Juegos como recurso para pensar

Los juegos y actividades lúdicas son excelentes recursos para jugar a pensar, porque son:

Una forma de adaptación al mundo

Ayudan en la interiorización de las actividades del mundo que conoce. Es su forma de incorporar la realidad en la que vive. Ayudan en la regulación de su acción a medida que la realidad se manifiesta compleja o distinta de lo que esperaba.

Un instrumento de aprendizaje

Sirven para conocer y medir las propias aptitudes y capacidades, y también para inspeccionar el entorno. Sirven para situarse en el grupo, para saber qué puesto ocupa, cuál es su papel. Son grandes auxiliares para la adquisición de pautas de conducta.

Una herramienta para desarrollar las capacidades físicas y psíquicas

Las ganas de superación y la relación con los otros al compartir juegos, son elementos estimulantes de las distintas capacidades como: agilidad, fuerza, resistencia (físicas); y atención, percepción, memoria, imaginación (psíquicas).

(extraído del proyecto-noria)

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *