Mis 15 juegos de cartas familiares favoritos

En ocasiones, cuando se tiene una reunión familiar, en muchas casas donde hay personas de avanzada edad, después del café se suele jugar a juegos tan castizos como una partidita de cartas (al guiñote, mus o al tute) o de domino; así como al parchis, monopoly o trivial pursuit. Pues bien, en esta entrada voy a “abrir nuevos horizontes” a aquellas personas que les gusta jugar pero que desconocen que hay muy buenos juegos en el mercado para estas ocasiones, y sobre todo que quieran probar y jugar a algo diferente, divertido, y de un coste muy asequible (casi todos los juegos cuestan menos de 10 euros). Veamos:

1.- Set!

La idea del juego se basa en formar “grupos de tres” con las cartas mostradas públicamente sobre la mesa. Cada carta tiene cuatro características y cada carta tiene esa característica en uno de los tres posibles estados. La Cantidad la podemos encontrar en los estados uno, dos o tres, el Color en verde, morado o rojo, la Forma puede ser una elipse, un garabato (virgulilla) o un rectángulo, y por último el Relleno, puede ser lleno, sombreado o vacío. Un set es un grupo de tres cartas, de forma que individualmente, para cada una de las cuatro características mencionadas arriba, las tres cartas tienen el mismo estado o cada una de las tres cartas tiene un estado completamente diferente.

Se trata de un juego de percepción visual, búsqueda de patrones, concentración y “memoria”, de fácil comprensión y asimilación. Si a esto unimos que todos los jugadores juegan en tiempo real y simultáneamente, o lo que es lo mismo no existen turnos, hace que no exista (o se reduzca al máximo) el análisis-parálisis, sea bastante dinámico y con piques continuos.

Reseña en español
Ficha en BGG

2.- Toma 6!

Otro de mis favoritos. Consta de 104 numeradas de forma creciente, y en cada una de ellas un número variable de bueyes. El objetivo del juego consiste en llevarse menos bueyes que el resto de jugadores. En la mesa se ponen 5 cartas al azar y luego, en cada turno, todos los jugadores seleccionan, simultáneamente y en secreto, una de las cartas de su mano. En orden creciente, según el número de la carta jugada, los jugadores la colocan junto a la carta de la mesa más próxima (en número). Es importante tratar de averiguar o deducir qué van a jugar los demás, porque la gracia del juego consiste en que quién coloque la 6ª carta de una fila se lleva todas y, por tanto, un montón de bueyes. Quien obtenga menos bueyes al final de la partida gana.

Reseña en español
Ficha en BGG

3.- Mamma Mia!

Como pizzeros, los jugadores ponen los ingredientes en la mesa. De vez en cuando un jugador puede poner un pedido, pensando que los ingredientes están disponibles. Si lo están se hace la pizza, sino… desilusión. ¡Táctica, un poco de suerte y parte de memoria pueden llevarte a la victoria! Mamma mia! fácil y poco usual juego de cartas, que calma el apetito. ¡Una de salami! ¡Una Bombástica! ¡Eh! ¿Quién me ha robado el queso??

Reseña en español
Ficha en BGG

4.- Coloretto

Coloretto

Como camaleones, los jugadores pueden cambiar de color tantas veces como quieran para llevarse cartas de la mesa. Sin embargo, no es bueno cambiar demasiado. Cada jugador, por turnos, elige entre soltar una carta o robar un montón de cartas de camaleón de la mesa. Al final de la partida, tres de los colores conseguidos por cada uno, les sumarán puntos positivos pero todos los demás colores restarán puntos. Es importante ser un camaleón equilibrado para ganar el juego. Existe la versión en juego de mesa llamado Zooloretto, que obtuvo el SdJ del 2007, que a mi particularmente me dejo bastante indiferente; prefiero este de cartas.

Reseña en español
Ficha en BGG

5.- Bohnanza

Bohnanza

Juego táctico en el que la negociación es un elemento básico. Los jugadores son agricultores que cultivan, plantan y negocian con distintos tipos de judías. Gana la partida el agricultor que más monedas haya conseguido al final de la partida, pero no resulta tan fácil porque no siempre se puede plantar cuando uno quiere (solo se dispone de 2 campos y en cada campo solo puede haber un mismo tipo de judía) y en ocasiones se estará obligado a malvender un campo para cultivar otras variedad de judía. La gracia consiste en que cuantas más cartas de judías se planten en un campo, al venderlas más dinero dan.

Otra de las genialidades del Bohnanza es que las cartas de la mano se tienen que jugar, obligatoriamente, en el orden en que se obtienen, por eso es necesario valerse de buenas negociaciones con los demás jugadores para deshacerse de las cartas que estorban y conseguir otras mejores. Un juego con bastante enjundia.

Reseña en español
Ficha en BGG

6.- Land Unter (Turn the Tide)

Land Unter

Está lloviendo un montón y tienes que conseguir que los cerdos-campesinos (según la edición pueden ser ovejas) no se ahoguen usando tus flotadores. Es un juego de subastas continuas: apuestas tus cartas de tiempo para intentar llevarte la carta de cerdo con un valor inferior. El objetivo es mantener el máximo de salvavidas al finalizar cada ronda.

Reseña en español
Ficha en BGG

7.- Time’s Up

Time's Up edición azul

Tu objetivo es sencillo: tendrás que hacer adivinar personajes famosos, reales o ficticios, a tus compañeros de equipo. Empieza por describirlos sin nombrarlos. Luego, haz que los adivinen con solo decir una palabra. Y para terminar haz mímica.Pero no pierdas el tiempo, ¡sólo tienes 30 segundos en cada turno!

Para ganar no hace falta que sepas mucho, basta con echarle imaginación, inspiración, picardía. ¡¡¡Y muchas risas!!!

Reseña en español
Ficha en BGG

8.- Saboteur

Saboteur

Los jugadores son gnomos mineros en busca de oro. En su turno cada jugador utiliza una carta y roba otra del montón, todo para ir excavando el túnel de la mina o para romper o arreglar las herramientas de trabajo. El problema es que existen dos tipos de gnomos, los trabajadores y los saboteadores y nadie sabe qué tipo de enano son los demás, habrá que deducirlo durante el juego por el comportamiento de cada jugador. El objetivo de los enanos trabajadores es conseguir que el túnel de la mina llegue hasta el oro, el objetivo de los saboteadores es entorpecer la excavación y que se agoten las cartas de juego antes de alcanzar el oro. Un juego de reglas sencillas con un alto grado de interacción entre los jugadores.

Reseña en español
Ficha en BGG

9.- Erase una Vez…

Erase una Vez…

Érase una vez es un juego en el que los jugadores crean una historia empleando cartas que muestran conceptos propios de los cuentos de hadas. Un jugador será el Narrador y creará una historia usando los elementos de sus cartas, intentando guiar el argumento hacia su propio final, mientras que los demás jugadores intentarán usar sus cartas para interrumpirle y arrebatarle el papel de Narrador. El objetivo del juego es que los jugadores se diviertan y cuenten una buena historia, y el ganador será el primero en haber jugado todas sus cartas, concluyendo la historia con su propia carta de “Vivieron felices para siempre”.

Ficha en BGG

10.- Hands Up!

Hands Up!

¡Manos arriba! Más de 50 tarjetas con dibujos de manos en diferentes posiciones, los jugadores, sentados alrededor de las tarjetas, las levantan una a una y tratan de imitar con sus manos, lo más rápido posible, la posición dibujada en la tarjeta. Pero cuidado, algunas posiciones son imposibles y hay que darse cuenta antes de mover los brazos.

No solo es importante reproducir bien la posición, hay que hacerlo rápido pues el jugador más lento se lleva la tarjeta como punto negativo. Así, gana la partida el jugador que, cuando no queden más tarjetas, se haya llevado menos penalizaciones. Un juego rápido y divertido para tener siempre a mano.

Ficha en BGG

11.- Formissimo

LigrettoFicha en BGG

Comparte este post a tus amigos con:
error

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.