logo

Panel de agradecimientos

Mostrar los mensajes que están relacionados con el gracias. Se mostraran los temas en los que has dado un agradecimiento a otros usuarios. (Relacionado con el primer post.)


Mensajes - Altea

en: 31 de Marzo de 2021, 23:56:58 2 KIOSKO / Reseñas escritas / 30 monedas: Primeras impresiones

Hace tiempo los juegos de mesa inspirados en películas o series de televisión eran sinónimo de "merchandising" de una calidad lúdica "dudosa", con honrosas excepciones: "Dune", de 1979, puede ser uno de los "clásicos" destacables, y mucho más tarde, "Spartacus", en 2012, y muy especialmente "Battlestar Galáctica" en 2008, confirmaron que se pueden hacer juegos sobresalientes y únicos, con el "extra" que aporta una buena temática con unas mecánicas a su servicio.



OJO, ESTA RESEÑA CONTIENE SPOILERS DE LA TRAMA DE LA SERIE, EVITA CONTINUAR SI TIENES INTENCIÓN DE VERLA EN ALGÚN MOMENTO

30 monedas está siendo una serie de indudable éxito en su "distribución": HBO es una de las plataformas más potentes en la actualidad. Quizá con un contenido (mitos de Cthulhu y "círculo de Lovecraft") y un planteamiento (ritmos y elementos, como el carácter coral, la heterogeneidad y peculiaridad de las características y trasfondo de los personajes, muy propios del rol (de hecho la serie podría decirse que está planteada como los "módulos" de una campaña de "La llamada de Cthulhu" más que como las temporadas de una serie tradicional) lo que quizá aleje a una parte del público.



Un juego inspirado en una serie de este perfil tenía muchas papeletas para irse a lo fácil y sacar el enésimo "trivial" u "oca vitaminada", pero Germán P. Millán y Juan Luque, autores del juego, han tenido la oportunidad de hacer algo original y adaptado al mundillo de los "juegos de mesa modernos" (como se dice ahora).



El juego, publicado por Ludonova este 2021, está pensado para jugar en solitario o a dos jugadores en modo cooperativo, con una duración de unos 30-40 minutos. El objetivo es resolver, durante 12 turnos divididos en 3 capítulos, tres misiones, la última de ellas siempre será
Sorry but you are not allowed to view spoiler contents.
, evitando "perder" en el proceso.

En el tablero general tenemos un marcador de "Conspiración" que representa los "planes de las fuerzas del mal" (una forma de perder, si se dispara) y un espacio para acumular marcadores de "amenaza", los cuales pueden hacer que se "descubra" la moneda oculta (una mecánica del juego), y que una vez descubierta acumule marcadores (representando la cercanía a controlar la moneda por parte de los Cainitas) y termine en manos de los enemigos (otra forma de perder).



Debajo, unas cartas de "Cainitas", los principales antagonistas, que acumularán contadores conforme avancen los turnos y se activarán generando distintos efectos negativos (aumentar la Conspiración, la amenaza, reducir las capacidades de los personajes...

Y finalmente, las tarjetas de los tres personajes que controlaremos durante la partida (uno cada turno), con sus capacidades: ataque, investigación, coraje y temor.

Los turnos son sencillos:

Revelamos un evento (siempre perjudicial).

Realizamos un mantenimiento que básicamente supone aumentar la amenaza y/o activar cainitas.

Elegimos a un personaje para actuar.



Robamos cartas (con una interesante mecánica de "fuerza-tu-suerte/push-your-luck"), las

Y las usamos para realizar acciones, principalmente atacar (para eliminar cainitas y con ello frenar sus efectos negativos y obtener algunas recompensas) e investigar (para eliminar los marcadores de activación de esos cainitas).

La mecánica más original y destacable del juego es el uso de la moneda de Judas:



¿Veis las "medias monedas" en algunas carta de personaje? Bien. Las cartas de colocan en los tres espacios bajo cada loseta de personaje (hay unas reglas sobre cuántas y dónde se pueden colocar, pero no entraremos en detalle). Si consigues "formar la imagen" de la moneda con las cartas, obtendrás unos "bonus" en forma de "Habilidades de moneda" y, por lo que me ha parecido, la gestión y optimización de esta mecánica es determinante para poder optar a la victoria.

¿Se percibe el tema? En parte sí. No tenemos una gran "narrativa incrustada" en forma de texto, más allá de algunas frases de la serie de los eventos, pero sí se puede percibir cierta "narrativa emergente" con la historia que se crea: personajes enfrentándose a enemigos cainitas, una "conspiración latente", una némesis final (no la que cabría esperar... los que hayáis visto la serie ya sabéis a lo que me refiero) y especialmente un uso de la moneda de Judas (que por cierto se agradece mucho que sea de metal pretendiendo simular una réplica bastante conseguida) y su movimiento entre personajes, como más o menos pasa en la serie.

SENSACIONES

Creo que a los amantes de los juegos en solitario les puede suponer un reto interesante gracias a un diseño matemático que obliga a dominar el juego y sus mecánicas. ¿Qué tal soporta el juego a dos? En mi opinión, muy bien: los dos jugadores se ven obligados a "entenderse" para optimizar sus turnos, y hay una parte de información oculta (la mano de cada jugador y las cartas que se descartan en la preparación) que impiden un control absoluto sobre lo que sucede y va a suceder. No soy precisamente bueno en este tipo de juegos, y he estado a "una carta - una acción" de superar el juego en estos tres primeros intentos, lo que me hace pensar que es posible que a los expertos en este género les pueda resultar un reto no demasiado extremo (hay un modo "épico" que aumenta la dificultad, pero no me ha parecido que sea un "modo pesadilla", seguro que hay alternativas para complicarlo más). Mi principal duda con el juego es si una vez superado una o dos veces puede caer en cierta demotivación, y que por tanto la rejugabilidad pueda ser limitada tras el entusiasmo inicial y cuando esa "originalidad" deje paso a la automatización de las acciones.

Temáticamente, percibes que estás en un juego inspirado en 30 monedas y se ha sabido recoger el trasfondo de la serie, pero, y esto es muy subjetivo y personal, muchos no coincidirán con esto, para mí de un juego de 30 monedas esperaría más investigación, más "información oculta", más "sorpresas narrativas" y mucha más presencia de la cosmogonía lovecraftiana que destila la serie.

Mención aparte merece la distribución que está teniendo el juego: una exclusividad temporal para su venta en Fnac. Esto me deja sensaciones encontradas: por una parte, la Fnac es un excelente expositor para el juego y la serie, y hasta donde conozco están ampliando sus secciones de juegos dando visibilidad a esta afición, lo cual es de aplaudir. Por otra, que las pequeñas tiendas, que al fin y al cabo son las que han sido el principal canal tradicional de distribución y que tienen unos márgenes y una situación muy difícil se queden "fuera" (aunque sea temporalmente) me resulta algo "controvertido" (ojo, poniendo por delante que es perfectamente legítimo).

Lo más difícil de todo: ¿es un juego para "todos los públicos"? ¿Cómo va a funcionar el juego con un público "familiar"? Sin ser un juego complejo, quizá para alguien que lleva años sin leer un manual y sin jugar a nada que no suponga tirar un dado y leer una pregunta puede resultar poco accesible (y no porque el manual no explique bien el juego, sino porque no son las mecánicas habituales y, aunque suene un poco rancio, tengo poca fe en que una mayoría de "no-jugones" se enfrente con éxito a un manual de 12-16 páginas).

Matemáticamente el juego (o esa es la impresión que tengo tras tres partidas) está diseñado de forma exigente para que tengas una mínima esperanza de conseguir tus objetivos... pero para que sea victoria se te escape entre los dedos (al menos hasta que aprendas a optimizar acciones, aunque no vamos a entrar en mucho detalle de más reglas en ese sentido).

Carta impera victoria es un juego ligero, de cartas, para de 2 a 4 jugadores, de unos 20 minutos de duración (quizá se pueda alargar un poco jugado a 4), diseñado por Rémi Amy e ilustrado por Christopher Matt e Ian Parovel, publicado en 2018 por Lodonaute.



La temática pretende trasladarnos al desarrollo de una civilización, con unas carta divididas en seis dominios: militar, religión, economía, ciencia, arte y utopía. Aunque las cartas tienen distintas ilustraciones para diferenciar las tres "eras" en las que se divide el mazo, no más diferencia entre ellas que el dominio al que pertenecen.





Las distintas eras se diferencian en la proporción de cartas de uno u otro tipo que tienen (p.e. Hay ocho cartas de religión en las eras I y II y ninguna en la III, y 16 cartas de utopía en la era III pero ninguna en las eras I y II).

El juego tiene un objetivo sencillo: conseguir bajar 8 cartas del mismo dominio a tu zona de juego. Es una "carrera", en cierto modo, por alcanzar ese objetivo.


Y el turno es muy simple: bajas una carta a tu zona de juego, aplicas efectos de cartas si los hay, robas cartas hasta tu máximo de mano.

Como podéis ver, muy simple.

La profundidad la proporcionan los efectos de las cartas, de los que hay dos tipos: 1) efectos que te proporcionan tus dominios, cuando hasta bajado cierta cantidad de cartas de ese dominio (p.e. tener dos cartas bajadas de ciencia te permite intercambiar una carta de tu mano con una carta de tu zona de juego, lo que en la práctica supone bajar dos cartas por turno en lugar de 1, y "acelerar" la carrera) 2) efectos que te proporciona descartar una carta de tu zona de juego (p.e. descartar una carta jugada de economía te permite "vetar" a otro jugador impidiendo que baje una carta en el próximo turno a un dominio concreto).



Estos efectos convierten al juego en cierto modo en un "chúpate esa" y en una búsqueda de los mejores combos-sinergias, en "contar" las cartas que han salido de cada dominio y era para hacer un "cálculo de probabilidades" y buscar las cartas del dominio que te interese, y en esa carrera por ser el primero en crear un dominio con 8 cartas en la que lo más probable es que tengas que apoyarte en otros dominios para optimizar tus turnos.

SENSACIONES:

Es un juego ligero pero efectivo. Me recuerda en cierto modo a la mecánica de "crear tu reino" de Ciudadelas, sin, lógicamente, la mecánica de "roles ocultos-acciones ocultas", y donde la "salsita" la proporcionan los efectos que permiten perjudicar al resto de jugadores, boicoteando su turno o sus dominios, lo que se convertirá en los últimos turnos en un "chúpate esa" y "toma y daca" característico de juegos como "Virus", "Uno" o "Munchkin"(salvando las distancias).

El tema, sin que sea la quinta esencia de la inmersión, está bien pegado y están bien relacionados los conceptos de los dominios son sus efectos. Quizá, ya que los autores se han tomado la molestia de poner nombres a esas acciones, deberían estar impresos en la "loseta de ayuda-juego" para acercarnos un pelín más a esa ambientación (aunque no aporte nada mecánicamente).

Una producción en mi opinión destacable, con una cajita de un tamaño inusual (quizá innecesario, pero estéticamente funciona), unas ilustraciones muy simpáticas y una moneda de metal para marcar un efecto de juego también personalizada para el juego.

Quizá no vaya a revolucionar el sector, y es posible que una buena forma de definirlo es como "correcto", lo que es tan neutro como tibio, pero creo que es un juego familiar y de relleno que puede funcionar perfectamente en ese nicho.

en: 17 de Marzo de 2021, 15:40:10 4 KIOSKO / Sesiones de juego / I Torneo UNOMATCHED


GRAN TORNEO
UNOMATCHED


"¡¡Bienvenidos señoras y señores a la primera edición del Torneo en Solitario al UNMATCHED!!.

8 contendientes se batirán en duelos eliminatorios todavía por determinar hasta llegar a la gran final, que determinará el vencedor."


•Reglas
Usaré el Automatched, del que dejaré luego el enlace, para gestionar las acciones del oponente. En la primera ronda (cuartos de final), yo jugaré con uno de los luchadores y Automatched con el otro. Pero dado el carácter eliminatorio de los enfrentamientos, los cruces abren la posibilidad a que se produzcan enfrentamientos entre el Automa o entre dos personajes que llevaba yo en rondas previas. Ante esa circunstancia me lo planteo de esta forma:

-2 luchadores serán preferentemente de control humano
-2 luchadores serán preferentemente de control Automa
-los otros 4 serán la mitad inicialmente de control humano y la otra mitad de Automa, pero podrán cambiar en caso de enfrentarse a un luchador preferente
-En el caso de enfrentamiento entre luchadores preferentes, se decidirá al azar el control


•Participantes:
Alicia
Simbad
Arturo
Medusa
Bruce Lee
Raptors
Caperucita
Beowulf
(Ingen se ha quedado fuera)
La editorial SinPaGames presenta Animo City, un juego de cartas sobre desarrollo urbanístico competitivo. Podéis bajar el juego de forma gratuita en formato print and play desde su página web:
https://sinpagames.com/animocity.php

Está disponible en castellano y en inglés.



Se trata de un juego ágil y sencillo (un filler) de pocos componentes, que se ahorra el tablero pero sin renunciar a la existencia de casillas e información espacial. Al final de la partida sobre la mesa se habrá construido una ciudad con las cartas jugadas.

Cada carta de edificio pueda utilizarse como tal, o como parcela si lo juegas boca abajo, para luego recuperar esa carta en cuanto construyas OTRO edificio en la parcela, de forma que te obligue a planificar tus jugadas.



El juego inicial cabía en un mazo de 66 cartas, pero ya que algunos jugadores tienen problemas en visualizar un tablero imaginario, se han incluído 18 cartas de "montañas" para delimitar el tablero, más 5 cartas de "matojos" para señalizar construcciones fallidas, aumentando este número a 89. También son necesarias algunas fichas para llevar la puntuación.

Todo el juego transcurre en una única zona central común. No hay tableros individuales ni nada que incentive jugar en modo autista. Las acciones de cada jugador afectan directamente a los demás, dejándoles sin espacio donde construir, o directamente jodiéndoles la megaurbanización plantándoles al lado una fábrica molesta.



El nombre Animo City tiene un significado doble. En inglés, se prununcia casi igual a "animosity", y deja ver que cada jugador va a erigir sus edificios de forma egoista. Esto no es una ciudad idílica donde las facciones colaboran en crear un urbanismo perfecto, esto es una ciudad española real de tiempos de burbuja inmobiliaria donde familias ricachonas se disputan las mejores parcelas para sacar adelante sus pelotazos inmobiliarios. El urbanismo de mierda es inevitable.

En castellano, el nombre también viene a significar "la ciudad del ánimo", que se debe a que los puntos de Victoria dependen únicamente de lo "felices" o "tristes" que terminen siendo los edificios que cada jugador construya.



Los comercios quieren poca competencia alrededor, la clase baja quiere no estar demasiado masificada, la clase media quiere estar bien conectada, la clase alta quiere que la dejen tranquila, las empresas quieren dominar puntos clave, las fábricas molestan y los parques agradan a quienes estén alrededor. También hay edificios especiales, en teoría son neutrales pero añaden reglas de puntuación importantes. Cada jugador puede elegir el emplazamiento de uno de estos edificios especiales y conseguirse muchos puntos si ha jugado sus edificios para aprovechar esto al máximo. Por ejemplo, el Centro Comercial putea a los comercios cercanos, el Hospital beneficia a todo lo cercano, la Estación beneficia a todo lo dispuesto en una línea recta (porque determina la arteria de mayor movilidad de la ciudad), etc...

La editorial SinPaGames presenta Animo City, un juego de cartas sobre desarrollo urbanístico competitivo. Podéis bajar el juego de forma gratuita en formato print and play desde su página web:
https://sinpagames.com/animocity.php

Está disponible en castellano y en inglés.



Se trata de un juego ágil y sencillo (un filler) de pocos componentes, que se ahorra el tablero pero sin renunciar a la existencia de casillas e información espacial. Al final de la partida sobre la mesa se habrá construido una ciudad con las cartas jugadas.

Cada carta de edificio pueda utilizarse como tal, o como parcela si lo juegas boca abajo, para luego recuperar esa carta en cuanto construyas OTRO edificio en la parcela, de forma que te obligue a planificar tus jugadas.



El juego inicial cabía en un mazo de 66 cartas, pero ya que algunos jugadores tienen problemas en visualizar un tablero imaginario, se han incluído 18 cartas de "montañas" para delimitar el tablero, más 5 cartas de "matojos" para señalizar construcciones fallidas, aumentando este número a 89. También son necesarias algunas fichas para llevar la puntuación.

Todo el juego transcurre en una única zona central común. No hay tableros individuales ni nada que incentive jugar en modo autista. Las acciones de cada jugador afectan directamente a los demás, dejándoles sin espacio donde construir, o directamente jodiéndoles la megaurbanización plantándoles al lado una fábrica molesta.



El nombre Animo City tiene un significado doble. En inglés, se prununcia casi igual a "animosity", y deja ver que cada jugador va a erigir sus edificios de forma egoista. Esto no es una ciudad idílica donde las facciones colaboran en crear un urbanismo perfecto, esto es una ciudad española real de tiempos de burbuja inmobiliaria donde familias ricachonas se disputan las mejores parcelas para sacar adelante sus pelotazos inmobiliarios. El urbanismo de mierda es inevitable.

En castellano, el nombre también viene a significar "la ciudad del ánimo", que se debe a que los puntos de Victoria dependen únicamente de lo "felices" o "tristes" que terminen siendo los edificios que cada jugador construya.



Los comercios quieren poca competencia alrededor, la clase baja quiere no estar demasiado masificada, la clase media quiere estar bien conectada, la clase alta quiere que la dejen tranquila, las empresas quieren dominar puntos clave, las fábricas molestan y los parques agradan a quienes estén alrededor. También hay edificios especiales, en teoría son neutrales pero añaden reglas de puntuación importantes. Cada jugador puede elegir el emplazamiento de uno de estos edificios especiales y conseguirse muchos puntos si ha jugado sus edificios para aprovechar esto al máximo. Por ejemplo, el Centro Comercial putea a los comercios cercanos, el Hospital beneficia a todo lo cercano, la Estación beneficia a todo lo dispuesto en una línea recta (porque determina la arteria de mayor movilidad de la ciudad), etc...

Vuelven las marcianadas, las parrafadas introductorias para no decir casi nada y los títulos dadaistas.

Hablando en un grupo de facebook sobre el efecto líder he encontrado una postura interesante: "el efecto líder es culpa de los jugadores y son ellos los que deben resolverlo, el diseñador no es responsable de las miserias humanas ni de que haya insoportables invasivos que no te dejen jugar a un cooperativo porque son los más listos y lo saben todo".

Coincido en que es indeseable esa actitud de "líder insoportable" que no deja jugar al resto en un cooperativo, pero, siguiendo la argumentación de Mama Ladilla en "El brasas eres tú mismo", ¿Quién no ha sido alguna vez un pelín invasivo cuando ha visto la "jugada perfecta" y el resto no, en un cooperativo, y se ha dado cuenta de que está comportando como lo que más odia?

El tema principal no es el efecto líder (que os veo venir, que entráis al primer capote que se os pone), sino si es deseable y meritorio que los diseñadores tengan en cuenta estas "miserias humanas" e introduzcan mecánicas para mitigarlas, o si "no deberían por qué tener en cuenta a esos jugadores insoportables, que lo solucionen ellos".

En mi opinión, sí tiene mérito que un juego mitigue, por ejemplo, el efecto líder. El mejor ejemplo que me vienen a la cabeza es Space alert: al introducir dos mecánicas, 1) la información oculta en la planificación de acciones y 2) el "tiempo contrarreloj", impides que un jugador pueda, materialmente, controlar toda la información y coordinar todo lo que sucede en el tablero. ¿Estoy diciendo que todos los juegos cooperativos deben ser así e incluir esas mecánicas? Huelga decir que no. Lo que digo es que ese es un ejemplo de cómo mitigar un efecto indeseable, sea cual sea el origen.

Ahora que ya está más o menos expuesto el tema, la pregunta es: ¿Es deseable que los diseñadores tengan en cuenta que su juego puede que no funcione porque algunos jugadores no van a saber "adaptarse" a las mecánicas, o al contrario, deben diseñar lo que les salga de las gónadas sin tener en cuenta más que sus propios gustos e intereses? ¿Es realizar esas adaptaciones "plegarse al mercado" y "hacerse comercial", o es una necesidad profesional comprensible? ¿Si sabemos que un porcentaje de jugadores no van a saber adaptarse a unas mecánicas, no tiene sentido intentar mejorarlas para que esos "problemas" no sucedan"?

Copón, Calvo, ¿y lo del gel a qué venía? Pues vamos con la metáfora, que sé que os va a encantar: llevamos un año entrando a tiendas y comercios donde hay que echarse gel al entrar, y aún así nos sigue pasando que se nos olvida y los tenderos tienen que seguir recordándonoslo. Podemos pensar que la gente es la mierda, una desconsiderada y una asquerosa que merece reventar por dentro por mil tumores. Correcto. O podemos intentar entender que, por mucho que hagamos, va a haber gente a la que se le olvide, no por mala fe sino por cuestiones estrictamente cognitivas (esta vez no he podido colar el concepto "sesgo" en el texto, pero "cognitivo" no falta, dedicado a mi mayor fan, Gelete) y otros porcentaje de rebeldes y negacionistas con los que poco se puede hacer. ¿Si existiese un "dosificador automático" que nos echase sí o sí el gel en las manos al entrar, no sería una solución que evitase en conflicto y por tanto algo deseable (entiéndase el ejemplo, no se trata ahora de encontrar los mil motivos por los que no es viable un "dispensador automático" ni los problemas que puede conllevar: vamos a aceptar que una cosa así existiese y fuese funcional).
Hola,

Pues Plaid Hat Games ya está sacando las primeras informaciones sobre la 2ª edición de Summoner Wars, uno de mis juegos favoritos para 2 jugadores. Por desgracia, un juegazo del que se habla poco por aquí, probablemente porque sólo está en inglés. Afortunadamente, desde la cuenta de Twitter de Plaid Hat Games apuntaron que seguramente también saldría en español. Si no he entendido mal, las fechas serían para agosto 2021.

https://www.plaidhatgames.com/board-games/summoner-wars/






Para los que nos pueda el ansia, ya se puede jugar online en una versión beta de la app, de momento sólo con Cave Goblins o Breakers (que equivaldría a los Benders de la 1ed), en la siguiente dirección: https://breakers-vs-goblins.plaidhatgames.com/




Por lo que he ido leyendo, respecto la primera edición se ha cambiado lo siguiente:

  • Rediseño total del apartado gráfico. Esto irá a gustos, pero a mi me gustaba más el estilo de la primera edición, este se me hace demasiado manga, aunque reconozco que el nuevo diseño es mucho más visual, claro y limpio.
  • Cambio en las estadísticas. Han aumentado los valores de Ataque, Vida y Coste para permitir mayor granularidad entre las diferentes unidades. En la 1 edición los valores eran más pequeños, por lo que a mismo coste no de unidad podíamos encontrar diferencias importantes, que tampoco se solucionaba con aumento de coste (dos unidades de coste 1 podían tener una diferencia importante de potencia, pero pasar la "fuerte" a coste 2, doblando su valor, podía invertir el desequilibrio).
  • Muros. Ahora se llaman Portales, y en lugar de tener todos 9 de vida, el Portal inicial tiene 10 (por cierto, impreso a doble cara) y los otros dos tienen 5 de vida cada uno. Ahora solo se pueden desplegar en las primeras tres filas de tu mitad del tablero, o bien al lado del Summoner (por lo que si lo usas agresivamente y lo lanzas a la zona enemiga, puedes levantar portales en su territorio). Por cierto que la fase de construir portales se llama ahora "Build Structure".
  • Eventos. Antes se lanzaban todos en la fase de Eventos (a la vez que los Muros). Ahora cada evento tiene una fase en la que se puede lanzar (Invocación, Movimiento, Ataque...). También tienen un coste de magia, aunque puede ser cero. Para ampliar las opciones de deckbuilding, cada Summoner tiene 3 iconos de magia en su carta, y cada evento tiene un icono. El Summoner podrá incluir en su mazo eventos cuyo icono de magia coincida con alguno de los suyos. Eso sí, cada Summoner tiene 2 eventos fijos exclusivos (llamados "Épicos"), y solo variar los otros 6.
  • Despliegue inicial.En la 1ª edición cada Summoner tenía fijadas las tropas iniciales y sus posiciones, además del propio Summoner y el Muro inicial. En la 2ª edición el despligue consta de Summoner + Portal inicial + 2 unidades comunes cualquiera, en en las posiciones que queramos.
  • Magia. Ya no habrá una pila de magia, si no que en el tablero hay un marcador de puntos de magia, y con nuestra ficha marcaremos nuestro nivel actual. Esto tiene dos ventajas, por un lado ver fácilmente cuantos puntos de magia tiene el contrincante, y por otro hace menos farragoso el control de magia/descartes (en casos como Fallen Kingdom se notaba especialmente, porque movías unidades entre una y otra y el tablero). También recoger es más sencillo, porque tus cartas no se mezclan con las del contrincante. Cabe destacar también que los jugadores empiezan ya con tres puntos de magia
  • No puedes atacar a tus propias tropas. Las reglas anteriores permitían atacar tus propias tropas para conseguir puntos de magia y para anularle la obtención al contrario (rematando una tropa muy debilitada, por ejemplo). Aunque esto era una estrategia válida, no tiene sentido y va totalmente contra el espíritu de la mayoría de ejércitos.
  • Potencia el juego más agresivo Para evitar el tortugueo y animar al ataque, si en un turno no hemos atacado con ninguna tropa nuestro Summoner sufrirá una herida. Así se evita quedarse atrincherado y esperar a que vaya viniendo el contrario.

Pues eso, una grandísima noticia para los enamorados de este juego, aunque ya lo tengamos todo o casi todo de la primera edición.  :P

Saludos a todos!


He creado un juego en tiempo récord. Ya tengo hasta prototipo jugable. Lamentablemente debido a las medidas de restricción se ha pasado 4 meses en un cajón hasta que he conseguido organizar playtestings.

Todo empezó cuando me llamó la atención un juego de mesa sobre construir ciudades que venía con miniaturas muy bonitas. Como no tengo ningún juego sobre urbanismo (lo más parecido es Monsterpocalypse, que va de destruirlas), estuve investigándolo pero me echó para atrás el precio deluxe de 150 pavazos que le habían metido, así como la caja enorme que no me cabía en ninguna parte. Así que me dije: "diseñaré mi propio juego de ciudades, con casinos y furcias". He tenido que abandonar lo de los casinos y las furcias pero lo del juego parece que lo he conseguido.

He intentado que este juego necesite el mínimo de componentes, ahorrándome el tablero, pero sin renunciar a la existencia de información espacial y casillas. Es algo a lo que ya estoy acostumbrado, todos mis anteriores juegos implementan esta idea de una forma u otra. Al final de la partida sobre la mesa se habrá construido una ciudad con todas las cartas jugadas.

También he intentado reducir al mínimo el número de cartas empleadas, haciendo que cada edificio pueda utilizarse como tal, o como parcela si lo juegas boca abajo, para luego recuperar esa carta en cuanto construyas OTRO edificio en la parcela, de forma que te obligue a planificarte. El juego inicial cabía en un mazo de 66 cartas. Por desgracia, los testeos concluyeron que algunos jugadores tienen problemas con visualizar el tablero imaginario, obligándome a crear cartas para delimitarlo y aumentando ese número a 89. También son necesarias fichas para llevar la puntuación.

Todo el juego transcurre en una única zona central común. No hay tableros individuales ni nada que incentive jugar en modo autista. Las acciones de cada jugador afectan directamente a los demás, dejándoles sin espacio donde construir, o directamente jodiéndoles la megaurbanización plantándoles al lado una fábrica molesta. Esto no es una ciudad idílica imaginaria donde todas las facciones colaboran en crear un urbanismo perfecto, esto es una ciudad española real de tiempos de burbuja inmobiliaria donde familias ricachonas se disputan las mejores parcelas para sacar adelante sus pelotazos inmobiliarios. El urbanismo de mierda es inevitable.

El nombre Animo City tiene un significado doble. En inglés, se prununcia casi igual a "animosity", y deja ver que cada jugador va a erigir sus edificios de forma egoista, no por el bien común. En castellano, viene a significar "la ciudad del ánimo", que se debe a que los puntos de Victoria dependen únicamente de lo "felices" o "tristes" que terminen siendo los edificios que cada jugador construya. Que es el verdadero indicador del éxito del pelotazo, ya que los ciudadanos tienen acceso a crédito fácil.

Los comercios quieren poca competencia alrededor, la clase baja quiere no estar demasiado masificada, la clase media quiere estar bien conectada, la clase alta quiere que la dejen tranquila, las empresas quieren dominar puntos clave, las fábricas molestan y los parques agradan a quienes estén alrededor. También hay edificios especiales, en teoría son neutrales pero añaden reglas de puntuación importantes. Cada jugador puede elegir el emplazamiento de uno de estos edificios especiales y conseguirse muchos puntos si ha jugado sus edificios para aprovechar esto al máximo. Por ejemplo, el Centro Comercial putea a los comercios cercanos, el Hospital beneficia a todo lo cercano, la Estación beneficia a todo lo dispuesto en una línea recta (porque determina la arteria de mayor movilidad de la ciudad), etc...

Hola!

Soy José Luis Maravall, he diseñado y dibujado un juego de cartas que sale a la venta mañana en precompra, editado por Fandogamia (el primero de una línea nueva de juegos que quieren publicar, llamada fandogame). Os comento las claves del proyecto.
  • Es un juego de cartas competitivo, 1vs1, con reglas opcionales para jugar 3vs3 (con posibilidad de traicionar a tus propios compañeros, que eso os gusta).
  • Todo lo que necesitas para jugar viene incluido. No es coleccionable.
  • 31 cartas + 9 cartas promocionales. Caja de cartón, 10€ envío gratis
  • Es un juego táctico, las cartas ocupan un espacio concreto de la mesa y actúan en él. Más abajo os dejo un vídeo para que os hagáis una idea.
  • Está pensado para jugarse como un "filler hardcore" (sí, reíros) en unos 15-20 minutos, pero si lo que os gusta es pensar bien las jugadas, también lo permite. La parte filler es que dura poco, la parte hardcore es por los combos que se pueden llegar a diseñar.
  • El juego sale a la venta junto a un manga con el mismo nombre, dibujado por Marta Coca, en el que la trama gira en torno a un campeonato del juego.
  • El juego está completamente terminado y testeado. Lleva dos años en proceso. Cuando acabe la campaña de precompra -que incluye recompensas, también diseñadas- se enviará primero a los precompradores y después se venderá en tienda física. Dos meses máximo, según la imprenta.
  • Las reglas están publicadas en este enlace: https://threason.com/reglas

ENLACE A LA CAMPAÑA. https://fandogamia.com/croufando/340-el-croufando-de-threason.html

UPDATE: PARTIDA DE EJEMPLO



Trailer promoción del juego


Aquí os dejo un vídeo de andar con casa para que conozcáis un poco de qué va.




Y por último en qué consiste el modo solitario

[/youtube]

en: 16 de Febrero de 2021, 23:12:20 11 KIOSKO / Reseñas escritas / Venganza: Primeras impresiones

Me gusta ser respetuoso con el trabajo de cualquiera que haya puesto esfuerzo, ilusión, empeño y dinero en un proyecto, e intento no ser injusto e intentar poner en valor las cosas positivas, sin ser ofensivo ni innecesariamente impertinente.

No obstante en esta ocasión puede que alguno de mis comentarios pueda parecer fuera de lugar o irrespetuoso. Intentaré ser sincero sin ser injusto.



Venganza creo que es el juego que menos me ha apetece volver a jugar en años, y del que más me cuesta encontrar un público al que sí pueda gustarle. Que no me convenza un juego puede ser más o menos frecuente, o que no esté entre mis preferencias, pero siempre intento pensar en sus bondades y en que hay otros gustos a los que objetivamente va a gustar. Con este juego es complicado encontrar a quién se lo podría recomendar.

Y es una verdadera lástima, porque "sobre el papel" y valorando la producción debería ser un producto, como mínimo, aceptable, y con altas posibilidades en cierto nicho: una temática relativamente atractiva y original (venganza de unos represaliados por bandas callejeras), elementos que deberían resultar inmersivos (personajes asimétricos, distintas habilidades y mejoras, mercado de objetos y habilidades, distintas bandas y enemigos con distintas habilidades, un sistema de daños en tres "dimesiones": salud, mental y destreza, mecánicas de gestión de dados para optimizar la gestión de habilidades y recuperacón de salud, mecánicas de "set collectión" para optener puntos de victoria muy bien enlazadas temáticamente con el "agravio" que te realizan las bandas rivales y que justifican tu sed de "venganza"...), 80 miniaturas y varios tipos de dados personalizados, varias losetas con localizaciones bien conseguidas...





[/img]











Y a pesar de todo ello, a mí el juego no me ha funcionado en absoluto, ni temática ni mecánicamente.

El juego pretende representar una venganza en "tres actos", con un prólogo. El prólogo representa "el agravio", una mecánica de draft y de selección de cartas nos dirá qué "jefes" de qué bandas nos han calentado el lomo con distintas "torturas", lo que además nos supone nuestros primeros "daños".

En cada uno de los tres actos tendremos una primera fase en la que gestionamos unas cartas y dados para recuperar daños, comprar habilidades y explorar el mapa. Todo cuadra y está bien pensado (ahora veremos el "pero"). Y una segunda donde cada jugador, individualmente y por turnos, tiene un "encuentro" contra un jefe y sus secuaces, que básicamente consiste en tirar dados y seleccionar a quién matas primero y cómo te desplazas (todo ello condicionado por la tirada), optimizando con tus habilidades el ataque y minimizando los daños recibidos. Este es el nucleo del juego en realidad, barnizado por muchos otros elementos. Tres tiradas de dados por encuentro... y si sale mal no te llevas puntos, si sale regular te llevas alguno, y si sale redondo y además has combado las cartas adecuadas al inicio del enfrentamiento tendrá otro extra.



Las reglas del combate son básicamente: estás en una loseta con cuatro- cinco espacios con varios enemigos, tiras x dados. Los símbolos de "correr" te permite moverte, los símbolos de machete, atacar en tu casilla, los símbolos de pistola atacar adyacente, y los símbolos de "encapuchado" activan a los enemigos, que atacan si están en tu localización y te hacen un daño (algunos enemigos atacan si están adyacentes). Los enemigos tienen un punto de vida, salvo el jefe que tiene dos. Hay cinco tipos de enemigos: peana negra (debe ser el primero en morir si atacas a distancia en su zona), peana amarilla (no puede moverte de su casilla si está vivo), peana verde (tiene dos de vida), peana azul (ataca a distancia), peana roja (son los miembros de la banda específica con una habilidad especial). Y tus habilidades permiten aumentar los daños o cambiar unos símbolos o combinaciones de símbolos por otros. Tiras tres veces los dados, aplicando los resultados y termina el combate.



Y es que no tiene mucho más. Unas misiones y logros que dan puntos extra si realizas ciertos objetivos, unas fichas comodín que puedes usar para la tirada de mejoras o comprar nuevas cartas con las que poder obtener más puntos si vences un combate, penalizadores por daños al final de la partida... y poco más.

Insisto, sobre el papel y viendo los componentes todo debería al menos funcionar decentemente, y podría parece que hay ciertas opciones y profundidad, pero el escaso juego y toma de decisiones es elegir el orden en el que matas a los enemigos y si activas o no habilidades... lo que es una decisión casi automática, no hay grandes dificultades para diferenciar qué es lo óptimo y lo que no. Y como "tiradados" tampoco termina de resultar "tenso-interesante", como sí pasa en otros juegos de dados tipo push-your-luck (este no es push-your-luck, es una comparación respecto al hecho de usar dados) donde con una cantidad de mecánicas y elementos mucho menos se consigue una incertidumbre e interés genuinos. Tiras dados y haces lo que dicen que hay que hacer. Y luego a esperar a que lo hagan los demás.



Yo lo he jugado a dos, y aunque los turnos de cada jugador son cortos... se hacen largos, y la espera más. No quiero ni pensar lo que puede ser a cuatro. Y es que ese es otro de los problemas: es competitivo, pero la interacción es prácticamente inexistente. El que tengáis que coger dados del mismo pool en una de la fases, por turnos, el que compréis del mismo mercado de habilidades, o el que pueda adelantarte a otro jugador y enfrentarte a la banda que le había agraviado "pisándole la jugada" no son en la práctica suficientes como para alejarnos de esa sensación de estar jugando en solitario.



Creo que hay alguna expansión, pero hasta donde he visto lo que aporta son más minis o alguna nueva habilidad o miniregla, creo que nada que vaya a cambiar en exceso al experiencia de juego.

Ya digo, me cuesta pensar qué público podría ser el "target" de este producto. En mi caso, creo que es el juego al que menos intención de volver a jugar tengo en la actualidad, muy por encima de grandes hits como "Burgundy" o "Feldadas" varias.

en: 15 de Febrero de 2021, 21:33:13 12 KIOSKO / Reseñas escritas / Catacombs (1ª edición) Primeras impresiones



Llevaba un tiempo detrás de este juego. Los juegos de "flikeo" me gustan y este parecía tener un puntito temático, sin demasiadas pretensiones. Había leído en diagonal alguna reseña, y visto la cajota de la tercera edición, pero me parecía una pasta sólo el base que no tenía claro si quería invertir en un juego que quizá tampoco estaba seguro de que me fuera a convencer, y en el que además las expansiones eran otra pastaca.



Y el otro día, de rebote, porque no suelo mirar lo hilos de venta, veo que precisamente un compi lo vendía a precio regalado, con todas las expansiones (repito, de la primera edición). Y dicho y hecho.

Le he dado una primera partida, y esto es lo que puedo contar:

Esta es la primera edición, de 2010, publicada por Elzra Corp. (Elzra), de los autores Ryan Amos, Marc Kelsey, Aron West, y los ilustradores Kandy Chen, Jacqueline Moreno, Christina Sealey, Emma Bramma Smith. Si no estoy mal informado, la segunda se publica un año después, entiendo que por el éxito de crítica y público, e introduce ligeros cambios en algunas estadísticas de los monstruos, creo que nada más. La que sí cambia es la 3ª, con un nuevo rediseño más profesional pero más infantil también, bastantes más expansiones-mini-expansiones y material promo, que aportan más diversidad (pero básicamente es el mismo juego) y quizá lo más relevante es que el tamaño de tableros y tokens es mucho mayor, unas "barreras" de cartón para que no sagan despedidos los toquens fuera de la mesa, y los tapetes en lugar de tableros que incluye la versión kickstarter. Pongo en spoiler  algunas imágenes del rediseño, pero me quiero centrar en mi versión, que para eso es mi reseña y mi juego, y como todos sabemos lo que tiene uno en propiedad es lo mejor y lo demás es mierda seca.

Sorry but you are not allowed to view spoiler contents.


La premisa es muuuy sencilla: dos bandos, uno hace de "Supervisor" (el malo), y el resto (de 1 a 4 jugadores) se reparten los 4 personajes prototípicos: Elfo-arquero, Bárbaro, Mago y Ladrona. Es decir, es un juego de "todos contra el malo".



El "Supervisor" selecciona un jefe final y monta el Dungeon que se va a explorar con unas cartas que configurarán 6 escenarios de dificultad creciente. Entre algunos de los escenarios tendrán un par de encuentros, uno para comprar equipo y otro para curar heridas.



Y a jugar. Básicamente los héroes se colocan en un extremo del tablero y los monstruos de ese escenario en el otro lado. Lanzas tus fichas para impactar contra los enemigos, y cada impacto es un daño. Como en todos estos juegos, hay enemigos con uno de vida, otros con dos, y los jefes o sub-jefes tienen su propio marcador, al igual que los héroes.



Hay unas piezas que hacen las veces de obstáculos-cobertura y que permiten cierta "estrategia" en el juego, pero donde está la verdadera salsita del juego es en los distintos ataques, con distintos tipos de tokens, que aportan las habilidades, objetos y hechizos.

Por ejemplo, la elfa tiene dos flechas cada escenario que son dos piezas más pequeñas que puede lanzar sin moverse, incluso a través de los obstáculos. Y el mago comienza con un mazo de hechizos, de un solo uso por lo general, que permite atacar con piezas específicas, invocar un no-muerto o colocar una ficha a modo de "barrera mágica".





Y los monstruos tienen habilidades especiales, como regenerarse, aturdir al enemigo (perderá el siguiente turno) o realizar distintos ataques encadenados.





A esto añadid algunas reglas extra, de las típicas en este género: ataques con más fuerza, resistencia a ataques de cierto tipo etc.

Lo habitual es que los héroes vayan perdiendo algo de vida cada escenario, pero aguanten vivos hasta el último escenario, el del enfrentamiento con el boss. Lo cierto es que es el verdadero reto para los héroes, si bien el anterior, una mazmorra de nivel 2, suele desgastar bastante al grupo. Pero, lógicamente, hay una asimetría importante entre héroes y "supervisor".

Al final de cada escenario se "desvalijan" los cadáveres y se obtienen oro con el que podrás comprar nuevos items y curación en ciertos momentos.



Y esto es básicamente todo lo que hay que saber sobre las reglas. Hay algunas minireglas sobre cómo montar el dungeon para cambiar la dificultad, una expansión con eventos asociados a los dungeons y otras dos con nuevos tipos de enemigos, nuevos ataques, items, hechizos y héroes... pero básicamente la dinámica es la misma.

SENSACIONES:

Estamos ante un juego muy sencillo y con una profundidad menor, donde puedes intentar desarrollar alguna táctica-estrategias con tus cartas y opciones dependiendo de cómo vaya la partida, pero donde la verdadera magia está en el equilibrio entre sensación de incertidumbre y control de cada tirada. Y es que hay algo MUY divertido en intentar acertar con tus piezas a las del enemigo. El barniz temático dungeonero está muy bien conseguido: cada héroe, sus habilidades o las armas tienen sentido, al igual que con los enemigos, y los clichés del género están representados: saquear la mazmorra, tochearse, curarse y enfrentarse al malo final. Ni más ni menos, pero efectivo. Representa bien lo que pretende.



Y como todo dungeon que se precie, los héroes deben sufrir. Esta primera edición supone un reto para los héroes, que suelen llegar al enfrentamiento con el jefe "regular tirando a mal", pero con alguna opción. Parece que en la segunda esto se suaviza un poco. No obstante, la dificultad es tan sencilla de ajustar como alterando la dificultad de las cartas de dungeon.

En los 60 minutos que promete tienes toda una aventura mazmorrera, decenas de tensos lanzamientos, compritas para evolucionar tus personajes...

Solo lo he jugado de momento en pareja, pero seguro que es muy divertido organizarse entre varios ,cada uno con su personaje, para enfrentarse al "malo".

En resumen, un juego ligero, desenfadado, divertido, fácil de sacar a mesa... y en mi caso muy barato (25 lereles con todo). ¿Pagaría los ciento y pico pavos por la 3º edición + expansiones)? Pues si creéis que lo vais a sacar a mesa yo creo que sí, pero teniendo muy claro qué tipo de juego es.

 

Y poco más.

en: 03 de Febrero de 2021, 16:43:48 13 SALÓN DE TE / Sondeos / Dicotomías lúdicas.

A ver si sale algo de esto:

1. Dixit vs Misterium  28 - 3
2. Agricola vs Caverna 25 - 3
3. Guerra del anillo vs SW Rebelion 12 - 11
4. Twilight struggle vs 1960 24 - 3
5. Watergate vs 13 días 8 - 7
6. Imperial assault vs Descent 14 - 6
7. Mansiones locura vs Señores tierra media 10 - 5
8. Lancashire vs Birmingham 16 - 9
9. Rescate vs Pandemia 13 - 15
10. Everdell vs Wingspan 14 - 7
11. RFTG vs Res Arcanaa 9 - 6
12. Castillos Borgoña vs Gran Austria Hotel 12 - 10
13. Through the ages vs Clash Cultures 11 - 14
14. El grande vs dominant especies 13 - 10
15. Blood rage vs el padrino 8 - 11
16. Ra vs Modern art 11 - 12
17. Resistencia vs Secret Hitler 2 - 20
18. Terraforming mars vs  Underwater cities 17 - 3
19. Marco Polo 1 vs Marco Polo 2 4 - 12
20. Great western trail vs Maracaibo 7 - 6
21. Anachrony vs trikerion 7 - 6
22. The galerist vs kanban 7 - 11
23. Teoutihuacan vs Tzolkin 5 - 15
24  Stone age vs Lords waterdeep 12 - 10
25. Dead of winter vs Battlestar Galactica 5 - 15
26. Eldritch horror vs Arkham horror 14 - 3
27. Sherlock Holmes vs Detective 18 - 1
28. Kemet vs Cyclades 5 - 14
29. Aventureros al tren vs Aventureros al tren Europa 11 - 13
30. Xia va Western Legends 10 - 5
31. Altiplano vs Orleans 1 - 10
32. Arkham horror lcg vs ESDLA lcg 6 - 9
33. Tash kalar vs warchest 4 - 8
34. Azul va Sagrada 18 - 4
35. Furia de dracula vs Sombras sobre Londres 8 - 10


Si salen numerosos votos pondré en el primer post el ganador de los emparejamientos como referencia rápida. Si salen más propuestas las miro y se pueden añadir. No he jugado a todos los juegos por lo que puede que haya emparejamientos sin sentido a priori, he intentado seleccionar juegos de los primeros puestos de la bgg. Es un post de divertimento y sin grandes análisis, simplemente esperando respuestas a modo test rápido.
18ESP El nacimiento de los ferrocarriles en España

Aunque el título del hilo parece claro, voy a tratar de ser algo más conciso y de arrojar algo de luz sobre el proyecto que nos traemos entre manos Lonny Orgler y un servidor. Quede claro desde aquí mi más sincero reconocimiento y agradecimiento hacia el autor austriaco, que no dudó en prestarme su ayuda desde el principio.

18ESP es un juego de la serie 18xx, ambientado en España. Aprovecharemos este hilo para ir avanzando aspectos del juego conforme se vayan asentando, así como para responder dudas de cualquier usuario que quiera plantearlas.

En este primer mensaje haré un esbozo general del juego. Pero, antes de ello, hay que decir que aún le queda algún tiempo para comenzar su fase de pruebas en mesa. Estoy convencido —y encantado— de que muchos de vosotros podréis jugarlo presencialmente antes de dar por cerrado el juego, siempre que la covid nos lo permita, por supuesto.

¿De qué va este 18ESP, más allá de ser un juego 18xx ambientado en España?

En 18ESP tendremos un buen número de compañías pioneras. Estas compañías, en su gran mayoría, proporcionan beneficios a sus propietarios, pero, además, tendrán alguna capacidad especial que podrán desarrollar en el tablero.

El tablero se divide en dos mapas. El mapa principal representa la mayor parte de la península, a excepción de la cornisa cantábrica, que se representa en ese segundo mapa. El motivo de esta distinción es que en el norte de España se construyó con vía estrecha, en tanto en el resto de la península se empleó el ancho de vía ibérico.

Sin embargo, no estamos ante dos juegos en uno, pues las distintas compañías acabarán interactuando en cierto momento de la partida. Quizá las compañías de ancho ibérico puedan cerrar rutas a las de vía estrecha y viceversa. Saber evitar estos cierres será parte del atractivo del juego.

Cuatro pasos de montaña, que deberán construir las compañías, permitirán el acceso de los trenes de un mapa al otro. Dos de estos pasos se encuentran en León y otros dos en Euskadi. De los dos de León, el que transcurre por Pajares será de ancho de vía ibérico, mientras que el de La Robla será de vía estrecha. Por otra parte, los dos pasos de montaña vascos se construirán en un tipo de vía u otro en función de qué compañía decida iniciar su construcción.

El juego tiene una serie de compañías menores, que representan, más allá de las pioneras, las primeras compañías ferroviarias de cierta entidad, que extendieron tramos de vías en los años 60 del siglo XIX. Estas compañías acabarán absorbidas por las grandes compañías. Destacan, como no podía ser de otra manera, MZA, Norte o Andaluces, entre muchas otras, tanto en la cornisa cantábrica como en el resto de la España peninsular.

Paralelamente, los jugadores podrán obtener explotaciones mineras para transportar (con trenes de mercancías) las distintas mercancías desde las cuencas mineras hasta los puertos.

Aunque aún se están afinando muchas cosas y queda por delante toda la fase de pruebas de juego, en principio habrá tres tipos de trenes distintos: corto alcance, largo alcance y mercancías.

Respecto a la bolsa de valores, la pretensión ha sido desde el principio que no fuera tan agresiva como la del 1830, pero tampoco una bolsa que perdone demasiado. Puesto que las acciones de las compañías mayores y menores son distintas en su proporción, hemos implementado un sistema por el que el movimiento en la bolsa va en función de los porcentajes vendidos y no por el número de certificados. En mi opinión le da un equilibrio interesante.

De momento este es un esbozo de lo que será 18ESP. En este hilo iré actualizando cosas a medida que vayamos avanzando. El juego tiene ya bastante diseño realizado, pero ahora estamos en fase de simplificar algunas mecánicas en exceso engorrosas para que la jugabilidad prime ante todo.

Muchas gracias,

Enrique Trigueros.
Buenos días a todos,

En primer lugar, por favor, discúlpeme. No hablo español, soy francés y uso DEEPL.

Soy el autor de DEFCON 1, un juego de estrategia asimétrico sobre la guerra fría. El juego será lanzado en Kickstarter el 1 de febrero por mi editor Asyncron (Fief, Mare Nostrum). Por el momento estará disponible en inglés y francés.

Puedes jugar con la Alianza Atlántica, el Pacto de Varsovia, el Movimiento de los No-Alineados, Francia y China.

Cada bloque tiene sus propias fortalezas y debilidades.

Podrás participar en investigaciones científicas, golpes de estado, combate e incluso usar misiles nucleares.

Aquí hay un video de presentación en inglés:

https://www.youtube.com/watch?v=P54jJppP9mk

Para ser notificado del lanzamiento de la campaña Kickstarter:

https://www.kickstarter.com/projects/asyncron-games/defcon-1

Muchas gracias


Páginas: [1] 2 3 ... 23 >>