Age of Conan

Age of Conan

Con casi un año de retraso este fin de semana por fin pude probar el juego “Spirit of the Dale” de Javier Arce. Estaba bastante ilusionado con el juego pero tras la primera partida las sensaciones no fueron demasiado buenas. Vi varios problemas casi insalvables:

– La predisposición, si los jugadores no hacen por narrar la aventura no hay juego (y esto lamentablemente pasa bastante a menudo). Se trata de un juego exigente y no todo el mundo esta dispuesto a serlo. Hay que cambiar el chip y darse cuenta que no hay un jugador que narra sino que todos son partícipes.

– A lo largo de la partida aparecen situaciones que con el sistema de juego empleado es dificil salvarlas. La abstracción del juego esta bien, pero en la práctica no funciona todo bien que debiera. El sistema de aspectos en muchas ocasiones son injugables. Y si son demasiado generalistas o amplios se convierten en comodin. Por tanto, hay que diseñar con precisión milimétrica los personajes iniciales sino quieres que se vaya de madre.

– Luego el sistema FUDGE sigue sin gustarme nada de nada, lo siento pero es que no fluye como debiera, un modificador de +5 en este juego es totalmente definitorio, y el azar implícito en el sistema puede hacer que haya diferencias en dos tiradas idénticas muy grandes (4+ vs 4-). Por tanto, pesa mucho más los modificadores que la propia tirada. Puede ocurrir incluso que alguien no pueda mejorar un enfrentamiento y por tanto no haga falta ni tirar, lo cual da una sensación de impotencia bastante grande.

– El Moira tiene un enorme peso en la partida, si no es su día, no hay nada que hacer. No solo tiene que definir los enfrentamientos (y a mi me resulto muy complicado en ocasiones hacerlo) sino que tiene que encargarse de todo lo demás.

– Hay demasiados personajes. Es imposible controlar a todos. Y lo peor de todo, es que puede ocurrir que haya enfrentamientos entre dos personajes que no tengan nada que ver en absoluto. Por tanto, sus modificadores no son aplicables y todo se resume a una tirada de dados (azarosa por otra parte).

Mañana tengo un segundo acercamiento al juego con un grupo diferente. Viendo las contras que encontré en la primera partida, intentaré enfocar el juego de una manera diferente, a ver si se puede salvar algo. Hay que ser optimistas.

Os dejo las dos crónicas que he preparado basadas en dos novelas gráficas de Conan:

La Resurrección de Rotath La Reina Bruja de Aqueron

Entradas relacionadas

3 thoughts on “Age of Conan

  1. Pues yo me lo pase muy bien, disfruté de algo diferente, pero como ya hablamos, veo más redondo y mejor cuadrado el de la cucaracha que este…

    Hay curro de Moira, y los enfrentamientos se pueden ir a absurdos, pero la ídea es buena, solo hay que evolucionarla hacia el grupo de cada uno.

    Ta luego.

  2. Esa es la idea. Ver en que se puede adaptar/mejorar a cada grupo. Mañana tengo otra partida con besequeros. A ver si la cosa anda mejor. La base me gusta y evidentemente es algo diferente.

    A mi también me gusto más el de la cucaracha, pero precisamente porque es un juego mucho más dirigido, y no da pie a esas situaciones absurdas que pueden ocurrir en SoD. Las situaciones son enlatadas y los personajes creados para unas situaciones (todos son profesores de universidad) y las escenas transcurren siempre en la universidad. En ese aspecto es bastante diferente.

  3. Pues la partida que yo jugué de Spirit of the Dale nos gustó bastante. A mí me pasó al contrario que a Wkr, que no estaba muy convencido de que el sistema fuera a gustar… y nos pareció muy bueno.

    Hubo problemas con el reparto de puntos de Destino, y efectivamente, algunos personajes no llegan ni a aparecer porque pronto se te llena todo de personajes jugadores y PNJs, pero nos gustó mucho cómo cada personaje iba tirando de la historia en su beneficio.

    Ya pondré una entrada con la partida en el blog pero, aunque hay cosas que me gustaría cambiar, me gustó bastante el juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *