logo

Etiquetas:

Autor Tema:  (Leído 302 veces)

ociofrik

  • Recien Llegado
  • *
  • Mensajes: 3
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Rolling Ranch
« en: 18 de Julio de 2019, 11:12:39 »


Introducción

Cuando llega el calor, la gente se enamora con la lluvia y el sol los Euros se abandonan, por la pisci y el sol! …uy que la canción  no era así! Disculpad el despiste! Son tiempos de calor, terraza, ratos en familia, viajes y uno se pregunta si es buen momento o tendremos algún momento para echarnos unas partidas, y calmar un poco las ansias del jugón. Hoy con un par de dados, algo para escribir y un bloc tendremos horas de diversión en cualquier lugar convirtiéndonos en granjeros en busca de esposa nuestros animales que se han perdido por el bosque tras una tormenta que ha destrozado nuestras vallas y rediles.

Rolling Ranch es un juego de dados, de 2 a 20 jugadores, cuyas partidas rondan los 15/20 minutos, en el que pueden jugar personitas de 10 años en adelante y el cual podemos adquirirlo por un precio de 12/13€. Es un juego que está dentro de la categoría Roll & Write.


Este juego ha salido este año, por la editorial madre ThunderGryph Games y distribuido y editado en español por la editorial TCG Factory, aunque este juego no tiene dependencia alguna con el idioma. Teniendo en cuenta la naturaleza del mismo, es un juego sencillo y rápido de explicar y con todo lo necesario para echarse unas partidas en cualquier lugar.

Contenido

La caja en su interior trae cuatro lápices de madera, un block de 100 hojas a doble cara con fichas de rancho, dos dados (azul y amarillo) personalizados con animalitos de la granja, 20 cartas cuyas dimensiones son de 45 x 68 milímetros, y el manual en castellano.

Cabe destacar que las hojas del bloc tienen una cara A (que siempre es la misma en cada hoja) y una cara B (en el anverso, con un patrón siempre diferente en la disposición de los rediles). Aparte de eso, la caja trae un pequeño inserto decorado como si fuera una granjita y que puede ser utilizado como bandeja tira-dados.

Mecánicas y Objetivo del Juego

El objetivo del juego es que los jugadores coloquen en sus rediles los animalitos y edificios disponibles de manera que obtengan el mayor número puntos posibles teniendo en cuenta su misión personal y la disposición de los animalitos en cada redil.

En Rolling Ranch nos encontramos con cartas de objetivos que harán que cada partida sea diferente (aunque todos los jugadores jueguen con la cara A de los rediles), ya que cada jugador conseguirá puntos extras a través de las diferentes misiones que se le presentan en cada partida.

En este juego los turnos son simultáneos, por lo que no hay tiempo de entreturno en el que los jugadores tengan que esperar a que el jugador activo realice sus acciones esperando que llegue su turno. Esta mecánica hace que el juego sea más llevadero para los menos jugones de la casa. Además en este caso el jugador que tira los dados no tiene ningún tipo de acción especial por lo que si tenemos algún jugador en la partida que disfrute de lanzar dados como sino hubiera un mañana, podemos cederle dicho pequeño placer de la vida.

Durante la partida nosotros podremos o bien construir edificios, los cuales nos darán una serie de beneficios durante o al final de la partida (dependiendo del edificio que construyamos) o rescatar animalitos indefensos.

El juego comienza repartiendo una hoja de redil a cada jugador, un lápiz o algo para anotar (boli, rotulador, etc.) y una carta de misión. Esta carta es secreta para el resto de jugadores. Una vez hecho esto se lanzan ambos lados y las acciones que tenemos disponibles son:

Rescatar al animal que aparece en el dado de color Azul dibujándolo en un hexágono de un redil que tenga el número que aparezca en el dado Amarillo.
Rescatar al animal que aparece en el dado de color Amarillo dibujándolo en un hexágono de un redil que tenga el número que aparezca en el dado Azul.
Recoger los recursos (madera o clavos) que se muestran en la esquina superior derecha de ambos dados.
Una vez que todos los jugadores han elegido y hecho una de las tres acciones disponible, se vuelven a lanzar los dados.

Cuando rescatamos o hemos terminado de recolectar todos los materiales necesarios para construir un edificio ¡es hora de dibujar en nuestros hexágonos! Pero tranquilos para aquellos que no llevéis un Goya o un Caravaggio en las venas, porque el juego pone a nuestra disposición símbolos sencillos de dibujar y de identificar (representado en una tabla en la hoja de redil) para simbolizar los distintos animales y edificios.

PARTIDA

Por último tendríamos que hablar  de la época de cría en nuestra granja, que ocurre cuando aparecen un par de corazones en sendos dados. Esto significa que cada par de animales que tengas dentro de un mismo redil criará, por lo que tendrás que dibujar un mismo animal (la cría) en un hexágono vacío de ese mismo redil, y et voilà un nuevo animalito tendrás!

El juego finaliza cuando uno de los jugadores consigue completar todos los hexágonos de sus rediles y por tanto se queda sin espacios vacíos en su hoja. El número de puntos de cada jugador dependerá del número de tipos de animales de cada redil, de edificios construidos y de objetivos conseguidos de la carta de misión. El jugador con más puntos, gana la partida.

Conclusión

Rolling Ranch es un juego pequeño, bonito y con un puntito de estrategia que para lo que dura una partida (10/15 minutos cuando se tiene cierto manejo) y el precio que tiene está bien. Creo que es un juego ideal para jugar con cualquier público y sobretodo en esta época del año ya que es fácil de transportar, de explicar y que puedes “desplegar” en cualquier lado (como si lo quieres jugar en la piscina tumbado en el césped, en la terraza de un chiringuito o en la bandeja de un avión). La caja tiene un tamaño ideal para guardar en una mochila o bolso de viaje, pero este juego es tan transportable, que con que guardes en una bolsita pequeña el bloc, las cartas y los dados podremos disfrutar de él en cualquier parte del mundo!

Quieres informarte sobre más juegos de mesa, rol,cine ,room escapes, no olvides visitar www.ociofrik.es