logo

Etiquetas:

Autor Tema:  (Leído 532 veces)

natx17

A.D. 30 (Reseña)
« en: 04 de Septiembre de 2017, 16:06:40 »


A.D. 30 (Reseña)

Intro: ¿de qué va?

En A.D. 30, nos enfrentamos a una temática muy conocida por todos, pero raramente tratada en los juegos de mesa: los últimos tres años de vida de Jesucristo. En este caso, la editorial Victory Point Games nos presenta un solitario original y que, tomando como punto de partida varios elementos de la serie States of Siege, nos permite llevar al Hijo de Dios desde su bautizo hasta su crucifixión.

En este caso, no se tratará de evitar el suplicio y muerte de Cristo, sino de procurar, mediante el uso de las cartas en el momento oportuno, que la historia se repita de forma lo más cercana posible a lo narrado por los Evangelios.

Materiales y Reglamento

A.D. 30 proviene de la época en que VPG había comenzado a expandirse, por lo que recibió el tratamiento gold banner. En este sentido, se trata ya de un juego en caja, con una calidad superior a los anteriores de esta editorial y que en nada sorprenderá a los asiduos a esta marca.

Una vez abierta la clásica caja roja, nos encontramos con un tablero en dos formas:una lámina a color y, por si lo preferimos, cuatro piezas que se unen entre sí y forman un tablero más grueso. Las cartas tienen un diseño interesante y atractivo, si bien es cierto que la calidad del papel es, cuanto menos, mediocre.

El punto fuerte de sus componentes son, en mi opinión, los contadores. Con un diseño personalizado para cada apóstol, mandatario y milagro, se convierte en un set de piezas agradable al tacto y muy acorde con el tema, destacando el tamaño y vista del contador que representa a Jesús, y que encaja muy bien con el espíritu del juego.


Por otro lado, el manual a color hace un gran trabajo explicando el juego y sus reglas, dejando pocas dudas tras la primera lectura y permitiendo probar este título al poco tiempo de haberlo comprado. Hasta aquí AD30 se presenta como un juego atractivo y fácil de entender. Quien quiera tiene también disponible un resumen de acciones y secuencia de juego en la BGG, con lo que es difícil sentirse perdido con tantos recursos para facilitar la comprensión del reglamento.

Funcionamiento

Ya hemos mencionado que las mecánicas principales del juego son del estilo de otros solitarios de VPG: a cada turno, revelaremos una carta de eventos, que además de mover hacia Jerusalén determinadas personalidades que pueden hacer acabar la partida antes de tiempo, nos permiten realizar una serie de acciones para tener controlados los diferentes puntos calientes del escenario.

De esta manera, deberemos tener cuidado con Caifás, Herodes y Poncio Pilato, sin olvidar ni a Judas Iscariote ni al propio Jesucristo. Al contrario que en otros juegos de la serie SoS, no siempre tendremos que evitar que estos contadores lleguen a su nivel más bajo; de hecho, el objetivo del juego es que lleguen en el momento adecuado.

Como la meta es recrear lo más fielmente posible la Pasión y Muerte del Señor, el principal problema será hacer que coincidan en Jerusalén, al final del mismo turno, el contador de Judas, de Jesucristo y de uno de los perseguidores anteriormente mencionados.


Jesucristo, camino a Jerusalén

No obstante, si los personajes llegan antes de tiempo, perderemos la partida o tendremos una puntuación demasiado baja, al igual que si entramos en la ciudad sin que Judas Iscariote haya tenido tiempo de vender a su Maestro. De igual modo, perderemos también si la piedad de Jesús llega a cero, lo que deberemos evitar rezando para así mitigar el efecto de determinadas cartas que tientan a Cristo.

Así pues, con nuestras acciones deberemos de ir retrasando a los personajes, mejorando la piedad de Jesús, avanzando o retrocediendo en nuestro camino a Jerusalén, reclutando apóstoles o llevando a cabo milagros mediante un minijuego de memoria con 9 contadores ocultos que irán rotando cada vez que logremos con éxito una acción de este tipo.

Sensaciones

Las primeras sensaciones con este juego son, a mi entender, muy agradables: temática poco utilizada y bien integrada en las mecánicas del juego, solitario sin muchas complicaciones de reglas, buen impacto visual, y bastantes decisiones que tomar.

No obstante, estos sentimientos duran más bien poco. A la que llevemos dos o tres partidas, habremos entendido bien cómo funciona el juego, sabiendo ya más o menos las cartas que vendrán y empezando a hacernos una idea general de cómo debemos ir usando nuestras acciones para prevenir un final precipitado e ir encarando la partida para una puntuación óptima.

Y esta es, sin duda alguna, la gran pega de este juego: es rematadamente fácil. A diferencia de otros solitarios por el estilo, será muy raro que nos sintamos ahogados por la presión de los frentes que van avanzando, hasta el punto de que tras unas pocas partidas tendremos claro qué hacer para conseguir la victoria sin muchos sustos.


Opiniones similares en la BGG

Poco a poco veremos que, teniendo controlada la piedad y reclutando apóstoles, nos será fácil mantener a los personajes no muy lejos, ni muy cerca, de Jerusalén, dejándolo así más o menos listo para aprovechar un buen turno y entrar bajo palmas con todo listo para la victoria. Muy lejos, por lo tanto, del constante rompecabezas del Cruel Necessity o de la divertida gestión del azar de un Ottoman Sunset.

En mi caso, logré ganar en la quinta y sexta partida, en esta con una de las máximas puntuaciones posibles, y repasando reglas una y otra vez para asegurarme de que no había aplicado mal ninguna regla. Un hecho que, según mi criterio, dice muy poco de un juego en solitario, donde el reto desaparece a las pocas partidas y donde acaba siendo demasiado rutinario una vez la novedad ya ha pasado.

Solitario y duración

El juego ha sido diseñado para jugar en solitario, por lo que no hay problemas en este sentido. Fácil de montar y de jugar, raro será que le dediquemos más de una hora a cada partida.

Rejugabilidad

En mi humilde opinión...prácticamente nula. Mientras no consigamos el objetivo principal de cuadrar los eventos del juego con los del Evangelio, este título seguirá teniendo el interés de intentar "pasárselo", pero una vez conseguido es poco lo que nos interesará. Las victorias no serán algo costoso, raro y fruto del esfuerzo, sino algo más o menos habitual.

Conclusiones

Una gran decepción; un juego solitario de buen aspecto y precio asequible, pero que falla estrepitosamente en cuanto a plantearnos un reto se refiere. Válido solo si tenemos mucho interés en el tema y si queremos probarlo por lo novedoso de la mecánica, pero poco más.



pablostats

  • Experimentado
  • ****
  • Mensajes: 313
    • Ver Perfil
    • pablostats in Instagram
    • Distinciones
Re:A.D. 30 (Reseña)
« Respuesta #1 en: 04 de Septiembre de 2017, 17:22:03 »
La temática es superllamativa. El desafío estaría quizá en un reglamento donde conseguir que Jesús de Nazaret escapase a su destino, pero conociendo los sectores más conservadores en USA, a lo mejor hasta le metían un pleito a VPG.

vilvoh

Re:A.D. 30 (Reseña)
« Respuesta #2 en: 05 de Septiembre de 2017, 22:54:53 »
¿Has probado el modo histórico con las cartas en orden?

natx17

Re:A.D. 30 (Reseña)
« Respuesta #3 en: 08 de Septiembre de 2017, 11:59:50 »
¿Has probado el modo histórico con las cartas en orden?

Sí; no es que aporte mucho, la verdad...

vilvoh

Re:A.D. 30 (Reseña)
« Respuesta #4 en: 10 de Septiembre de 2017, 17:55:35 »
¿Ni en dificultad?

natx17

Re:A.D. 30 (Reseña)
« Respuesta #5 en: 10 de Septiembre de 2017, 19:20:14 »
Pues ni me acuerdo, la verdad :-[