logo

Etiquetas:

Autor Tema:  (Leído 212 veces)

cherey

  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 994
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Coimbra - Variante en solitario basada en tablas de decisión
« en: 11 de Febrero de 2019, 13:04:54 »
Coimbra es un juego poco apto para una variante en solitario. Sin embargo, he tenido la oportunidad de encontrame con 3 distintas, a saber, la del gran Angel Solo (hay una video-reseña en YouTube), la de CardBear y la de Mike Schell. Las tres hacen uso de jugador virtual.

De ellas, la más rápida y directa de poner en marcha es, sin duda, la de Angel Solo. Desde el primer momento sabemos muy bien lo que tenemos que hacer con las acciones del jugador virtual, lo cual le hace previsible en sus movimientos. No usa peregrino ni tablero de jugador y siempre es el jugador inicial (la fase D se elimina) y el aspecto de las coronas solo se tiene en cuenta en la última ronda. Los marcadores de influencia los completa siempre a tope y justo antes de empezar a puntuar, se le añaden 40 puntos compensatorios. Ese aspecto me dejó demasiado frío porque, aunque el rival debe avanzar, entiendo que debe hacerlo conforme a unos criterios, aunque sean azarosos, pero no gratuitamente.

La variante de CardBear tiene un motor basado en un doble mazo de cartas, que está muy bien (salvo el peñazo de tener que imprimirlas, recortarlas, etc.), pero a la hora de puntuar le añade al rival virtual 100 puntos compensatorios, con lo cual estamos en las mismas que en el caso anterior. Y es que si se le dan tantos puntos de golpe, se asemeja al caso de jugar sin rival para cumplir un objetivo de puntos.

Es la variante de Mike Schell la que verdaderamente me ha sorprendido porque se basa en un par de tablas de decisión que dirigen al jugador virtual dependiendo del resultado de dos dados. Es una variante más compleja donde el rival virtual juega con tablero propio y hace acopio de guardias y monedas, pero es más justa y sus acciones no son previsibles. Contacté con Mike para que me permitiera la traducción de su variante, pero no me he limitado a traducirla literalmente, sino que he redactado las reglas de modo libre, explicando las cosas a mi manera, con otras expresiones y con distinto orden, aunque respetando siempre el funcionamiento interno. Aunque el documento original de Mike está muy cuidado y es de aspecto profesional, yo lo he hecho simplemente funcional para no gastar tanta tinta al imprimirlo. El resultado está en el siguiente enlace, que comparto aquí con todos vosotros:

https://boardgamegeek.com/filepage/176636
« Última modificación: 12 de Febrero de 2019, 08:15:53 por cherey »

LORDRIVER

Re:Coimbra - Variante en solitario basada en tablas de decisión
« Respuesta #1 en: 11 de Febrero de 2019, 18:13:53 »
Coimbra es un juego poco apto para una variante en solitario. Sin embargo, he tenido la oportunidad de ecnontrame con 3 distintas, a saber, la del gran Angel Solo (hay una video-reseña en YouTube), la de CardBear y la de Mike Schell. Las tres hacen uso de jugador virtual.

De ellas, la más rápida y directa de poner en marcha es, sin duda, la de Angel Solo. Desde el primer momento sabemos muy bien lo que tenemos que hacer con las acciones del jugador virtual, lo cual le hace previsible en sus movimientos. No usa peregrino ni tablero de jugador y siempre es el jugador inicial (la fase D se elimina) y el aspecto de las coronas solo se tiene en cuenta en la última ronda. Los marcadores de influencia los completa siempre a tope y justo antes de empezar a puntuar, se le añaden 40 puntos compensatorios. Ese aspecto me dejó demasiado frío porque, aunque el rival debe avanzar, entiendo que debe hacerlo conforme a unos criterios, aunque sean azarosos, pero no gratuitamente.

La variante de CardBear tiene un motor basado en un doble mazo de cartas, que está muy bien (salvo el peñazo de tener que imprimirlas, recortarlas, etc.), pero a la hora de puntuar le añade al rival virtual 100 puntos compensatorios, con lo cual estamos en las mismas que en el caso anterior. Y es que si se le dan tantos puntos de golpe, se asemeja al caso de jugar sin rival para cumplir un objetivo de puntos.

Es la variante de Mike Schell la que verdaderamente me ha sorprendido porque se basa en un par de tablas de decisión que dirigen al jugador virtual dependiendo del resultado de dos dados. Es una variante más compleja donde el rival virtual juega con tablero propio y hace acopio de guardias y monedas, pero es más justa y sus acciones no son previsibles. Contacté con Mike para que me permitiera la traducción de su variante, pero no me he limitado a traducirla literalmente, sino que he redactado las reglas de modo libre, explicando las cosas a mi manera, con otras expresiones y con distinto orden, aunque respetando siempre el funcionamiento interno. Aunque el documento original de Mike está muy cuidado y es de aspecto profesional, yo lo he hecho simplemente funcional para no gastar tanta tinta al imprimirlo. El resultado está en el siguiente enlace, que comparto aquí con todos vosotros:

https://boardgamegeek.com/filepage/176636

Descargado, a ver que tal. Gracias por el trabajo.