Compra #1: Hannibal: Rome vs. Carthage

CONFESIONES DE UN EX-COMPRADOR COMPULSIVO DE JUEGOS DE MESA

Muchas personas no se dan cuenta que son esclavos de sus hobbies. Algunos ni siquiera son conscientes. Muchos tienen miedo a no saber disfrutar de la vida sin la compra compulsiva de la semana/mes. Miedo a no ser capaces de afrontar un problema sin el “consuelo” de decir o pensar que pronto tendrá entre sus manos nuevos juegos que paladear. Miedo a no poder concentrarse sin el “estímulo” de pensar en todas esas jugosas novedades que van a salir al mercado. En definitiva, miedo a no saber vivir sin no querer entrar dentro de la industria capitalista que mueve todo.

Éste es el sentimiento que embarga a la mayoría de los jugadores de mesa cuando se plantean seriamente abandonar un vicio al que llevan años enganchados: las compras compulsivas de juegos sin ningún tipo de criterio. Y es que es muy difícil darse cuenta de que realmente para disfrutar de los juegos de mesa no hace falta gastarse cantidades ingentes de dinero cada mes. Basta con saber elegir bien los juegos, hacer buen uso de internet (y los miles de juegos gratuitos que se pueden encontrar) y comprar algún juego puntero de vez en cuando, con el que disfrutar leyendo sus reglas y jugando con los amigos. Es muy sencillo decirlo cuando, durante bastantes años, he estado “inventando” decenas de argumentos y excusas (cada cual más variopinta) para justificar una actitud que yo mismo en muchas ocasiones consideraba reprobable, pero es cierto.

Al igual que los que dejan de fumar, los ex compradores de juegos de mesa tienden a engordar. La razón es simple: el dejar de comprar y adquirir juegos nuevos supone para algunas personas cierto grado de angustia o estrés, lo que provoca la visita a la nevera para aliviar esa ansiedad. Se sustituye el «mono» por chocolates, bollos, etc. Esto explicaría mis 20 kilos de sobrepeso, aunque me temo, que yo ya los llevaba de serie.

Pues bien ya ha pasado enero y mas o menos he ido llevando bien mi nueva condición de ex-comprador compulsivo de juegos de mesa. Siendo realistas, lo cierto es que debería decir que he pecado levemente. He de reconocer que en un momento de debilidad compré varios juegos a 1 EUR made in China (incluido un sudoku únicamente por las fichas) y el Target Arnhem (juego gratuito del que solo pagué los gastos de envío), pero el gasto ha sido tan pequeño que no los he tenido en cuenta para mi desintoxicación (siguiendo con el simil los considero una ayuda como los chicles de nicotina).

Sin embargo, hoy 3 de febrero de 2007 he adquirido, mediante preorder en Valley Games, el juego Hannibal: Rome vs. Carthage. Así que puede considerarse como mi primera compra seria del año, de las seis que prometí que iba a hacer. Así que lo anuncio. Desconozco cuánto tardará en llegarme, calculo que alrededor de 3 meses, pero este es mi primer juego del año, y así lo hago constar.

Deja tu opinión en la BSK:
http://www.labsk.net/index.php?topic=5444.0

Comparte este post a tus amigos con:
error

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.