Un regalo de reyes inesperado

Acaban de traerme por paquetería urgente un paquete a mi casa. En principio, cuando llamaron al timbre (automático) de la calle, pensaba que sería mi >autoregalo de reyes, pero estaba equivocado (así que me temo que a no ser que me llegue “in extremis” mañana, no llegará finalmente para Reyes, y empiezo a preocuparme por el retraso).

Sin embargo, cual ha sido mi sorpresa al recibir un regalazo inesperado de alguien que me agradece mi apoyo a su iniciativa profesional. Este tipo de detalles es lo que hacen grande a una persona. Sin duda conoce mis gustos y ha sabido tocar mi fibra sensible.

Miles de Gracias. Pronto echaremos esa revancha al Mundialito. Vete preparándote, no pienso dejarme ganar.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.