logo

Etiquetas:

Autor Tema:  (Leído 158 veces)

Vibagon

  • Habitual
  • ***
  • Mensajes: 130
  • Ubicación: Córdoba
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Fields of Green (Reseña)
« en: 23 de Octubre de 2019, 13:49:15 »



Número de jugadores: 2-4
Duración: 45 mins. - 1 hora
Mecánicas: draft de cartas, tableau building.
Ficha en BGG: https://boardgamegeek.com/boardgame/200954/fields-green



Fields of Green es un juego que al parecer no ha hecho mucho ruido en el mundo hispanoparlante. Y es raro, teniendo en cuenta que comparte creador con Among the Stars, juego de mecánicas muy similares con ambientación de ciencia-ficción espacial que sí tuvo bastante más repercusión en su momento (2012).

Sin entrar en muchos detalles, voy a dar una visión general de cómo fluye el juego. El objetivo del juego es construir una granja próspera que nos reporte el mayor número de puntos de victoria posible. Esto se consigue gracias a las interacciones entre las diferentes ubicaciones que iremos construyendo.

Dichas ubicaciones las iremos seleccionando mediante una mecánica de draft en la que empezaremos con una mano de 6 ubicaciones, elegiremos una de ellas y pasaremos el resto. Las ubicaciones se puede construir tal cual o usar para conseguir recursos u otras construcciones básicas (tanques de agua o silos para almacenar la comida). Algunas ubicaciones producen comida, otras convierten la comida en dinero y otras (que cuestan mucho dinero) dan puntos de victoria.

Si esto os suena, es porque es básicamente lo mismo que se hace en 7 Wonders. La principal diferencia aquí radica en que la colocación espacial dentro de la granja de cada una de las localizaciones es muy importante. Por ejemplo, puede haber una ubicación que nos dé puntos de victoria por cada campo de cultivo de tipo frutal que esté a menos de dos casilla de distancia, por lo que la forma de ir construyendo nuestra granja es un puzle en sí mismo.

Tras la fase de draft, hay una fase de “cosecha”, en la que tenemos que gestionar las necesidades de nuestra granja: regar nuestros campos, alimentar al ganado y obtener dinero por nuestra producción. Aquí se sufre bastante, dado que la distancia de los tanques de agua a los campos y la cantidad de agua almacenada determinan si es posible regarlos todos y si tenemos que poner algún terreno en barbecho (perdiendo sus efectos hasta que lo recuperemos); del mismo modo que aquellos animales para los que no tengamos alimento, tendrán que irse de la granja (aunque de nuevo, no de forma permanente).

Tras cuatro rondas de draft y cosecha, el juego termina y el jugador que haya acumulado más puntos de victoria gana, como era de esperar.

El juego destaca por encima de otros drafting en el control que tenemos sobre las cartas con las que empezaremos. En lugar de robar de un mazo único, cada tipo de construcción está en un montón de robo separado. Al robar, podemos coger nuestras 6 cartas de cualesquiera de estos montones, con la condición de que robemos al menos una carta de tres de ellos. Es decir, podemos robar 4 campos, 1 edificio y 1 campo de ganadería, pero no 6 de campos. Esto nos permite buscar las cartas que necesitamos, pero sin determinar completamente lo que los demás tendrán que quedarse de nuestra mano.

Uno de los aspectos más interesantes del juego es su modo a dos jugadores por lo divertido que es, a diferencia de lo que ocurre con otros juegos de draft. La mecánica es bien sencilla: tras robar las cartas, y sin mirarlas, se barajan ambas manos y se levantan las seis primeras. El primer jugador roba una de ellas, el segundo elige una de entre las 5 restantes. Después, se revelan dos cartas más y se repite la operación. Así hasta que cada jugador ha seleccionado sus seis cartas de la ronda. Es una mecánica estupenda que da control y algo más de interacción a las partidas.


Opinión personal:
Estamos ante un juego de peso medio, en el que las decisiones se van haciendo cada vez más complicadas, pero sin llegar nunca a abrumar. La sensación de haber desarrollado la granja es bastante satisfactoria y el juego tiene una duración más que correcta. Tiene muy poca interacción, pero eso no es ningún problema para mi grupo.

Su temática es agradable y accesible, lo cual facilita que salga a mesa con más grupos (cosa que no ocurre con Among the Stars, que está más encasillado en grupos de jugones). Y sorprendentemente, las decisiones y las acciones son bastante temáticas, no están pegadas y tienen mucho sentido.

Es un juego que recomiendo encarecidamente (sobre todo si se tiene pensado jugar a dos jugadores) y que creo que merece mucha más atención de la que está recibiendo. Me extraña que ninguna editorial española se haya interesado en publicarlo, porque tiene todas las papeletas para funcionar perfectamente.
« Última modificación: 23 de Octubre de 2019, 14:03:13 por Vibagon »