logo

Panel de agradecimientos

Mostrar los mensajes que están relacionados con el gracias. Se mostraran los temas en los que has dado un agradecimiento a otros usuarios. (Relacionado con el primer post.)


Mensajes - Jsper

en: 19 de Enero de 2021, 14:18:51 1 KIOSKO / Reseñas escritas / Maracaibo (reseña)

Pues dado que he visto que nadie ha hecho ninguna reseña del Maracaibo dentro del foro, y con todo el respeto a los reseñadores externos, pues he decidido que el juego es digno de otro de mis tostones...si niñas y niños, porque nadie lo pedía y seguro que puedo fundir alguna neurona aquí se viene otra publicación llena de párrafos eternos, mala ortografía y una gramática digna de un descebrebrado.

Prometo intentar algo más digerible, pero juzgad vosotros.

MARACAIBO
Todas las imágenes de esta publicación están indexadas de la bgg
Link entrada en la bgg

Maracaibo es un euro de 2 a 4 jugadores con una duración según la caja de 30 minutos por jugador pero sinceramente la duración depende de la velocidad (número de turnos por ronda) que los jugadores decidan imponer y me parece mucho más realista hablar de 45-50 mins por jugador (que le voy a hacer, soy un titán del AP).

Cada jugador estará representado por un barco que navegará 4 veces (las 4 rondas del juego) alrededor de un circuito circular en el caribe compuesto normalmente por 20 casillas y sobre el que podemos avanzar de 1 a 7 casillas por turno.


Estas casillas representan ciudades y poblados en el caribe del siglo XVII y sin entrar en detalles una vez desplazado nuestro barco, y en función de la casilla donde terminemos nuestro movimiento y como de largo haya sido este movimiento, podremos:

- Ejecutar la acción de ciudad, con opción de entregar bienes si el hueco está libre
- Hacer acciones de poblado, lo que suele incluir bajar cartas de nuestra mano
- Resolver misiones, que normalmente implican el pago de ciertos objetos y pueden hacer avanzar la historia (luego volveremos a esto)

Con esta premisas interactuaremos sobre distintos aspectos del juego que tendremos que compensar según la estrategia que sigamos.  Después de esta primera impresión/resumen hay que quitarse la máscara, quitarle la epicidad que pensásemos que pudiese tener y definirlo como lo que es, un eurogame puro y duro que casi podría llamarse el "juegos reunidos" de Alexander Pfister. Uno de los autores de moda se ha dedicado a meter en un saco todos sus juegos anteriores y hacer un collage tomando mecanismos de todos sus grandes éxitos: los usos múltiples de cartas del Blackout Hong Kong, el movimiento a través de un circuito del Great Western Trail y la influencia en naciones del Mombasa...

Hola, soy Pepito Grillo de nuevo...eres un pesado Anshir, ¿no has prometido arriba intentar aburrir menos?, ya veo venir el tocho...a mi dime sólo dos cosas ¿funciona?, ¿es divertido? y cállate ya, agonías.

Soy mi peor público...pues al ajo, en resumen, SI y SI, este mejunje funciona, todo fluye muy bien y a mi me parece el juego más divertido del autor que he probado hasta el momento. Quizás podría decir que el Great Western Trail me pareció más original en su primera partida pero sin esa primera sorpresa inicial creo que todo fluye de forma más armoniosa en este Maracaibo.

En aras de mantener feliz a Pepito esta vez me voy a ahorrar las reglas, pero aunque un poco largas por las diferentes acciones, estas son sencillas, con un manual muy bien explicado, una iconografía lógica y sencilla. Sólo voy a dar algunas ideas, como viene siendo marca de la casa, al tito Alexander le suele gustar dar tres vías de puntuación que permita al jugador explorar diferentes formas de juego, en este Maracaibo tenemos:

- Un track de exploración sobre el que vamos avanzando: podría parecerse un poco a la vía del Great Western, pero tiene otros matices, aquí no tiene impacto en nuestro movimiento/acciones (entrega de vacas) pero según avancemos nos dará distintos beneficios. Quizás es el aspecto que haga que el juego escale peor, a 2 parece que es la vía que peor fluye...pero tranquilos que ahí está Jane para ayudar, de quien luego hablaremos.


- Un track de influencia de naciones: a lo largo del juego podremos añadir cubitos de las tres naciones que se disputan el control del caribe (España, Inglaterra y Francia), el añadir estos cubitos nos dará dos efectos, aumentar nuestra influencia en dicha nación como incrementar el valor final de estas naciones. Esta es una vía muy importante de puntos pero sinceramente me ha sorprendido el equilibrio del juego y que pueda tener no tanto peso como podría parecer.


- Compra de cartas y mejoras de barco: todas las cartas que juguemos, además de servir como recursos para pagar bienes y objetos, tienen dos efectos principales en el juego, darnos nuevas habilidades/opciones (ya sea de forma directa, mejorando otras o añadiendo colaboradores al tablero) y dándonos puntos de victoria al final del juego. Para mi estas cartas son el corazón del juego y nos permiten seguir muchas vías de especialización.


Al terminar la cuarta ronda, y después de contar los puntos de los distintos tracks, el jugador con más puntos gana (que raro ¡eh!), pero lo que hace diferente a este Maracaibo es que la duración de las rondas las marcan los jugadores; una vez que un jugador alcanza la última casilla del circuito el resto de los jugadores tendrán un turno extra. Esto hace que cada ronda pueda terminarse en 3 turnos si alguien va a toda velocidad a más del doble si queremos hacer todo, todo y todo. Esto es un cambio muy importante respecto al Great Western donde cada jugador puede seguir de forma más o menos independiente su estrategia (ya se que no es tan así...pero perdonadme la simplificación para fines de comparación) puesto que el número total de turnos de la partida puede ser más o menos estimable, pudiendo cambiar cuantas entrega hace cada jugador y en que orden. Por contra en Maracaibo la velocidad que otros te impongan puede modificar profundamente tu estrategia porque si afecta al número total de turnos y esto añade otra capa interacción a un juego que sino tampoco es que vaya sobrado de ella (otra marca de la casa del autor) puesto que toda la demás podría definirse como indirecta (interferencias en posiciones del track de exploración, ocupar espacios de entrega de bienes en ciudades, resolución de misiones, reemplazar cubos de naciones o alterar el orden de influencias de las mismas, etc...), ni hay combate entre los jugadores ni bloqueo de casillas, que no os engañen con los barquitos y el nombre, el juego tiene menos tema y alma marineros que Belén Esteban.

Lo que me ha gustado mucho es que después de un buen puñado de partidas el juego no muestra ninguna vía ganadora, los mecanismos de puntuación están muy bien nivelados y además se adaptan muy bien tanto al número de jugadores como a la duración variable de turnos, yo personalmente no veo nada roto. Pudiese parecer que la vía de influencia de naciones es la que más puntos puede aportar pero la cantidad de turnos extra que requiere maximizarla no suele compensar el distribuir las vías de puntuación, además es muy susceptible al orden de turno y que los últimos jugadores cambien la foto final de cubos en el tablero. También parece que la vía de exploración es menos potente cuanto menor sea el número de jugadores, pero sinceramente no son diferencias insalvables, el juego te permite explorar muchas estrategias sin que la diferencia entre ellas sea determinante desde el primer momento.

Ya sabes que a mi las cosas me gustan al peso, ¿Cómo viene de cargado?.

Pues seguramente este sea uno de los aspectos más positivos del juego, la caja viene hasta arriba destacando varias cosas:

- Cantidad de elementos comunes: podríamos decir que de todos los componentes variables hay entre el doble o el triple de los necesarios (losetas de combate, misiones, cartas de mazo B, losetas de ciudad, cartas de carrera, monumentos), esto le da una rejugabilidad por encima de la media.

- Modos de juego: el juego trae 3 cartas con modos de dificultad que cambian la configuración del tablero (añadiendo losetas de localizaciones). Además de esto añade una campaña (un mazo de unas 80 cartas) que permiten ir siguiendo una historia y que irán modificando el tablero, no os esperéis un guion digno de un óscar, de echo el argumento es un poco tontuno, pero si bien la esencia del juego se mantiene cada partida tiene un pequeño matiz diferente que es muy de agradecer. Jugar la campaña es tan fácil como meter los elementos adicionales (losetas y cartas) en una bolsa que incluye el juego y reiniciar el setup con ellas en la siguiente partida. Fácil, sencillo y para toda la familia.

- Bot: el juego tiene un modo solitario con un bot, Jean, que funciona de forma muy aceptable, pero lo curioso es que este bot se puede añadir en partidas a 2 jugadores, pudiendo actuar como una especie de cronómetro que hace que los jugadores no se dediquen a parar en cada casilla para optimizar hasta el último punto. Esta opción no está incluida en las reglas pero el propio Pfister lo ha confirmado y explicado en la bgg.


Opinión Personal

Este juego tiene algo curioso, tratándose de un juego largo y denso, de los que podríamos decir que tienen un peso decente en la bgg sin llegar a ser un juego "duro", a mi me ha gustado sin ser un enamoramiento loco...pero a mi esposa le encanta, quien es muy poco sospechosa de friki y jugona, lo que le ha convertido en un imprescindible en casa y que me ha permitido abrirle la mente a otro rango de juegos a los que antes de Maracaibo no hubiese tocado ni con un palo.

Conclusiones

Lo mejor
  • Lo completo que es el juego, se habla de una expansión pero sinceramente no parece necesitarla.
  • Euro con un puntito de interacción superior a la media.
  • Sensación de lo compensadas que están las vías, más teniendo en cuenta la duración variable de la partida.
Lo peor
  • El Setup es bastante doloroso, montar el mazo inicial y la gran cantidad de componentes se lleva su tiempo.
  • Cuesta sentir el tema la verdad, pero es algo normal en este tipo de juegos.
  • La selección de colores: que en un tablero azul oscuro los cubos de Francia para influencia sean...azul oscuro...y que el color del cuarto jugador sea...azul oscuro...es una catetada de libro. Ok, las formas son diferentes, pero hace falta un esfuerzo innecesario para identificar los elementos, pudiendo poner a Francia de azul claro y haber elegido cualquier otro color para ese jugador.
Nota personal

   CRITERIO                   NOTA     COMENTARIO
   ADICCIÓN:8 / 10Es muy buen euro con una capa que hace que parezca otra cosa. Todo lo que haga jugar a mi pareja es un exíto.
   COMPONENTES:9 / 10Juego muy completo (campaña, bot, mazos amplios, buenas calidades) con el pero imperdonable de los colores.
   TEMÁTICA:6 / 10Lo siento pero no lo veo, a mi el tema no me transmite más allá del aspecto visual.
   DIFICUTAD:7 / 10Se trata de un perro poco mordedor, las reglas son mucho más amables de lo que parece dejando toda la dificultad a la optimización.
   ORIGINALIDAD:8 / 10Es un pastiche de los mejores elementos ya vistos en juegos anteriores del autor pero juntos fluyen muy bien.
   INTERACCIÓN:7 /10Es baja, principalmente indirecta, pero el poder influir en la duración de rondas le añade otra capa estratégica.
   REJUGABILIDAD:10 / 10Hasta aburrirse y más, modo normal con varias "dificultades", campaña, solitario, muy buen bot, mazos enormes.
   MI NOTA EN BGG:8.5Al escalón de arriba de otros euros pero le falta un puntito para entrar al top10.

Para mi se trata del mejor juego de Alexander Pfister hasta el momento siendo el único que ha conseguido entrar en mi colección. Es muy buen euro, con un puntito de interacción superior a la media, muy completo ... pero no termino de ser capaz de conectar con el tema y quizás en mi caso esa abstracción le haga más mal que bien precisamente por lo que esperas de este tema/ambientación.


en: 17 de Enero de 2021, 01:00:00 2 KIOSKO / Divulgación lúdica / iNTrudEr: The Lost Files

A raíz de este hilo, en el que se recordó la figura (nunca mejor dicho) de iNTrudEr me he dedicado a indagar en los archivos de Internet para tratar de localizar algún rastro de este usuario que dejó huella en el foro a finales de 2007.

He recuperado algo, pero creo que puede servir para rememorar esa época y para que los usuarios que han oído hablar de iNTrudEr, pero no lo conocieron, puedan hacerse una idea de lo que fue.

Iré poniendo mensajes con lo que he encontrado...

en: 08 de Enero de 2021, 09:41:54 3 KIOSKO / Reseñas escritas / War Chest (primeras impresiones)

Tras probarlo hace ya unos meses (cuando había jornadas y convivencias lúdicas 🙁 ) lo he metido en colección estas navidades y van ya 16 partidas.



War Chest es un juego de 2018, firmado por Trevor Benjamin y David Thompson y traducido al castellano por Maldito Games en 2020. Mezcla mecánicas abstractas de movimiento y posicionamiento de piezas (asimétricas, hay 16 distintas en el juego base, con habilidades diferentes en tipo de movimiento, ataque etc...), con el llamado «bag-building»/construcción de bolsa (las fichas funcionan  como unidades pero también como fichas de activación de ellas mismas, con un sistema de robo de una bolsa).



Sin entrar en más detalles de las reglas, lo principal está en aprender a posicionarse y optimizar tus movimientos, además de gestionar tu bolsa/acciones.



SENSACIONES

Partidas de 15 - 20 minutos a 2 jugadores, quizá un poquito más si se juega 2 vs 2, muy ágiles y tensas y con una interesante profundidad. Aunque el 2.28 de peso que aparece en bgg puede representar bien la accesibilidad de las reglas, dominar las estrategias llevará mucho más tiempo. Como suele suceder en estos juegos, cuando están bien diseñados, la cantidad de combinaciones, estrategias y contraestrategias es muy muy extensa. Quizá pueda haber combinaciones de unidades que puedan ser mejores que otras, pero para eso tenemos un modo de juego con "draft" en el que los jugadores eligen sus unidades, para dar un mayor equilibrio al juego. Muy recomendable conforme aprendes a jugar.

También se incluyen en el juego base tres distribuciones de unidades preconfiguradas, inspiradas en tres batallas históricas. No es que el juego destile mucha temática e inmersión, pero siempre es interesante el intento.

Ah, hay una expansión que añade nuevas unidades y una minirreglas de unas cartas-eventos-acciones, que por lo que leo no está apasionando a los jugadores, y hay pendiente otra basada en asedios (torres de asedio, catapultas etc).

Excelente juego si te gustan los abstractos con un pelín de asimetría.



Una tontería para detallistas: la reedición en castellano incluye unos marcadores de zonas dominadas hexagonales, en lugar de circulares, que facilitan visualizar el estado de la partida (debieron darse cuenta del error de hacerlos circulares tras publicar las primeras ediciones y han pulido esta cuestión sabiamente).

en: 10 de Noviembre de 2020, 12:59:29 4 KIOSKO / Reseñas escritas / 1817 - El 18xx del que tanto se habla (Reseña)

RESEÑA 1817


¿Por qué 1817 es ese juego del que todo el mundo habla? ¿Por qué todo amante de los 18xx quiere probarlo? ¿Por qué tantos jugadores se quedan fascinados con el juego desde la primerísima partida? ¿Tiene algo especial o es solo ese famoso hype?

En esta reseña, trataremos de dar respuesta a estas y otras cuestiones para satisfacción de aquellos que quieran saber más sobre este juego. No se trata de una explicación de las reglas ni de cómo se juega, sino de tratar de profundizar en qué es lo que hace este juego especial para muchos jugadores. La partida media puede durar aproximadamente unas 6 horas, que pasarán volando siempre que no quiebres. La vida es así de injusta, no la he inventado yo.

Antes de comenzar, quiero comentar que esta reseña está escrita con más de 20 partidas a mis espaldas, tanto online como en mesa.

1817 es un título diseñado por Craig Bartell y Tim Flowers, publicado por primera vez en 2010 y que, en la actualidad, solo se puede conseguir a través de All-Aboard Games, al nada desdeñable precio de 200$. No obstante, existen dos tiradas independientes en p’n’p semiprofesional, promocionadas por usuarios de la BSK y realizadas en una imprenta madrileña con unos estándares de calidad más que aceptables; ejemplares que, aproximadamente, salieron por unos 100€.

Por lo tanto, no estamos ante un juego barato, pero ¿vale cada céntimo que cuesta?


Portada de la última edición. Todas las fotos extraídas de bgg.

Antes de meternos en harina, quiero dar unas pinceladas sobre el sistema 18xx para aquellos que puedan leer esta reseña sin conocer dicho sistema:

Esencialmente, todos los 18xx —basados en el sistema original que diseñó Francis Tresham a mediados de los 70— son juegos económicos en los que los jugadores representan inversores (y especuladores) del negocio del ferrocarril. Todos los 18xx tienen en común que se desarrollan en una serie de secuencias que se componen de una ronda del mercado de valores y una o más rondas de operaciones. A partir de aquí, cada diseñador es libre de innovar. En las rondas del mercado de valores los jugadores compran y venden acciones. Si alguno se convierte en el máximo accionista de alguna compañía ferroviaria, toma el papel de director de la misma y, en las rondas de operaciones, tomará las decisiones pertinentes como tal. Los pasos, en orden, que se siguen en todos los 18xx son: colocar vías y estaciones, recorrer rutas con los trenes, gestionar los ingresos que estos trenes recaudan y, por último, comprar trenes nuevos. No todos estos pasos son obligatorios y, como sucedía con las rondas del mercado de valores, los diseñadores pueden innovar a partir de aquí lo que quieran.

Bien, con esta somera mirada a los 18xx en general, vamos a destripar un poco este 1817, a ver qué nos encontramos.


Disposición inicial de una partida al 1817

Lo primero que destaca es que cada secuencia de juego incluye dos rondas de fusiones y adquisiciones, que van después de cada una de las rondas de operaciones. Las fusiones no son un invento nuevo en los 18xx, ni mucho menos, pero aquí no tienen lugar durante las operaciones, sino en una fase específica, y ya veremos el alcance que tiene.

Otro aspecto singular del juego es que no termina cuando la banca se queda sin dinero (el método más habitual en los 18xx), sino que no tiene límite, y el fin de la partida se desencadenará con la compra del primer tren de tipo 8. Por otra parte, más novedoso aún, es que no hay límite de losetas: todas las losetas están disponibles siempre.

La gráfica del mercado es lineal, como en juegos como el 1846, lo que podría dar a entender un mercado amable, pero nada más lejos de la realidad. Ya iremos viendo los mecanismos que incorpora el juego para ser un mercado sumamente agresivo.


Imagen del mapa y del mercado, probablemente de una versión p'n'p.
Para ver los estándares de calidad actuales, mejor acudir a la web de AAG.

En 1817 hay 20 compañías en juego. Todas son exactamente iguales y, si alguna sale de la partida mediante fusiones, adquisiciones o liquidaciones, vuelve a estar disponible para su salida. Sin embargo, según el momento de la partida, las compañías lanzadas al mercado serán compañías de 2, de 5 o de 10 acciones. Obviamente, la partida empieza solo con compañías de 2 acciones. El número de acciones de la compañía indica, además, su capacidad de endeudamiento. Y es que en 1817 hay préstamos para ayudar a las compañías; pero, a diferencia de otros 18xx, en este juego se actualiza el interés que la compañía debe pagar por cada préstamo adquirido, y una compañía que no pueda abordar el pago de los intereses pasará a liquidación por insolvente. Los préstamos son de 100$ y los intereses oscilan desde los 5$ hasta los 70$ o más, según una variante de juego. Por cada cinco préstamos que se pidan entre todas las compañías, el interés sube 5$. Unos intereses de hasta 25$ pueden ser asumibles, pero a partir de esa cantidad una compañía puede estar realmente ahogada y ser presa fácil de los tiburones, máxime si se acerca una fase que pueda descartar trenes viejos. las compañías de 2 acciones pueden pedir dos préstamos, las de 5 acciones pueden pedir hasta cinco préstamos, y las de 10 acciones hasta diez préstamos.


Las veinte compañías en juego.

Y aquí entramos en otra de las grandes joyas de este juego: las ventas en corto. Esta es una práctica habitual es las distintas bolsas del mundo, pero este es el primer juego que las incorpora, al menos que yo conozca. Es tan habitual que, en cierta medida, las ventas en corto de algunos visionarios fueron parte del desmoronamiento de la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos y la posterior crisis financiera mundial. Pero ¿en qué consiste una venta en corto?

En esencia, una venta en corto consiste en la venta de una acción que no tienes, adquiriendo un compromiso de comprar dicha acción en un futuro más o menos cercano. Ejemplo: la compañía A tiene sus acciones a 300$. Yo no tengo acciones de esa compañía, pero vendo en corto una acción y a cambio recibo 300$ de la banca y un certificado «negativo» que me recuerda que debo una acción para cerrar la posición en corto. Cuando la compañía A reparta dividendos, cada jugador con acciones de la compañía recibirá equis por acción, mientras que los poseedores de títulos en corto deberán pagar equis por cada acción en corto. Por tanto, es una operación arriesgada que será rentable si entre los jugadores consiguen devaluar lo suficiente a la compañía A o incluso dejarla sin trenes o incluso llevarla a la zona de adquisición, pues entonces comprarás las acciones para cerrar la posición en corto a un precio muy inferior a los 300$ recibidos al vender en corto. Ahora bien, un mal cálculo o una maniobra inteligente del presidente de la compañía A puede hacer que cada jugador con acciones en corto tenga que pagar una considerable cantidad en dividendos y que, además, tenga que pagar a 300$ o más por cada acción de la compañía A para cerrar una de sus posiciones en corto.

Y aquí es donde aparece otra de las maravillas estratégicas de este juego: devaluar tu propia compañía para defenderte de un ataque de los demás jugadores.

Seguimos el ejemplo anterior: la compañía A tiene un valor por acción de 300$ y un jugador vende en corto una acción. Las ventas no bajan el precio de la acción en el momento, sino que se espera al final de la ronda del mercado de valores y, al final, baja una posición su precio por cada acción que tenga en el mercado. Pero también a diferencia de la mayoría de 18xx, en este puedes jugar en nombre de una compañía que presidas durante la ronda del mercado, en lugar de comprar y/o vender acciones. En ese caso, solo puedes a) pedir préstamos para la compañía y b) comprar con la tesorería de la compañía acciones que estén en el mercado y devolverlas a la compañía, para evitar que las acciones bajen de precio al final del mercado de valores. Ahora hay que tener en cuenta otro aspecto de suma importancia: por cada préstamo solicitado las acciones bajan un espacio en el mercado, pero por cada préstamo devuelto el precio sube un espacio.

Decíamos que un jugador había vendido en corto una acción de la compañía A, obteniendo 300$. Ahora el presidente actúa en nombre de la compañía y solicita 5 préstamos, por lo que ingresa 500$ en la tesorería y devalúa su precio de 300$ a 180$. Con esto, ha logrado dos cosas: hacer menos apetecible la venta en corto de la compañía (ya solo obtienes 180$ por acción y no 300$) y tener efectivo disponible para comprar las acciones que estén en el mercado, incrementando en igual número las que están en la compañía, que dan dividendos a esta cuando se reparten en las rutas.

El juego sin variantes permite vender en corto hasta cinco acciones de una misma compañía, lo que hace posible que haya en juego hasta un 150% de acciones «positivas» en la partida, puesto que, con cada venta en corto, se coloca un certificado normal en el mercado, que nada tiene que ver con los certificados que vienen de origen.

Por lo tanto, con esa maniobra, una compañía puede llegar a tener en su tesorería más del 100% de las acciones y, su presidente, tener otro 30% o más. Esto ocasionará que el presidente no tenga que retener dividendos para pagar los intereses e, incluso, para devolver algún préstamo. Repartiendo todo, el precio sube y en la tesorería entra un montón de dinero porque tiene casi el 100% de las acciones o incluso está por encima de ese 100%. Si repartes lo suficiente puedes subir dos escalones en el precio del mercado y, como hay dos rondas de operaciones antes de volver a la ronda del mercado, la compañía A, devaluada, puede subir de 180$ a 220$ y de 220$ a 270$, más los posibles escalones que suba por devolver uno o más préstamos.

Como vemos, el jugador que vendió en corto realizó una mala elección que le va a salir cara, máxime cuando además ha pagado dividendos por cada acción en corto cada vez que la compañía A repartió. Y el juego es tan «perverso» que puede darse el caso de que otros jugadores compren las acciones antes de que el vendedor en corto pueda comprar acciones de la compañía A y cerrar sus posiciones en corto, con lo que se ve obligado a mantener su deuda, que cada vez se hace mayor, sin ningún medio de pagarla, ni aun teniendo dinero suficiente, debido a que no quedan acciones que comprar.

Como digo, la venta en corto es la maniobra más difícil de controlar en el juego.


Desarrollo de una partida

Otro de los aspectos que pueden impulsar a vender en corto es obtener suficiente efectivo para lanzar una nueva compañía. Pero ojo, porque eso no te garantiza que ocupes la posición deseada en el mapa, salvo que lances la compañía por el valor máximo (400$ el certificado de presidente; 200$, por tanto, el valor de la acción). ¿Y por qué no te garantiza ocupar el espacio deseado en el mapa? Sencillo, porque, de nuevo a diferencia de otros 18xx, no tienes un espacio reservado para cada compañía. Cuando lanzas una compañía decides su ubicación y un precio de salida, que sirve como punto de inicio para una subasta, por lo que otro jugador interesado puede pujar más y acabar llevándose la compañía y el deseado espacio en el mapa.

Vender en corto para financiarte y con eso lanzar una compañía, si nadie te la pisa, tiene igualmente un gran potencial: bien porque quieras sacar de ahí una compañía fuerte, bien porque la quieras usar para una fusión o bien porque quieras venderla luego a una de tus otras compañías. Así es como puedes capitalizar la compañía con dinero que tienes «parado» en efectivo, sin que te dé rendimiento.

Y aquí pasamos a las rondas de fusiones y adquisiciones, de vital importancia en el juego. En estas rondas especiales, lo primero que puedes hacer es decidir si haces más grande tu compañía, convirtiendo una de dos acciones en una de cinco o una de cinco acciones en una de diez. O, por el contrario, si fusionas dos compañías de dos acciones para convertirlas en una de cinco o dos de cinco para convertirlas en una de diez. Esta es una forma básica de conseguir estaciones extra.

Una vez se han realizado —o no— las correspondientes conversiones y fusiones llega el turno de las liquidaciones y de las adquisiciones hostiles. Una compañía entra en liquidación por diversos motivos: no disponer de dinero para pagar los intereses por sus préstamos, no tener trenes al final de la ronda de operaciones (de nuevo, a diferencia de la mayoría de 18xx, no es obligatorio tener un tren al final de la ronda de operaciones, pero en ese caso la compañía se liquida), que el presidente quiebre, etc. Las adquisiciones hostiles, por su parte, se dan cuando una compañía es tan financieramente débil que ha alcanzado las tres columnas de menor valor en el mercado. En esos casos, la compañía está expuesta a que cualquier jugador, en nombre de una de sus compañías, puje por adquirir la compañía en adquisición, sin que el director de esta pueda hacer nada por evitarlo, más allá de tratar de adquirirla él mismo si preside alguna otra compañía.

Las liquidaciones siempre se completan, pues empiezan con una puja de 0$ por parte de la banca. Las adquisiciones hostiles, por el contrario, si no reciben ninguna oferta de adquisición seguirán jugando con normalidad en los siguientes turnos.

Por último, un jugador puede ofrecer a la venta, de forma amistosa, cualquiera de las compañías que presida, que se venderá si hay al menos una puja de cualquiera de los jugadores.

En cualquiera de los tres casos, los bienes de las compañías adquiridas pasan a la adquirente, por lo que es la otra forma habitual de obtener nuevas estaciones y, ocasionalmente, trenes.

Este es, grosso modo, el quid de este juego que hace que sea de los más completos —y complejos— de cuantos destacan por su faceta bursátil.

OPINIÓN PERSONAL

El juego tiene una profundidad enorme, muy por encima de la que de por sí tiene cualquier juego de la serie 18xx. Manejar todo lo expuesto arriba es de una enorme dificultad, aunque siempre hay jugadores que tienen un don en este tipo de juegos. Pero, para el común de los mortales, son muchas las partidas para comprender y aprehender todo lo expuesto. A eso hay que añadirle otros aspectos del juego no mencionados por no ser los más destacados, pero que, como en cualquier 18xx, tienen su gran importancia también: las compañías privadas, con sus capacidades especiales; la forma en que estas entran en las compañías públicas; el mapa, con las ubicaciones más estratégicas y aquellas alternativas que también pueden ofrecer un rendimiento óptimo; la obsolescencia de los trenes y los cambios de fase; etc.


Compañías privadas

Siendo los 18xx mi serie favorita de juegos y habiendo jugado más de una decena de títulos, y con las más de 20 partidas a este 1817, es uno de mis pocos juegos puntuados con un 10.

Creedme cuando digo que una primera partida, si no más, deben tomarse en exclusiva para interiorizar reglas. En esa primera partida, si es en mesa, no te extrañe que la cabeza esté a punto de reventarte. Pero a todo se acostumbra uno. Después la curva de aprendizaje es sencillamente brutal y alcanzar a ver todo lo que puedes hacer y todo lo que el juego puede proporcionar es cuestión de muchas partidas y, si tienes suerte, de poder jugar con algunos verdaderos maestros.

Y es que nunca antes en ningún 18xx había quebrado en tantas partidas. Pero aquí el juego continúa sin ti; eso de terminar la partida por la quiebra de un jugador no es para este juego. Aquí, como en Los inmortales, solo puede quedar uno.

Por cierto, si en cualquier 18xx tienes que venir llorado de casa, en este más que en ningún otro. Si te encabrona que te jodan sin piedad, en serio, este juego no es para ti. Hay muchos juegos más amables, incluso dentro de la familia 18xx.


A colación de una polémica reciente (que no es el tema concreto que quiero tratar) he leído la frase que da título a este hilo y me han venido a la cabeza algunas reflexiones.

Remarco que con ellas no pretendo normalizar, justificar o "blanquear" ninguna actitud ni "estilo", sólo intentar comprenderlos.

La polémica que da pie a esta entrada tiene como base la reaparición de un supuesto fundador de una conocida editorial de los años 80. En esos años, en el ámbito de los juegos de mesa, no parecía existir el grado reconocimiento a los autores e ilustradores que existe en la actualidad. No digo con esto que no existiera en absoluto, ni que en otros momentos, sectores o contextos no hubiera una protección de los derechos de autor y del reconocimiento (seguro que si indagamos en la historia o en otros países encontraremos leyes o prácticas incluso más explícitas o estrictas que las actuales). Pero creo que no existía esa "sensibilidad social" del reconocimiento de los creadores y sus derechos.

Por otra parte, todo era mucho más "anónimo", ya que el acceso a la información era mucho más complejo. Para acceder a datos fiscales, empresariales etc. debías consultar en los registros físicos. En la actualidad es posible acceder a mucha información con unos cuantos clicks (no digo con esto que la información a la que tengamos acceso siempre sea veraz ni pretendo abrir el debate de si actualmente estamos más o menos desinformados  al, irónicamente, tener esa "avalancha" de datos, dejo ese debate para otro momento).

Y además el "impacto" de la "opinión pública" sobre las empresas de servicios o productos era menor: claro que podían realizarse boicots y movilizaciones, pero no contábamos con los canales de comunicación (fundamentalmente a través de internet y sus recursos) con los que contamos ahora.

¿A dónde quiero ir a parar con todo esto? A que es comprensible que alguien se ha criado en los 60 y 70 tenga un estilo de llevar su empresa, comunicarse con sus clientes o cuidar su "imagen pública" muy distinta a la de un "millenial". REMARCO: no pretendo con esto justificar nada, y no me quiero referir exclusivamente al caso que da pie a estas reflexiones, estoy hablando de forma genérica.

Y esto enlaza con los estilos que también podríamos analizar en los "medios lúdicos" actuales y, por extensión, en las políticas de comunicación de "la industria lúdica".

Voy nuevamente a generalizar, pero creo que muchos de los que nos hemos criado en los 70 y 80 tenemos más dificultad para " saber vendernos" (en sentido comercial), para entrar en ciertas dinámicas como pedir sin pudor que nos den "gracias" en nuestros comentarios en un foro, en videos o podcast (los que los publiquen), que nos sigan, o a autopromocionarnos o autovalorarnos públicamente. No digo que esto sea ni malo ni bueno, digo que creo que, en general, nos han educado a ser más "discretos".

Es un riesgo poner ejemplos, pero creo que hay un abismo entre la discrección y humildad que por ejemplo siempre ha tenido Gurney y el desparpajo y "descaro" (en el mejor de los sentidos) que podemos ver en algunos youtubers o canales de video.

Tampoco, vuelvo a insistir en que es una generalización, nos han entrenado en "estrategias básicas de márketing" y de "visibilidad". Creo que a muchos nos han educado en un "sistema" en el que tu trabajo y tus resultados hablen por ti. Sin embargo en la actualidad eso no es ninguna garantía de "éxito-popularidad" (y no digo que ese deba ser el objetivo). La conclusión a la que quiero llegar es que en la actualidad el trabajo bien hecho sigue siendo algo valioso, pero puede tener un impacto mucho mayor una buena "campaña de divulgación-publicidad-visibilidad" que unos contenidos de calidad o un estilo ético o riguroso (si bien, claro, todo suma).

Para finalizar, esto creo que también enlaza con uno de los asuntos recurrentes últimamente: la legitimidad de "pedir juegos cedidos", solicitar ayudas económicas mediante sistemas de mecenazgo y el conflicto de intereses que esto puede generar.  Creo que "las nuevas generaciones" han crecido con ello y lo viven con naturalidad: me envían juegos, los reseño, los sorteo, obtengo seguidores y visibilidad, me financian mi afición amateur... y sigue "la rueda". Win-win que le llaman algunos. No digo que esto sea necesariamente algo negativo, no es eso lo que quiero poner encima de la mesa. Lo que digo es que, creo, los que nos hemos criado "de otra forma" nos "movemos mal" en ese contexto, quizá alguno no termine de estar cómodo, y nos puede generar dudas, no sé si morales o si "conductuales" o relacionadas con "los hábitos" o lo que vemos "normal".

Quizá sea por eso por lo que reseñadores o canales como Kabutor o Karallan de "la K ludika" no reciben ni piden juegos cedidos y lo ponen en valor. Quizá los tiempos estén cambiando y los años vayan pesando. Quizá algunos estaban en la onda, pero luego cambiaron la onda...



Me gustaría conocer vuestra opinión al respecto, de este gazpacho de ideas lanzadas al aire.

en: 13 de Octubre de 2020, 00:30:51 6 KIOSKO / Reseñas escritas / "11" de Nestor Games (reseña sensitiva)

Introducción y descargo del reseñador:
Antes de empezar la reseña, vaya por delante que no me gusta el fútbol, de pequeño era lo que se podía hacer en educación física y poco más, por lo que nunca me integré. Era de los "frikis" que por aquel entonces no estábamos tan de moda. Se puede contar con los dedos de las manos las veces que he jugado el futbol "en persona". He jugado a algún juego de ordenador (Ese Michel de Dynamic, Emilio Butragueño, International Superstar soccer y más cercanos en el tiempo a PES y FIFA). Tampoco sigo a ningún equipo por televisión, a lo sumo la selección en su época más gloriosa y alguna que otra final de la copa de Europa cuando no era padre y aún salía de tapas con los colegas. Dicho esto, querido lector, te preguntarás -¿Entonces para qué co** te compras un juego de fútbol?- Pues bien, mi paciente amigo, resulta que hace unos años me hice con el excelente juego de Nestor Games.TETRARCHIA (aquí su reseña http://labsk.net/index.php?topic=175003.0) cuyo autor es asiduo al foro, Franchi. Soy un enamorado del Imperio Romano y un juego que abarcara esa época era de mi interés, por lo que no dudé en comprármelo pese a los gastos de envío. Con el tiempo salió una expansión: DUX y para amortizar los gastos de envío revisé todos los juegos de Nestor Games, y al final me decidí por este de fútbol, que me pareció sencillo para jugar en cualquier parte y con cualquier persona (jugona o no). Os escribo esta pedazo de introducción para exonerarme de cualquier juicio crítico si la reseña es favorable, puesto que no soy ningún experto en fútbol para poder decidir si el juego de mesa destila o no la sensación de lo que es el fútbol en realidad. ¿Sigues ahí? Pues vamos:

11 NESTOR GAMES

11 es un juego para dos jugadores que intenta simular con unas reglas muy sencillas un partido de fútbol. ¿Lo consigue? Vamos a verlo.


Componentes:
  • Tablero punto a punto como diría un grognard que simula un campo de futbol con las posibles posiciones de los jugadores en todo el campo. Con sus áreas de penalti y demás. El tablero es marca de la casa, la consabida alfombrilla de ratón que traen muchos de los juegos de Nestor Games
  • 10 fichas de jugadores y una ficha de portero para cada uno de los dos equipos.
  • 1 ficha blanca del balón
  • 1 dado
  • reglamento
  • Y un estuche, también marca de la casa, con su cremallera y el número 11 serigrafiado en un lateral. (sí sí, como leéis, un estuche como los que nos llevábamos al cole cuando éramos pequeños para los lápices)



Aquí el estuche.


¿Cómo se juega? Pues más fácil que el mecanismo de un chupete. Al principio cada jugador, por turnos irá colocando sus jugadores alternativamente en una posición de su campo hasta que todos estén  situados. Después se establece un tiempo de juego que se dividirá en dos partes, p.ej. 20 min con dos partes de 10min. Se sortea el jugador inicial  ya puede empezar el encuentro.

En su turno cada jugador tira el dado, el resultado será los puntos que podrá emplear en:

  • Moverse, al precio de un punto por desplazamiento. No pudiendo atravesar a otros jugadores
  • Quitar el balón a otro jugador: Al precio de 3 puntos, uno por moverse, otro por "desplazar" al jugador a otra casilla adyacente y otro por coger el balón
  • SI NO SE TIENE EL BALÓN se puede "desplazar" a otro jugador por dos puntos, uno por moverse y otro por "desplazar" al contrario.
  • Sin coste de puntos, se puede pasar el balón a otro jugador de tu equipo que esté a menos de dos puntos de distancia del que tiene el balón, y esto se puede repetir las veces que queramos siempre y cuando se cumpla la distancia de un o dos espacios. Se puede mover-pasar-mover PERO no se puede Pasar-mover-Pasar de nuevo.
  • Finalmente si estamos en una de las casillas del área contraria podemos chutar: en secreto elegimos una cara del dado (1-2 tiro bajo, 3-4 medio y 5-6 alto). El contrario debe adivinar si el tiro es bajo/medio/alto.  Si no lo consigue será gol volviendo a sacarse del centro. Si por el contrario lo acierta, el portero detendrá el balón y empezará su turno con el balón en posesión del guardameta. En el caso de que  cuando se chuta el portero no está en su posición será gol automático.
.



Los puntos del tablero están unidos mediante unas líneas que hacen elipses, por lo que no siempre el punto más cercano está conectado directamente, esto hace que no sea predecible lo que va a hacer el contrario, y que pese a que lo rodees, es muy difícil que no pueda ejecutar algún pase o zafarse de tu defensa. Creo que es uno de los grandes aciertos del juego: la disposición no simétrica de las líneas de pase y movimiento.

Y ya está, ése es el juego, no tenéis faltas, ni fueras, ni penaltis, ni tarjetas, ni nada más, la sencillez hecha juego. Pese a su marcada simpleza, el juego me parece muy divertido. Lo juego con mi niño que el martes pasado cumplió 6 años y me divierto mucho. De hecho, en estos dos últimos días hemos echado 4 partidas y no le he ganado ninguna. A pesar de la abstracción del juego, sí transmite esa sensación de buscar huecos , cerrar líneas, adelantar jugadores que tiene el fútbol en la realidad, puedes probar poner más delanteros, ver como el balón cambia de banda constantemente...


Aquí podéis ver en detalle las líneas que unen los puntos de juego, y lo difícil que puede llegar a ser bloquear un ataque o un pase.

¿Problemas? Principalmente uno, el mismo que critica Tom Vassel: EL AZAR. Dependes mucho del dado, si tu sacas dos o tres "unos" seguidos y tu rival varios "seis" ten por seguro que va a tirar a puerta y como no tengas suerte te va a marcar. Al final como en todo la suerte se suele equilibrar a lo largo del partido, pero esta ahí y para muchos de los que os dé sarpullidos el azar este no es vuestro juego. Es cierto que tienes que tener estrategia, saber cuando quitar el balón o cuando es mejor invertir tu tirada en posicionarte. Robar el balón es muy caro y si no vas a hilvanar después un buen pase casi que mejor es preparar tu defensa para el ataque actual y esperar el momento del contragolpe.
El autor, DIETER STEIN que tiene una docena de diseños abstractos a sus espaldas, colgó unas  variantes que aún no he probado. Da la sensación leyéndolas que aportan cierto "chrome" al juego y que incluso mitigan el azar. Las podéis encontrar aquí.https://spielstein.com/games/11/rules/extensions

Os las resumo:

CORDONES: Se cuentan las veces que un jugador saca "6" la sexta vez que lo hace le tiene que dar la vuelta a un jugador, se le han desatado los cordones, y el turno pasa al contrario, que incluso puede pasar por encima de ese jugador. El conteo de "seises" vuelve a ponerse a cero para los dos jugadores.

TIKI-TAKA: Permite mas pases pero cortos. De sólo un punto de distancia.

KICK OFF: No se puede empezar el partido sin pasar, directamente con el balón en posesión.

FUERA DE JUEGO: Simula el fuera de juego según el posicionamiento

CATENACCIO: Permite con la tirada de un "1" reestructurar la defensa por completo

SUPER ESTRELLA: Al jugador número 10 no se le puede robar el balón con 3 puntos, se necesita un cuarto punto para hacerlo.

Hay algunas más por ahí, si os interesa leed el enlace que os he pasado.

Bueno, pues poco más que añadir, si te gusta un poquito el fútbol, o como yo quieres un juego para jugar con cualquiera en la playa que simule a grandes rasgos un partido de fútbol puede ser una opción. O si te quieres comprar cualquier otro juego de NESTOR GAMES y quieres amortizar los gastos de envío  ::) (ese TETRARCHIA)

Si buscas una simulación de fútbol, con estadísticas, fatiga, estilos de juego, contragolpes, libres directos etc... PASA, ESTE NO ES TU JUEGO.

Espero que os haya sido útil. Nos leemos  :)


Fotos tomadas de la BGG

en: 30 de Agosto de 2020, 15:09:46 7 KIOSKO / Reseñas escritas / Watergate (Primeras impresiones)

¿Te gustan los juegos con trasfondo histórico-político, con tensión, faroleo, ágiles y jugables en 30 minutos? Pues atiende.



(El juego está reseñado tras haber jugado tres partidas, con lo que tomadlas con cautela).

Un juego diseñado por  Matthias Cramer, un autor con varios eurogames publicados, aunque ha picoteado otros palos, con diseño gráfico e ilustraciones de Klemens Franz y Alfred Viktor Schulz y que nos ha traido la editorial Salt & Pepper Games ("los de los juegos de cartera de bolsillo") en castellano, lo que para un juego con texto en las cartas es más que interesante.



El trasfondo temático es el escándalo del mismo nombre que obligó a dimitir a Nixon en 1974 tras filtrarse en los medios de comunicación que su administración había espiado al partido Demócrata, siendo el intento de robo de documentos y espionaje en el edificio Watergate el principal detonante. El libreto de reglas del juego incluye un anexo muy interesante en el que se documenta este contexto, una lectura muy interesante e imprescindible si os gusta entender mejor el tema. Pasquines de tablero, conocido como Gaceto, uno de los editores de Salt Pepper, recomienda además películas como "Los hombres del presidente" y algunas series. A ver si se pasa por el hilo y nos hace unas recomendaciones.

Y el juego pretende representar la investigación periodística, en el bando de los periodistas, y los esfuerzos por silenciarla por parte del bando de la administración Nixon.



OBJETIVO DEL JUEGO

¿Veis este entramado de conexiones, como si fuera un "corcho" de una investigación, con Nixon en el centro y confidentes en el perímetro? ¿Y unos tokens de colores? Pues el objetivo del periodista es conseguir colocar al menos dos fichas de confidentes y conectarlas, haciendo una "ruta", con Nixon. Y chinpum. Esto representa el haber encontrado conexiones y relación entre información turbia y Nixon (p.e. los pagos de la administración Nixon a los detenidos por el asalto al Watergate).



Nixon por su parte va a intentar colocar 5 fichas de ímpetu en su carta, y bloquear mientras lo consigue esas rutas, representando las conspiraciones y tejemanejes de la administración para evitar las filtraciones.

Las mecánicas principales son dos: el driving card game- juego con motor de cartas, y el "tira y afloja" en el marcador de evidencias.



Las cartas nos van a permitir activar eventos (por ejemplo, descubrir o silenciar a los confidentes) o ser jugadas como "puntos de operaciones-influencia". La gestión de tu mano de cartas (4 o 5 dependiendo de la iniciativa) es la típica de este tipo de juegos, salvo por la asimetría de los mazos (cada jugador tiene el suyo propio). Es importante sopesar en cada momento si una carta es más útil jugada como evento o como puntos, y en qué momento del turno puede ser más útil, teniendo en cuenta que hay cartas que se descartan o que pueden jugarse como "reacción" a la carta de otro jugador para bloquear su acción.

La otra mecánica es la del "tira y afloja" en el tablero de evidencias.



¿Recordáis la mecánica de Churchill en el tablero de conferencias? Pues va de eso. Cuando juegas puntos de influencia mueves una ficha o token hacia tu lado. Al final de la ronda las fichas que estén en tu lado las utilizas tú. Así de sencillo. Si son tokens de evidencia, se colocan uniendo o bloqueando las rutas. Si es la ficha de ímpetu te la quedas, lo que es el principal objetivo de Nixon (con 5 gana) y lo que sirve para obtener unos bonificadores al periodista si los consigue. (El ímpetu viene a representar el éxito de Nixon por ser reelegido presidente antes de que se destape el pastel para poder así bloquear estas publicaciones y sus consecuencias políticas). La ficha de iniciativa te permite robar 5 cartas en lugar de 4 el siguiente turno e ir primero en la ronda.

Y poco más. Hay alguna miniregla puntual, pero este es el juego. Y con algo tan sencillo, tienes un juego al que le intuyo tras tres partidas una interesante profundidad y distintas formas de enfrentar las partidas: peleando más por la iniciativa, acelerando la partida sacando pronto a los confidentes, centrándote en bloquear el ímpetu de Nixon... todo esto teniendo que adaptarte a la mano que te ha tocado. Muy elegante.

SENSACIONES

Tensión. Mala leche. Son los dos conceptos que me vienen a la cabeza. Y conseguir eso en un juego de 2 jugadores de 30 minutos es una genialidad. La sencilla mecánica del "tira y afloja" es muy resultona: la pelea por los tokens y fichas es continuo, y genera una sensación de dinamismo que te mantiene tenso y en alerta. La duda respeto a qué tendrá en mano, si nos podrá bloquear con una carta a uno de nuestros conspiradores, si tendrá en mano a un confidente a punto de ser conectado, o si podrá llevar una evidencia que podría ser al puntilla es una delicia y, tomando esta comparación con pinzas, me recuerda a la tensión en Twilight Struggle respecto a las cartas de puntuación.

Tengo muuuchas ganas de seguir rejugando a este juego al que le veo un largo recorrido y alta rejugabilidad (valga la redundancia) y creo que es de esas cajas que cuando entran en colección ya no salen.

Como contra, quizá esperar tras leer una reseña positiva y entusiasta (como esta, no lo voy a negar) un juego más complejo o denso de lo que realmente es, pero no le veo agujeros en otro sentido.

Por último, creo que es el tipo de juego que puede convencer a aficionados a euros, a abstractos y a temáticos, porque tiene un poco de cada tipo.

Espero que os haya gustado la reseña. Y no olvidéis apagar el móvil y quitar la batería en situaciones comprometidas, no vaya a ser que os espíen.

Para Reseñas y más sobre el mundillo de los juegos en Solitario... https://elsolitariogames.com




Autor: Vladimír Suchý
N° Jugadores: 1-4
Adaptabilidad a Solitario: 4/5
Complejidad: Media-Alta
Partidas Jugadas: 8
Duración de Partida: 80-90 min
Idioma: Español (Arrakis Games)
Precio Aproximado: 55€ + 45€






VISTAZO GENERAL
El tema es bastante secundario pero nos sitúa en la construcción de una Nación Submarina huyendo de la superpoblación de la superficie. Partimos de una Ciudad ya construida y de unos recursos muy limitados...
Aspecto inicial de nuestra nación submarina

En el juego base empezamos con un paquete establecido de recursos iniciales, mientras que con la expansión es una loseta la que nos indica con lo que empezamos
También empezamos con un Asistente Personal, siempre el mismo en el juego base y a elegir (y más potente) si jugamos con la expansión

...y tendremos que ir ampliando con más Ciudades y Construcciones, y conectando las nuevas Ciudades mediante Túneles para que las Construcciones que allí haya produzcan recursos:

Nación al final de la partida



Dependiendo de la Construcción que hagamos nos costará y obtendremos cierto tipo de recurso:




Objetivo
En Solitario no hay bot al que vencer, sino que tienes que llegar a 100 puntos en el juego base y a 125 si juegas con la expansion. (El motivo de esta diferencia es que con la expansión juegas la Variante de Inicio Rápido, con la que comienzas la partida mejor preparado, aunque jugando una ronda menos).

No hay bot, pero sí un Jugador Fantasma que te va a bloquear 3 acciones (a veces 4) cada turno de forma rotativa de las 12 que hay, lo que introduce otra variable a tener en cuenta a la hora de decidir tus acciones.

Estos bloqueos estropearán muchas veces tus planes






OPINIÓN PERSONAL
En principio puede parecer un euro más: tema intrascendente (aunque molen las cúpulas de las ciudades), selección de acciones, gestión de conseguir/gastar recursos...¡lo de siempre!. Pero sí y no. Es cierto que tiene elementos ya vistos en otros juegos, y que incluso al jugarlo tampoco tienes la sensación de nada especialmente novedoso, pero el conjunto está bastante bien ejecutado.


Novedoso
Realmente no sé hasta qué punto lo sea, y seguro que algo similar ya ha salido en más juegos. Me refiero a la forma de realizar las ACCIONES. Cada acción lleva asociada una carta y una casilla del tablero.

La acción que se lleva a cabo es la del tablero, pero si la carta es de su mismo color, también se realiza la acción de la carta:

(Acción del tablero: construir una Ciudad;
Acción de la carta: obtener Carta, 1 Crédito y 1 de Ciencia)

Ésto resulta ser de vital importancia, convirtiéndose casi en la norma a seguir (de hecho a veces hasta me olvido de que se puede jugar cualquiera carta).
A ésto se le añade que hay colores más potentes que otros, y que el color de cartas potentes coincide con el de acciones del tablero más débiles (y viceversa), aunque igualmente útiles en ciertos momentos.

Y hay diferentes tipos de cartas que varían en cuanto a su forma o momento de ejecución: inmediatas, habilidades permanentes, cartas de acción que se ejecutan a través de una casilla del tablero, cartas de final de Era y de final de Partida:

Las cartas además cambian de mazo cada Era (hay 3), subiendo progresivamente en cuanto a potencia


Pero es que además, al construir Estructuras en nuestras Ciudades, no producirán lo mismo si son sencillas o avanzadas, o si están junto con otra avanzada del mismo tipo. Y en ésto el juego es un poco cabroncete, porque las estructuras producen más por parejas, pero puntúas más al final de la partida si hay de los 3 tipos en una Ciudad. ¡Y justo hay tres huecos por Ciudad!. Peeero, hay un cuarto hueco, sólo disponible a través de ciertas cartas. Muy listo señor Suchy...


Cuento ésto aunque sea por encima para dar una idea de las posibilidades que el juego ofrece en cada elección que tomamos. Continuamente tenemos que decidir cuál es la mejor opción, aunque rara vez estamos seguros de si la que tomamos lo es.
Y es que probablemente no haya una opción idónea. Son tantas las variables en juego que los posibles caminos se diversifican en cada partida. Nunca construiremos una misma ciudad, o al menos será muy diferente la gestión que haces de las opciones.



Equilibrio
Pero para mí lo que hace destacar a este juego es, además de esa multiplicidad de opciones, que hay un perfecto equilibrio entre lo que estás obligado a construir y la libertad de acción.

Por ejemplo, necesitas el kelp de las granjas para alimentar las Ciudades, así que has de construir granjas. Pero como el kelp lo puedes obtener mediante cartas y acciones, no hay un número fijo de granjas a construir según el tamaño de tu nación. Lo mismo ocurre con los otros tres recursos. Ésto te permite poder 'especializarte' un poco para obtener puntos mediante las cartas y objetivos especiales de final de partida, sin los cuales veo bastante difícil llegar a puntuaciones altas.

Merece la pena hacerte con alguna Carta Especial, aunque implique que esa acción del tablero no te dé nada más que la carta


El equilibrio en el juego se aprecia también en las acciones del tablero. Ocurre mucho en los juegos de este estilo que hay acciones que vas a usar mucho y otras que apenas. Aquí se usan todas, según las necesidades del momento. A esta equiparación de acciones del tablero contribuye el que se usen en combinación con una carta, ya que ocurre a menudo que la acción del tablero no te es especialmente útil pero sí la de una carta de ese color, o viceversa.

Al final de la partida nos juntaremos con un buen número de cartas en nuestra zona de juego



Dificultad y Rejugabilidad
Como podréis suponer, la rejugabilidad es bastante alta. Hay bastantes cartas de cada Era, de las que aparecen sólo una parte cada partida. Y depende mucho en qué momento de la partida aparecen.
La expansión además añade 4 tableros jugables en Solitario, cada uno con una distribución distinta de bonificaciones, lo que te permite ir cambiando.

Cambian los colores de las losetas de bonificación que se colocan, y también la distribución y tipo de las bonificaciones y ciertos costes en el tablero

Otro de los tableros, donde se pueden apreciar las diferencias

Tableros, Losetas de Inicio, Asistentes, Cartas, Bonificaciones...todo contribuye a que las partidas sean distintas.

Las losetas te dan recursos inmediatos o al fi al de cada Era, o bien una buena cantidad de puntos por cierto elemento de tu Nación (túneles mejorados, Ciudades...). La expansión añade las losetas verdes, que diría que están entre las azules y marrones en cuanto a la recompensa que dan


En cuanto a la dificultad os aseguro que no os va a decepcionar. Todavía no he conseguido ganar ninguna, con o sin la expansión (con ella te piden más puntos ya que empiezas más chetado). La puntuación que piden está muy muy ajustada a lo que puedes lograr, y tendrás que sudar neuronas para conseguirla. Tienes que medir muy bien lo que vas construyendo, sin desatender ningún aspecto, e intentando sacar el mayor beneficio en cada turno.



Entretenimiento
Todo lo anterior no serviría de nada si el juego no fuese divertido. ¡Y lo es!. La primera partida reconozco que no me entusiasmó, pero a partir de ahí ha ido subiendo puntos con las partidas. Da igual (bueno, igual igual...) si no ganas, te has pasado un rato enfrascado en el juego, en si construyo ésto aquí o allí, si uso una carta o la dejo para después, si hago una Ciudad pese al coste que supone... Pero es que además, a pesar de que tengas que darle vueltas a la cabeza y mirar y remirar cartas y tablero, no se te hace pesado para nada. Acabas una partida y te apetece echar otra.

No es un juego en el que has de encontrar la solución óptima, tipo puzzle, sino que tienes libertad para hacer lo que quieras. Luego ya veremos los puntos que consigues, o quizás te impida construir algo en cierto momento, pero siempre podrás hacer otra cosa. No se produce un bloqueo en el juego si has 'jugado mal'.

Un juego al que daré todavía muchas más partidas, pese a que siga sin llegar a la puntuación objetivo. O quizá lo consiga en la próxima...



Conclusión
Me parece un excelente juego de Gestión de Acciones y de Mano. Une varios elementos importantes en un Solitario como son que sea desafiante y de desarrollo muy variable, con una gestión exigente pero que no limita o bloquea la jugabilidad.
La expansión sé que es cara, y hay componentes que no se usan en Solitario, pero no me arrepiento en absoluto de su adquisición sobre todo por la variabilidad que introduce en la preparación. Alarga la vida útil del juego, y te hace odiar más si cabe el marcador de puntuación.





Puntuación: 8,4


Entrada en bgg

en: 28 de Junio de 2020, 23:29:09 9 KIOSKO / Reseñas escritas / Imperial Struggle (primeras impresiones)

Antes de comenzar con mi exposición, adelanto que aquí no habrá comparación con Twilight Struggle, el cual tengo pendiente de estrenar. También que mi relación con este juego ha sido vía Vassal.

Una vez asimilado el reglamento y probado el mecanismo del juego, me he animado a escribir este artículo para acercar el juego a aquellos que tengan un interés inicial, pero que, de momento, no quieran dedicar tiempo a leer el reglamento y probarlo. Comenzaré con una descripción del juego, seguiré con con mis impresiones y finalizaré respondiendo a la pregunta ¿qué hago?, ¿lo compro o no?

DESCRIPCIÓN
Imperial Struggle es un intercambio de golpes a base de tirones de cuerdas entre 2 jugadores. Cada decisión tomada, cada acción realizada, va encaminada a castigar con VP a tu rival, a conseguir que cada centro de cada cuerda esté en tu lado de la línea cuando se pase revista. El inglés intentará arrinconar a su contrario hacia la casilla de 0 VP, el francés lo hará hacia la de 30 VP. El combate comienza en la 15, en la mitad de este ring con olor a cartón del siglo XVIII. Y cuidado, no todas las cuerdas comienzan en su mitad.

Al principio de cada turno "normal", llamados de paz (PEACE), hay que prepararse para el asalto.


Cada jugador debería:
1. Revisar las 9 losetas de Investment que habrá disponibles este turno (4 para cada jugador).


¿Cuántas cartas de evento podrán jugarse? ¿De qué tipo? ¿Cuántas puntos de acción diplomáticos, económicos y militares se podrán utilizar?
Esta vez el azar es compartido, ¡los puntos de acción no vienen en las cartas ni sirven para hacer todas las acciones!
El juego tiene 24 losetas de Investment, 8 de cada uno de los 3 tipos (diplomático, económico y militar), la mitad (4) permiten jugar eventos y la otra mitad no. De la mitad que permite jugar eventos, la mitad (2) permiten ciclar una loseta de Bonus de Guerra del teatro de la próxima guerra.

2. Revisar sus 3 nuevas cartas de evento y, si tiene en mano más de 3, decidir cual descartar. Hay un mazo común para ambos jugadores de 41 cartas de evento, las cuales siempre serán eliminadas de la partida si son jugadas.


Las cartas de evento solo pueden jugarse si al elegir una loseta de Investment tiene el símbolo de una cruz y el icono más grande de los 2 que trae cada loseta coincide con el de la carta de evento, en caso de tener uno.



3. Analizar sus cartas de Ministerio y elegir con cuáles 2 quedarse, si es el primer turno de una nueva era (los turnos impares), o si quiere cambiar alguna que no haya desvelado en el turno anterior (los turnos pares).


Hay 2 mazos de 13 cartas de Ministerio, uno para cada facción. Son siempre las mismas y siempre están disponibles, aunque no todas pueden jugarse en todos los turnos. Cada 2 turnos se considera una era y en las propias cartas de Ministerio se muestra mediante la inicial de la era y su color en qué eras pueden jugarse. Las cartas de Ministerio aportan "palabras" que ayudan a hacer más potentes las cartas de eventos que hagan match con esas palabras activando el bonus indicado y aportando Bonus de fuerza en los teatro de guerra que así lo indiquen.

4. Analizar las losetas de Award de cada región del mapa, ya que dan VP y TRP (puntos de acción adicionales comodín). Hay 4 regiones y 8 losetas de recompensa, por lo que, cada era (2 turnos), se habrán jugado las 8 losetas. Por lo tanto, al inicio de cada era se volverán a barajar las 8 losetas antes de asignar una a cada región.


5. Comprobar qué mercados puntuarán este turno y qué beneficios dan según la era en la que se esté. Ver la tabla central impresa en el tablero. Cada turno se barajan las 6 losetas de mercado y se sacan las 3 que puntuarán.


6. Comprobar cuáles son los golpes (Bonus Strength) que más daño harán en cada teatro de la próxima guerra. Son 4 tableros independientes al de las regiones.








Si ambos jugadores resisten y ninguno cae por KO, el combate durará 6 turnos (de paz). Entre medias de la mayoría de turnos de paz acontecen los de guerra, donde casi no hay decisiones.


Estos otros tipos de turno son más cortos. En ellos, se desvelan los daños sufridos por las decisiones tomadas en los turnos de paz, se le da al “play” y se hace inventario de daños y bonus conseguidos: VP, TRP, CP... Cada guerra tiene 4 teatros, excepto la última que tiene 3, en los cuales se indica en qué región ocurre y qué cosas aportan bonus de fuerza, ya que varían según el teatro: acuerdos diplomáticos, apoyo naval, fuertes, conflictos, palabras clave de las cartas de Ministerio... Si has tirado de la cuerda con suficiente fuerza en algún teatro puede que el premio sea conseguir algún CP (Punto de Conquista) única forma de conquistar territorios y única decisión que tomarás en los turnos de guerra: cómo gastar los CP obtenidos.

Hay 6 tipos de espacio en el mapa, cada uno representado con una figura geométrica
1. Cuadrado: Territorio. Solo puede conquistarse ganando puntos de conquista (CP) en los turnos de guerra.


2. Hexágono con número: Fuerte. Se consiguen gastando puntos de acción militares o gastando 1 CP.


3. Hexágono con ancla: espacio naval. Se ocupan gastando puntos de acción militares o gastando 1 CP.

Solo pueden ser ocupados por la fichas de Squadron.


4. Círculo: Mercado, el cuál siempre está relacionado con 1 sola Commodity de las 6 existentes: pieles, especias, pescado, tabaco, azúcar y algodón. Se consiguen gastando puntos de economía o gastando 1 CP.


5. Rombo: Acuerdo diplomático. Se consiguen gastando puntos de diplomacia.


6. Pentágono: Losetas de ventaja (Advantage). Se consiguen si la línea o 2 líneas que conectan con este espacio pertenecen a la misma bandera.


Hay espacios que tienen un borde verde grueso, los cuales cuentan para la puntuación de prestigio que siempre se revisará al finalizar los turnos de paz.

El francés siempre tiene la iniciativa en el turno 1, así que a sus decisiones iniciales, debe añadir la de si comenzar atacando o dejar que sea el inglés quien lo haga. En sucesivos turnos, será el jugador que vaya perdiendo quien tome esta decisión. Comenzar te permite elegir primero la fuente gratuita de puntos de acción, que son las losetas de Investment, pero, a cambio, será el otro jugador el que finalice el turno, con lo que eso conlleva en un juego donde todo el rato hay que comprobar el estado de diferentes hilos de mayorías.

Para no entrar en mucho más detalle de reglas, dejo un par de radiografías de lo que se puede hacer con los puntos de acción y cuales son las diferentes cuerdas de puntuación de las que hay que tirar para arrastrar al barro al rival.

Radiografía acciones
Son 9 las acciones posibles que se pueden realizar a base de gastar puntos de acción. Viene un resumen en el tablero de cada jugador.


Puedes restar puntos TRP o incrementar puntos de Deuda como puntos comodín para hacer más acciones:
1. Con 3 puntos Diplomáticos: comprar una carta de evento (acción rasca y gana).
2. Con puntos Diplomáticos: añadir o quitar bandera en un rombo.
3. Con puntos Económicos: añadir o quitar bandera en un círculo.
4. Con 2 puntos Militares: comprar una loseta de bonus de guerra para que cuenten en un teatro de ídem.
5. Con 4 puntos Militares: comprar una loseta de Squadron. Siempre van a la Navy box.
6. Con puntos Militares: mover una loseta de Squadron a un héxagono con ancla.
7. Con puntos Militares: construir fuertes en hexágonos vacíos.
8. Con puntos Militares: reparar fuertes dañados propios o del enemigo para arrebatárselos.
9. Con puntos Militares: eliminar un marcador de conflicto.
* Los territorios solo pueden cambiar de mano ganando teatros de guerra y el rival puede impedirlo 2 veces por guerra, pagando 3VP por el 1º rechazo y 5VP por el 2º.

Radiografía puntuación (las cuerdas de las que tirar):
Hasta 12 hilos de puntuación por turno + 4 de puntuación final de partida:

4 x Regiones (en cada era 2 regiones darán 0VP):
   Puntación 1. Región Norteamérica [0-3VP].
   Puntación 2. Región Caribe [0-3VP].
   Puntación 3. Región India [0-3VP].
   Puntación 4. Región Europa [0-3VP].

1 x Prestigio (espacios con borde grueso verde):
   Puntación 5. Espacios de prestigio [2VP].

3 x Mercados (3 de estos, puntuación según la era)
   Puntación 6-8. Mercado Pieles [turno 1-4: 2VP+1TRP; turno 5-6: 1VP].
   Puntación 6-8. Mercado Especias [turno 1-2: 1VP-1D; turno 3-4: 2VP-1D; turno 5-6: 3VP-1D].
   Puntación 6-8. Mercado Pesca [turno 1-2: 2VP+1D; turno 3-6: 2VP].
   Puntación 6-8. Mercado Tabaco [turno 1-2: 3VP+1D; turno 3-4: 2VP+1D; turno 5-6: 1VP+1D].
   Puntación 6-8. Mercado Azúcar [turno 1-2: 2VP; turno 3-4: 3VP+1TRP; turno 5-6: 3VP].
   Puntación 6-8. Mercado Algodón [turno 1-4: 2VP+1TRP; turno 5-6: 3VP].
 
4 x Teatros de guerra (no hay al final del turno 2 ni 6), puntuación variable según cada teatro en cada guerra:
   Puntación 9. Teatro 1.
   Puntación 10. Teatro 2.
   Puntación 11. Teatro 3.
   Puntación 12. Teatro 4.

4 x Puntuación final de partida (si no hay victoria por KO):
   Puntación F1. Espacios de prestigio [2VP].
   Puntación F2. Deuda disponible [1VP por cada 2 puntos de deuda de diferencias. Máx. 4VP].
   Puntuación F3. Cada mercados controlado [1VP].
   Puntuación F4. Cada territorios Home conquistado [2VP].

IMPRESIONES


Puse una broma en Twitter indicando que había que hacerse con un par de ábacos para jugar a este juego. Y es que creo que el tener que estar pendiente de tantos hilos diferentes de mayorías, más analizar lo que permiten las losetas de Investment, tus cartas de evento y de Ministerio, las posiciones del mapa que dan losetas de ventaja... ¡BOOM! son tantos hilos de pensamiento que puede hacer que la balanza de la partida se desequilibre a favor del jugador que mejor capacidad mental de este tipo tenga. Con un ábaco, el problema estaría parcialmente resuelto respecto a ver cómo va cada hito de puntuación en plan Live Score.

Por otro lado, quizá los autores querían exponer este ejercicio de múltiple puntuación y análisis con el objetivo de que no fuera mentalmente controlable (salvo virtuosas excepciones). En cualquier caso, me parece una buena aportación como herramienta para combatir el Alzheimer. Creo que es importante decidir qué batallas dar por perdidas y no intentar ir a todo. Aunque tampoco puedes abandonar mucho una cuerda de puntuación o tu rival, sabiéndose ganador, puede dedicar sus esfuerzos en reforzar las que tiene más flojas contra ti.

No siempre se pueden jugar las cartas de evento que te han tocado. Unas veces, porque no se pueda y otras porque no hagan match con tu icono. Cosas que pasan cuando estás dirigiendo un Imperio. Parece importante aprovechar las ventajas que estas cartas otorgan, aunque en muchas ocasiones sea dirigida (hacer algo concreto en una región o país). A medida que la comunidad jugona vaya explorando el juego, se verá si son tan determinantes como me han parecido o si con los puntos de acción adicionales que tienen las losetas que no permiten jugar cartas de Evento se puede jugar solventemente.

Las losetas de ventaja son otra dimensión del juego que aportará beneficios a tu favor. En éstas no hay azar, están en el tablero desde el principio y no pueden jugarse en el turno de acción que se adquieren. Esto me parece un planteamiento muy interesante porque evita oportunismos. A cambio, puede provocar que haya turnos que desencadenen un toma y daca en la misma región, cual partido de tenis, en el que los jugadores van alternando el control de un espacio que da derecho a una loseta de ventaja concreta para que el poseedor actual no pueda utilizarla en su siguiente turno.

Hasta el momento, mis sensaciones con el juego han sido de no dar pie con bola, lo cuál me gusta. Cuando algo se hace mal, hay mucho recorrido por mejorar y mejorar es gratificante. Jugar por Vassal está bien, pero es algo más tedioso que hacerlo en mesa. Sobre todo si lo haces en la pantalla de un portátil como es mi caso. Así que me gustaría probarlo en mesa para ver qué sensaciones me da. Creo que, salvo que se admitan los ábacos como complementos del juego, las diferentes dimensiones e hilos de pensamiento van a existir igual y que el esfuerzo por intentar llevarse el gato al agua en el mayor número de mayorías posible se mantendrá. Veremos qué tal la duración. Lo que no habrá es epicidad. El que imponga su imperio, será porque ha sido un excelente gestor.

¿QUÉ HAGO? ¿LO COMPRO O NO?
Ya se han encontrado las escurridizas erratas de las primeras ediciones de GMT. El juego debería estar a punto de llegar este mes de julio (COVID mediante) a las personas que participaron en el P500 y a las tiendas. Creo que la tirada que han hecho no es muy larga, así que, si ansías probarlo o, como es mi caso, te da rabia no tener la opción de comprarlo por estar agotado, tienes dos opciones: A) Hacer el ejercicio a distancia como ha sido mi caso y decidir o B) comprarlo directamente, ya que siempre que se hace uno esta pregunta creo que lo que está buscando es que le den el permiso que uno mismo no se está dando. Si tu ansia es moderada, C) mejor espera a la siguiente edición, la cuál llegará con menos erratas o D) espera a que Devir lo ponga en tiendas. Anunciaron que lo publicarían, aunque no sabe aún cuándo lo harán.

Finalizo aquí mi exposición de mis primeras impresiones con Imperial Struggle y quedo a la espera de saber qué os está pareciendo al resto de personas que también lo estáis probando.

en: 09 de Junio de 2020, 08:54:11 10 KIOSKO / Reseñas escritas / GORBACHEV: The Fall of Communism (Resena)









Autor: Ben Madison
N° Jugadores: 1
Complejidad: Baja
Partidas Jugadas: 5
Duración de Partida: ≤1 hora
Idioma: Inglés
Precio aproximado: 56€






VISTAZO GENERAL
Es un sencillo juego de Estado de Sitio digamos clásico, con sus caminos, tiradas de dados a cholón, modificador de tirada, cartas que guían lo que ocurre y alguna cosilla (pequeña) que lo diferencia de otros.

[size=9](Si no sabéis qué es un juego de Estado de Sitio, básicamente consiste en unidades enemigas que se dirigen por varios caminos a un punto central y tenemos que impedir que lleguen. Son juegos de bastante tensión ya que el acoso es constante)
[/size]

Encarnaremos el papel de un asesor cercano de Mikhail Gorbachev, y tendremos que controlar los Bienes Públicos para que estén lo más alto posible, usando los beneficios de ello para tener contenta a la gente. Eso temáticamente. A ver cómo se traduce ésto en el juego...








¡QUÉ DURO ES SER COMUNISTA!
Estamos en 1985, y corren malos tiempos para los nietos de Lenin. Gorbachev implanta su Perestroika, y el descontento con las reformas hace que corra riesgo de ruptura la Gran Unión Soviética.

Normalmente, en los juegos de Estado de Sitio, por los caminos van unidades militares, reflejando el asedio a un emplazamiento (de forma concreta como en Zulus on the Ramparts o Dawn of the Zeds, donde se defiende un lugar específico, o de forma más general como en Mound Builders o Cruel Necessity, donde perder el lugar central representa perder el conflicto del que trate el juego). Pero siempre son unidades militares (bueno, o zombies...) lo que va por los caminos.

En Gorbachev, se ha adaptado el sistema para que los caminos representen el creciente descontento de la gente:


Como veis, el camino azul (igual que el resto) va pasando por varios estados:
Paraíso de los Trabajadores
Perestroika (reestructuración económica con el objetivo de preservar el sistema socialista)
Glasnost (transparencia, que terminó por volverse contra Gorbachev)
Violencia
Sedición
¡GOLPE DE ESTADO A MOSCÚ!

Y los caminos en conflicto serán los Países Bálticos, el Cáucaso, Asia Central, el Partido Comunista y Rusia.


Para evitar que a Gorbachev le borren la mancha a escobazos, tenemos que ir haciendo retroceder la unidad en cada camino, y ésta irá avanzando según indique la carta que robemos esa ronda:

¡Mira a quién tenemos aquí!, y no me refiero a Gorbachev (el triangulito invertido es que baja dicho medidor o camino...malo; si es verde, muy pocas veces, sube...bueno)



Para hacer que una unidad retroceda, cada ronda dispondremos de un número variable de acciones, también indicado en las cartas. Se lanza un D6 y si es ≥ que la fuerza de la unidad ésta retrocede.

En cierto momento de la partida se sustituye la unidad de cada camino por unaas fuerte. En este caso, tendremos que sacar 5 o 6 para que la unidad retroceda, pero como disponemos de un +1 en el camino nos bastará con un 4


Si conseguimos finalizar 1991 sin que se haya producido un Golpe de Estado con éxito pasamos a ver los Puntos de Victoria que hemos hecho y en qué categoría entramos. Éste es el funcionamiento básico del juego y en general de los Estado de Sitio.






¿QUÉ AÑADE?
En esencia dos cosas:

•3 Caminos Extra

Ésto es fundamental en el juego. Hay 3 medidores de Bienes Públicos (State Assets) que subes también con tiradas de D6: Planes Quinquenales, Comunicación&Cultura, Poder Militar. Te pueden hacer perder la partida si alguno llega a 0, pero si consigues llevarlos al final, cada uno te da un ficha como beneficio para resistir mejor en los caminos:


•Gorbachev se va de viaje
Por lo visto Mikhail realizaba visitas por Europa que se prolongaban bastante tiempo, bien por vacaciones o para 'disfrutar' de la popularidad que allí alcanzó, dejando a Ligachev como sustituto. Hasta tal punto llegó esa popularidad que llegó a hablarse de Gorbymanía jajaja. Estas ausencias, que sólo dependen de que tengas suerte o no en una tirada D6, se ven reflejadas en el juego en que pierdes para esa ronda las 2 acciones que te proporciona Gorbachev. A la ronda siguiente vuelve, pero resulta bastante molesto la verdad.

Mírale que contento está el jodío. "¡Gorbi, Gorbi...!"



El juego tiene otros elementos trasladados de la situación política del momento, como el Pacto de Varsovia:

Son de un uso. Cada ficha te da acciones pero a costa de bajar en ciertos medidores (representa que ese país sale del Pacto de Varsovia)


...o las fuerzas militares y misiles que la URSS tenía desplegados en Alemania, Europa Oriental y Afganistán:

También dan acciones, con un coste en el medidor militar que varía según el Presidente que haya en EEUU. Si el Muro de Berlín no ha sido derribado no se pueden usar los militares de Alemania


Además de los Eventos que se van sucediendo en la carta de cada ronda:

Chernobyl o el vuelo de Matias Rust son sucesos que algunos vivimos. En el juego, normalmente hacen disminuir un medidor, aunque a veces lo contrario


Masacres acaecidas sobre todo en la zona del Cáucaso, como la de Tbilisi






OPINIÓN PERSONAL
Ante todo es un juego sencillo, y con un gran componente de azar. Tus decisiones giran en torno a dónde trasladar ese azar: ¿intento subir Comunicación&Cultura para ver si consigo el bonus en una tirada, o directamente intento alejar la ficha en el camino del Cáucaso?. Las decisiones son bastante simples ya que no hay muchas opciones de acción: o intentas subir en un medidor o lo intentas en otro. No puedes por ejemplo guardar acciones para otra ronda. Sí que puedes poner, digamos, obstáculos para evitar el creciente descontento de la gente, aunque siempre dependerá finalmente de la tirada de un dado; con mayor o menor probabilidad de éxito pero el azar estará ahí.
Ésto es común a los juegos de Estado de Sitio, aunque en cada uno hay distintos factores a tener en cuenta, y en algunos hay más variables en juego que en éste.

Su punto fuerte es la tensión que te genera, ya que siempre estarás amenazado en mayor o menor medida (hasta que finalmente estás directamente contra las cuerdas). Es un juego para vivir esa tensión y los altibajos que la suerte te va a deparar, y para recrear el momento histórico en el que se centra el juego.





El Mazo de cartas está dividido en cuatro periodos de 4 u 8 cartas, y siempre son las mismas cartas. Lo que varía es el orden de las cartas dentro de cada periodo. La división en periodos se debe a que cada carta está basada en un acontecimiento real, y quedaría demasiado extraño que algo ocurrido al principio, en 1986, sucediese en el juego en 1991, cuando ya estás casi acabando.

Ésto evidentemente tiene algo negativo, y es que verás los mismos Eventos en cada partida. Lo positivo es que, por esa misma razón, irás sabiendo con las partidas (más o menos) qué es lo que en cada periodo todavía está por ocurrir, lo que te permite un pequeño componente de planificación, siempre sujeta a lo que después depare el dado.



Conclusión
No esperes un gran juego estratégico. La mala suerte puede desbaratar cualquiera de tus planes. Ésto puede resultar bastante frustrante, no voy a decir lo contrario, aunque también le da una emoción que no tendría de otro modo.

Las decisiones son bastante sencillas, las tiradas de dado continuas y el desarrollo de la partida muy similar, tanto entre partidas como en el desarrollo de cada una, con pequeños cambios a lo largo del juego como cuando se abarata el coste de usar las acciones que te da usar uno de los emplazamientos militares, o cuando ya están disponibles los países del Pacto de Varsovia.

Es un buen representante de los juegos de Estado de Sitio, un pequeño escalón por encima de Zulus on the Ramparts en cuanto a complejidad, aunque puede que se te siga quedando corto; depende de lo que esperes de él, y como siempre en este autor con base histórica muy firme y muy bien trasladado al juego, tanto por los textos de ambientación en las cartas y las pequeñas aclaraciones en el manual como por los elementos incluidos en el juego.


Gorbachev y Erich Honecker, Jefe de Estado de la República Democrática Alemana.
 ¡Qué bonito es el amor!...



Puntuación: 7



Entrada en bgg
Hola.

Os dejo un enlace a la tradumaquetación del mazo de cartas de la expansión Combat Commander: Resistance.

https://app.box.com/s/fduy2zitek7bue54cndvxge12ex7c1pa

Espero que os sea de utilidad

Vídeo con una partida completa jugada en http://www.boardgamearena.com (mi partida #33).
En tiempo real voy relatando mis planes en el transcurso de la partida.
Idea preconcebida a 3 era el Castillo. La marcha me derivó a otra estrategia. Probando opción eclesial 🤔
Covid-19 nos tiene en cuarentena voluntaria.
Videotutorial:

BGG: https://www.boardgamegeek.com/boardgame/18602/caylus
Mercado BGG: https://www.boardgamegeek.com/boardgame/18602/caylus/marketplace/geekmarket
BoardgamePrices: https://www.boardgameprices.com/prices/caylumuevecubos
Muevecubos: https://muevecubos.com/buscar/caylus
Ludonauta: https://www.ludonauta.es/juegos-mesas/caylus-2005

en: 08 de Marzo de 2020, 18:59:42 13 KIOSKO / Reseñas escritas / FIVE TRIBES (Reseña)



Tercer juego de mi wishlist de mi cumpleaños. Un eurogame bastante sesudo que ha entrado bien en mi grupo habitual de juegos.

Resumen rápido

Five Tribes es un euro de hace ya algunos añitos, que comparte una mecánica básica de los juegos Mancala (Wari) en el que vas a tener que darle duro al coco para ganar.

Si le quitamos el revestimiento de las 1001 noches que tiene, nos queda un juego en el que tendremos que ir calculando muy bien nuestros movimientos. Muy resumidamente tenemos un tablero de 6x6 losetas en las que en cada una de ellas hay meeples de varios colores. Como en los juegos Mancala, en nuestro turno cogeremos todos lo meeple de una loseta y tendremos que ir soltando un meeple en una loseta adyacente avanzando por el tablero, como si de Pulgarcito se tratara, y llegando a una última loseta donde debe haber al menos un meeple igual al que nos queda en la mano.

Después de esto, se desencadenan acciones variadas dependiendo del color de los colores de los meeple y las acciones impresas en las losetas.

Finalmente puntuaremos por un porrón de diferentes variables basadas en las losetas, meeples y cartas que tengamos.

Con un AP elevado (entreturno para los amigos) es un juego que hará las delicias de quien le guste estrujarse el coco tipo ajedrez. Cuidado, no se parece en nada al ajedrez, pero si quieres jugar bien, podrías estar pensando hasta el infinito con la gran cantidad de opciones que tienes.

Ficha técnica      
Año:   2014
Jugadores:   2 - 4
Tiempo:   90 min
Edad:   +12
Mecánica:   Mancala, Ensalada de puntos, Apuesta de turno
Analís / Paralís:   Medio
Precio:   45€ aprox
Editorial:   Maldito Games / Days of Wonder
https://www.malditogames.com/juegos/five-tribes-juego/
https://www.daysofwonder.com/five-tribes/en/
Autor:   Bruno Cathala
Arte / Diseño:   Clément Masson
Ficha BGG:      https://boardgamegeek.com/boardgame/157354/five-tribes

Caja y componentes

La caja es la estándar tipo Catán, robusta y muy atrayente a los ojos. Como en prácticamente todos los juegos de Days of Wonder, el inserto es una maravilla. Para empezar los restos de los paneles troquelados se colocan bajo el inserto para que al cerrar la caja todo quede perfectamente ajustado.



Todos los componentes tienen su sitio y apenas se mueven, salvo que le des mucho ajetreo a la caja, pero ni aún así se moverán mucho.

Five Tribes es un juego con tablero modular, se construye con una cuadrícula de 30 losetas a doble cara (aunque ambas caras son iguales). Las losetas son de buen tamaño (8x8 cm) y calidad, además de tener unos dibujos muy bonitos. En general el arte gráfica del juego es muy alta.


El juego trae muchísimo material, en cartón troquelado, además de las losetas tenemos 96 monedas y dos tableritos para las apuestas del turno y orden del turno.


Quizá estoy mal acostumbrado, seguro que sí, pero sinceramente esperaba más, tratándose de un juego de Days of Wonder. Unas monedas de plástico hubieran sido la leche, pero bueno, tampoco están tan mal, la verdad.

hay muchísima madera en el juego, 16 meeples amarillos, 20 blancos, 18 azules, 18 verdes, 18 rojos, 12 palmeras, 10 palacios. También se incluye una bolsa para almacenar los meeple como luego veremos. Eso sí, bolsas para aburrir si te gusta organizarlo todo en bolsas, cosa que en este juego no lo veo...



Más madera para cada jugador; 8 camellos negros, naranjas, azules y rosas con su correspondiente peón de jugador. El jugador azul y rosa tienen 3 camellos adicionales y otro peón para el juego a 2 jugadores.


Nuevamente los materiales me han rechinado un poco. Sobre todo los peones de los jugadores. Son de una madera muy ligera, me producen una sensación rara, la verdad. El resto están muy bien, aunque los colores tampoco me han caído en gracia, pero para gustos, los colores, nunca mejor dicho...

Cartas, 22 caras de genio de buen gramaje y calidad del mismo tamaño que las losetas.


y 54 cartas de recursos con 9 dibujos diferentes además de los faquires.


Un cuaderno muy grueso para anotar los puntos finales.


Y unas instrucciones y hojas de ayuda (que son de gran ayuda) completan todo el material del juego.

Preparación

La preparación es bastante laboriosa y ocupará mucho espacio. Tan solo las 30 losetas te ocupan un cuadrado de 48x40cm, bastante considerable. Además vas a necesitar todo el material del juego en la mesa o cerca de ella.

Construiremos la cuadrícula de 5 x 6 losetas al azar y sobre ellas colocaremos 3 meeple al azar en cada una de ellas, para lo cual usaremos la bolsa negra. Cuando ya hayamos jugado la primera partida veremos que los meeple acaban en la bolsa, así que al menos eso ya lo tendremos preparado.

Después se colocan los tablero de apuesta y orden del juego y entregamos el material a cada jugador, todos los camellos de su color y los peones (en partidas de más de 2 jugadores se quitan 3 camellos azules y rosas y el peón adicional azul y rosa), además de 9 monedas de valor 5 y 5 de valor 1 (total 50 PV)

Colocamos 3 cartas de genio boca arriba y 9 cartas de recursos.


Las palmeras, palacios y monedas colócalas donde quieras, yo las dejo en la caja. Es más cómodo.

Colocamos al azar en el tablero de orden de turno los peones y ya se puede empezar a jugar.

Mecánica

Al principio de cada ronda lo primero que haremos será pujar por el orden de turno. El jugador que esté en el puesto 1 del tablero de orden será el primero en apostar. Coge su peón y lo coloca en el tablero de apuesta. El lugar donde lo ponga indica el número de monedas (PV) que tiene que pagar. De este modo, para ser el primero tendrás que pagarlo ya que el jugador que esté más a la derecha del tablero empezará esa ronda.

También lo puedes colocar en el 0 y no pagar, pero entonces, otro jugador puede poner también en el 0, desplazándote hacia arriba y jugando detrás de él.


Una mecánica muy curiosa que de la mitad hacia arriba cobra mucho sentido y da lugar a muchos piques.

Una vez apostado, el jugador más a la derecha coloca su peón en el tablero de orden en el número 1 y así sucesivamente los demás.

Bueno, una vez decidido el orden del juego, cada jugador realiza una serie de acciones.

Mover meeples

Esta es la mecánica básica del juego y que comparte con los juegos tipo Mancala. El jugador coge todos lo meeple de una loseta y los mueve a una loseta adyacente ortogonalmente dejando uno en esa loseta. Continúa así hasta que le queda un meeple en la mano. Ese último meeple debe llegar a una loseta donde haya al menos un meeple de ese color.


Con GIF animados y todo, estoy que lo tiro

No está permitido acabar en una loseta vacía ni en una loseta en la que no haya al menos un meeple del color del que nos queda en la mano.

Recoger meeples

A continuación cogeremos todos los meeple del color del meeple que teníamos en último lugar en la mano y los retiramos de la loseta.

Si conseguimos dejar la loseta de destino vacía, colocaremos un camello de nuestro color en ella y esa loseta será nuestra y nadie más podrá reclamarla al final de la partida; es decir, nadie más podrá colocar un camello en ella, aunque sí realizar la acción de la loseta si acaba en ella.

Acciones de los meeples (tribus)

Los meeples representan las 5 tribus del juego y cada uno de ellos juega de una forma diferente.

* Amarillos (Visires)

Se almacenan frente a cada jugador. Cada Visir al final de la partida vale 1 PV y el jugador con más Visires recibe 10 PV adicionales.

* Blancos (Ancianos)

Se almacenan frente a cada jugador. Los Ancianos valen 2 PV al final y también sirven para comprar  y utilizar genios

* Verdes (Mercaderes)

Van directamente a la bolsa. Los Mercaderes te permiten coger tantas cartas de recursos como Mercaderes hayas cogido. Esto puede proporcionar muchos puntos al final de la partida ya que obtendremos puntos por dichas cartas.

* Azules (Constructores)

Van directamente a la bolsa. Los Constructores dan puntos por las losetas con valores azules. Contamos cuántas losetas azules hay alrededor de la loseta donde acabamos y multiplicamos ese número por los Constructores que teníamos en la mano. Podemos aumentar el valor de multiplicación descartando faquires. Por cada faquir sumaremos 1 al número de Constructores.

El resultado serán monedas que van a nuestra reserva, al fin y al cabo PV.

* Rojos (Asesinos)

Van directamente a la bolsa. Los asesinos son muy potentes. Si por ejemplo tenemos 3 en la mano podremos asesinar / quitar un meeple de una loseta que esté a 3 de distancia de la loseta donde acabamos. Además, si esa loseta queda vacía, podemos colocar un camello en ella. Por tanto, en una buena jugada podríamos hacernos con 2 losetas de juego en un solo turno.

Además lo Asesinos tienen la bonita facultad de que independientemente del número de Asesinos que tengamos, podemos eliminar un Visir (Amarillo) o Anciano (Blanco) que otro jugador tenga almacenado delante suyo.

Acciones de las losetas

Las losetas tienen unos símbolos grabados en ellas, cada uno de ellos te permite realizar una acción.

* Colocar una palmera


Cuando acabas en una casilla con este símbolo, la hayas vaciado o no, colocas una palmera. Las palmeras que haya en una loseta controlada por tí, te proporcionarán 3 PV al final de la partida

* Colocar un palacio


Igual que con la palmera. Dan 5 PV al final de la partida

* 1/3 y 2/6


Permiten coger 1 o 2 cartas de recursos (depende de la acción) de entre las 3 o 6 primeras cartas (depende de la acción)

Las cartas de recursos proporcionan muchos puntos al final de la partida, luego lo vemos

* Adquirir un genio


Este símbolo te permite coger un genio pagando 2 meeple blancos o 1 meeple blanco y una carta de faquir.

Hay 22 genios diferentes, cada uno con sus poderes/acciones especiales. Además, por sí solos otorgan puntos al final de la partida.

Venta de mercancías (cartas de recursos)

Si quieres, opcionalmente, puedes vender las cartas que tengas y convertirlas en monedas. Es raro realizar esta acción, pero es posible.

Las cartas otorgan puntos dependiendo de los grupos de cartas distintas que tengas y el número de ellas.


Mantenimiento

Cuando todos los jugadores han realizado sus turnos, se acaba la ronda y se reponen las cartas de recursos y de genio, comenzando una nueva ronda.

Fin del juego y puntuación

El juego acaba cuando un jugador no puede realizar ningún movimiento o algún jugador ha colocado todos sus camellos. En ese momento se siguen jugando turnos (es posible realizar acciones de genio) hasta que se acaba la ronda.

La puntuación viene marcada por una ensalada de puntos que con la ayuda del bloc, resulta muy simple


* Monedas, tantas tienes, tantos PV
* Meeples amarillos, cada uno 1 PV y el que más tenga, 10PV adicionales
* Meeples blancos, cada uno 2 PV
* Genios, su valor impreso en la carta
* Palmeras, cada palmera en una loseta que controlas, 3 PV
* Palacios, cada palacio en una loseta que controlas, 5 PV
* Camellos, el valor impreso en la loseta donde se encuentra
* Cartas de recursos, al igual que en la acción de venta, los PV según cartas en grupos

Precio

Bueno, es un tema delicado. Days of Wonder tiene precios altos en general, pero compensados por una buena calidad y cantidad de materiales. En este caso, aunque algunos de ellos me han defraudado un poco, podría decir que el precio (aprox 45€)  me parece adecuado.

Curva de aprendizaje

Five Tribes es un juego según la BGG, de tipo medio. No es un juego para no iniciados, puede abrumar bastante y además hay que pensar lo suyo para poder encontrar la jugada más favorable. Las reglas, aunque largas, son sencillas y se aprenden fácilmente, en la primera partida, la mecánica queda muy clara.

Variaciones y ampliaciones

El juego permite una especie de variación para 2 jugadores. No es realmente una variación, si no un apaño, me explico. Cuando juegan 2 jugadores, ambos tienen 2 peones de turno; es decir, en cada ronda tienen 2 turnos. Excepto eso el juego es plano en cuando a variaciones de mecánica.

Si embargo la rejugabilidad es muy alta ya que el tablero es modular, por lo que cada partida será diferente.

Bicheando por la BGG he visto que hay algunas ampliaciones que, sinceramente, no creo que le hagan falta, salvo que te interese complicarte la vida. De todas formas a fecha de hoy no están a la venta en español :-(






Opinión

Tenía echado el ojo a este juego por las buenas críticas generales que había visto en internet, pero debo decir que los materiales me han decepcionado un poco. Esperaba mucho más de ellos, sobre todo de la madera, es demasiado ligera y los colores demasiado chillones para mi gusto, pero bueno, nada grave, la verdad. El juego trae una pasada de material para el precio que tiene.

Tengo que destacar las instrucciones, son una pasada, está todo perfectamente descrito al mínimo detalle y con mucho ejemplos aclaratorios, como tiene que ser. Os recomiendo empezar a jugar leyéndolas para todo el mundo, se entienden perfectamente. Y posteriormente las tarjetas de ayuda servirán para recordar cualquier cosa que no recuerdes de un solo vistazo.

La iconografía es sencillamente perfecta. Una vez asociada la imagen a los iconos, todo se entiende de un solo vistazo, un 10 para los diseñadores.

En cuanto a la mecánica y sensaciones del juego he observado en las partidas que he jugado que depende mucho del tipo de jugador que tengas en la mesa. En este juego se puede calcular todo, por lo que si el jugador quiere tirarse 5 minutos pensando en la mejor jugada es muy posible que lo haga a no ser que los demás le tiren algo a la cabeza, insulten o demás... cosa que nos ha pasado, por cierto. No quisiera compararlo con el ajedrez pero es un juego que a la hora de realizar la acción de movimiento puede ralentizar bastante la partida.

En tu turno tienes que tener claro dónde quieres llegar, qué meeples te vas a llevar y si vas a conseguir colocar un camello en la casilla. El juego tiene dos puntuaciones claramente superiores a las demás, que son las puntuaciones de las losetas y las monedas.

Tengamos en cuenta que cada jugador tiene 8 camellos y que las losetas puntúan entre 4 y 15 puntos, siendo la mayoría de 4 y 6 puntos, por lo que de media podrías llevarte más o menos 50 puntos en losetas si colocas todos los camellos.

Por otro lado están las cartas, que si te lo curras un poco puedes llevarte un grupo de 7/8/9 cartas que te dan 40/50/60 puntos.

Por último están las monedas, que también proporcionan un buen puñado de puntos.

El resto de puntos depende mucho de la estrategia. Los genios desequilibran mucho las puntuaciones y permiten hacer acciones que fastidian o dan mucha ventaja a quien los utiliza.

En cualquier caso como veis se trata de un juego un tanto sesudo. Seguro que habrá quien no esté de acuerdo y diga que hay juegos mucho más complicados y bla bla bla, pero este juego es de pensar, o por lo menos si piensas un poco y trazas una estrategia, tienes mucha ventaja.

Una curiosidad... siendo fieles a nuestra tradición, hemos jugado mal las primeras partidas, pero curiosamente hemos encontrado una variación de las reglas interesante.

Resulta que nos saltamos a la torera la norma de que no se puede acabar en una loseta vacía y eso provoca dos cosas; por un lado la partida se acorta bastante ya que se colocan los camellos mucho más rápido, y la otra es que la puntuación por losetas es mucho más importante frente al resto de puntuaciones. Sinceramente os recomiendo quitar esta regla para principiantes o niños, lo disfrutarán mucho más.

Bueno, pues esto es Five Tribes, un euro sesudo apto para todos los públicos que les guste pensar un poco. No lo veo como un juego de introducción o regalo para un no iniciado, demasiado abstracto y complicado, para eso hay muchos juegos mejores.

Eso sí, este juego es un imprescindible en una ludoteca por lo original de su mecánica, muy poco aplicada a los juegos modernos (al menos los que he probado).

¡Hasta la próxima!

http://elviernestocajugar.blogspot.com/2020/03/five-tribes-un-mancala-adaptado-080320.html

Salu2
Mario

en: 07 de Noviembre de 2019, 11:04:52 14 SALÓN DE TE / ¿Qué os parece...? / Crystal Palace, ¿qué os parece?

Pues eso, que opináis del Crystal Palace los que lo habéis probado.

Yo lo he jugado poco, pero de los euros duretes que tenía en la lista para este Essen, este es el que más me ha gustado a falta de probar el Maracaibo.

Lo que me ha gustado:

-La parte económica del juego en los dados.
La interacción y la tensión en la colocación de lo trabajadores (dados).
-Simple en cuanto a recursos, solo tres contando el dinero.
- Tipos de puntuaje, hay cartas de proyecto que puntuan mucho al principio, otras más al final, los personajes pueden dar muchos puntos pero requieren de mantenimiento económico. El combinar las cartas que dan algún punto extra o la asimetria por objetivos según el país que lleves.
-La producción está muy bien, tanto a nivel de materiales, ilustraciones como iconografia.

Todavía no le he encontrado ningún punto negativo a resaltar, si con más partidas lo veo ya lo añadiré.

A ver que os ha parecido a vosot@s


en: 23 de Octubre de 2019, 13:49:15 15 KIOSKO / Reseñas escritas / Fields of Green (Reseña)




Número de jugadores: 2-4
Duración: 45 mins. - 1 hora
Mecánicas: draft de cartas, tableau building.
Ficha en BGG: https://boardgamegeek.com/boardgame/200954/fields-green



Fields of Green es un juego que al parecer no ha hecho mucho ruido en el mundo hispanoparlante. Y es raro, teniendo en cuenta que comparte creador con Among the Stars, juego de mecánicas muy similares con ambientación de ciencia-ficción espacial que sí tuvo bastante más repercusión en su momento (2012).

Sin entrar en muchos detalles, voy a dar una visión general de cómo fluye el juego. El objetivo del juego es construir una granja próspera que nos reporte el mayor número de puntos de victoria posible. Esto se consigue gracias a las interacciones entre las diferentes ubicaciones que iremos construyendo.

Dichas ubicaciones las iremos seleccionando mediante una mecánica de draft en la que empezaremos con una mano de 6 ubicaciones, elegiremos una de ellas y pasaremos el resto. Las ubicaciones se puede construir tal cual o usar para conseguir recursos u otras construcciones básicas (tanques de agua o silos para almacenar la comida). Algunas ubicaciones producen comida, otras convierten la comida en dinero y otras (que cuestan mucho dinero) dan puntos de victoria.

Si esto os suena, es porque es básicamente lo mismo que se hace en 7 Wonders. La principal diferencia aquí radica en que la colocación espacial dentro de la granja de cada una de las localizaciones es muy importante. Por ejemplo, puede haber una ubicación que nos dé puntos de victoria por cada campo de cultivo de tipo frutal que esté a menos de dos casilla de distancia, por lo que la forma de ir construyendo nuestra granja es un puzle en sí mismo.

Tras la fase de draft, hay una fase de “cosecha”, en la que tenemos que gestionar las necesidades de nuestra granja: regar nuestros campos, alimentar al ganado y obtener dinero por nuestra producción. Aquí se sufre bastante, dado que la distancia de los tanques de agua a los campos y la cantidad de agua almacenada determinan si es posible regarlos todos y si tenemos que poner algún terreno en barbecho (perdiendo sus efectos hasta que lo recuperemos); del mismo modo que aquellos animales para los que no tengamos alimento, tendrán que irse de la granja (aunque de nuevo, no de forma permanente).

Tras cuatro rondas de draft y cosecha, el juego termina y el jugador que haya acumulado más puntos de victoria gana, como era de esperar.

El juego destaca por encima de otros drafting en el control que tenemos sobre las cartas con las que empezaremos. En lugar de robar de un mazo único, cada tipo de construcción está en un montón de robo separado. Al robar, podemos coger nuestras 6 cartas de cualesquiera de estos montones, con la condición de que robemos al menos una carta de tres de ellos. Es decir, podemos robar 4 campos, 1 edificio y 1 campo de ganadería, pero no 6 de campos. Esto nos permite buscar las cartas que necesitamos, pero sin determinar completamente lo que los demás tendrán que quedarse de nuestra mano.

Uno de los aspectos más interesantes del juego es su modo a dos jugadores por lo divertido que es, a diferencia de lo que ocurre con otros juegos de draft. La mecánica es bien sencilla: tras robar las cartas, y sin mirarlas, se barajan ambas manos y se levantan las seis primeras. El primer jugador roba una de ellas, el segundo elige una de entre las 5 restantes. Después, se revelan dos cartas más y se repite la operación. Así hasta que cada jugador ha seleccionado sus seis cartas de la ronda. Es una mecánica estupenda que da control y algo más de interacción a las partidas.


Opinión personal:
Estamos ante un juego de peso medio, en el que las decisiones se van haciendo cada vez más complicadas, pero sin llegar nunca a abrumar. La sensación de haber desarrollado la granja es bastante satisfactoria y el juego tiene una duración más que correcta. Tiene muy poca interacción, pero eso no es ningún problema para mi grupo.

Su temática es agradable y accesible, lo cual facilita que salga a mesa con más grupos (cosa que no ocurre con Among the Stars, que está más encasillado en grupos de jugones). Y sorprendentemente, las decisiones y las acciones son bastante temáticas, no están pegadas y tienen mucho sentido.

Es un juego que recomiendo encarecidamente (sobre todo si se tiene pensado jugar a dos jugadores) y que creo que merece mucha más atención de la que está recibiendo. Me extraña que ninguna editorial española se haya interesado en publicarlo, porque tiene todas las papeletas para funcionar perfectamente.
Páginas: [1] 2 3 ... 26 >>