Horda de ratas

Siguiendo un poco la estela abierta por el formato casual de Horda (Face the Hydra, Battle the Horde, etc) y otros muchos que han ido apareciendo en la blogosfera magicquera, aprovechando algunas cartas que tenía cogiendo polvo, me he entretenido en construir mi propio desafío en solitario basado en una horda de ratas.

Este es el mazo de ratas contra que he montado para combatir en solitario (45 cartas). Te reto a que te hagas el tuyo propio:

horda ratas (50%)
22 Relentless Rats (Ratas implacables)

resto de cartas (50%)
1 No Mercy
Bloodbond March
Putrefy
3 Desperate Research
2 Thrumming Stone
4 Smallpox
Mind Rot
2 Destroy the evidence
1 Mental Agony
1 Grisly Spectacle
Plague of Vermin
Rain of Thorns
1 Deglamer

Composición de la Horda

El mazo horda de ratas tiene un número determinado de cartas, que variará dependiendo del número de jugadores que lo combatan. Como cada uno puede ponerse un nivel de dificultad conforme a lo que espera del juego, el número de cartas y la calidad de las mismas será mayor cuanta más dificultad se quiera, pero lo habitual es que el mazo tenga 45 cartas para un jugador (el ejemplo que os pongo, y el que yo he probado), 60 cartas para dos jugadores, 75 cartas para tres jugadores y 100 cartas para cuatro jugadores. Si juega más de un jugador es recomendable jugar con mazos de Commander, por sus características.

Por normal general, el mazo que debe llevar una Horda debe ser una mezcla de ratas de distinto pelaje; cartas negras o verdes de criaturas, encantamientos o hechizos; y artefactos negros, verdes o incoloros.

Reglas simplificadas

Las vidas iniciales es 20 por jugador, como de costumbre (25 si lo juegas contra líderes en Tiny Leaders). La vida de la horda de ratas va diferente (en lugar de eso se descartan cartas a la biblioteca).

Cada jugador juega 3 turnos alternándose, donde en el primer turno de cada uno de ellos no se roba. Después juega la horda de ratas, y se van alternando, entre jugadores y horda.

Tras esos tres turnos de cortesía, comienza a desplegar la Horda de ratas. En su fase principal, se muestra la primera carta del mazo, y si ésta es una rata (tipo de criatura), se muestra la siguiente, y así sucesivamente hasta que se muestre una carta que no sea. Tras esto, se juegan a la vez todas las cartas de ratas como si fueran hechizos de coste 0; después, se juega el hechizo o criatura mostrado tras ellos; luego, si la horda de ratas tiene por casualidad alguna carta en la mano, la juega; y, por último, se ejecutan habilidades (teniendo en cuenta que el mana del que dispone la horda es infinito); así que si en el cementerio hay alguna carta con Retrospectiva o Desenterrar, se pagan sus habilidades (si el hechizo jugado este turno tenía Retrospectiva, se espera al siguiente para jugarlo desde el cementerio). 

Objetivo: Los jugadores ganan el desafío si no llegan a 0 puntos de vida (mueren) y agotan el mazo de ratas, y la horda no controla criaturas y no tiene cartas en la mano.

La horda no tiene total de vidas. Cada vez que se le fuera a hacer daño o fuera a perder vidas, en lugar de eso, se le ponen esa misma cantidad de cartas de la parte superior de su biblioteca en el cementerio.

Todas las criaturas que aparecen en el mazo (ratas) atacan cada turno si pueden y no pueden bloquear. Si quieres jugar con handicap puedes hacer que además todas tengan la habilidad de prisa innata.

La horda de ratas tiene acceso a una cantidad ilimitada de mana.

Si la horda  de ratas tiene que tomar una decisión, siempre lo hará aleatoriamente. No obstante, si puede, siempre eligirá aquella carta que le haya puesto las cosas más difíciles durante la partida. Con Desperate Research siempre nombrará Relentless Rats. Con Plague of Vermin siempre pagará la mitad de su vida (redondeando hacia abajo).

Si la horda de ratas tiene que sacrificar una criatura siempre será una que no sea del tipo de criatura rata, y si no hay, una de forma aleatoria (en mi mazo son todas Relentless Rats, así que cualquiera).

Y eso es todo. Si alguien prueba su horda de ratas que deje la composición en un comentario.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *