Creer en lo Imposible (VIII)

Corteza Cerebral

DIFERENTES ÁREAS CORTICALES

El estudio topográfico de las funciones de la corteza se inició a mediados del siglo pasado con las observaciones de Broca (1861) quién relacionó la afasia (imposibilidad para la expresión o comprensión de los símbolos verbales ) que presentaban algunas personas con lesiones en la base de la circunvolución frontal inferior y con las observaciones de Jackson (1884) acerca de la existencia de lesiones en la región precentral en pacientes convulsivos. Esto dio lugar a un mapeo histológico del córtex cerebral, dividiéndolo de acuerdo a la citoarquitectura en 52 áreas diferentes. Cada área tiene una citoarquitectura o distribución neuronal característica.

Esto ha hecho que muchos neurólogos, a lo largo del siglo XX, hayan estudiado las capacidades de cada una de las zonas funcionales del cerebro (áreas corticales) y para que se utilizan. La mayoría de personas tienen las áreas más o menos definidas como la imagen superior, ¿pero qué ocurriría si alguien desarrollará alguna zona mucho más grande, o utilizará otra “más rápida” para realizar otra función diferente? Pues bien, eso es lo que le pasa por ejemplo a Scott Flansburg, conocido como la calculadora humana, que parece ser que para realizar operaciones matemáticas en lugar de usar el área de broca y el lóbulo parietal, utiliza un área usada para el movimiento y de coordinación óculo-motriz, que es mucho más rápida y tiene una velocidad muchísimo menor de respuesta, ya que esta “programada” y se entrena para que movimientos sumamente complejos sucedan casi sin pensar, y por tanto realiza cálculos a una velocidad endiablada.

Pues bien, esto puede ser una posible explicación para la existencia nuestros hexas,  y es sencillamente que debido a una mutación genética o congénita sus áreas corticales sean diferentes o las usen de forma diferente, y por eso poseen dones al alcance de muy pocos.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.