logo

Etiquetas:

Autor Tema:  (Leído 1912 veces)

musicinthemiddle

¿Cuándo es el momento de vender un juego?
« Respuesta #45 en: 17 de Mayo de 2019, 18:55:46 »
El momento de vender un juego es exactamente cuando estás dispuesto a renunciar a 10 o 15 euros para no volver a jugarlo ;D o necesitas espacio para otro.
Más bien cuando venderlo no lo ves como perder 10 o 15 euros sino ganar pasta al recibir dinero
Fallo mío que no se nota bien la inquina con la que lo he dicho al escribirlo jajajaj

Mi visión es la tuya ;)

Ben

  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 3420
  • Ubicación: Barcelona
  • Distinciones Antigüedad (más de 8 años en el foro)
    • Ver Perfil
    • Distinciones
¿Cuándo es el momento de vender un juego?
« Respuesta #46 en: 17 de Mayo de 2019, 21:06:19 »
El momento de vender un juego es exactamente cuando estás dispuesto a renunciar a 10 o 15 euros para no volver a jugarlo ;D o necesitas espacio para otro.
Más bien cuando venderlo no lo ves como perder 10 o 15 euros sino ganar pasta al recibir dinero
+1
Esa es la actitud,si señor  ;)

Scherzo

¿Cuándo es el momento de vender un juego?
« Respuesta #47 en: 05 de Junio de 2019, 23:01:29 »
Supongo que lo primero es decidir si uno es coleccionista o no, ya que los criterios cambian bastante dependiendo de esto. Desde mi punto de vista, si uno no es coleccionista (la mayoría de los que habéis participado en el hilo a mi parecer) pues tiene sentido vender juegos bajo los diferentes criterios que habéis ido comentando, todos igual de válidos, no creo que haya un criterio único.

Pero la cosa cambia bastante cuando uno es coleccionista, mi caso y el de algún otro del foro. Cuando uno es coleccionista suelo decir que cambia el fin para el que se adquiere algo. Para una persona no coleccionista, el fin de adquirir un juego es jugarlo, y el medio para ello es el proceso de adquisición. Son dos cosas separadas y el medio (adquirir) sólo sirve para llegar al fin (jugar). Sin embargo, para un coleccionista, el fin y el medio se funden en una misma cosa, y el propio proceso de adquisición se convierte en un fin en sí mismo. Se adquieren juegos para tenerlos, no necesariamente para jugarlos. Lo que no quita que se puedan llegar a jugar si hay ocasión. Es como el que colecciona sellos o monedas, cuando adquiere un sello o una moneda no lo hace para coger el sello y enviar una carta o una moneda para comprar otra cosa, lo hace para tenerlas sin más. Sin embargo, un no-coleccionista adquiriría el sello para enviar una carta y la moneda para utilizarla o guardarla para utilizarla en un futuro.

Por ello, como coleccionista de juegos de mesa, no contemplo a día de hoy la opción de vender salvo que se me diera una situación de necesidad, y vendería debido a esa situación de necesidad, no porque quisiera hacerlo. De momento, por suerte, no se me ha dado esa situación nunca todavía y mi colección ha ido creciendo poco a poco a lo largo de los años, por ello nunca he vendido un juego de mi colección (aunque sí he regalado algunos, que por el motivo que fuera los tenía duplicados).

Para mí un juego de mesa, además de un objeto para jugar con él es un objeto que me gusta contemplar, muchas veces me da por acercarme a las estanterías, ojear juegos, abrir algunos y explorar su contenido, ver reseñas sobre el juego e imaginarme cómo es, etc. Y si alguna vez tengo ocasión, estaré encantado de jugarlo, aunque sé que un porcentaje muy elevado de mis juegos estarán sin haber sido jugados el día que me muera. No me importa, aun sin haberlos jugado, ya los he disfrutado.

Lógicamente, este punto de vista alguien que no coleccione es difícil que pueda compartirlo o siquiera llegar a comprenderlo. No pasa nada, no a todo el mundo le gusta coleccionar (juegos de mesa, sellos, monedas, o lo que sea) como cualquier otra afición (el coleccionismo no deja de ser una afición).

Aunque esto último que he dicho entra en contradicción con otra opinión que tengo y es que todo el mundo es coleccionista en mayor o menor medida, incluso sin ser conscientes de ello. Podría apostar a que si entro en 100 casas diferentes, en 99 de ellas hay alguna cosa que se podría considerar coleccionada. Son unas cuantas las personas que no se consideran coleccionistas a las que estando en su casa me encuentro que tienen 30 vasos/jarras o 30 platos, o 15 pares de zapatos, un armario lleno de ropa, una buena colección de recuerdos de viajes, o te enseñan el móvil y tienen 20 juegos instalados, etc. ¿Por qué eso no lo consideran "colecciones"?, ¿quién necesita 30 vasos en casa (yo tengo 8 y pocas veces uso más de 4)?, ¿quién necesita 15 pares de zapatos (yo tengo 2)?...

En definitiva, creo que al final casi todo el mundo es coleccionista en mayor o menor medida, muchas veces sin ser conscientes de ello, lo que pasa es que nos llama más la atención el coleccionista ajeno que el coleccionista que tenemos dentro.
« Última modificación: 06 de Junio de 2019, 23:22:52 por Scherzo »

nocc32

  • Experimentado
  • ****
  • Mensajes: 389
  • Ubicación: MADRIZ
  • Distinciones Antigüedad (más de 8 años en el foro)
    • Ver Perfil
    • Distinciones
¿Cuándo es el momento de vender un juego?
« Respuesta #48 en: 15 de Junio de 2019, 19:06:48 »
As tardes!

yo me vi en la tesitura de qué hacer con la colección que tenía, en un momento en que no podía mantanerla (si, estaban comprados y pagados, pero dejé de disponer de espacio para ellos)... así que tocó, con gran dolor, vender más de la mitad.
Si bien en un primer momento fue muy doloroso, eso fue el comienzo de una relación mucho más sana con la afición.
El hecho de estar obligado a vender me puso la pilas para decidir por una vez cuales eran los juegos que realmente me gustaban (iba a intentar mantener en mi posesión) y de cuales podía prescindir.... y cual fue mi sorpresa, que una vez puesto, y con la idea de que no podía dejarme vencer por la nostalgia, los criterios se afinaron, y es ahí donde comencé mi verdadera colección.

Con el paso del tiempo, y ya recuperado de la puñetera crisis, la colección ha ido creciendo, pero de forma ordenada, solo con juegos que SI quería, y curiosamente casi el 95% de las nuevas adquisiciones son todos segunda mano porque son todos juegos de más de 10 años.
Con esto he conseguido una colección, la mía, limitada a mis criterios, que son todos peregrinos, ya que unos están por buenos, otros por bonitos, otros por graciosos y otros por que me lo dicen las voces de mi cabeza... pero todos se ajustan a su "parcela" de criterio

De hay a la siguiente decisión: límite al número de juegos de mi colección, con el consabido tantra: "para que entren tienen que salir".... He decidido tanto el número de juegos como el espacio que tienen para ocupar en casa, lo que antes se consiga será el límite en ese momento.

Y después de tanta morralla... pues eso.. cada uno hace su colección según le viene, inclusive quien no la hace. Pa gustos los colores.

RodasGar

  • Recien Llegado
  • *
  • Mensajes: 49
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:¿Cuándo es el momento de vender un juego?
« Respuesta #49 en: 17 de Junio de 2019, 07:20:47 »
Yo antes tenía un montón de cosas, de pelis, de libros, de juegos físicos de PC y PS3-4, de juegos de mesa, de ropa... a raiz de unos cambios personales me deciqué a filtrar muchísimo todo y a día de hoy cada vez me acerco más a Marie Kondo. En lo referente a juegos de mesa me quedan 7, aunque muchos tienen un montón de expansiones, por lo que hay muchas cajas, pero entran todas, así como los accesorios tipo torres de dados o metacrilatos, en la mitad del altillo de un armario empotrado muy normal. Y no es por razones de espacio que tengo un trastero que me sobra muchísimo. Normalmente, a la hora de vender:

a) vendo si el juego no llega al 9 en mi lista personal.
b) aún dándose a, lo vendo si no lo voy a poder jugar regularmente o si jugándolo regularmente está presente en muchas colecciones de gente cercana.

Ergo si no viviese en Madrid o una gran ciudad tipo Barcelona o Valencia, por ejemplo, si lo hiciese en Ourense, es muy probable que tuviese cerca de 25 juegos que cubren la premiso del 9 en la nota al no poder darse el punto B.
Sabias palabras, me siento completamente identificado contigo.
En lo referente a juegos de mesa, yo he llegado a acumular más de 50 juegos a los que no jugaba en la mayoría de los casos y muchos de ellos ni me gustaban. Ahora tengo 8 juegos, 3 de ellos fillers que puedo sacar fácilmente.

Ananda

  • Moderador
  • Veterano
  • *
  • Mensajes: 6666
  • Ubicación: Madrid
  • Distinciones ¡Iä! ¡Iä! ¡Shub-Niggurath! Colaborador habitual y creador de topics Baronet (besequero de la semana) Sigo subterfugiamente el camino del Ninja Moderador y usuario en los ratos libres
    • Ver Perfil
    • El Solitario Games
    • Distinciones
Re:¿Cuándo es el momento de vender un juego?
« Respuesta #50 en: 17 de Junio de 2019, 07:41:36 »
  Yo en este sentido tengo 'suerte' ya que no acumulo juegos sólo porque me gusten y exista la posibilidad de que los juegue. Me gusta probar juegos nuevos, y creo que, al jugar mayormente en solitario, los juegos se queman antes. Bueno, no es que los queme sino que considero que ya han ofrecido lo suficiente. Así que van rotando a menudo. Hay un núcleo duro que se mantiene, pero si el número asciende demasiado alguno de éstos también cae; no hay intocables.
"¿Qué ves cuando miras la puerta?...¿es la luz la que sale, o es la oscuridad la que entra?...

ElSolitario

Aecio

  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 1591
  • Ubicación: Madrid
    • Ver Perfil
    • Mi colección
    • Distinciones
Re:¿Cuándo es el momento de vender un juego?
« Respuesta #51 en: 17 de Junio de 2019, 10:31:57 »
Yo tengo 180 juegos. Y con el nacimiento de mi hija he necesitado espacio. Se me planteaban dos opciones:
-Vender juegos.
-Llevarlos al pueblo.
Hice una lista de juegos que vendería. Salieron unos 20. Calcule el dinero que sacaría por ellos. Y pasa de venderlos. El tiempo necesario para hacerlo no me merecía la pena.
He llevado al pueblo muchos de mis juegos y me ha costado la  verdad.
En ese momento he parado casi de comprar, tanto cómics,  libros, miniaturas y juegos. Llevo 25 años comprando, jugando y me da mucha pena venderlo. Así que de momento no vendo. Vendería por falta de espacio o de dinero.