logo

Etiquetas:

Autor Tema:  (Leído 1072 veces)

Rayo Azul

  • Baronet
  • Veterano
  • *
  • Mensajes: 1574
  • Ubicación: Pampala, la ciudad más allá del último horizonte
  • El Rayo Azul de Tomasinovia
  • Distinciones Antigüedad (más de 8 años en el foro) Colaborador habitual y creador de topics Podcaster Bloguero Baronet (besequero de la semana)
    • Ver Perfil
    • Tomassini on the Wind Games
    • Distinciones
Que excelente tema para juegos resultan los trenes, ¡a quién no le gustan los trenes!, para comenzar; ofrecen tantas alternativas como uno pueda imaginar, inspiran aventuras, intrigas, desarrollo, administración, economía, progreso, civilización, etc…

Para los que no lo sepan, Sodor es una isla perteneciente al Reino Unido, la cual está ubicada entre la Gran Bretaña y la isla de Man, y es famosa por su intrincado  y activo sistema ferroviario, que la cruza a lo largo y ancho. Sin embargo resulta gracioso pensar en que si alguien saltara desde un avión en paracaídas sobre ella, dicho individuo caería, irremediablemente en las frías aguas del Mar de Irlanda. ¿Y por qué? Sencillo, la isla de Sodor no existe.

Tal vez sería mejor aclarar que no existe en el mundo real, pero sí que lo fue, en la brillante imaginación del reverendo Wilbert V. Awdry, y aún lo es en el corazón de todos aquellos que amamos las aventuras de Thomas la Locomotora (Thomas, the Tank Engine), las cuales hoy son más ampliamente conocidas por la serie para niños “Thomas & Friends”, pero la cual encuentra sus raíces en una serie de 41 libros de cuentos ideados por el reverendo conocida como “The Railway Series”; cuentos para niños, por cierto, pero ambientados en la muy seria y deliciosa geografía imaginaria que representa la isla de Sodor, tanto así que es posible encontrar una muy variada y detallada cartografía y hasta cierta cantidad de textos “adultos”, de los cuales seguramente es “Sodor: leyendo entre líneas” el estudio más serio que se ha hecho al respecto, es que toda la mitología que rodea a Thomas y la isla de marras abunda en aspectos de lo más notables. Una rápida mirada a uno de los tantos mapas que existen de la isla acusa de inmediato la sensatez y dedicación con la cual fue “construída”. Realmente sorprende su coherencia y su equilibrada empatía con los aspectos geográficos de la región, que la hacen profunda y sumamente verosímil.


Un mapa de la isla cartografiado en japonés

El sólo hecho que en la serie de televisión, por lo menos en sus primeras temporadas, los trenes utilizados fueran manufacturas de Märklin, debe significar algo para más de una persona (lo cual suena bastante extraño si se considera luego que el tren de Thomas que existe en el comercio para los aficionados a los trenes eléctricos es de la marca Bachmann).

Espero que con las líneas anteriores haya logrado quitar a los ojos de algunos cuantos la etiqueta “infantil absurda” que podría tener la franquicia, porque voy a comentarles sobre un proyecto lúdico en el que estoy metido desde hace poco más de un año y que hasta hace muy poco tenía algo (o bastante) abandonado.

No sé si sólo será una impresión mía, pero aunque el Ticket to Ride me parece un juego excelente y que además podría decir que con él entre “oficialmente” a este mundillo de los boardgames, nunca he logrado sentir jugando a él, el argumento que propone; ese cuento del aniversario de la hazaña de Mr. Philleas Fogg y la apuesta del grupo de amigos de recorrer USA en tren.

Tengo entendido que hay otros juegos de trenes, de hecho lo sé, y a montones, pero aunque nunca he jugado a alguno de ellos, tengo entendido que más que nada tratan sobre “administración ferroviaria”, como el Railroad Tycoon, o utilizan los trenes como escenario para otros temas, como el Mystery Express. Desconozco si hay alguno que trate del viaje en tren en sí mismo.

En parte por eso y en parte a mi afición a Thomas the Tank Engine (nacida a través de los juguetitos sacados al mercado por HIT entertainment y que actualmente los distribuye Fisher-Price), decidí crear “Sodor Railways”, el cual intenta retratar, de manera sencilla y animada, los aspectos “tácticos” de la conducción de un tren y la utilización de las vías dentro de un sistema ferroviario intrincado y cerrado.


Logotipo del juego (mantiene el tipo de la serie original)

En “Sodor Railways” cada jugador (2 a 5) ¿encarna? una de las locomotoras “antropomorfizadas” de la serie (Thomas, Gordon, Henry, Edward y James). Cada una de ellas posee características distintas como velocidad (cantidad máxima de casillas ferroviarias que puede evanzar en cada turno), fuerza (cantidad máxima de vagones que es capaz de tirar), temperamento, el cual se representa a través de un dado especial y único asociado a cada locomotora y el cual define la “empatía” de la locomotora con las vías, otorgando más o menos capacidad de cambiar agujas de empalme y de manipular el sentido de los túneles y además, alguna que otra característica especial de cada locomotora.


Dorso de la carta de la locomotora Henry, uno de los cinco "personajes" disponibles

Todo lo anterior con el objetivo de cumplir las distintas misiones de Sir Topham Hatt, representadas en un mazo para robo de cartas, las cuales indican distintos cargamentos que transportar, definiendo de qué tipo de carga se trata (pasajeros, mercancías, animales, mineral o estanques), en qué estación deben ser recogidos los vagones correspondientes y a cuál deben ser llevados para considerar cumplida la misión y cobrar los puntos correspondientes. Adicionalmente existen cartas que disponen el acarreo de trenes especiales como el del Circo y el HMT (Tren de la Reina), entre otros.


Resultados de algunas cartas de control ferroviario

Por medio de cartas también se representan situaciones especiales como averías en las vías y la participación y ayuda de otros personajes de la serie y adicionalmente se ha agregado una mecánica paralela que también sirve para obtener puntaje adicional, la cual es aprovechar los trayectos para recoger y despachar el correo expresso de la isla.


Dorsos de las cartas de eventos en la vía, a la derecha las regulares y luego el de una especial

Eso por ahora. A medida que vaya avanzando en el proyecto iré informando las últimas noticias al respecto, esperando poder finalizarlo cuanto antes… pero sin apuro.


Tablero de juego que representa la isla de Sodor y sus líneas ferroviarias, cabe destacar que éstas son las originales con la única excepción de la línea costera norte (en azul), la cual creé para otorgar más opciones de movimientos al juego.

(También puedes ver esta misma sinopsis, con más imagenes del juego, en mi blog: http://tomassinionthewind.wordpress.com/2011/11/19/sodor-railways-ferrocarriles-de-sodor/)
"Las mujeres deberían llevar ropa ajustada, y los hombres armas potentes"
- El Gran Calvin & Hobbes Ilustrado.


tomassinionthewind.wordpress.com