logo

Panel de agradecimientos

Mostrar los mensajes que están relacionados con el gracias. Se mostraran los temas en los que has dado un agradecimiento a otros usuarios. (Relacionado con el primer post.)


Mensajes - jackjfbauer

Para más sobre Juegos en Solitario:
www.elsolitariogames.com




Autores: Matt Leacock, Paolo Mori
N° Jugadores: 1-5
Adaptabilidad a Solitario: 5/5
Complejidad: Media-Baja
Partidas Jugadas: 2
Duración de Partida: 60 min
Idioma: Español
Precio aprox: 48€






VISTAZO GENERAL

¿Quién no conoce el Pandemic?. Muchos juegos se han nutrido de su mecánica introduciendo alguna variación, y del juego original han salido numerosas versiones. De entre éstas, ha habido alguna colaboración con otros autores aparte de Matt Leacock, creador de la saga. Pandemic: Iberia es una de ellas, de edición limitada e imposible de encontrar, y del que se habla bastante bien. Y otra es este Pandemic: La Caída de Roma, que también ha cosechado buenas críticas incluso entre los no seguidores del Pandemic.

Vistazo del Mapa a mitad de la partida

El juego cambia la temática médica por la militar, concretamente a la lucha de Roma contra las invasiones bárbaras. Y ahí aparece Paolo Mori para darle su toque, dos toques concretamente.




MECÁNICA DE ESTADO DE SITIO

El funcionamiento general del juego mantiene la mecánica que ha hecho popular a la serie: van apareciendo tropas enemigas en diversos puntos del Mapa (Invasión), produciéndose un Saqueo (el Estallido del juego original) cuando se va a colocar el cuarto cubo enemigo: en vez de ponerlo se sitúa uno en cada localización adyacente.
Además, la situación se va recrudeciendo a medida que avanza la partida debido a unas cartas de Revuelta, que van aumentando la aparición de enemigos al tiempo que disminuye nuestra generación de Legiones romanas.

Cada vez aparecen más enemigos (2, 3...), y reclutamos menos

Pero la principal diferencia con respecto al Pandemic es que la aparición de enemigos no es exactamente en el lugar que indica la carta que robamos, sino que está supeditada a una condición:

"El enemigo aparece en el lugar más próximo a donde ya tenga presencia, dentro de la ruta hacia Roma que marca su Tribu".


Como veis hay 5 Tribus bárbaras (Hunos, Vándalos...), cada una de un color. Partiendo del Norte, de su zona de inicio, irán avanzando hacia Roma

Por ejemplo...

La tropa visigoda (color blanco) en principio debería aparecer en Patrae. Pero ahí no hay visigodos, así que retrocede en el camino. Athenae tampoco por lo mismo. En la anterior tampoco hay presencia visigoda pero sí en Tyras. Así que se sitúa en el lugar que continúa el avance


Esta variación hace que, en vez de aparecer enemigos dispersos por el Mapa, vayan siguiendo el camino de su color (buenos salvo las Revueltas que sí se producen donde dice la carta), dando la sensación de avance hacia Roma. Si bien la mecánica original pega con el tema enfermedad, la variación comentada queda mucho mejor con la temática de invasión y me parece un gran acierto.




COMBATE

La otra diferencia respecto al juego madre es que en éste la eliminación de cubitos de enfermedad se realiza directamente, descartando una carta que coincida con el lugar en el que se encuentra el Investigador.
En Pandemic Roma, en cambio, la eliminación de bárbaros no requiere el uso de una carta y, sobre todo, no es segura. Se produce un combate entre nuestras Legiones y los Bárbaros lanzando dados. Y según el resultado eliminaremos Bárbaros pero también, muy probablemente, Legiones.

Eliminamos 2 bárbaros (3 finalmente gracias a la activación de la habilidad del personaje por el resultado de Águila). Y también retiramos 2 de nuestras Legiones

Otra modificación que le sienta genial a la temática del juego.

No lo he dicho pero el objetivo del juego es semejante al Pandemic: forjar Alianzas con las 5 Tribus invasoras, y se realiza de la misma forma: descartando cartas del color de la Tribu.

Para establecer una alianza con los Anglosajones (color naranja) necesitamos 4 cartas de su color






VALORACIÓN PERSONAL

No soy fan del Pandemic. Reconozco y valoro su importancia en la historia de los juegos de mesa pero es un juego que termina agobiándome, sobre todo por los dichosos Estallidos que van llenando el Mapa de cubitos. Aquí los Estallidos también se producen, pero como la generación de enemigos suele seguir un camino preestablecido es más fácil de atajar. Las Revueltas, que añaden 3 enemigos en una localización concreta, siguen aportando ese elemento más azaroso, pero no de forma tan marcada.

El azar que se reduce por un lado se incrementa por otro con los combates. Puro azar, donde únicamente decidimos cuántos dados lanzamos (hasta un máximo de 3 si tenemos tres Legiones en el lugar). Pero oye, le queda mucho mejor. Quizás alguna forma de modificar el resultado habría estado bien pero entiendo que eso habría complicado un juego caracterizado por su sencillez de reglas.

Y por último comentar que en Solitario has de manejar a 3 Personajes, ni menos ni más. Se llevan sin problema, no es algo que resulte estresante.

Hay 4 más, cada uno con una par de habilidades normales y otra de combate. Empiezan siempre con 2 Legiones


Buenas primeras sensaciones. Sigue siendo un juego Pandemic porque la dinámica del juego es similar, pero introduce unos cambios que, sin darle complejidad, sí lo adaptan muy bien a la temática militar. Se todos modos, si no te gusta el Pandemic tampoco esperes milagros porque no existen. Pero si no te disgusta puede que éste te encaje.

Quería agradecer a mi Amigo/a Invisible de la bsk este regalo, que me ha dado acceso a un juego que de otro modo probablemente no habría probado. ¡Muchas gracias!.


Entrada en bgg




Esta reseña no es la que el juego Batman Gotham City Chronicles se merece, sino la que Monolith necesita.
Porqué es una megatochoreseña tan tocha como el juego. Tan espesa como puede ser el reglamento. Y tan buena/mala y contradictoria como es el juego. Algo así como su propia medicina.
Escribirla ha sido un placer y un horror, pero vosotros podéis resistirlo, porqué no, no sois héroes. Sois ávidos lectores de reseñas, pacientes y estoicos besekeros, oscuros caballeros del foro.




Tras parafrasear a Jim Gordon en el Caballero Oscuro (ya meteré la cita de la peli en algún sitio para desengrasar), antes de meternos de lleno en el fango voy con unos avisos a navegantes:

Empecé a escribir esta reseña cuando llevaba 5 partidas al “core” en el modo Aventura (a modo de primeras impresiones), y la he terminado con 16 (o 18 si cuento otras 2 al Versus). Buena parte de lo que pensaba a las 5 partidas se ha mantenido (lo bueno y lo malo), aunque algunos defectos que al principio clamaban al cielo se han diluido debido a que conozco más el juego, y otros se han hecho más evidentes con más partidas.

Trataré sólo del Modo Aventura (el modo Versus quedará para otra ocasión). Además, quiero dejar claro que no soy de esos juegan una vez a cada escenario y saltan al siguiente. Esto es, he jugado sólo a 6 de los 21 escenarios del core, 2 partidas mínimo por escenario, y en algunos hasta 4 partidas (cambiando héroes, estrategias, etc.). Casi todas las partidas con el mismo compi a 2, tres en solitario llevando ambos bandos, y sólo una a tres jugadores.

Quería evitar meterme en mecánicas, y centrarme más en lo que ofrece y las sensaciones que deja…. pero no he podido evitar hablar de ellas para poder poner bien de manifiesto algunas críticas o sensaciones, y se me ha ido de la mano porqué ha salido una mega-tocho-reseña espantosa e indigerible xD. Así que, tras la breve introducción a continuación, podéis saltaros todo el rollaco e ir al final de todo, en el cuarto mensaje de esta reseña, al apartado TL:DR o VALORACIÓN PERSONAL, y tampoco es que sea muy corto.


Breve Introducción:

Se trata de un juego MUY temático y asimétrico basado en el universo Batman, en el que de 1 a 3 Héroes deberán enfrentarse a un escenario distinto en cada misión, controlado por el jugador Villano y sus secuaces. Por tanto es un “one-vs-many”. Y es una reimplementación del sistema de juego del Conan, también de Monolith.

Así, los héroes disponen de una energía - representada por cubitos - que deberán administrar al milímetro para realizar sus acciones, pudiendo y debiendo interrumpirse entre ellos - es decir, intercalando acciones - de manera que no hay un orden establecido, dando lugar a movimientos sincronizados que pueden ser muy épicos. Y esa energía debe economizarse muy bien, porqué cuesta horrores de recuperar. La partida tiene un número de turnos fijados por el escenario, así que el tiempo apremia.

Vayamos con esta mezcla de reseña-opinión.


Partida de estreno en To Sink a City con las minis aún sin pintar

RESEÑA

Número de jugadores:
Se vende como un 1-vs-Many para 2-4 jugadores de 60-90 minutos, pero a mi entender es un 1x1 puro al que “se puede” meter a más jugadores en según qué escenarios.

Duración de la partida:
En la caja pone 60-90 minutos… y bueno, sí y no.
Cuesta mucho de decir… en primeras partidas y con 3 héroes, te puedes ir fácilmente a las 3+ horas. Con el juego bastante dominado y con 1 sólo héroe, puedes finiquitar un escenario en 45 minutos (si cumples los objetivos antes del turno límite), aunque tampoco sería lo normal. Para misiones de 1 sólo héroe yo diría que alrededor de 1h mínimo. A esto, hay que sumarle al menos 30 minutos para montar el escenario y explicarlo y dejar claras las particularidades del mismo para ambos bandos. Tiempo que se puede extender si hay novatos o si aparecen nuevos personajes con nuevas habilidades que hay que entender (que es lo normal al cambiar de escenario). Suma otros 15 para elegir entre los héroes disponibles y los batgadgets. Y otros 20 minutos más para recoger todo.

Metajuego:
El párrafo que sigue lo incluí inicialmente en el apartado anterior - Duración - porque tiene muchísimo que ver. Así, “antes” de empezar propiamente a jugar - mover miniaturas y tirar dados - el bando de los héroes (no hay este meta-juego para los villanos) debe invertir un buen rato en configurar su equipo: seleccionar entre los héroes propuestos, añadir bat-gadgets (si disponen de bat-cinturón) y decidir una estrategia. Y no primero una cosa y luego otra. Para maximizar las probabilidades de victoria, los héroes deben tener muy claro qué deben hacer y cómo quieren hacerlo (esto es muuuuy Batman joer!! que siempre va preparadísimo y es difícil pillarlo por sorpresa… y ya veremos que nosotros no somos tan listos como el murciélago porque nos vamos a estampar a menudo). Esto debe decidirse teniendo en cuenta las habilidades y tipos de dados de los héroes disponibles, y complementarlos con ciertos bat-gadgets para aquellos que dispongan de bat-cinturón. Podemos equiparlos con pocas cosas, así que hay que asegurarse que aquello que llevan sea necesario. A menudo ocurre que al perder una partida (con los héroes), algunos bat-gadgets han quedado sin uso, y eso es desperdiciar un valioso bolsillo del cinturón. Está claro que para hacer una buena selección, se requiere conocer bien el juego y los requerimientos del escenario así como conocer bien los enemigos que intervendrán (no es lo mismo si hay tiradores, si hay esbirros con mucha armadura, etc.). Luego para las primeras partidas casi es mejor lanzarse de cabeza con los héroes y gadgets que más te atraigan sin pensar mucho y, aunque te estrelles y estampes, ya ganarás esa experiencia.

He empezado diciendo que es muy temático. Y todo lo bueno que tiene el juego gira alrededor de este argumento.

El Diseño de los Personajes (héroes, villanos, esbirros…)
Personalmente me gusta cómo se ha definido a los personajes, es decir, cómo han adaptado el carácter o habilidades del héroe/villano del cómic a su personaje en el juego. Esto lo consiguen por dos vías, una más general que es como se desenvuelven en acciones básicas comunes (mover, ataque cuerpo a cuerpo, ataque a distancia, manipular objetos e inteligencia/pensamiento) asociadas a un tipo de dado, y otra vía más específica mediante las habilidades especiales.


Aquí las "consolas" de control de los héroes, con los dados en los laterales y las habilidades alrededor del dibujo del personaje.

Acciones Generales (pegar, disparar, manipular, pensar y mover)
Para las acciones generales, se indica el tipo/color de dado y su cantidad máxima (además de si tienen re-roll incluído). Así, cuantos más dados tenga un héroe disponible para una acción, más esfuerzos/energía puede invertir en ella y maximizar así las opciones de éxito. De la misma manera, el color de un dado indica la distribución de éxitos y fallos, de modo que hay dados mejores que otros. Pero están sujetas al azar. Las habilidades especiales en cambio suponen excepciones a la regla general o bien bonuses a determinadas acciones (si un personaje es “escurridizo”, puede ignorar X miniaturas enemigas al moverse, si un personaje tiene dotes de “investigación”, las pruebas de este tipo le resultarán más sencillas que a otros, si un personaje es experto en “artes marciales”, le va a costar menos deshacerse de sus enemigos en combate). Luego las habilidades especiales suelen ser no-dependientes del azar.

Esto me lleva a hablar de los dados y de las habilidades, podéis saltaros este apartado e ir directamente al siguiente (Las Habilidades):

Los dados
Hay quien dice que no están bien equilibrados… a mi me parece que sí, al menos de forma individual - otra cosa les cuando tiras muchos de golpe, que debido a la enorme varianza que se genera, si el resultado se sale de lo estadísticamente “esperado” puede casi condenar una partida.
He comentado que hay cinco colores para distinguir los cinco tipos de dados, voy con la distribución de “éxitos” en sus caras:
- Blanco: 220000 (2 caras con 2 éxitos, y 4 caras vacías de fallo)
- Amarillo: 211000 (1 cara con 2 éxitos, 2 caras con 1 éxito, y 3 caras vacías de fallo)
- Naranja: 221100 (2 caras con 2 éxitos, 2 caras con 1 éxito y 2 caras vacías de fallo)
- Rojo: 322110 (1 cara con 3 éxitos, 2 caras con 2 éxitos, 2 caras con 1 éxito, y 1 cara vacía de fallo)
- Negro: 441000 (2 caras con 4 éxitos, 1 cara con 1 éxito, y 3 caras vacías de fallo)
Como podéis observar, en todos los dados hay al menos un 0, luego ningún dado te asegura siquiera 1 solo éxito.

En general, para las acciones básicas los héroes disponen de dados amarillos, naranjas o rojos (nombrados de peores a mejores). Las losetas de villano (o también de héroe en el modo versus) suelen tener una combinación de dados definida (p.ej. 1 dado blanco + 1 dado amarillo).
Considerando las distribuciones anteriores, vemos como un dado rojo sólo tiene 1 cara en blanco (fallo), de modo que tiene 5/6 de obtener al menos un acierto, y 3 de sus 6 caras consiguen al menos 2 éxitos. El promedio de sus seis caras es 1.5, por lo que si lanzamos 3 dados de este tipo deberíamos obtener un promedio de 4.5 aciertos. El dado amarillo tiene 3 caras blancas, por lo que fallará 3/6 = 50% de las tiradas, y sólo obtendremos 2 éxitos en 1 de cada 6 tiradas, estadísticamente hablando. El Naranja es un intermedio. Los dados negros y blancos los podríamos definir como dados de “todo o nada”, siendo el negro mucho mejor que el blanco. Imaginad un personaje tremendamente fuerte pero patoso, o una recortada a manos de alguien con poca puntería: es más probable que falle, pero si te da, te hace picadillo.
Y por si esto fuera poco, la hoja/loseta de personaje, además del máximo de dados y de su color, indica si tienen re-roll gratis o no. Un re-roll gratis incrementa notablemente las bondades de ese dado por lo que hay que estar atento al icono de re-roll y no solamente al color del dado. Y si fallamos, siempre podremos “pagar” un re-roll extra.


Abajo a la derecha vemos todos los dados

Viendo las distribuciones, está claro que el dado naranja siempre es mejor que el amarillo y el rojo mejor que el naranja, y que por otro lado el negro es mejor que el blanco, no hay duda. Pero ¿el negro es mejor que el rojo? ¿el blanco es mejor que el amarillo? Pues depende de la situación, de las habilidades, del resultado que necesites, etc, y esto mola. Por ejemplo, si mi personaje no tiene bonus en ataque y necesito hacer 2 de daño (2 éxitos), las dos caras con 1 impacto del dado amarillo no me sirven y sólo me valdría la única cara con 2 impactos, lo que rebaja las probabilidades de éxito a 1/6. En cambio el dado blanco tiene dos caras de 2 impactos, luego en esta circunstancia me ofrece más probabilidades de éxito, 2/6. Pero si mi personaje es experto en artes marciales - tiene un bonus de +1 impacto - entonces los 1’s del dado amarillo sí me sirven, y ahora con el amarillo las probabilidades de éxito suben a 3/6. De todas maneras, durante la partida esto es más “útil” para el bando villano (o también para los héroes en el Versus), ya que algunos personajes pueden elegir qué tipo de dados tirar ante una situación.

Las Habilidades
Hemos visto que unos dados permiten hacer ciertas cosas con más garantías que otros. Pero estás sujeto a la tirada. Las habilidades, y hay más de 60 distintas, permiten mejorar aún más ciertas acciones básicas (por ejemplo éxitos automáticos al atacar, manipular o pensar, o moverse con más facilidad), potenciarlas o expandirlas (por ejemplo, un personaje con “combo” - hola Batman! - después de haber neutralizado un enemigo puede atacar sin gastar energía a otro esbirro en la misma área), u ofrecer nuevas posibilidades (con “wall-breaker” puedes romper paredes y pasar a través, y con “pushing limits” puedes superar tu límite de esfuerzo y tirar más dados del máximo permitido a costa de recibir una herida). Todo muy temático. Y suelen ser “permanentes”, es decir, que no dependen de la tirada de dados, por lo que son tremendamente útiles.

Asignando estas o aquellas habilidades y dados a un personaje se ha construido su ficha o loseta de características, vaya, su personalidad, que efectivamente puede (y debe) dirigir su forma de actuar, creándose “especialistas”. Es decir, si Nightwing es ambidiestro (puedes darle 2 armas en lugar de 1), tiene combo y artes marciales y dados de ataque con re-roll gratis… pues no le pongas a desactivar bombas, este tío lo que hace bien es barrer a cualquier esbirro que se le ponga delante, limpiando el camino para que su compañero pueda realizar las acciones más delicadas. Si Catwoman es escurridiza, tiene “lockpicking” (puede forzar cerraduras) y nervios de acero (los enemigos no la entorpecen al realizar acciones), no la mandes a repartir toñas porque ahí no será tan buena como otros, en cambio ella puede moverse sigilosamente por el mapa sin que los enemigos la huelan mientras va abriendo cajas fuertes o desactivando bombas. Edit: más arriba hay una foto en la que se ven las fichas de Batman, Catwoman y RedHood para que podáis relacionar.

Los Bat-Gadgets
Y si con los dados y habilidades de serie no fuera suficiente, los héroes de la Bat-Familia llevan un bat-cinturón con espacio para varios bat-gadgets, que les permitirán mejorar aún más en determinados aspectos o bien les conferirá ciertas habilidades/objetos para afrontar con más garantías la misión propuesta. Batman puede llevarse el “grappling hook” - el típico gancho con el que puede escalar o descolgarse de grandes alturas - o puede ponerse una capa blindaje para protegerse mejor, o llevar un mini-ordenador de muñeca para hackear terminales, o sus famosos batarangs, o guantes electrificados, gel explosivo, dardos tranquilizantes, bombas de humo, etc. etc. Así, una buena elección de gadgets “antes” de empezar la partida, y habiendo estudiado bien los objetivos de la misión, es de vital importancia para tener alguna opción de victoria.
Los bat-gadgets son pues la única forma que tenemos de “alterar” y personalizar nuestros héroes.

Las Misiones:
El juego base trae 21 escenarios o misiones, repartidos entre 4 mapas/tableros (ubicaciones), distribuidos de modo que hay 7 misiones para 3 héroes (4 jugadores, 3 héroes y el villano), 7 para 2 héroes y 7 para 1 héroe. Así que si en vuestro grupo sois 4, sólo vais a poder jugar 7 misiones distintas, pero si sois 2, podéis jugar las 21 porqué el jugador héroe llevará todos héroes.
Las misiones son quizás uno de los aspectos más “flojetes” del juego al destilar todas más o menos la misma sensación. Como no hay exploración, el escenario es estático y si bien el equipo que llevas (selección de héroes y gadgets) permite afrontar los objetivos de una u otra manera, los objetivos siguen siendo iguales y parecidos entre misiones: muchos se reducen a:
- desactivar X bombas
- hackear X ordenadores
- resolver X enigmas
- abrir X cajas fuertes
- manipular X paneles
- etc
y claro, todo esto suelen ser pruebas de Manipulación o Pensamiento (thought) (en la traducción de Darkstone se habla de Interacción e Idea, respectivamente) en los que el especialista debe plantarse delante de los susodichos desafíos y tirar dados para superar las pruebas. Normalmente están pensadas para que el especialista no llegue a todo, y un segundo héroe menos hábil tenga que realizar alguna de estas tareas, claro, con mayor esfuerzo y riesgo. Y en cada prueba debe hacerse un análisis de riesgo/beneficio, y decidir si gastar más energía para maximizar las probabilidades de éxito, o bien arriesgarse con menos dados/energía para poder hacer otras acciones. Aquí, lo conservador o arriesgado que sea cada jugador afecta mucho.

De esto deriva un “problema” que para algunos es importante. El tiempo apremia tanto que fallar una prueba casi puede condenarte la partida y como mucho tendrás un segundo intento. Y ocurre que puedes ir con muchos dados para “asegurar el tiro” pero en este juego nunca nada está asegurado, y la tirada te puede salir rana contra-estadística, y como has invertido mucho en ella, te quedas sin nada… Algunos fans han ideado algunas home-rules para “aprender de los errores” de modo que el siguiente intento resulte más fácil.

Ojo, como comento al principio he jugado (y rejugado) sólo a 6 de los 21 escenarios, y puede ser que haya alguno que no he jugado todavía más orientado al combate (como Plant Invasion) o con objetivos bien diferenciados...

Y un poco esta es la crítica general sobre las misiones, que aún haciendo cosas distintas, en el fondo mecánicamente estás haciendo lo mismo, si bien la presencia de unos u otros enemigos y esbirros así como los héroes seleccionados cambia sustancialmente la forma de afrontarlos aún teniendo que hacer cosas similares. La gente no obstante, quería un poco más de flexibilidad, y poder dedicar cierta energía a darse de hostias con los malos. Pero en general no es así. Es más, ir a por demasiados esbirros (ya no digo ir a por el jefe villano que es algo inaudito) es contraproducente, ya que requiere gastar mucha energía que luego no tendrás para cumplir con los objetivos de la misión.


Robin y Azrael están rodeados de esbirros con muy malas intenciones, y con peores intenciones aún se acerca el Espantapájaros...

Entonces, ¿¡hay o no hay combate?!?!
El combate es parte esencial del juego y en cada escenario habrá pifostios pero no de forma alegre ni gratuita, ya que son un medio para conseguir un fin (los objetivos). Cuando el Joker o Enigma han puesto en marcha su plan maquiavélico, Batman y aliados deben frustrarlo y no vale dejar KO a los malosos, hay que desactivar la várias bombas y quitarlas de la circulación, restaurar la extracción de aire para evitar los gases tóxicos, aplicar el antídoto en varios puntos de la canalización de agua de Gotham, etc. Eso son las misiones, los esbirros están ahí para proteger estos elementos clave de plan maestro (y en ocasiones deben además activarlos), y los héroes deben centrarse en los objetivos. Claramente tendrán que cargarse a algunos esbirros aquí y allí, pero si se entretienen con ellos, no cumpliran la misión a tiempo.

La Gestión de la Energía:
Este es el aspecto más Euro del juego, y es la mecánica central. Alrededor de esto gira lo demás. Se empieza con una energía inicial - digamos entre 8 y 10 cubos de energía para cada héroe - y a cada turno se recuperan 2-3 cubos si el héroe está activo, o 5-6 si descansa. Los villanos recuperan un número fijo de cubos (3-5) en función del escenario.

Mover, atacar, manipular, usar ciertos objetos, re-rolls de tiradas indeseadas, todo implica gastar energía… así que hay que administrarla muy bien y descansar cuando la situación lo requiera para recuperar más. Porque quedarse sin energía puede ser FA-TÍ-DI-CO. Fuera de tu turno, es decir, cuando el rival hace acciones y ataca, tu puedes seguir gastando energía para defender y para realizar re-rolls (también defensivos). Luego si un jugador termina su turno exhausto (sin energía disponible) quedará muy expuesto y no va a poder defender adecuadamente, por lo que se le puede cargar mucho de heridas llegando a neutralizarlo.
Habrá momentos también en los que en lugar de gastar energía defendiendo, puede ser mejor ahorrarla y asumir algún impacto/herida o incluso perder/sacrificar algún esbirro para poder realizar luego alguna acción. Más decisiones, y esto es bueno.

Los villanos se controlan de forma distinta, con un “puesto de comando”, más conocido como “río” (2 fotos más arriba se ve, mecánicamente es muy original e intuitivo) con su particular forma de gestionar la energía. El villano puede activar activar máximo 2 losetas de villano/esbirro por turno. Para activar una loseta, se gasta tanta energía como posición ocupada en el río - suelen haber hasta 7 losetas - se realiza una de las acciones disponibles para cada miniatura de esa loseta (y su movimiento) y se mueve al final del río. Por tanto, activar una misma loseta dos veces seguidas resulta carísimo, porque la primera vez puede que esté en la primera posición (y cueste 1 cubo de energía) pero la segunda vez costará 7… y el villano recupera 3-5 cubos de energía por turno, así que echad cuentas.... El villano además puede invertir energía en “potenciadores”: más movimiento, defensa y re-roll. E igual que con los héroes, es conveniente guardar algo de energía para poder defender durante el turno rival o para poder afrontar el siguiente turno con más posibilidades.
El aspecto negativo de esto, es que como villano esperas llevar al Joker, Bane o al Pingüino y hacer muchas cosas con ellos, y no. El 90% del trabajo lo haces con los esbirros, el jefe villano se activará 1 o 2 veces por partida, máximo 3, y no suele hacer cosas demasiado espectaculares.


Misión para Green Arrow en el Banco, contra Tusk y Man-Bat. (Y... ¿Batman dónde está?)

El Equilibrio de las Misiones.
Es difícil de decir… al rezumar asimetría por los cuatro costados. Es un juego basado en escenarios y en cada escenario se suelen poder elegir varios héroes entre los propuestos por el escenario (los villanos en cambio están totalmente fijados), de modo que debes adaptar la forma de jugar de acuerdo al héroe elegido. Y si no le sacas provecho, seguramente te estampes apreciando un desequilibrio que quizás no sea tanto “bien jugado”.
En la BGG han colgado un documento de google drive en donde la gente apunta sus partidas y se está generando una estadística con el porcentaje de éxito/fracaso de los héroes en un determinado escenario. Al menos así hay una idea. Normalmente hay cierto desequilibirio a favor del bando villano. A veces es poco (55/45), otros mucho (80/20), y en algún escenario puede que sea al revés, a favor de los héroes, pero serán una minoría. Es mejorable porque probablemente existe alguna correlación entre el héroe elegido y el ratio de victorias (es decir, puede ser que el 40% de victorias por parte de los héroes a un escenario se dé cuando se eligen los héroes X e Y, mientras que si se eligen los héroes A y B pierden), y esta correlación no puede verse en la estadística, y eso que lo hemos reclamado.

Por lo general - aunque cada vez tengo más reservas - los escenarios a los que yo he jugado los veo bastante equilibrados porque normalmente nos hemos plantado en el último turno con posibilidades para ambos bandos. También es cierto que, bien por desequilibrio expreso o bien por no saber sacar partido de lo que se dispone, o por hacer una mala selección de equipo/gadgets junto con una mala estrategia o, sí, también por una fatídica tirada de dados, hay partidas que se han sentenciado en una dirección u otra a 2 o 3 turnos del final, y de aquí sales un poco jodido y frustrado.
Concretamente el escenario Deadly Riddle, pillando a Duke (que es Escurridizo y tiene Suerte) bien equipado con la “capa”, resultó un paseo para los héroes, ganando el escenario en el cuarto turno de 7!!… Claro, habría que jugar más en las mismas condiciones (el villano no puede “equiparse mejor”) para ver si hay un desequilibrio real, o para ver si fue un tema de suerte, o una mala estrategia del villano para frenar al héroe.
De hecho, en el mismo escenario usando a Batman Year 100 (la estrategia de los héroes es absolutamente distinta de cuando se lleva a Duke) se “abrió” una posibilidad de victoria del héroe en el turno 5. Era un tanto arriesgado - se reducía a una tirada de varios dados con algo más del 50% de probabilidades de éxito - y se debía valorar si aprovechar entonces, o esperar un turno más para disponer de más energía (más probabilidades), con la contrapartida que el villano rodearía a Batman de esbirros que le hubiesen impedido realizar la prueba (vaya, le obligaba a gastar más cubos de energía de los que recuperaba). Batman se arriesgó, falló, y entonces le hicieron papilla xD. Quiero decir que a veces se pueden crear ventanas de oportunidad “antes” del final, y de resolverse favorablemente pueden llevar a “acortar” la partida al terminarse antes. En cambio, con el tercer héroe propuesto - Batman Zero Year - he hecho dos partidas más y esa “ventana” de victoria para el héroe no se dio en ningún momento. Sólo se daba si concedía al héroe un turno extra… Luego ¿Batman Zero Year es una mala elección de héroe? Hmmm sí con los gadgets que yo usé y la estrategia que seguí, pero puede que con otros gadgets y cambiando la forma de afrontar el escenario se resolviera a su favor...


Duke (el de negro y amarillo) dándose un garbeo por el ático de Enigma sin que nadie le pare los pies.

en: 11 de Agosto de 2015, 18:22:54 3 KIOSKO / Reseñas escritas / Pandemia: Los desafíos (Reseña)

(Puede que esto no sea una reseña, si está mejor en otra sección cambiadlo, por favor)

Acabo de recibir y estrenar la tercera expansión de Pandemia, estado de Emergencia, y creo que es un momento para recopilar todo lo que tenemos. No voy a analizar las expansiones una por una ni todas las reglas, ni todos los añadidos, voy a explicar los desafíos (ya tenemos siete) y dar mi opinión sobre cómo combinarlos y cuales utilizar. Tal vez en capítulos posteriores podremos centrarnos en los roles, los eventos o las reglas que han ido añadiendo las tres expansiones al juego base. Lo que está claro es que ya no se puede jugar a Pandemia “con todo” y que tenemos una infinidad de combinaciones. Antes de la partida tendremos que elegir qué tipo de juego nos apetece en función de la experiencia de los jugadores, de la duración que queremos para la partida, de la dificultad que le queremos dar, etc.
Dos puntualizaciones antes de empezar. Pandemia es uno de mis juegos favoritos desde el juego básico, creo que es uno de los mejores juegos cooperativos que he probado y que es redondo desde el principio, desde mi punto de vista no necesita ninguna de sus expansiones para disfrutar de él a tope, pero todas aportan cosas (casi todas buenas o muy buenas) y no te vas a arrepentir de comprarlas puesto que siempre utilizarás alguno de sus elementos. La otra cosa es que tengo todas las ampliaciones en inglés, así que puede que utilice términos que Homolúdicus antes o Devir ahora hayan traducido de otra forma, imagino que habrán llamado a los “challenges” desafíos, pero ni siquiera estoy seguro de eso.

Pues adelante y por orden de aparición:



- Enfermedad virulenta

Incompatible con: ninguna
Recomendable con: todas
Añade principalmente: dificultad

Este desafío es el primero que vemos en la primera expansión, “Al Límite”. Parece ser que el diseñador pensó: qué juego más fácil me ha salido, vamos a joder a los jugadores para que sólo ganen de casualidad o cuando los astros se alineen de una determinada manera, Tom, a ver si se nos ocurre algo para hundir en la miseria a todos esos que están encantados por que ganan un 30% de las partidas a Pandemia. Y se les ocurrió…



Aquí cambias las cartas de epidemia verdes por unas rojas (que aprenderéis a odiar como todos los que intentamos salvar al mundo de estos virus) que añaden efectos inmediatos o permanentes que harán más difícil o mucho más difícil la curación de la enfermedad virulenta. Cuando se resuelve la primera epidemia, contamos los cubitos de colores que hay en el tablero y el virus que tenga más cubitos será la enfermedad virulenta (EV).
Este desafío no nos cambia reglas básicas, todo el juego funciona igual que en el básico, pero mejor  ;) . Las cartas sí modifican algunas cosas, te hacen regalitos como que tengas que curar la EV con una carta más, o te obliga a curar cubitos de la EV si vas a pasar por una casilla donde hallan, o a poner más cubitos cuando infectes… ya lo veréis. Y además con cada epidemia aparece un efecto nuevo que se suma al de la epidemia anterior, ¡delicioso! tanto como que te cuelguen de los piercings de los pezones. Me parece un gran acierto y creo que es el mejor desafío de todos los que han sacado, hace la experiencia de juego mucho más estresante y agónica, y aunque reduce mucho el ratio de victorias, cuando consigues vencer a la EV el placer es enorme. Ojo, no tires a la basura las cartas verdes de epidemia, volverás a sacarlas para combinarlas con otros desafíos. Aunque no sea incompatible con los demás desafíos (es hasta recomendable probarlo) combinarlo con Mutación, con En el Laboratorio o con Supervirus es sólo para jugadores experimentados o a los que no les moleste perder muchas veces. Si te desanimas fácilmente o te enfadas cuando juegas varias partidas y ni te acercas a la victoria cuidado con esto.
Nota final y subjetiva: 10/10



- Mutación

Incompatible con: Bioterrorista y Supervirus
Recomendable con: todas
Añade principalmente: dificultad

Matt, ¿has visto lo que les hemos hecho con la EV? Pues te vas a reír cuando te cuente lo que se me ha ocurrido…
Este desafío también viene en Al Límite, trae un nuevo virus, el morado, esta vez con 12 cubitos (otras expansiones lo ampliarán a 24, como los demás). También debemos añadir dos cartas de Mutación al mazo de infección y tres cartas de Evento de Mutación al mazo de los jugadores después de repartir las cartas. Hay que modificar el tablero para añadir el quinto bicho y los componentes te permiten hacerlo de forma permanente, con una pegatina, o sólo para la partida en curso, con una carta (gran idea si no te gusta modificar los originales, como a mi). Aquí se trata de que a lo largo de la partida, casi siempre después del primer brote epidémico, un virus habrá mutado y empezarán a aparecer cubitos de una enfermedad nueva que también habrá que curar para ganar la partida, y también nos puede hacer perder si se acaban sus cubitos ¡sólo 12! Cómo no hay cartas de jugador de este color, esta enfermedad se cura con cinco cartas cualesquiera, aunque una de ellas ha de ser de una ciudad infectada por el virus mutante. También ganas si curas las otras cuatro y no quedan cubitos morados en el tablero. En la expansión En el Laboratorio, aparecen unas cartas de nuevas de mutación que sacan los cubitos morados de 2 en 2 en vez de de1 en 1 y amplían a 24 su número, no modifica prácticamente el comportamiento del virus.



Me encanta este desafío y me parece muy temático, aquello de las películas esta vacuna ya no funciona, el virus ha mutado, pues eso. Funciona muy bien, y si la juegas sólo con el básico añade la dificultad justa, sin hacer que te cuelgues porque es imposible vencer, ya te colgarás cuando le pongas la EV. El mayor problema que te causa este desafío es que tienes una quinta enfermedad que curar, y que aunque sus condiciones no sean tan difíciles como las otras, tienes que darte prisa antes de que se acabe el mazo de jugador, además de que debes vigilar mucho los brotes morados, ya lo he dicho antes: sólo hay 12 cubitos.

Nota final y subjetiva: 10/10



- Bioterrorista

Incompatible con: Mutación y Supervirus
Recomendable con: sólo con el básico
Añade principalmente: Modo de juego todos contra uno

También aparece en la primera expansión y es el primer desafío que modifica sustancialmente el juego, se recomienda jugarla sólo con 3 o 4 jugadores. En este caso, uno de los jugadores es un bioterrorista que no tiene nada mejor que hacer que ir infectando por ahí con un virus nuevo (cubitos morados) creado en algún laboratorio clandestino o robado del arsenal de alguna superpotencia. El rol no es oculto, se sabe que jugador es, además utiliza cartas de infección en vez de cartas de jugador, y se mueve de forma oculta por el tablero anotando en unas hojas proporcionadas para ello su localización. También va dejando pistas al infectar y al pasar por algún aeropuerto con las acciones vuelo directo o vuelo chárter. Algo del tipo la Furia de Drácula o Sombras sobre Londres. Los jugadores tienen una nueva acción, detener al terrorista, con lo que retrasan su acción al hacerle descartarse de sus cartas, se puede eliminar al jugador “mosca cojonera” (con cariño) curando y erradicando la enfermedad morada. Las condiciones de victoria son las mismas que en le mutación, y la enfermedad morada se cura del mismo modo. El Bioterrorista gana si los jugadores pierden y hay algún cubito morado en el mapa, si los jugadores pierden y no hay cubitos morados en el mapa, todos pierden.
La verdad es que esto en mi grupo no funcionó. Bastante tienen los jugadores con ir intentando curar las distintas enfermedades como para preocuparse por el terrorista, así que parece que este último esté jugando a otra cosa sin que nadie le haga caso. Tengo que darle más oportunidades a este desafío para confirmar o mejorar mi opinión. Nosotros lo combinamos con EV, y creo que fue un error. La propagación “automática” de las enfermedades debería dejar a los jugadores tiempo para poder interactuar con el terrorista para que todo sea más divertido.

Nota final y subjetiva: 5/10



- En el Laboratorio

Incompatible con: ninguna
Recomendable con: con el básico o con las demás pero de una en una, y con pocas epidemias.
Añade principalmente: mucho tema y mucha dificultad.

- Tom, ayer vino un crío y me dijo que su grupo de juego había ganado con seis epidemias de EV y la mutación.
- Vale Matt, mira esto, se van a cagar.

Este es el único desafío que viene en la segunda expansión, del mismo nombre, y el primero en aportar otro tablero. Básicamente se trata de trabajar en el laboratorio al mismo tiempo que en el terreno. Jugando cartas de los colores de los virus y analizando en el laboratorio las muestras (cubitos) debemos Secuenciar la enfermedad, Procesar las ya mencionadas muestras y probar en el laboratorio la cura que hemos descubierto antes de presentarla en un centro de investigación. Todo esto es muy temático y muy chulo, pero desesperadamente difícil ¡no da tiempo de todo antes de que se acabe el mazo! Ahora jugamos 2 cartas del color que queremos curar en el laboratorio y sólo 3 en el centro de investigación, y lo pueden hacer jugadores diferentes, así que parece más fácil, pero gestionar y organizar los cubitos para secuenciar es un infierno y, como ya he dicho antes ¡No da tiempo! Las condiciones de victoria y el resto del juego son iguales que en el básico.



Vamos a ver, me gusta este desafío, pero me parece muy difícil, sobre todo si empiezas a ponerle, mutaciones enfermedades virulentas y cosas así, y si se te va la mano con las epidemias. No es imposible ganar, pero recomiendo encarecidamente probarlo con dificultad baja (4 epidemias) para poder daros cuenta de cómo funciona antes de añadirle más sal.

Nota final y subjetiva: 7/10



- Tierra adentro

Incompatible con: ninguna
Recomendable con: todas
Añade principalmente: tema y ¡1 dado!

- Tom, en la última convención a la que he asistido me ha parecido ver alguna mirada de odio.
- Sí, tal vez nos hemos pasado, vamos a ver si podemos ayudar un poco a nuestros jugadores. Pero sin pasarnos, eh?
- Claro, qué creías? Pero vamos a parecer unos tipos superenrollados que se preocupan por ellos.

Este desafío aparece en Estado de Emergencia y también aporta dos mapas pequeños para añadir en los laterales del tablero principal. Representa localizaciones en el interior de zonas geográficas en las que hay virus que pueden pasar de los animales a los humanos, tenemos el virus de las vacas locas en Europa y Norteamérica, la gripe aviar en China y la India, la peste porcina en el Sudeste Asiático y algunas enfermedades transmitidas por los monos (p. ej. El Ébola) en África y Sudamérica. No os asustéis, no son enfermedades nuevas, adoptan los colores de la zona a la que representan (azul, negro, rojo y amarillo respectivamente). Son cuatro zonas nuevas en las que se pueden expandir los virus, además no tienen cartas para poder viajar a ellas y se infectan con una tirada de dado adicional (tiene dos caras en blanco, con lo que no siempre se propagará) a las cartas de infección. Pero nos ayudan en una cosa, como estas cuatro nuevas localizaciones no tienen cartas que las representen, en ellas se pueden intercambiar cartas con la única restricción del color, sin necesidad de tener que quedar con otro jugador en la susodicha ciudad. ¿Qué no es una gran ayuda? Probadlo y veréis. Las condiciones de victoria son las mismas que en el juego básico.



Hace poco que tengo esta expansión y sólo he jugado este desafío 2 veces (2 derrotas) una con el básico sólo y otra sumándole EV. Me gusta, hay que tener más cuidado con los brotes puesto que estas zonas están adyacentes a muchas ciudades del mapa y es fácil provocarlos. Es verdad que modifica muy poco el juego, pero el dado con animalitos mola y tener que ir al campo a curar a los granjeros también.

Nota final y subjetiva: 7,5/10

Ya os he dicho que tengo esta expansión hace poco, así que no he podido probar aún los dos siguientes desafíos. Los voy a comentar sólo habiendo leído las reglas, así que será más una descripción y un “parece que”. ¿Por qué no he esperado a probarlo todo antes de escribir este artículo? Pues es que me apetecía escribirlo ahora  :)  Ya añadiré algo cuando los pruebe. Seguro que no os parece mal que lo haya hecho.



- Eventos de Emergencia

Incompatible con: ninguna
Recomendable con: todas menos Enfermedad Virulenta
Añade principalmente: Escalado de dificultad

- Tom, me ha escrito un fan alabando el juego, y luego me ha dicho que le gusta que le aten y le azoten.
- Pues este desafío le va a encantar.

Este desafío es un mazo de cartas, llamadas Eventos de Emergencia, que funcionan como las epidemias pero sin epidemia. Con esto quiero decir, hablando en plata que ya somos mayorcitos en este foro, que son putadas que añades al mazo de jugador, una por cada epidemia que metas y de la misma forma. Tienen efectos inmediatos o que duran hasta que salga el siguiente Evento de Emergencia, tan suculentos como volver a infectar o que no se pueda viajar hasta el siguiente evento o que todos los turnos se ponga un cubito en una determinada ciudad. Así, en cada porción del mazo de jugador donde haya una epidemia tendremos dos sobresaltos en vez de uno. No hay más cambios con este desafío.



En principio me gusta, y a los que dicen ¡qué fácil es este juego! Les va a encantar. Creo que es verdadero masoquismo añadirlos a la EV, y creo que son una forma intermedia de dificultad entre las epidemias verdes y las rojas. También nos permite ajustar mucho más lo que queremos sufrir, puede que 5 o 6 epidemias nos parezcan demasiadas, pues podemos jugar con 4 epidemias y 6 Eventos de Emergencia (hay 7), por ejemplo.

Nota final y subjetiva: 7/10 (Ya lo he probado).



- Supervirus

Incompatible con: Mutación y Supervirus
Recomendable con: pendiente hasta que lo pruebe
Añade principalmente: Nuevas mecánicas

- A mí lo que me molesta es que los cubitos se quitan demasiado fácilmente, no tienen más que llegar a la ciudad y curar. Y si encima les toca el Médico, vacían el mapa enseguida.
- ¡Ya lo tengo! Vamos a poner un virus que no se pueda curar.
Este desafío no incluye un mapa pero sí aporta nuevos componentes: vacunas y laboratorios de vacunas. Y unas cartas de Bonus que ayudan (¡sí, no es coña, han puesto algo que nos ayuda!) al jugador, pondremos en el mazo del jugador una por cada epidemia con la que juguemos. Los Bonus son de dos tipos: Respuesta Regional que sirve para viajar a una ciudad del color de la carta y curar allí, y Muestra Aislada de Virus que podemos utilizar como carta del color indicado para curar una enfermedad, y hay uno de cada por color, con lo que tenemos ocho cartas. Básicamente, ahora los cubitos violetas son un virus superresistente que no se puede eliminar con la acción “tratar enfermedad”, tendremos que ingeniárnoslas para curarlo rápidamente y eliminar o prevenir la expansión de este con otros métodos. Además para ganar no basta con curar las 5 enfermedades, la violeta hay que erradicarla. Añade una especie de “Pick and Delivery”, una vez hayamos curado la enfermedad, podremos construir laboratorios de vacunas para producir y transportar estas últimas a los lugares donde queden cubitos violetas y, ahora sí, eliminarlos. No todo iba a ser malo, en este desafío nos obligan a usar una regla nueva que también viene en esta expansión: Cuarentenas. La cuarentena hace algo parecido al rol Especialista en Cuarentenas del juego básico (nuevo en esta edición), impide brotes y que se expandan las enfermedades, pero de forma temporal.



Me da la impresión que este desafío debe estar al nivel de los otros dos “grandes”, Enfermedad Virulenta y En el Laboratorio, tanto en dificultad como en la parte temática. Asusta que hayan puesto cartas de Bonus y las cuarentenas ¿qué nos van a hacer si nos ponen tantas ayudas? No creo que tarde en probarlo, pero creo que tiene muy buena pinta. Hasta que la experiencia me diga lo contrario, recomiendo probarlo sin EV y sin En el Laboratorio, ya tendremos tiempo para flagelarnos más adelante.

Nota final y subjetiva: 9,5/10 (Ya lo he probado).

Como conclusión deciros que las expansiones de este gran juego no son un saca cuartos, aportan mucho a un juego ya de por sí muy bueno y hacen la rejugabilidad doblemente infinita. Ahora no os cortéis y contadme vuestras opiniones.

Las fotos y dibujos son de la calidad de mi escaner... mil disculpas, pero no tengo más.  :)
Páginas: [1]