Pixel Tactics (Solomon Draft Mode)

Hoy probamos el Duel Draft Mode (pdf) para Pixel Tactics y no nos convenció demasiado. Volviendo a casa estuve pensando que draft (de los que conozco de magic) podría funcionarle al juego sin que resultara demasiado tedioso y fuera relativamente sencillo.
Y me he decantado por el Solomon Draft.

SOLOMON DRAFT

Mezcla 2 sets de 25 cartas Pixel Tactics diferentes pero con el mismo reverso (por si usas fundas transparentes), para tener un mazo de 50 cartas diferentes y únicas. Yo por ejemplo, yo uso uno del Pixel Tactics 2 y uno del Pixel Tactics 3. Baraja las 50 cartas y crea un mazo de reparto.

Se juega alternativamente por turnos 5 drafts comenzando por un jugador inicial (échalo a suertes).

Cada draft consiste en que el jugador activo roba 10 cartas del mazo de reparto, y con ellas debe formar dos grupos de cartas en cualquier combinación de número, y dejar que su oponente elija primero con que montón de los dos se queda, mientras que el restante será para él.

Una vez se haya robado alternativamente 5 veces del mazo de reparto (50 cartas, por tanto), no quedaran cartas por repartir y el draft finaliza. Ten en cuenta que por la forma de dividir los grupos, los jugadores no tienen porque acabar con mazos de igual número de cartas. Así que esto puede ser un handicap y tener su gracia.

Al ser número impar me da que pensar que igual el jugador inicial tiene una relativa ventaja, así que el será quien empiece a jugar la partida, el primer turno de la primera oleada de la primera ronda.

Luego se juega un coto de partidas de forma habitual y con las reglas estándar.

OPINIÓN PERSONAL

Estamos ante un divertido problema clásico de matemáticas de reparto de botín. Si eres jugón supongo que te vendrá a la mente ahora juegos de mesa como San Marco (uno de mis favoritos de mayorías), Piece o’ Cake, Smoking Guns, o Bzzz…, que explotan en sus mecánicas una idea parecida.

Este formato, aunque a simple vista parezca sencillo de ejecutar, puede ser muy complicado de jugar correctamente, ya que hay un montón de decisiones que tomar cada vez que se separan las cartas y se forman grupos de reparto con ellas.

Una gran parte de la habilidad en este formato, es recordar a su vez, las cartas del oponente ha ido eligiendo y equilibrar las pilas de reparto para tomar ventaja de eso. Por tanto, es indispensable conocer los 50 líderes y héroes elegibles, y exige una veteranía en el juego.

También entra en funcionamiento la picaresca, el ser capaz de engañar a su oponente con un reparto a priori ventajoso para él, pero que a la larga le suponga perder consistencia o sinergias. Hay que estar con diez ojos, valorar cuáles son las cartas que entran en el tipo de mazo que quiero hacerme, no sin dejar de pensar nunca que cartas pueden todavía estar pendientes de salir.

Y luego, si tu mazo tiene menos de 25 cartas (las habituales en el juego estándar) ten en cuenta que tendrás más posibilidades de robar esa carta que buscas, pero por contra, si no logras vencer a tu oponente rápidamente tendrás serios problemas cuando agotes el mazo.

Si os gusta la idea o finalmente lo probáis, dejadme un comentario con la experiencia. Nos leemos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *