el HQ esté operativo para que se pueda avanzar más.

Turno Soviético:
Los rusos a lo suyo, como los alemanes avanzan poco, se dedican a construir la línea de la mejor forma posible. Sí, todos estaban fuera de suministro, pero ahora ya los dos HQ están activos por lo que el turno que viene ya se acabó esa situación. Ahora creo que pequé de prudente poniendo uno de los HQ en Dniepropetrovsk. Tenía que haberlo puesto más avanzado. De hecho, hasta ha podido hacer algún avance en la Besarabia, aunque no retomar Chisinau. Tampoco se ven los avances que el ruso está haciendo con la aviación. Como está en reserva, el turno que viene ya podrá poner en “ready” a unas 5 unidades de cazas o así, acabando con el dominio absoluto alemán de los cielos (que ni se molesta en llevar escoltas y ha dado vacaciones en mallorca a casi todos los pilotos de caza).


 
Turno 5º
El calorcito sigue y sigue.
Turno del Eje
Creo que no he jugado muy bien con los alemanes. He estado mirando en la BGG y he visto varios hilos sobre el tema. Conclusiones: primero, que jugar con el Eje es complicado y necesita de cierta experiencia, de la que carezco; segundo: que si se empieza con los soviéticos en posicionamiento libre (tal y como he hecho), se requiere aún más experiencia. Normalmente aconsejan posiciones iniciales históricas hasta que se controla un poco como va la cosa. También comentan que el alemán debe de ir sí o sí a por la destrucción total del ejército soviético. Dicen que, o se va a hacer grandes embolsamientos, o el ruso llega a berlín antes de que te des cuenta. No sé, tengo la espinita de si empezar de nuevo o seguir a ver cómo va la cosa. Voy a seguir al menos este turno.
He cambiado de estrategia y voy a intentar destruir más y más rusos, a ver qué tal. Por ello, hago más ofensivas e intento avanzar con los panzer para embolsar en el turno siguiente. Uso la carta de Panzer Blitz con bastante éxito. También hago dos misiones aéreas de supply para que no se queden a medio gas el turno siguiente y, además, muevo a todos los HQ hacia el frente -no queda otra-. Éxito moderado, algunas bajas pero, en general, creo que bien. La cosa es reducir a los rojos más de lo que pueden crecer. Según eso no lo he conseguido porque he eliminado unos 10 pasos y pueden generar hasta 14 (por la dichosa cartita). Pero he penetrado el frente en el norte y en el sur. Por lo menos a ver si el ruso concentra algunos recursos ahí.
Turno soviético:
Lo primero es que, en la fase de supply, el ruso coloca a prácticamente todo el ejército alemán sin suministro. De hecho solo me han quedado dos marcadores sin usar. Sigue la construcción de tropas e inicia una ofensiva general. No ha sido muy efectiva, aunque se ha producido la primera batalla aérea. El ruso ha sido capaz de colocar ya cinco unidades de cazas disponibles, dedicando dos de ellos a interceptar una misión de CAS de los alemanes. Han salido mal parados pero significa que se acabó la era de los cielos abiertos para Alemania. De hecho, es posible que, poco a poco, los rusos se vayan imponiendo, aunque sea por el número de unidades que pueden poner en el aire. El frente está bastante estable. Aunque la ofensiva general ha sido más un fracaso que otra cosa, no veo cómo puede haber grandes avances alemanes.



Al final me he decidido a tirar la toalla y empezar de nuevo. como soy novato en el juego haré caso a los diseñadores y empezaré con el despliegue histórico. Aunque alguien debería decirles que no hace falta poner los despliegues en calidad ultra máxima. El archivo ocupa más de 1gb. A lo mejor piensan que alguien lo va a hacer en punto de cruz!!
naturalmente, pondré otro AAR con el histórico aquí  :)
 



en: 14 de Abril de 2020, 17:51:04 7 KIOSKO / Wargames / Dubno´41 mi aportación al FAB. Partida de prueba.

Muy buenas a todos. Algunos o muchos ya lo sabéis pero no lo había dicho todavía en este foro.
GMT va a poner en P500 un diseño mío para la agridulce serie FAB. A mi encanta la serie y echaba de menos que hubiera algún escenario del Frente del Este.

Así que me he puesto manos a la obra y ya llevamos 15 meses probándolo y está prácticamente finiquitado.
He narrado una partida de prueba que hicimos por VASSAL -si alguno más se anima será bienvenido a las pruebas, solo tiene que enviarme un MP y le doy el módulo y concertamos partidas.

En la recta final de las pruebas mi preocupación principal es que el juego esté equilibrado. Hasta la fecha los alemanes pierden demasiado. Esta vez hemos probado mi personal aportación a la serie FAB, Dubno´41, Pedrote (con los soviéticos) y un servidor (de alemán agresor). Los actores de este juego son el Grupo de Ejército Sur alemán (6º Ejército y 1er Grupo Panzer) por un lado y el Frente del Suroeste por el bando soviético (Ejércitos 5º, al norte, y 6º, al sur, junto a varios cuerpos de ejército de las Reservas del Frente).
La narrativa de la partida la pondré fraccionada añadiendo imágenes de la misma. Una al final de cada uno de los 9 turnos que duró la partida. Del 22 al 30 de junio de 1941. Comento también el uso de las reglas de la serie y de algunas propias de este escenario que he diseñado yo.

El primer turno me fue bastante bien pues no solo pude dejar aislada a la división  124 en Sokal sino que con la cobertura de la Luftwaffe en tres estratégicos puntos impedí que ninguna unidad soviética pudiera aproximarse para hacer un corredor que le permitiera eludir el cerco. Los aviones en interdicción sobre el terreno aumentan en 1 (+1) el coste de mover a la zona en la que están y fuera de la zona en la que están. El XV Cuerpo Mecanizado era lo más cercano que el soviético tenía a mano y no podía moverse para llegar a Radzekhov, junto a la división aislada. Si se hubieran colocado adyacentes a la 124ª de infantería ésta podría haber movido a esa zona ocupada y así salir del aislamiento, pero como mis unidades móviles había controlado Radzekhov al pasar y mis aviones impedían que ninguna unidad soviética entrara en dicho pueblo la 124ª DI soviética se vio cercada, acosada e inmovilizada en Sokal.
En el norte conseguí abrirme paso en toda la línea y la 87ª DI soviética cedió la posición sobre el Bug Occidental retirándose a través del río Turka en dirección Este. No obstante el movimiento no fue del todo acertado pues mis reservas acorazadas del sector, la 14ª PzD, avanzaron a Voynitsa y se prepararon para cercar a dicha división al día siguiente. Los restos de las unidades de frontera y regiones fortificadas (Ukreplennye Raiony) se refugiaron en Vladimir-Volinskiy, la primera ciudad que da puntos de victoria.
Los soviéticos enviaron todas las fuerzas disponibles al río Styr tratando de formar una línea de frente para contener mi ofensiva. No obstante no hay suficientes fuerzas para cerrar todos los huecos y la oportunidad queda siempre disponible. El turno 2 alemán es decisivo en esta fase de la batalla. Ya tenemos más que visto que un alemán que sea cauto en el turno 2 pierde en el turno 4 por muerte súbita soviética. No será mi caso esta vez.



Segundo turno.
La fortuna ayuda a los audaces. En mi segundo turno reduje las bolsas de Sokal y Vladimir Volinsky, creé otra bolsa flanqueando desde el sur y contra el tablero a la 87ª y luego eliminándola con la 13ªPzD que llegó de refuerzo este turno. Eso me ha dado quitarle al soviético 1 PV de la ciudad –las ciudades solo le dan puntos a los soviéticos- y me ha dado 2 PV –los bloques enemigos destruidos que tienen impresos 3 ó 4 niveles (steps) de fuerza dan 1 PV cada uno. Como el soviético empieza con el control de las 6 ciudades empieza con 6 PV. Ahora se ha puesto en 3 y aleja de mí el fantasma de la derrota por muerte súbita en el turno 4. En este juego los tres primeros turnos carecen de posibilidad de victoria por muerte súbita, pero a partir del turno 4 cada fin de turno hay que ver si alguno ha conseguido la muerte súbita. En el turno 4 si los soviéticos tienen 4 o más PV ganan automáticamente. Por ahora he salvado ya ese paso.
Aprovechando el hueco en la línea soviética de la zona boscosa nº29, la 11ªPzD se cuela y corta en dos la línea de frente del 6º Ejército enemigo mientras la 16ªPzD, recién llegada de refuerzo en el turno 2, se lanza a toda velocidad a cruzar el rio Styr a la altura del pueblo de Leshnev. El cruce no se hace contra oposición enemiga, sino que coloqué algunas de las unidades en reserva en mi turno –no mueven- y en su turno él se retiro ante al agujero que al sur se le había creado en la línea del 6º Ejército. Luego, en su turno, mis reservas mueven y ocupan el lugar que él acababa de abandonar y establecen una cabeza de puente sin oposición. En este sistema el uso de las reservas es fundamental para el éxito de cualquier ataque.
Por su parte la 14ª PzD fue la auténtica heroína de la jornada, pues su grupo de reconocimiento blindado hizo una de las cosas para las que están más que entrenados: en la Fase Administrativa de este turno el jugador soviético había tenido bastante fortuna pues le tocó el evento de “HQ”, que le permite colocar un bloque suyo en reserva inmediatamente, por ello colocó en reserva la 35ª división de tanques del IX Cuerpo Mecanizado que acababa de hacer su aparición en el tablero como refuerzo. En la Fase de Reserva, que va antes del movimiento de mis propias reservas en mi turno, la movió de modo que cerró el único hueco que había en la defensa del río Styr, las colinas de Ostrozhetz, al sur de Lutsk. La unidad de reconocimiento panzer, lejos de amilanarse se lanzo a cruzar el río a la vista de esos numerosos tanque soviéticos con la tremenda suerte de que encontró un puente no vigilado y consiguió pasar al otro río sus vehículos y un batallón de ingenieros de asalto que los acompañaba y que se sacrificaron en el subsiguiente combate contra las defensores soviéticos. En este sistema de juego si cruzas un río entrando en una zona con tropas enemigas estas tienen una posibilidad de volarte el puente en la cara y hacer que no puedas cruzar o que cruces pero con graves penalizadores al combate. La probabilidad es de 1 a 5 en 1d10. Esta vez la suerte estuvo de parte de la unidad de Aüfklarung. No obstante todo no acabó ahí, puesto que los soviéticos llamaron a la 135ª división de infantería que estaba al sur del río Ivka en apoyo de la 35ª división blindada al ver cruzar con esa decisión a los exploradores alemanes y la densidad de tropas soviéticas se hizo invencible. En este sistema de juego al declarar un combate el defensor puede gastar unas fichas muy majas que se llaman “Special Action” para irse del combate sin pegar un tiro o llamar a otro bloque que estuviera adyacente y no estuviera ya empeñado en combate.  Las dos divisiones soviéticas se vieron muy superiores a los reconocimientos alemanes y decidieron lanzar en su turno un contraataque con la esperanza de deshacerse de la minúscula cabeza de puente que representaban. No obstante yo también tenía “Special Action” y llamé a la Brigada Panzer de la 14ª PzD que se había quedado al otro lado del Styr al final de mi turno. El ataque enemigo fue detenido en seco por la llegada de los tanques de refuerzo. Una de las peculiaridades de este sistema de juego es que en el combate el defensor lanza primero sus dados para ver cuántos impactos hace y si son más de 1 el atacante puede decidir asumir solo 1 y suspender el ataque, quedando Desorganizadas sus unidades y renunciando él a tirar los dados para infligir daño en el defensor. El jugador soviético decidió hacerlo para evitar dañar mucho a sus dos divisiones. En el resto del frente el río Styr se mantuvo defendido en dirección norte, pero al sur debió contraer las líneas pues el XV Cuerpo Mecanizado era la única fuerza del 6º Ejército que se había quedado fuera de la bolsa formada por el avance de la 11ª PzD. Por ello se replegó a los alrededores de Brody, al sur, para no dejar tirada a la división de infantería “motorizada” –las divisiones motorizadas soviéticas en la realidad no tenían transporte y marcharon a pie al campo de batalla.
El tercer turno aún me dejaba opciones de seguir avanzando pues el frente soviético no se había consolidado aún, a pesar de que los refuerzos no paraban de llegarle.



Turno 3
En este turno comprendí que mis formaciones acorazadas habían dejado atrás a la infantería y que necesitaba infantería en el frente para consolidar mis avances. La infantería se lanzó tras la estela de los tanques para ser de utilidad. En este sistema de juego las unidades de infantería tienen 3 PM y las acorazadas 6 PM, por lo que un avance acorazado exitoso necesariamente produce este efecto del que hablo. Una división de infantería se quedó de guarnición en Vladimir-Volinskiy pues en este juego el soviético tiene algunos marcadores que simulan los restos de las unidades de primera línea y que se dedican a molestar a las unidades alemanas en su avance. Si no dejase a nadie en la ciudad podría poner en ella uno de esos marcadores y habría que volver a mandar tropas para retomarla…
En el sur decidí poner la 11ª PzD y elementos de la 16ª en reserva y ver qué hacía él antes de avanzar pues me había dado cuenta de que el Schwerpunkt  de mi ataque debía centrarse en el Norte. Lugar en el que había visto una gran oportunidad. En este juego he puesto un evento para el bando alemán, “Tácticas superiores”, que refleja la superioridad táctica alemana, su capacidad para hacer huecos por los que entrar en el frente enemigo a una escala por debajo del nivel de resolución del juego –las fichas son principalmente divisiones- y crear espacios donde no los había. Con ese evento puedo mover unidades que estén en una zona con bloques enemigos a otra zona que sea controlada por el enemigo –cosa que no se puede hacer siguiendo las reglas de la serie-, incluso provocando un combate. Así la vanguardia acorazada de la 14ª PzD se lanzó hacia delante, siendo relevados en la cabeza de puente por el elemento de reconocimiento de la 16ªPzD y la división de infantería 44ª –de origen austríaco. La brigada panzer avanzó a Lutsk y el reconocimiento se empeñó en una lucha desigual con la 215ª división de infantería motorizada soviética del XXII Cuerpo Mecanizado al Este de Lutsk. En Lutsk la brigada panzer de la 13ªPzD apoyó a sus hermanos de la 14ªPzD en el primer asalto de lo que acabaría siendo un largo asedio de ¡una semana!!!! ¡Sí, Lutsk resistiría mis asaltos durante 7 turnos!!! Así son los ivanes cuando se ponen bravos. No se han repartido más órdenes de Lenin que en Lutsk en ninguna otra batalla de la guerra… Pues sí el asalto de las brigadas panzer fue un fracaso. Igualmente el heroico reconocimiento acorazado que había abierto la línea del río fue aniquilado por el contraataque de la 215 de fusileros motorizados soviéticos, pero no sin antes infligir dos bajas –de cuatro- a la división enemiga, dejándola a media potencia y con una calidad de novatos… Al norte las brigadas de fusileros motorizados de las dos divisiones panzer entraron en combate con la  19ª División acorazada del XXII Cuerpo Mecanizado, fue un ataque de tanteo, destinado a fijar las tropas enemigas alrededor de Lutsk, como el del reconocimiento de la 14ª PzD, para evitar que acudieran a la defensa de la ciudad y la hicieran inexpugnable… Fue en vano, Lutsk no estaba destinada a caer pronto. La cabeza de puente de Ostrozhetz volvió a rechazar un ataque soviético sin mucho problema.
Por su parte el jugador soviético siguió trayendo refuerzos al frente y mediante la requisa de unos autobuses escolares y camiones de reparto de Ruso-Cola fueron capaces de extraer de la zona de peligro al oeste de Brody a la 212ª división “motorizada” junto al resto de elementos del XV Cuerpo Mecanizado que se retiraron a los alrededores de Kremenets, al Este del rió Ivka, acortando sustancialmente así el frente a defender. Mis reservas acorazadas los siguieron ocupando el terreno que dejaban sin entrar en contacto con ellos.
El 6º Ejército alemán se dedicó a consolidar el anillo en torno a los elementos del 5º Ejército soviético al sur del despliegue. Nada que resaltar en este sector por ninguna de las partes.



Turno 4
La principal alegría de este turno fue el éxito de la segunda salida de la cabeza de puente de Ostrozhetz. Usando otro evento de “Tácticas Superiores” la 44ª DI y el elemento de reconocimiento de la 16ª PzD s lanzaron sobre la 215ª DI “motorizada” y la hicieron polvo, ganando otro PV (ahora el resultado neto era de 2 para el soviético). Primero la atacaron en la Fase de Combate y le infligieron 1 paso de daño y se retiró desorganizada. Luego en la Fase de Ruptura gasté una “Special Action” para hacer que el reconocimiento blindado moviera un área y volviera atacar, con la fortuna de conseguir eliminar lo que quedaba de la división soviética. Es otra de las enormes utilidades de las fichas “Special Action”. Eso sí, o tomaba Lutsk o las dos unidades quedarían fuera de suministros en territorio enemigo…
El asalto a Lutsk lo preparé gastando otra “Special Action” para subir un paso de fuerza a una de las brigadas panzer, que había tenido una baja en el asalto del turno anterior –otro de los usos de las “Special Action”. Pero fue en vano. Lutsk siguió resistiendo. Los apoyos del 5º Ejército seguían sacrificándose para que la 1ª Brigada Antitanque siguiera aferrada a su parte de la ciudad con uñas y dientes. En este juego uno de los elementos más importantes es la gestión de los “Assets” –recursos-, que puedes añadir a los combates para dar más potencia a tus bloques y también para absorber bajas y ahorrarles impactos a los bloques. Una de las gestiones más importantes de todo el sistema de juego.
Sellé las áreas de salida de refuerzos soviéticos del borde sur del mapa, que la retirada soviética a Kremenets había desprotegido, y concentré  reservas acorazadas –principalmente la 16ª PzD- para disponer de ellas según fuera necesario en la zona entre los ríos Styr y Ivkra.
El jugador soviético consolido la línea del Ivkra atrincherando a sus tropas –si un bloque no mueve se puede poner un marcador de atrincheramiento. En el Norte lanzo un contraataque acorazado contra la 44ª DI que está repelió a pesar de estar ya fuera de suministro y Desorganizada –cuando una unidad en buen orden está fuera de suministros por primera vez debe hacer un chequeo contra su moral y si falla queda “Disrupted”, la 44ª falló la tirada.
Los refuerzos soviéticos siguen y siguen llegando.



Turno 5
Este turno las dos divisiones motorizadas de mis Cuerpos Panzer se incorporaron a la lucha y llegaron cerca de la zona de frente y justo a tiempo…
Desesperado ya por la resistencia de Lutsk saqué de ella las dos brigadas panzer y metí dos divisiones del 6º Ejército que contaban con un numeroso apoyo artillero.
El resto del 6º Ejército seguía atrincherado alrededor del sector aislado del 5º Ejército soviético, atrincherado y a la espera.
Decidido a acabar con la cuestión de Lutsk lancé los principales ataques no a la ciudad, sino a los flancos, para poder rodearla y aislarla. Ambos ataques salieron bien: desde la cabeza de puente de Ostrozhetz la brigada panzer de la 16ªPzD y la 298ª DI destrozaron a las dos divisiones soviéticas que les cerraban el paso, aunque en la persecución la brigada panzer y el elemento de reconocimiento de la 13ºPzD, que se incorporó como reserva, sufrieron un revés ante la 43ª División Acorazada soviética del XIX Cuerpo Mecanizado que acudió en defensa de los restos de la 135ª DI… De todos modos el éxito del ataque inicial permitió contactar con la 44ª DI y el reconocimiento de la 16ªPzD que estaban aislados tras las líneas enemigas. El elemento de reconocimiento de la 16ªPzD, aislado en la retaguardia enemiga, escapó a un ataque de la recién llegada 41ª División Acorazada del XXII Cuerpo Mecanizado y sobrevivió de milagro.
Este día la voz cantante en realidad la llevó el jugador soviético que, aprovechando la llegada de elementos del VIII Cuerpo Mecanizado del 6º Ejército al mando del Comisario Político del Cuerpo –Nikolaj Popel-, concentró el XV Cuerpo Mecanizado contra las brigadas de fusileros motorizados de las 11ª y 16ª PzD, aplastando entre los dos ataques –el del XV en la Fase de Combate y el del VIII en la de Ruptura- ambas unidades: la de la 11ªPzD fue destruida –perdí 1 PV- y la de la 16ª quedó reducida a 1 solo punto de fuerza. La crisis de la batalla estaba a las puertas. Si el enemigo rompía el centro de mi línea perdería irremediablemente. Además la lentitud del avance en la zona de Lutsk le daba amplio margen para seguir machacando a mis unidades en las cercanías de Brody. Brody tenía que ser defendida a toda costa o podría perder la partida el próximo turno. El uso concentrado de la artillería antitanque y la Luftwaffe serían decisivos para las batallas por venir. Yo había desplazado hacia el sur la 75ª DI para añadir infantería al sector en torno a Brody, defendido por la 11ªPzD, un rol muy poco apropiado para esa unidad. Los refuerzos soviéticos seguían llegando y lanzo varios contraataques, incluida la cabeza de puente de Ostrozhetz, que volvió a mantenerse firme.



Turno 6
El 26 de junio fue el día en el que el ataque al norte de Lutsk por fin consiguió aislar la ciudad y dejar a la 1ª Brigada AT a su suerte, llevaba 4 días resistiendo y aún le quedaban varios más. Las brigadas panzer que se retiraron del frente el día 25 ahora hicieron un movimiento de flanqueo de la ciudad por el norte y destruyeron la 41ª División Acorazada soviética del XXII Cuerpo Mecanizado, cortando el acceso a la zona de refuerzos soviética B –en este sistema las zonas de refuerzo son también las fuentes de las que parte el suministro.
En el resto del frente procuré reforzar el sector entre los ríos Styr e Ivkra así como los alrededores de Brody, donde una defensa elástica –otro uso de la “Special Action”: retirarte antes de un combate- y el apoyo masivo de los medios AT y la Luftwaffe consiguieron frustrar los ataques acorazados de los Cuerpos Mecanizados XV y VIII soviéticos. Los ataques acorazados soviéticos se simultanearon con el del IV Cuerpo Mecanizado, que se reforzó con su segunda división acorazada y acometieron a la división 262ª de infantería cruzando el río Kamerika y buscando, claramente, amenazar por detrás a los defensores de Brody. Más refuerzos soviéticos siguieron llegando. Y los contraataques soviéticos en el norte del frente pudieron ser detenidos sin demasiado problema.



Turno 7
Continuando con la presión sobre el flanco norte soviético la batalla llevó a la destrucción a la última unidad del XXII Cuerpo Mecanizado (19ª División Acorazada) fue destruida añadiendo otro PV a mi cuenta. La guarnición de Vladimir-Volinskiy dejó su puesto para dirigirse al sur ante el refuerzo que este turno iba a recibir el soviético en su flanco sur: restos del 6ª Ejército soviético de la zona más al oeste como refuerzos y se unieron al resto de bloques soviéticos en la bolsa del lado suroeste del tablero. Como ya no llegan más fichas de “restos” soviéticas de refuerzo podemos considerar asegurada la ciudad y ya no perderemos su control a no ser que las tropas soviéticas lleguen hasta allí. Con la aviación estorbé la llegada de las reservas enemigas al extremo norte del campo de batalla y Lustk resistió otro asalto más este turno…
Los ataques enemigos en el sector de Brody se vieron debilitados porque el mando del VIII Cuerpo dio órdenes contradictorias y sus divisiones no pudieron concentrarse para atacar –es un evento que he creado para esta batalla: si sale en un turno del jugador alemán el alemán puede mover 1 bloque soviético una zona, pudiendo así crear potenciales huecos, y si sale en el turno del jugador soviético el jugador alemán elige un Cuerpo Mecanizado y sus bloques no pueden acabar en la misma zona que otro bloque soviético durante todo ese turno, elegí al VIII Cuerpo que me pareció más peligroso en ese momento.
También saqué del sector de Brody lo que quedaba (1 solo paso…) de la brigada de fusileros motorizados de la 16ªPzD para evitar regalarle un PV al soviético.



Turno 8
Por fin el ataque por el norte, que había estado tratando de llevar a buen puerto desde el turno 3, dio sus frutos y el frente se volvió más fluido pudiendo avanzar hacia el Este y quedando ya a tres zonas el objetivo: la zona por la que salir del tablero –en este juego los alemanes obtienen 1 PV por cada bloque que saquen del tablero por su lado Este, su misión era avanzar hacia Kiev. El soviético en ese sector desenganchó la línea entera y retrocedió su flanco abierto hacia el Este buscando embotar de nuevo mi avance.  Los combates por Brody y contra el IV Cuerpo Mecanizado se recrudecieron pero los soviéticos no consiguieron obtener ninguna ventaja en ninguno de los dos sectores.
Por la retaguardia del 6º Ejército soviético llegó la 9ªPzD amenazando su línea de suministros pero no la empeñé en combate por carecer de “Assets” suficientes para apoyar ataques en ese sector además de en la zona norte del frente. La brigada de fusileros motorizados de la 16ªPzD volvió al frente en previsión de que hicieran falta más unidades móviles en el sector norte de la línea de combate.
Sí, Lutsk siguió resistiendo: he iban ya 5 asaltos…



Turno 9 y último
¡Por fin cayó Lutsk y con ella toda esperanza soviética de victoria!
Además en mi turno salió otro evento de “Mala coordinación” y moví una zona el bloque soviético del extremo de la línea de frente soviética, dejando paso libre a mis unidades móviles para poder profundizar en la retaguardia enemiga: los elementos de reconocimiento de la 16ªPzD se colaron hasta Ostrog y la brigada panzer de la 14ªPzD se asentaron en Rovno. La retaguardia enemiga se había vuelto primera línea de frente otra vez, la suerte estaba ya echada. La maniobra volvía y dejábamos atrás el peligroso estancamiento del frente de los días atrás. La 9ªPzD atacó Kamerina Strumilova en la retaguardia del 6º Ejército soviético sin mucho éxito y ante el contraataque soviético se escurrió hasta las líneas del 6º Ejército alemán por si eran necesarias en un futuro. La partida la dimos por perdida pues los esfuerzos soviéticos por volver a cerrar la línea y atajar la penetración alemana fueron insuficientes con lo que en el turno 10, de jugarse se ampliaría la ventaja en PV alemana y el soviético no podría cerrarla. Si su contraataque en Brody hubiera tenido más éxito otro gallo habría cantado…
Ya tenemos visto por las pruebas que si el alemán no pierde por muerte súbita y pasa del turno 7 suele ganar, pues al final su calidad acaba imponiéndose a las desgastadas unidades acorazadas soviéticas, que van perdiendo fuelle a medida que avanza la partida. El contraataque soviético de los turnos 5-6 suele ser, no obstante, siempre devastador. Rara es la partida que no se lleva por delante alguna unidad alemana y hace un agujero en la línea de frente que un alemán, que suele estar sobreextendido a esas alturas de la batalla, se las ve y se las desea para tapar.
En resumen una partida de poder a poder y que nos ha servido para comprobar que el alemán puede ganar, sufriendo, pero puede ganar. Algo aproximado al resultado histórico puesto que 780 tanques y cañones de asalto alemanes se tuvieron que enfrentar a casi 3.000 tanques soviéticos en la batalla de tanques más grande de la historia. 


en: 19 de Diciembre de 2017, 16:07:11 8 KIOSKO / Reseñas escritas / Blitz! A World in Conflict (Reseña)



Blitz! A World in Conflict


Intro: ¿de qué va?

A la hora de analizar este título, resulta difícil no hacerlo comenzando por lo que pretende: dar una visión global de la 2GM sin convertirse en un monstruo de duración infinita. De esta manera, nos hallamos ante un wargame estratégico, es decir, en el que llevamos a uno de los bandos del conflicto tomando las grandes decisiones económicas, políticas y militares. O, dicho de forma más sencilla, decidiendo en qué empleamos los recursos de la nación, a quién atacamos y cuándo, dejando para los generales y demás mandos el desarrollo de las batallas.

Si bien la idea original del juego fue la de crear un World in Flames ligero, y aun cuando se aprecia la influencia de dicho clásico, finalmente Blitz! ha evolucionado para ser un título con sus propias virtudes y defectos, en el que al mando de una de las cinco facciones (Aliados, EEUU, URSS, Alemania o Japón) deberemos conseguir los puntos de victoria necesarios para coronarnos como ganadores.

Materiales

Uno de los puntos débiles del juego son los materiales, algo que no sorprende al hablar de wargames y menos aún si se trata de un título de Compass Games.

El mapa ha tenido importantes críticas; a mí personalmente me gusta, pues integra los principales modificadores con sencillos iconos sobre el terreno, pero es cierto que puede verse demasiado congestionado con tantos símbolos. Por otra parte, puede acabar resultando algo pequeño, lo que comporta ciertos atascos de contadores en batallas importantes, algo que hubiera sido fácilmente solucionable dándoles la medida de, por ejemplo, el mapa del No Retreat: the Russian Front.


Componentes del juego original

Los contadores tienen un diseño parco pero funcional, si bien echo en falta las banderitas de cada facción en el propio contador. Vamos, que salga la bandera italiana en la Celere, la australiana en el ANZAC... Los materiales de estas fichas son, como mucho, aceptables, pero cumplen su función y son fácilmente diferenciables unos de otros. No obstante, los marcadores de control de cada facción son inmensamente grandes, hecho que no se entiende teniendo en cuenta las justitas dimensiones del mapa.

Las tablas de facción y de ayuda son funcionales y vistosas, si bien se hubiera agradecido algo más de gramaje para asegurar una mayor resistencia al uso. Lo mismo puede decirse de la caja del juego, que aunque cumple con su función no aparece como especialmente robusta.

Reglamento

Este es, sin duda alguna, el mayor defecto de este juego. Dejando de lado las habituales erratas, el manual del Blitz! es un caos constante. Aunque a primera vista parece bien organizado y detallado, lo cierto es que su esqueleto no está bien formado, hasta el punto de que no existe un índice de contenidos, tan necesario en juegos de este calado. La impresión que da es que se ha ido escribiendo sobre la marcha, añadiendo algunas secciones según se iba creando y sin ser sometido a una corrección y esquematización rigurosa.

Para que os hagáis una idea, es habitual que, incluso con el juego ya dominado, no se recuerde en qué punto se hallaba una regla determinada, que no encontraremos ni a la primera ni a la segunda consulta. De igual modo, algunos puntos están explicados de forma insuficiente, llevando a las eternas consultas vía BGG, donde por suerte el diseñador está siempre activo y disponible.


¿Dónde estaba aquella regla? Bloody hell...

Tampoco encontramos tablas de resumen o libreto de escenarios, resultando en un batiburrillo difícil de entender a la primera y que requiere esfuerzo para ser interiorizado del todo, debiendo el jugador contribuir con sus propios esquemas bien organizados a solventar este lío.

Funcionamiento

Es posible que algunos hayan dejado de leer en vistas de lo anterior. Pero lo bueno está aún por empezar, pues en mi opinión las virtudes de juego que Blitz! nos presenta acaban redimiendo sus evidentes defectos.

En cada turno, los jugadores dispondrán de una serie de fuerzas y recursos, que deberán emplear para aumentar sus dominios y conseguir los diferentes objetivos que cada facción tiene desde el inicio.

Sin querer extenderme demasiado, cada turno tiene 3 fases principales, en las que primero las potencias del Eje harán sus movimientos, y después los aliados.

Comenzaremos por la fase regular, retornando a las bases los barcos y aviones que deban hacerlo o que queramos desplazar, siendo importante recordar que no es posible moverse a una zona marítima salvo desde puerto. Una vez hayamos movido nuestras unidades navales pasaremos a la fase de combate naval, donde disputaremos el dominio de los mares a nuestros adversarios.

Posteriormente, moveremos nuestras tropas terrestres, invadiendo a los enemigos y pudiendo distribuir nuestras fuerzas (y sus apoyos aeronavales) como deseemos. El sistema de combate, si bien difícil de entender a primera vista, cumple con creces con el objetivo del diseñador de abstraer las decisiones sin eliminar el chrome o aroma histórico. Después de contar los factores de atacantes y defensores, aplicaremos determinados modificadores que vienen ilustrados en las propias unidades, existiendo formaciones que, por su gran calidad, restan puntos al rival, y viceversa.


Como es habitual en tantos wargames, cruzaremos estas puntuaciones con una tirada de dados y la tabla de resultados, que nos dirá cuántos golpes damos a los unidades rivales y si tienen que retirarse o no. Por lo que he podido comprobar, siendo un juego con un enfoque tan amplio y tantas opciones estratégicas, la suerte no termina siendo determinante, equilibrándose a lo largo de la partida y dependiendo mucho más de lo acertado -o no- de nuestras decisiones.

Una vez que hayamos terminado con estas fases, cada potencia podrá gastar petróleo (recurso de incalculable valor en el juego) para hacer un turno adicional, llamado fase de Blitz!, que permitirá enmendar los errores que se hayan cometido, dar la puntilla a un enemigo o ejecutar un nuevo plan en un teatro de operaciones diferente.

Posteriormente, y con estas fases ya concluidas, pasaremos a la fase política y económica, otro de los aspectos donde más brilla el juego. Cada turno podrán aparecer partisanos en diferentes zonas del mapa, limitando así los recursos que la potencia invasora pueda obtener de los territorios conquistados. De igual modo, tanto la URSS como los EEUU comenzarán como neutrales, acercándose su postura al belicismo según las potencias del Eje vayan capturando recursos o declarando la guerra.



Marcador de recursos, neutralidad y puntos de victoria, junto a la secuencia de juego

En cada turno añadiremos dos o tres nuevas unidades a nuestra reserva, siendo por regla general mejores según avanzamos en el juego, reflejando así las mejoras técnicas que experimentaron las armas de la 2GM a lo largo de todo el conflicto. Con estas nuevas unidades ya disponibles, podremos gastar los recursos que nuestros territorios nos proporcionen, debiendo pensar en todo momento qué estrategia querremos aplicar para conseguir nuestros objetivos: ¿Fabricaremos submarinos para atacar los convoyes aliados o nos centraremos en conseguir Egipto? ¿Reforzamos los ejércitos japoneses para conquistar China o nos preparamos para el inevitable conflicto naval? ¿Preparamos aviones para bombardear las fábricas alemanas o intentamos desembarcar en Italia?

Con esta premisa, el juego consigue brillar así en uno de los aspectos más complicados de todo wargame: conciliar simulación con entretenimiento, y rigor histórico con posibilidades de exploración, debiendo siempre tener en cuenta los objetivos a conseguir y los posibles movimientos del rival en el futuro.

Sensaciones

Hemos analizado ya los defectos de este juego, que a algunos puede echar atrás; hemos dado también un repaso a sus puntos fuertes. ¿Cómo se unen al final? ¿Qué experiencia nos proporciona este título cuando hemos aprendido a jugarlo? Al fin y al cabo, los juegos son, ante todo, entretenimiento, y puede que este sea el aspecto más importante a la hora de describir un producto lúdico.

Y es aquí donde más brilla Blitz! A World in Conflict. Con una necesidad relativamente reducida de tiempo y espacio, nos da la sensación de estar viviendo toda la Segunda Guerra Mundial, sin que parezca que nos estamos olvidando de partes importantes del conflicto.

Estaremos siempre tensos, sabiendo que el rival tendrá que actuar después, que hay unos objetivos que cumplir y unos recursos limitados. Tendremos que decidir con cautela si queremos más recursos o retrasar la entrada de los americanos en la guerra. Nos veremos obligados a tapar huecos y priorizar, sobrellevando las tentaciones de hacer locuras...o cayendo en ellas.


- Voy a atacar Grecia, ya verás qué divertido
- Jajaja, buen chiste
- Eh....estooo...te vas a reír..
.

Cierto es que el sistema de puntos de victoria cuesta de entender al principio, pero posteriormente se revelará como una gran manera de hacer que el jugador tenga que pensar muy bien qué hará en los turnos futuros.

De esta manera, Blitz consigue con nota lo que se propone: proporcionarnos una enorme experiencia bélica de la Segunda Guerra Mundial, sin obligarnos a alquilar una sala de juegos ni a dejar de lado familia y amigos, con la oportunidad de probar diferentes estrategias y desafiar a la historia.

Duración

Calculo que una campaña completa (empezando en 1939) puede durar unas 10 horas, más o menos; es decir, unas dos o tres sesiones largas. Obviamente puede variar en función del número de jugadores y de su experiencia, pero en todo caso creo que es una buena aproximación al tiempo de juego, eso sin mencionar los escenarios más cortos que el manual también propone.

Rejugabilidad y solitario

Como hemos mencionado, es un título del que es difícil cansarse; con 5 potencias que pueden jugarse y con diferentes estrategias a ensayar son enormes las posibilidades de este juego, eso dejando de lado los escenarios y la diferente experiencia en función de si se juega con 2, 3 4 o 5 jugadores.

El juego no contiene modo solitario, pero se juega bastante bien de esta manera al no haber información oculta. Obviamente debes controlar a todos los bandos, pero la propia mecánica del juego hace que disfrutes viendo cómo la guerra se desarrolla, pudiendo dejarlo montado e ir jugando turnos a tu propio ritmo.

Conclusiones

Para mí, una joya que necesita algún arreglo pero que funciona de maravilla. Una gran alternativa para los que busquen un buen estratégico de la 2GM, que no requiera meses para jugarse, y que incluya tanto aspectos económicos como políticos y militares.

en: 28 de Noviembre de 2017, 12:18:09 9 KIOSKO / Reseñas escritas / Leaving Earth (Reseña)

Leaving Earth





Tres - dos - uno... Y los cohetes Soyuz inician el atronador despegue que te obliga a entrecerrar los ojos mientras el tronco del cohete espacial se eleva por el cielo sobre una columna de humo, lanzando la cabina del astronauta hacia la órbita de la tierra. Minutos de nervios antes del despegue y minutos de sufrimiento mientras el gigantesco cohete levanta por los aires todas sus toneladas de peso hasta desaparecer - si todo ha ido bien - en el pétreo cielo azul que nos impide ver a simple vista todos los misterios que nos aguardan más allá...

En Leaving Earth estamos al mando de una agencia espacial haciéndonos partícipes de la carrera espacial vivida por las grandes potencias en la Guerra Fría. Dicha carrera nos obliga a planificar nuestras misiones jugando contra el tiempo, con la presión de saber los objetivos ya alcanzados por los jugadores rivales deberemos de ejecutar nuestros planes a marchas forzadas, sacrificando la seguridad de nuestros vuelos, conviviendo pues con el riesgo, el desastre, el viaje fallido, la oportunidad perdida, el tiempo malgastado, y a veces, la triste noticia de la pérdida de algún bravo astronauta lejos de nuestro hogar, la Tierra.

A riesgo de decepcionar al lector he de decir que dicha carrera espacial, alentada por intereses políticos, es el aspecto del juego que menos interés despierta en mí. Es cierto que sin la presión del tiempo por cumplir con tus metas y el acoso de saber de los éxitos de los demás jugadores no hay juego en Leaving Earth, pero esto es sólo así si lo que buscas es una competición.

Hay otras maneras de plantearse la acción en Leaving Earth que tal vez no supongan el tema principal del juego. Hay veces que uno disfruta más jugando con el juego que jugando al juego. Me hago cargo que diciendo esto la decepción en el lector debe ser aún mayor. :-[

¿Si no me gusta jugar a Leaving Earth por su tema central qué hago escribiendo una reseña sobre él? Porque si apartamos el tema de la carrera espacial, de la competición agresiva por alcanzar metas ¿Acaso pierde interés la posibilidad de iniciar un viaje que nos aleje de la Tierra hacia otros mundos por explorar?


En mi caso es el telón de fondo, su aspecto romántico y no político, el de exploración y conocimiento, lo que hace de jugar Leaving Earth una siempre placentera experiencia. No veo porqué hacer esos preparativos a contrarreloj y siempre insuficientes van a resultar una experiencia de juego más completa que una más relajada planificación con los ojos puestos en un vasto cielo nocturno limpio de nubes decidiendo a dónde iremos esta vez.

Los que me conocen bien saben que hay una parte de los reglamentos que nunca leo. Se trata de cómo ganar la partida u obtener puntos de victoria. Cuando consigo algunos de estos puntos de victoria no sé qué hacer con ellos. Son sólo un número que dice quién ha jugado mejor - que nada tiene que ver con quién se lo ha pasado bien ni en qué grado, que es lo realmente importante -. Yo juego por la diversión que se cosecha en cada turno.

No voy a hablar pues de cómo se obtienen los puntos de victoria en Leaving Earth - con esto la decepción del lector ya debe ser máxima -, es para mí la parte más aburrida de todo juego de mesa, la que determina el final de la partida y se otorga el laurel vencedor. Que una partida termine es siempre una mala noticia. Detesto que las partidas terminen. Yo termino de jugar cuando me levanto de la mesa y no antes por que me lo diga el juego. Lo hacía así cuando jugaba solo de pequeño y sigo haciéndolo ahora de mayor. Y sí, Leaving Earth ofrece un estupendo juego en solitario.

Continuaré con la reseña para los pocos lectores que queden llegados a este punto que me temo serán pocos.

Lo fascinante de Leaving Earth es que te da los instrumentos que has de calibrar para separar tus pies de la tierra, de ver cómo el horizonte azul se curva bajo una bóveda estrellada infinita y viajar allá donde nadie ha ido, tratando de sobrevivir para contarlo.

Al inicio de la partida los viajes son cortos, pero cada uno es un importante paso para completar el siguiente, más arriesgado y complejo. Los lanzamientos a la orbita terrestre son igualmente excitantes a los destinados a planetas y lunas. Cada viaje tiene sus características y requisitos por lo que cada vez que te plantees un nuevo objetivo deberás tomar el lápiz y planificar bien cada una de las fases del viaje con todo lo que sea necesario.


Sí he dicho lápiz y papel. Los juegos de mesa de lápiz y papel no son muy populares. A veces se sienten como un retroceso en tiempos en los que hemos acostumbrado a que las cuentas se lleven a cabo con finos cubitos de madera o fichas de cartón redondeado sobre los marcadores de los tableros. Esta es una opinión que no comparto, hay juegos excelentes como Maria y Space Empires en los que se ha de llevar la cuenta ya sea de tropas o de la gestión de tu imperio estelar en hojas de papel y justamente el elemento de usar lápiz y papel resulta uno de los grandes atractivos del juego.

Se empieza probando los cohetes, que estallen en tus narices varias veces mientras tratas de afinar su funcionamiento y reducir la posibilidad del fallo que arruine tus futuras misiones.

Hay que ajustar el funcionamiento de cada pieza eliminando de nuestras cartas de avances tecnológicos esas cartas que producen problemas en el buen funcionamiento de los componentes de nuestro cohete o para afinar nuestra técnica al efectuar ciertas acciones en el espacio como explorar la superficie de los planetas. Con nuestro progreso y experiencia adquirida nuestra agencia espacial podrá plantearse objetivos más complejos de una manera más factible.


Sobre el papel empiezan los cálculos, planificar los años de la misión, la ida, la vuelta, los componentes que necesitaremos, calcular el presupuesto, y año a año hacerlo realidad sobre la plataforma de lanzamiento.


No importa la envergadura del viaje que vayas a iniciar, siempre hay nervios cuando va a empezar el lanzamiento, puedes oír el rugido de los cohetes cuando elevan todo el equipo hacia el espacio, hay un sentimiento de despedida y de que tal vez no os volveréis a ver.


Es extraño ver tu nave viajando no sólo a través del espacio sino del tiempo, en nuestro caso, a través de los turnos, que es cuando cuando se aprecia la distancia temporal, el precio en tiempo. Es curioso arrancar una nueva misión mientras otra aún viaja silenciosamente desplazándose por las losetas que conforman el mapa de nuestro Sistema Solar y aparece así la verdadera talla de su amplitud, de lo lejos que están esos planteas, de lo pequeña que es nuestra tierra. Da vértigo el espacio, lo fácil y terrible que debe perderse por él y desaparecer para siempre.

Es romántico lanzar un satélite y que tras cumplir su objetivo se quede allí orbitando como un viejo recuerdo de tantos esfuerzos hechos desde un pequeño planeta azul.


Uno de mis capítulos preferidos de la serie televisiva Cosmos es el titulado Historias de Viajeros. En él se relata el supuesto viaje tripulado por astronautas a Júpiter. Un viaje lleno de imprevistos, pequeños problemas que pueden llevar al desastre e incluso la muerte a sus viajeros, pero que logra un final feliz, la muda contemplación de gigantes gaseosos de los que ninguna palabra será suficiente para definir. Habrá que inventar nuevas para describir un nuevo sentimiento, el de estar lejos, pero lejos de verdad, más lejos de lo que haya estado ningún ser humano y echar la vista atrás y ver como un rayo fugaz en nuestra mente lo que nos ha llevado aquí.

Y eso podemos hacerlo a través de otros juegos: Podríamos empezar nuestra experiencia de juego en Bios: Génesis, donde cada turno dura 400 millones de años y la vida trata de surgir en las circunstancias más adversas. Los brotes de vida que cuestan millones de años de evolución son extinguidos cruelmente por el caprichoso azar, el mismo que dará pie en algún punto determinando del tiempo a que la carrera de la vida empiece imparable, con la aparición de organismos para llegar a Bios: Megafauna, donde el curso de los turnos verá reducidos notablemente el tiempo que comprenden y la aparición de los primeros homínidos. Y luego, con el futuro Bios: Origins, con la a parición del ser humano, tratando de hacerlo sobrevivir a sí mismo de su propia destrucción hasta reunir las condiciones tecnológicas suficientes para dirigir la mirada fuera del planeta, justo al punto donde hemos llegado en nuestra partida a Leaving Earth.

Jugar todos estos juegos encadenados deben de componer un fantástico cuadro, un viaje que nos ayude a comprender qué hacemos aquí y hacia dónde se dirigen nuestros pasos necesariamente. El sabor de una perspectiva tan completa debe ser muy especial. Leaving Earth - aunque claro, aquí podríamos decir High Frontier también, yo esperaré a la 4a edición del juego que ya está planeada - satisface un eslabón de esa pintura.
 

¿Cómo debe de ser ver aparecer de la negrura más infinita un coloso gaseoso bañado sólo parcialmente por la lejana luz del sol?  El grafismo de Leaving Earth te permite sentir algo de esa emoción. Como jugador deberás poner algo de tu parte, un juego temático sin un jugador imaginativo que se involucre es imposible que brille de ninguna manera.

Me encantan los tonos que el diseñador ha escogido para los planetas, la paleta pastel bellamente difuminada que invita a la observación. Alcanzar sus órbitas sólo nos descubre parte de sus secretos. Hay lunas por visitar, y según lo hallado nuevas misiones serán posibles a lo largo de la partida.


Hacerse con Outher Planets no hace que las misiones del juego base pierdan interés. Ir a la Luna es siempre toda una odisea digna de ser contada. No es fácil planificarla y llevarla a cabo con éxito, y está ahí frente a nosotros, a tres días de viaje. La podemos contemplar incluso de día.

Como siempre cuando juego, la música es un importante acompañamiento. Hay grandes bandas sonoras para juegos de exploración espacial. Aconsejo encarecidamente usar la de Interstellar y Gravity.



Por último decir que Leaving Earth es un pequeño gran juego que de no habernos dejado tan pronto el propio Carl Sagan habría disfrutado, dejando de lado su imaginaria nave espacial en forma de diente de león para jugarlo, no para competir contra otras agencias con un telón de fondo político, sino por el placer de iniciar viajes de descubrimiento a distantes mundos con el objetivo de conocer y aprender.

¡Gracias por leerla!

Página del juego en la BGG: https://boardgamegeek.com/boardgame/173064/leaving-earth


Muy buenas! Abro este hilo para ir comentando la partida, a punto de empezar, al magnífico Blitz! A World in Conflict. En este wargame de 2 a 5 jugadores, un total de 5 foreros competirán por ganar la partida y dominar el mundo de la 2GM.

Tras ponernos de acuerdo, se decidió que el juego se realizaría por vassal y por email, por lo que se jugará al ritmo que cada uno pueda dedicarle. Los 5 jugadores presentan una mezcla muy interesante de perfiles, con grandes expertos en este juego, novatos, y otros que lo tienen algo olvidado. Sin duda, promete diversión.

Teniendo en cuenta que ningún jugador tenía una facción preferida, realizamos un sorteo inicial, que determinó quién será quién:



Caron, the Fiend und Reichskanzler des deutschen Volkes: A Ferran le toca ser el malo de la partida...podrán las tropas del Eje dominar Europa, y el mundo? ¿O terminará suicidándose en su búnker berlinés?



Ervicioso, líder de la Taisei Yokusankai: Encargado de llevar al Imperio Japonés a encontrar su lugar bajo el sol, se enfrenta a grandes retos en el Pacífico y en Asia.



Natx17, Primer Ministro del Reino Unido: ¿Podrán los Aliados detener al Eje antes de que sea demasiado tarde? ¿Seguirá sonando el Rule Britannia en los mares?



Camarada FlOrO Stalin: Encargado de gestionar al gigante rojo, tito FlOrO tendrá en sus manos el destino de Europa...y quién sabe si del mundo entero.



Stuka Delano Roosevelt: Otro jugador con gran responsabilidad sobre sus hombros. ¿Podrá el nuevo Mundo ayudar al Antiguo en su lucha contra el caos? ¿O palidecerá la llama de la libertad?

En fin, señores y señoras...bienvenidos!

en: 23 de Mayo de 2017, 12:55:42 11 KIOSKO / Reseñas escritas / Re:Friedrich (Reseña)

¿Has jugado al Maria? Si es así, ¿cuál te parece mejor? Los dos me parecen interesantes...

Ya hubo un debate con esto: http://labsk.net/index.php?topic=84598.0

en: 16 de Mayo de 2017, 16:41:19 12 KIOSKO / Reseñas escritas / Friedrich (Reseña)

Os adjunto la reseña de este juegaken!

Con formato algo más bonito, en el blog... https://meeplexin.wordpress.com/2016/06/01/friedrich/



Dirección.

Diseño: Richard Sivél
Arte: Kerstin Hille, Richard Shako, Richard Stubenvoll, Andreas Töpfer

Argumento.

Nos encontramos en Europa, en la década de los 50 del siglo XVIII. Prusia, con Federico segundo como mandamás, lo está petando y no deja a Austria ser la top europea tranquilta y en paz. Que si te ataco Silesia, que si intento ir a por Bohemia, que si ahora me hago amigo de los ingleses… Total, que a María Teresa de Austria le tocó bastante los ovarios -metafóricamente- y al resto de potencias también se les hincharon los bemoles con el señor Federico.

Y en esta que nos encontramos con una guerra llena de países, y aliados, y media Europa involucrada, y que a saber cuánto iba a durar. Porque ahora sabemos que oficialmente fue de 1754 -Comenzando la mandanga de la buena en 1756, de ahí el nombre de Guerra de los Siete Años– a 1763, pero claro, en mitad de la guerra no predecían el futuro-. E imagínate a un fránces que le digan que por lo que sea se tiene que ir hasta el centro de Rusia a caballo. Le daban el dia.

En el juego nos centraremos en 4 potencias. Por un lado, tenemos a Prusia y Hannover. Por otro, a Austria y el Ejército Imperial. En un tercer lugar, a Rusia y Suecia, y como cuarta potencia, a Francia. Todos atacan al jugador que lleva a Prusia/Hannover, pero solo gana uno. Son aliados, pero no colegas.



Casting.

Este juego es para 4 jugadores. Tiene reglas para jugarlo a menos, llevando un jugador a varias potencias, pero… nada, está pensado para cuatro. Para jugar a tres ya está el María, que es muy similar.

Metraje.

Pues sus 4 horitas se te pueden ir perfectamente. No es para nada dificil, y su único punto débil quizá venga por ahí. Al ser para 4 jugadores, pueden haber momentos en los que ni te interese lo que están haciendo los otros, y el entreturno se haga algo tedioso.



Guión.

En el tablero de juego dispondremos de un mapa de la Europa del siglo XVIII, con distintas ciudades unidas punto a punto. Algunas de ellas serán ciudades objetivo, otras inicio de los generales, y otras de depósito logístico (O “resets” para tus unidades caídas). El mapa está separado en cuadrantes, cada uno de ellos con un símbolo de la baraja de póker (Corazones, Picas…).

La mecánica del juego en el fondo es bastante sencilla.

Disponemos de diferente número de generales según la potencia que llevemos. Dichos generales son las fichas que estarán sobre el tablero. En nuestro lado de la mesa, dispondremos de unas hojas para apuntar cuántas tropas lleva cada general, y como recuerdo de las cartas a robar por turno. Tienes un máximo de tropas que has de dividir entre todos los generales, de tal manera que un general puede llevar una sola tropa y otro 7, o poner 4 y 4 en cada uno de ellos… Y bueno, el resto de variables que seguro tú, sagaz lector, eres capaz de deducir.

Pues bien, en tu turno puedes mover tantos generales como quieras, hasta 3 casillas (4 si todo el movimiento es por carretera principal). Si tu general queda en una ciudad conectada a una ciudad con un general rival -Recuerda, siempre el prusiano contra alguien-, se produce una batalla, que será la segunda fase.

¿Y cómo se guerrea? Pues se muestra de cuántos ejércitos dispone cada general, y a partir de ahí, el que vaya por debajo va jugando cartas con el símbolo de la zona en la que su general esté situado hasta que adelante al rival. Cuando esto ocurra, el rival hará lo propio, hasta que un jugador no pueda o quiera jugar más. La diferencia de puntos será el número de ciudades que debe retroceder el perdedor.

Ejemplo rápido: Mi general, que acaba el movimiento en un cuadrante de Trébol, tiene 5 tropas. Mi rival, en un cuadrante de Corazón, tiene 7. Pues empiezo yo. Juego un 4 de Tréboles: Pues iría ganando 9 – 7. Juega mi rival, y tira un 5 de Picas. Pues yo le diría que se guarde eso porque está en Corazones. Me diría que “Es verdad, vaya descuido jejeje” (Pero nosotros sabemos que no es un descuido, me la quería meter doblada), y decide pasar. Pues yo he ganado por 2, así que yo, como ganador, tengo que retirar a su general 2 ciudades hacia donde quiera.



Tras eso, se realiza una tercera fase, que es la fase de suministro. Además de las tropas, en la fase de movimiento también puedes mover unos cubitos que representan la complicación logística de recorrerte medio continente (¿Recordáis lo del francés a caballo?). Estos se mueven hasta 2 ciudades (3 por carretera principal), y has de jugar con ellos para, llegada esta fase, tener a todos tus generales o en terreo propio -Estarían autosuministrados- o a un máximo de 6 ciudades conectades de uno de estos cubos de suministro. Si se pasan dos turnos completos sin suministro, que suene un Requiem.

Falta alguna puntualización en las reglas en las que obviamente no he ahondado, como el poder pasar tropas de un ejército a otro, la recolocación de los mismos al morir, el uso de los comodines (Bueno, ese es fácil a la par que esperado, el comodín vale por cualquier número), pero básicamente eso es el 85% del juego.

Las 6 primeras rondas transcurren de este modo,  A partir de la séptima, se descubrirá una carta, estas son llamadas cartas de destino, con un evento que modificará el juego (Recibir menos cartas por turno, no permitir a un jugador participar en batallas…). Algunas incluso eliminan a potencias del juego, recolcando a los jugadores de manera que una potencia que estabas llevando pasa a manos del jugador que se haya quedado sin ninguna. El juego acaba o cuando un jugador conquiste sus ciudades objetivo -y gana él-, o cuando Rusia, Suecia y Francia salgan del juego -En este caso gana el jugador que lleve a Prusia-.

¿Dolby Surround y efectos 3D?

El juego es una delicia visual. La madera encaja muy bien con el tablero, y al manejar tan sólo a los generales por el mapa, el mismo no se ve lleno de fichas por todos sitios. Dispondremos de 4 barajas similares para las batallas. Cuando se acaba una se sigue con la siguiente, imagino que el hacerlo así es para evitar que todas las cartas de un palo puedan salir muy juntas y desbalanceen el juego. También dispondremos de las cartas de destino, y de unos troqueles de cartón con fichas para marcar la conquista de las ciudades.

El único ‘pero’ en cuanto a materiales proviene en lo incómodo y sucio que es ir escribiendo y borrando el número de ejércitos por general. Para eso la solución más manida es la de la foto inferior: Cajas de cerillas, una pegatina con cada general, y unos contadores dentro. Además, dando el número de contadores justo a cada uno evitas tramposillos que deberían tener 21 pero si sumas salen 22 -Eso sí, lo hacen por error y sin maldad-.

—–>

¿Versión Original, Subtitulada, Doblada…?

El juego no está en español. La versión de que dispongo es la Edición Aniversario -Realizada para rememorar los 300 años del nacimiento de Federico el Grande-, y viene tanto en inglés como en alemán. El juego es independiente del idioma a excepción de las cartas de destino, pero en la propia web de la editorial, se encuentra el manual en español con las cartas traducidas y maquetadas al final.

http://histogame.de/friedrich/FriedrichRulesSpanish.pdf

Edad Recomendada.

Es un wargame que no tiene nada de los wargames habituales, quizá a excepción de que existe una línea de suministro. De reglas no tiene mucha dificultad, la explicación rondará los 20 minutos y en dos turnos todo el mundo lo tiene claro. Lo único que puedes tener que leer un par de veces es la conquista retroactiva (Esto es, conquistas al pasar una ciudad que está junto a un rival, pero te dan p’al pelo en la batalla y tienes que huir… entonces va a ser que esa ciudad no la has tomado).

Más allá de eso, a poco que te guste la confrontación puede ser un buen juego. Recomendable para iniciarse en los wargames, aunque, como digo, lo que aprendas aquí no va a servir de mucho en ningún otro.



Comentarios post-visionado.

Muy buen juego en el que has de tener en cuenta muchos parámetros.  Saber manejar a los generales, ver si te conviene unirlos en una ciudad para sumar fuerzas, jugar con proteger el tren de suministros no sea que te lo destrocen. Si eres el prusiano, intentar defenderte lo mejor posible por todos los flancos. Si eres cualquier otro jugador, estar atento cuando no es tu turno para ver si por ejemplo atacan al prusianoen una zona de Picas y él suelta 7 u 8 cartas, de manera que si consigues atacarle una ciudad que defienda con picas sea más probable que no tenga cartas. Saber otorgarle valor a los comodines (Si pierdes  12-19 y te quedan pocas cartas, jugar el comodín como un 6, perder 18 -19 y tener una honrosa retirada a una ciudad adyacente, en lugar de jugarlo como un 10 y que luego el otro te aplaste). Y tantas otras variables que me estoy dejando en el tintero.

Recomendadísimo juego, por su sencillez y porque te lleva al turrón desde el principio. Como pegas, la fea salida ya comentada de ir escribiendo en el papelito, y el entreturno a veces tedioso.

Bala extra: El juego tiene un modo avanzado en el que el prusiano tiene ciudades objetivo con las que puede ganar en lugar de dedicarse sólo a defender. Con esta variable, en cada carta de evento ocurren más eventos a la vez, ya que de la manera ‘normal’ tan sólo se lee uno de los 4 eventos que suelen llevar. No la he probado, pero ahí queda… ¡Estoy abierto a partidas para probarla!

Premios de la Academia.

Merecido Ganador de Oscar.

RESEÑA REALIZADA CON Imágenes extraídas de la BGG.

en: 05 de Mayo de 2017, 22:42:43 13 KIOSKO / Reseñas escritas / 1812: La Conquista de Canadá (Reseña)

Nota: En el blog está con imagenes: https://meeplexin.wordpress.com/2017/05/05/1812-canada/

Pero bueno, por aquí saldrán más comentarios, y el copy-paste es gratuito  :P :P

Dirección.

Beau Beckett y Jeph Stahl

Argumento.

Corría el año 1812 y el Reino Unido tenía buena parte de Norteamérica conquistada. Además, mantenía una lucha en Europa contra el imperio napoleónico. En esas nos encontramos cuando unos crecientes Estados Unidos piensasn que a los ingleses les podía ocurrir el dicho aquel de “El que mucho abarca poco aprieta”, así que se lanzan a la conquista de Canadá.

Tres años duró dicha guerra entre británicos (apoyados por los autóctonos canadienses) y estadounidenses, que acabó con una tregua en 1815.

Casting.

De 2 a 5 jugadores. Pero realmente, más que a 5, como mejor funciona a 4. Una pareja de jugadores maneja a británicos, canadienses e indios -La mejor opción para jugar es un jugador con cada facción, y a los indios entre ambos, ya que disponen de pocas tropas y jugar solamente con ellos puede resultar aburrido-, mientras que la otra pareja lleva a los estadounidenses (Que el juego separa en Milicia Americana y Ejército Americano, pero digo yo que los canadienses y los indios también son americanos y no asiáticos, ¿no?. Bueno, ese es otro tema).

Guión.

El juego nos muestra un tablero dividido en dos colores: Una parte superior con los territorios en color rojo (Pertenecientes al bando británico), y una parte inferior con los territorios en azul (pertenecientes a los estadounidenses). Algunos de estos territorios tendrán indicada su condición de poseedores de Puntos de Victoria. Siempre jugarán las 5 facciones, divididas en dos bandos (Ingleses vs Americanos).

Cada facción recibirá 12 cartas al inicio de la partida: 8 de movimiento y 4 especiales, y una cantidad de dados que variará (2 o 3, según la facción). Se preparará el setup inicial y comenzamos.

El juego transcurrirá durante un número variable de rondas, que será como mínimo de 3 y como máximo de 8. En cada ronda, todas las facciones tendrán su turno de acción. Se introducirán 5 dados de color (Uno de cada facción) en una bolsa opaca, y al comienzo de cada turno se sacará uno de ellos. El color indicado nos mostrará qué facción ha de realizar su turno.

Pero… ¿cómo funciona un turno? Pues es muy sencillo. Se divide en 3 partes: Entrada de refuerzos, Movimiento, y Batalla (Si la hubiese). Tras esto, el jugador robará hasta tener 3 cartas en mano, y vuelta a empezar.

Refuerzos: En el mapa aparecen marcadas las zonas donde entrarán los refuerzos. Tan sencillo como coger de la reserva tantos cubitos como se indique en dichas zonas. Además, todas las unidades huidas (Si huyen de una batalla van a un espacio del tablero especial para ello) vuelven en esas zonas.

Movimiento: El jugador activo juega una de sus cartas de movimiento, que indicará cuántos ejércitos puede mover, y cuántas zonas moverá cada uno. Un ejército será un grupo variable de cubitos, en el que al menos uno ha de ser de dicha facción, y el resto pueden ser tanto propios como aliados. Es decir, si en un espacio hay 3 cubos azules y 8 blancos (Son los dos bandos estadounidenses aliados) y el jugador azul juega una carta que le permite mover 2 ejércitos 3 zonas, podría ‘crear’ un ejército con un 1 cubo azul y 4 blancos, y otro con 2 cubos azules y otros 4 blancos.

Batalla: Si un movimiento acaba en una zona con unidades rivales, se produce una batalla. Cada bando lanzará tantos dados como cubos tenga siempre respetando su límite de dados (Es decir, si el bando azul tiene 2 dados, ya puede tener 878 cubitos que solamente lanzará 2). Primero el bando dueño del terreno (Británicos superior del mapa, estadounidenses parte inferior), luego el bando invasor. Así hasta que sólo quede uno.

Los dados tienen tres posibles resultados. Según la facción serán más o menos valientes, con más o menos acierto y más o menos huídas:

– Impacto: El bando rival retira una tropa
– Huída: Esa tropa huye cobardemente, y se coloca en el espacio para ello (Volverá al juego en su próxima fase de Refuerzos)
– Orden de Mando: El jugador elige si se queda en batalla, o se retira a un espacio adyacente.

Repetiremos tiradas hasta que solamente quede uno de los dos bandos en el territorio.

El fin de juego lo rebelan unas cartas de movimiento especiales. De las 8 cartas de este tipo de que dispone cada facción, una de ellas es, además, una carta de tregua, que actuará como disparador de fin de partida. La partida acabará en la ronda en que el bando británico juegue sus 3 cartas de tregua (Esto es, una por facción), o el bando estadounidense juegue sus dos (Igualmente, una por facción). Ganará el bando que más territorios rivales que otorguen puntos de victoria tenga conquistados.

¿Dolby Surround y efectos 3D?

Muy bonito juego, que salta a la vista. 62 cartas con dibujos, un tablero montado y un buen puñado de cubitos forman los materiales de la partida, junto con los dados y la bolsa de tela para sacar el orden de turno. No tiene miniaturas, pero personalmente creo que tampoco las necesita.

 
¿Versión Original, Subtitulada, Doblada…?

No tiene edición en castellano. Sin embargo la mayoría del juego no tiene texto a excepción de 4 cartas por facción (Las especiales) y tanto el reglamento como la traducción de las cartas se encuentra por las redes.

Edad Recomendada.

Juego perfecto para echarse unas batallitas con alguien que no haya pasado del Risk. Las reglas se entienden desde el primer momento, y cualquiera lo podrá jugar.

Tampoco se puede decir que sirva como iniciación a wargames en el aspecto más puro porque no introduce mecánicas que puedan servir a futuro, pero si es un muy buen acercamiento.

Metraje.

Horita y media de partida si se juegan las 8 rondas. En caso de que se jueguen menos… pues durará algo menos, obviamente.

Comentarios post-visionado.

Sencillísimo y muy divertido juego que hará las delicias de los amantes de las batallas sin demasiada enjundia. El juego es muy fácil de reglas, pero no por ello carente de decisiones.
El mapa acaba dividido en tres zonas conflictivas: La parte oeste del mapa, el centro entre los dos lagos (Con una zona que vale 2 puntazos de victoria), y el este con Montreal, único lugar de aparición del ejército británico. Esto forma el típico dilema de “la manta corta”: si te tapas la cabeza, se te descubren los pies.

El azar está muy presente en el juego, pero a la vez la distinta disposición de dados para cada una de las facciones -Las milicias americanas, por ejemplo, tienen un 33% de posibilidades de huir, mientras que el ejército británico no posee ni una sola cara de dado con dicho icono- hace importantes las decisiones a tomar.

Dos bandos muy diferenciados, sobre todo por la manera de afrontar las batallas: El bando británico aparece “en todo el fregao”, mientras que los refuerzos americanos han de avanzar hacia el norte desde sus zonas de aparición, lo que les cuesta un par de cartas. Importante, eso si, que te guste la cooperación, ya que es un 2vs2. (o 2vs3).

Posiblemente algunas cartas más por bando (Aunque luego en el setup acabases robando 12) harían menos predecibles los movimientos, ya que si sabes que X facción tiene una carta de movimiento marítimo y no la ha jugado… pues la sigue teniendo, y tú sigues sabiendo que solo tiene una. Es entendible que eso no esté incluído en pos de que el juego esté nivelado, pero se me queda como espinita clavada.

Premios de la Academia.

Buen paso por Cartelera. No llega a nominación a Oscar por poco.
RESUMEN:
PLAZOS SOLICITUD DE INSCRIPCIÓN:
SÓLO VETERANOS: Desde las 21:00 del Martes 14, y hasta las 21:00 del Jueves 16
INSCRIPCION NORMAL: Desde las 22:00 del Jueves 16.
PAGO: Mínimo de 50€ como concepto de reserva de plaza, antes del 1 de Marzo. El resto hasta cubrir el total habrá que tenerlo ingresado antes del 1 de Mayo.

PROCESO:
1. ENVIO DE SOLICITUDES
Para ello cada uno en su plazo, tendrá que enviar un email a la cuenta de correo convivenciasclbsk@gmail.com  , con el siguiente asunto: "INSCRIPCION NICK – CLBSK 2017", y los siguientes datos de cada asistente que estéis inscribiendo.

- Nombre y apellidos
- Número de DNI.
- Nick en la BSK
- Email de contacto.
- Teléfono opcional si quieres unirte al grupo de wassap.
- Fecha y Turno de llegada:
(Jueves 16 a 02). Viernes a las (09 a 15). Viernes (16 a 02)
- Si alguien es vegetariano o tiene alguna necesidad especial en cuanto a dieta (intolerancia al gluten, alergias…), que lo indique en el mail.
- Avatar con la mayor calidad posible, para todos los nuevos, y para veteranos que lo hayan cambiado desde las últimas ckbsk que vinieron.

2. ESPERAR RESPUESTA
Recibiréis un mail de contestación con los datos de la cuenta donde hay que ingresar el dinero.

3. INGRESAR

El año pasado muchos elegisteis ingresar el total desde el principio. La verdad es que a nosotros nos viene bien, ya que nos ahorra una parte del trámite de una segunda comprobación y muchísimos emails, así que el que pueda, que lo haga. El que no pueda, por lo menos tiene que abonar el importe de reserva 50 €.

IMPORTES SEGÚN LLEGADA :
150 € x por persona desde las 16:00 del jueves hasta las 02:00 del viernes.
120 € x por persona desde las 09:00 hasta las 15:00 del viernes.
100 € por persona a partir de las 16:00 del viernes.

Os pedimos que en la medida de lo posible respetéis estos horarios, están pesados para facilitar mucho nuestra labor de organización, a la vez que respetamos los horarios de las comidas, descanso...

Si alguno creéis que os van mal estos horarios mandadnos un email a covivenciasclbsk@gmail.com por favor.

Se realizará un ingreso o una transferencia bancaria, especificando en el Concepto, en este orden:
CANTIDAD TRANSFERIDA - CLBSK - NICK – NOMBRE

4.RESGUARDO
Mandarnos antes del 1 de Marzo, el resguardo del ingreso, o confirmación de la transferencia, en un email dirigido a:  convivenciasclbsk@gmail.com.
Asunto: CANTIDAD - CLBSK - NICK – NOMBRE
Las reservas que no tengan justificado su ingreso antes del 1 de Marzo serán anuladas, y dichas plazas serán asignadas a otras personas.

5. REVISA LA LISTA DE INSCRITOS
Revisa el listado de Inscritos aquí mismo, en el segundo post de este hilo. Os pedimos que tengáis paciencia tras hacer cualquier pago.
Algunas transferencias tardan días, y nosotros tampoco podremos actualizar la lista a diario. Si en cuatro o cinco días no aparece tu nombre, ponte en contacto con nosotros en convivenciasclbsk@gmail.com  para solventar la incidencia.

6. RESTO DEL PAGO
Los que tengan que abonar la segunda parte, tendrán que mandarnos el resguardo o confirmación del banco antes del 1 de Mayo, al mismo email con el mismo asunto. Anularemos las reservas que no lo hayan hecho y dichas plazas serán asignadas a los siguientes en el listado.

7. REVISA LA LISTA DE INSCRITOS
Revisa el listado de Inscritos en el segundo post de este hilo.

A TENER EN CUENTA:
- Haced vuestras consultas o bien por el hilo que corresponda a la duda en el subforo Jornadas, o bien por email a convivenciasclbsk@gmail.com . NO nos enviéis mensajes privados a nuestros buzones o cuentas personales.
- No contestaremos a emails de inscripciones que se envíen fuera de su plazo. Tampoco haremos reserva a los emails que se envíen a cualquier otra cuenta que no sea la indicada.
- En el primer periodo, un veterano puede inscribir a uno o varios veteranos, pero no al que no lo sea. En el segundo todos podréis inscribir a vuestros compañeros, sean veteranos o no. En cualquier caso, hasta un máximo de 6 personas por email.
- Las reservas las concederemos en orden de recepción de emails.
- Para asegurar que las convivencias son viables, deberá haber un mínimo de 80 inscripciones antes del 1 de Marzo.
- Las inscripciones podrán ser anuladas antes del día 1 de Mayo. Si se anula después del 1 de Mayo se descontarán 20 € del importe a devolver. Todos los importes no devueltos serán usados para sufragar los gastos ocasionados por la baja.

en: 15 de Enero de 2017, 17:11:19 15 KIOSKO / Reseñas escritas / MEMOIR 44 (RESEÑA)

Autor: Richard Borg
Editorial: Days of wonder/Edge
Número de jugadores: 2
Duración: 30 − 120 minutos
Tipo de juego: Wargame/Segunda Guerra Mundial
Curva de aprendizaje: Fácil
Dependencia del Idioma: Baja
Board Game Rank: 107

El juego

En Memoir 44 llevamos una de las potencias de la Segunda Guerra Mundial. El Objetivo del juego es conseguir un determinado número de medallas antes que el contrario, ya sea eliminando unidades enemigas, atravesando las líneas del contrario o conquistando determinados objetivos estratégicos.

Los componentes del juego son de muy buena calidad y muy vistosos para el precio de venta(50 euros aproximadamente). La caja es dura, el inserto es de calidad, las cartas son gruesas, miniaturas de plástico a tutiplen, dados, un mapa montado a doble cara,losetas de terreno, sujeta cartas de plástico, dados y fichas de cartón.
El libro de instrucciones del juego básico contiene 16 escenarios diferentes.



El motor del juego son las cartas de Mando, que dirigen la secuencia de juego en 3 pasos:

    1)Unidades que reciben las ordenes (Activación)
    2)Movimiento o no de las mismas.
    3)Combate de dichas unidades ( en su caso)

Además, hay que destacar que la mecánica del juego usa un tablero que está dividido en 3 flancos por líneas rojas: izquierdo, derecho y central que son los que están representados en muchas cartas de mando de sección. Aunque también hay cartas tácticas que no emplean dicha división del tablero en 3 partes iguales.

Este sistema se ha empleado hasta la saciedad en otros juegos como Battle cry, Command and Colors, Battlelore,Batallas de Poniente o The Great War. Por tanto, si no te gusta la temática de la Segunda Guerra Mundial puedes echar un vistazo a estos juegos.

Opinión personal

Este juego está muy denostado por wargamers pro y por eurogamers duros, pero si quieres divertirte sin muchas pretensiones o como juego de iniciacion a los wargames puede ser un punto de partida.

Se le critica que el azar influye bastante en el mismo (las cartas que te tocan y las tiradas de dados) pero con una buena estrategia se puede minizar el azar. Así, por ejemplo, si miras los ganadores del open de Memoir 44 de Francia o Bélgica, puedes ver los mismos nombres en los puestos de honor. Lo cual indica que no es tan azaroso como lo pintan. Además, de la publicación de una guía táctica y estratégica en inglés y francés de 500 páginas.

El juego tiene pegas que no se pueden negar. El despliegue de los escenarios lleva su tiempo, y algunos de ellos están descompensados a favor de un bando o de otro. Pero ello se soluciona jugando las escenarios cambiando de bando y sumando las medallas en total (similar a los partidos de fútbol a ida y vuelta). Además dicha descompensación de los escenarios puede ser aprovechada para introducir a jugadores novatos frente a veteranos dándoles la oportunidad de ganar en su primera partida, cosa que no ocurre en otros juegos donde el que ha jugado muchas veces frente al que ha jugado pocas o ninguna partida sabe que va a ganar de forma aplastante y no tiene la emoción de la victoria o derrota ajustada.

Las estadísticas de los escenarios puede consultarse en la página de Days of Wonder (ejp 70% de victoras de los aliados – 30% de victorias del Eje).

El juego básico gana muchos enteros añadiendo expansiones, las cuales enriquecen el juego con nuevos tipos de unidades (países), mapas, terrenos, reglas, libros de campaña y cartas de mando. Dichas expansiones le restan al juego azar y le añaden complejidad táctica, aunque tu bolsillo se resentirá.Muy recomendables son los modos de juego alternativos al mapa básico: Breakthrough(mapas mas profundos y grandes y con un mazo de cartas alternativo con menos azar) y Overlord (2 mapas juntos)

El juego tiene una alta rejugabilidad ya que existen cientos de escenarios para su libre descarga en internet, que casi siempre estan basados en batallas históricas reales con su correspondiente trasfondo histórico en el que descubrirás las batallas menos conocidas de la segunda guerra mundial.También es ideal para introducir a niños a partir de 8 años y que jueguen con sus padres.

En fin, arranca tus tanques, mueve tus tropas, y machaca al enemigo con tu artillería y aviación. En tus manos está cambiar el devenir de algunas batallas históricas.

P.D.Todo el material del básico y expansiones (Manuales, cartas y escenarios) se puede conseguir aqui:
http://labsk.net/index.php?topic=84476.0
 Estan descatalogadas algunas expansiones como el Air pack y el libro de campaña 1 que se pueden comprar en formato pdf en la página de Days of wonder.
Los 4 battle maps de la serie 1 también están descatalogados pero se pueden conseguir gratuitamente a través de la página de Days of wonder en formato pdf.Ademas esta agotada la exp.Equipment Pack
Páginas: [1] 2 >>