logo

Etiquetas: wargame card driven game 

Autor Tema:  (Leído 319091 veces)

Ostwind

  • Habitual
  • ***
  • Mensajes: 189
  • Ubicación: Contraatacando en Guadalcanal
  • Distinciones Antigüedad (más de 8 años en el foro)
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:WARGAMES EN TU MESA
« Respuesta #1695 en: 06 de Abril de 2021, 20:09:40 »
Yo acabo de empezar con la serie GOSS y toda ayuda me temo que va a ser poca... así que muy atento a tus progresos!


Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk

Cualquier cosa que surja, no dudes en preguntar, que se intentará ayudar.
...en la segunda página hay un hilo de la serie con algunos comentarios...

John Galt

  • Recien Llegado
  • *
  • Mensajes: 13
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:WARGAMES EN TU MESA
« Respuesta #1696 en: 06 de Abril de 2021, 20:47:49 »

Ya lo he sacado a mesa y muy bien, entretenido y rápido de jugar.


Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk

Janalone

  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 623
  • Ubicación: Madrid
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:WARGAMES EN TU MESA
« Respuesta #1697 en: 07 de Abril de 2021, 19:59:37 »
Voy a asomar la cabeza por este hilo, no soy de warmages pero de vez en cuando me apetece algo ligero, medio ligero o medio como mucho.
Estos días he estado  jugando a Vikings: Scourge of the North,  trae 4 cartas de Saga que determinan lo que hay que hacer para ganar.

Se pueden jugar separadamente o en una campaña, la cuarta Saga: Volsunga es únicamente para la campaña.
Me he leído las ¡4 páginas! de erratas, aunque la mayoría son aclaraciones y sugerencias.

Cada Saga da de sí de 15 a 30 minutos como mucho, a veces 5, como campaña es muy difícil, se siente uno con las manos atadas, no me gusta que haya un límite de cartas de viaje en cada Saga, no da tiempo a hacer nada  e impide moverse para  saquear, conseguir oro o construir asentamientos, con el limite de cartas no hay posibilidad de recuperarse, yo juego la campaña con mi variante, modifico un par de cosas:
-Las unidades empiezan desde el espacio donde terminaron la última Saga.
-No hay límite de cartas de viaje pero por cada carta jugada por encima del límite de la Saga hay que pagar 1 de oro (Adeudo) al final de la campaña.
Esto permite llegar a la cuarta Saga y disfrutar de una partida larga, hasta de 1 hora, en la que tengo como objetivo aparte de los requisitos de las Sagas conseguir el máximo oro para hacer frente al final de la partida a la cantidad de oro que les he prometido a mis vikingos para que sigan a mi lado.
En la partida de hoy he caído en la tercera Saga: Heimskringla.



Cartas de Saga:



Erratas, aclaraciones, sugerencias varias...




Edito: ¡Por Dios qué inútil soy! No doy con el tamaño de la foto. Así lo dejo.
« Última modificación: 07 de Abril de 2021, 20:18:00 por Janalone »
*  Klaatu barada nikto  *           
                   
        *         Iool
                 /[     ]\   *
                    || ||

Acier Rouge

  • Baronet
  • Experimentado
  • *
  • Mensajes: 362
  • Ubicación: Vitoria
  • "Teme a los griegos y a sus expansiones"
  • Distinciones Napoleón de fin de semana Baronet (besequero de la semana)
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:WARGAMES EN TU MESA
« Respuesta #1698 en: 11 de Abril de 2021, 17:34:18 »
Amateurs to Arms!

Ya van muchas partidas a este juego que tiene alma de cuenta-cuentos. De nuevo, nos ha sorprendido con situaciones que no habíamos vivido aún.

Como esta vez quería ser pérfido descendiente de anglo-normando (tondo inglés lleva en su sangre un alto porcentaje de gabacho, lo cual reconforta), aposté con 4 pedazo de PV para llevármelos (el juego está escorado hacia el British). La verdad es que los pude recuperar relativamente pronto gracias a una fugaz blitzkrieg de Tecumesh y Brooks, que se internaron hasta la cocina y casi llegan al curso medio del Misisipi.

Cuando ya creía que lo tenía de cara, pues vendía puro fish&chips inglés en los astilleros de Presque Isle, habiendome asegurado el control del lago Eire (fortaleza de nivel 3 le planté allí, gracias a Dragados y Construcciones), Zalo me ha hecho esta marranada en 1812. Mejor os lo cuento en las fotos...





Pues sí, en 1812, nada más empezar la guerra, roba a don Winfield Scott, y ni corto ni perezoso lo nombra Secretario de Guerra 50 años antes de lo previsto. La jugada es perfecta: si bien los yankees se quedan sin su mejor general de campaña, su diligencia y brillantez en los despachos de Washington (es joven y todavía no está como el Piraña) va a hacer que los americanos roben TRES cartazas más cada turno. Si a eso le sumamos que en los meses de verano ya le sacan unas cuantas a los ingleses, estamos hablando de un ratio de recursos que casi llega al 2:1. Vamos, que al ver al bueno de Scott de Secretario y con estos balances, me parece estar jugando la Guerra de Secesión.





Al menos le he dado tarea bien prontico: los indios de Tecumesh han estado INTRATABLES (hasta dos veces jugaría su rebelión). Si bien son tropas estacionales y en invierno vuela, son baratos y estupendos para encajar balas. En los astilleros americanos del Eire ondea la Union Jack, algo que no va a cambiar en toda la partida.





Como lo de los nativos indígenas vernáculos oriundos autóctonos americanos me estaba yendo tan bien en los Grandes Lagos, me he lanzado a proclamar DIUs entre los del sur. Pero Zalo, con un fascinante encadenamiento de potra, ha robado a Andrew Jackson (mira que tendrá unos 20 generales en la taza...), ha montado una expedición y en un turno los ha encontrado y vencido. La fuerza era de 1, irrisoria para combate, pero yo tenía la esperanza de que fracasase en la tirada de pacificación (cuanto menor es la fuerza vencida, menos proclives están a anular su DIU). Tenía que sacar 0 en un d10... ¡Y ahí me lo ha dejado! La República Independiente de los Lower Creeks ha durado unos 8 segundos. Al menos, me he descerrajado un tiro a Jackson que ni Nueva Orleans ni leches.





Desde San Luis se ha montado una expedición de rangers para controlar el Wilderness. En esas zonas solo se permite la guerra irregular y los movimientos son inciertos (te pierdes más que Gandalf en Moria). Creyendo que disponía de la carta de "Gran Nación India", he enviado a Brooks con unos exploradores de los míos, un puñado de indios y, lo más importante, los descencientes de los míticos Correos de los Bosques franceses (te dan +1 a la tirada de movimiento, pues rastrean que ya le gustaría a Osakidetza tenerlos para esto del Covid).

Y bueno, como casi siempre que se mide algo de origen francés, elevado, culto y elegante, con chusma yankee, los americanos han sido borrados del mapa, entregando el fuerte de la Pradera del Perro.





Desde Cicinati Scott se ha puesto firme y ha montado una expedición seria para liberar Detroit y ver qué se podía hacer en el Eire. Como ya era 1814, les he dejado hacer (el control de los lagos se chequea en invierno, cuando deben volver a puerto porque se hielan, por lo que las batallas navales de otoño son a caraperro). En estos momentos, el control de los lagos ya no me importaba demasiado puesto que creía que íbamos a acabar antes de las primeras nieves.

Gloriosos han sido los combates en el Champlain: en el lago sólo se pueden sacar bergantines, pero en secreto yo estaba haciendo una fragata (carta especial). Cuando ha sido botada la cara de Zalo era un poema. Como loco se ha puesto ha hacer bergantines, que en principio no son rival, pero si vienen en jauría... Hemos tenido tres batallas épicas, ninguna decisiva: mi fragata se defendía panza-arriba, él me tomaba mis cañoneras y goletas, pero luego debía abandonar y entonces yo conseguía algún bergantín a cambio... Un toma y daca la mar de divertido (lo habitual es que los astilleros echen humo preparando la batalla decisiva, y el bando ganador quede ya como señor del lago para toda la partida).





Por supuesto hicimos la tradicional broma, en cuanto el primer casco entró en producción: (léase con voz de documental) "Hace más de 4 décadas desde la última guerra de los humanos. El castor jaspeado ha vuelto a su hábitat y comienza a preparar su nido. Pero, de repente... ¿Qué es ese sonido? Bruuummm!!!"





He tendio suerte y me han tocado los raids de Cochrane. No han sido muy efectivos, la verdad (2 de 5 intentados), pero al menos han derivado unidades de milicia de los lagos.

Infinito mejor resultado que la flota de invasión que ha llegado tras la derrota de Napoleón a manos de naciones centro-europeas (ahí, los ingleses, en poco más que con oro contribuyeron). El mismísimo Wellington les comandaba, y la primera vez que se ha bajado a saludar en un Boston vacío, tres bajas que se ha llevado, rechazado. Casi me ha dado pena que no me lo mataran, al muy fantoche.




La carta de la Nación India la puede jugar cualquiera. Obliga al inglés a controlar lugares casi inaccesibles en el Oeste, porque si no, luego pierde muchos puntos en la Paz de Gante. Así que Zalo ha vuelto a preparar otra expedición numerosísima en San Luis para recuperar Fuerte Madison. Con tan escasas tropas (los indios se habían ido a recoger las cosechas), me ha vaporizado. Sin embargo, únicamente con un 9 le cascaba 4 bajas para exterminar a su vez su expedición. ¡Y ahí que lo he sacado! Carne fresca para Ithaka, o como lo llaman por aquí, el Wendigo.





En esta situación no podía jugar la carta, porque me era perjudicial. He intentado con la expedición en el Hurón llegar a Peoria, pero el movimiento alejado de ríos y lagos conlleva mucha más incertidumbre, y se han terminado perdiendo.





Con los diplomáticos ya calentando el banquillo en Gante, le he hecho una perrería, calentándole la cabeza a los Cherokees con que si "Washington ens roba". El tiempo de reacción que iban a tener los yankees para apaciguar esa rebelión era mínimo.





Con Gante ya firmado y el conteo realizado, se permite jugar una última ronda (simula la batalla de Nueva Orleans, que ocurrió con la paz ya firmada porque, bueno, el whattsapp no iba fino por aquel entonces). Es una jugada que llevaba tiempo preparando, como se puede ver en el INMENSO ejército reunido en York (con la capacidad demográfica del Canadá, he reclutado hasta a los aguadores).





Pero es que encima, al otro lado del lago que controlaba, estaba la fuerza de Tecumesh, con ciento y la madre. Mi objetivo estaba un poquito más al sur...





Pittsburg era el premio gordo, el que me permitiría obtener una victoria seria, y no una marginal. Sus defensores eran insignificantes, y la maestría táctica de Tecumesh aseguraba el golpe... Las milicias, además, no se negaron a cruzar la frontera y avanzaron a una, pero...





La alegría en la casa del británico dura poco. Lluvia, mucha lluvia que impidió mi penetración. Lo intenté contra Buffalo, pero estaba mucho mejor defendida con su fuerte de nivel dos, así que al final, todo agua de borrajas.





Victoria marginal. No me quejo, tras la lluvia de recursos del americano, que ha incluido la carta extra de David Parish.





Para verano de 1814 el Dominio del Canadá sigue fiel a su Graciosísima Majestad. Gran partida.
Guerras de Cartón, mayor grupo Facebook sobre wargames:

https://www.facebook.com/groups/124107594985321/

Ágora de las Entrebellotas, mayor servidor Discord wargames en castellano:

https://discord.gg/Pn9NRxMH9v