La Moda Retro en los Juegos de Mesa

La moda Retro dicen que marca tendencias en la moda. La moda Retro se refiere al uso de estilos que hicieron furor en décadas pasadas y que vuelven con todo en la actualidad. Pues bien, parece ser que lo Retro ha saltado también a los juegos de mesa.

En los últimos meses estamos estamos sufriendo una avalancha de remakes de juegos ochenteros (e incluso setenteros). Abrió la caja de pandora Fantasy Flight Games con su Britannia, Fury of Dracula o Warrior Knights, y le siguió Valley Games con su Die Macher (el juego con la ficha nº 1 en BGG).

Pues bien, como suele ocurrir en nuestra amada patria, imitar todo aquello que viene de fuera (léase extranjero, pero extranjero del bueno, del que deja pasta, y no de ese que viene en pateras y que parece que no interesa a nadie) es ley de vida, y los españoles no ibamos a ser menos: Devir acaba de anunciar a través de Xavi Garriga, la reedición de un clásico en España: La Fuga de Colditz, con el diseño gráfico por parte de Antonio Catalan y corrección de las reglas por parte de Fran F Garea.

El juego a mi particularmente me encanta, pero tal vez 33 años de diferencia entre la primera edición del juego y esta sean muchos años para un juego. ¿Soportará el cambio cultural y social? Próximamente lo descubriremos. En Octubre se pone a la venta a un precio que rondará los 36 EUR.

Y ahora me pregunto:

¿Estamos ante un progreso o avance en la industria de los juegos de mesa o es que realmente no existen mejores opciones en el mercado que tirar de aquellos juegos que en su pasado dieron buenos resultados?

¿Créeis que España se diferencia del resto en esto y marcará una tendencia distinta? ¿o es una cosa puntual la publicación de este juego?

Sólo espero que la moda en los juegos de mesa se quede en lo Retro y no empecemos a tener tendencias Preppy, Vintage, Bohemian Chic, Hippie Chic, Sporty, Casual Chic o Tomboy.

Y es más, voy a hacer de visionario, como Rappel hizó (entre otra cosa la risa) en la Granja de los Famosos:

Lo siguiente será que Boris Izaguirre anuncie en televisión el próximo remake de un juego de mesa de moda entre la comunidad gay de Chueca (seamos realistas y entendamos de “buena fe” que la homosexualidad esta de moda), ataviado con un pijama rosa parecido al que usaba Espinete en Barrio Sésamo, en horario de máxima audiencia, en los anuncios expuestos entre la serie Queer as folk y la teletienda donde se vende la máquina de abdominales de Chuck Norris.

¿Moda o necesidad? ¿Qué opinas?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *