Aton

Aton es un juegto para 2 jugadores, diseñado por Thorsten Gimmler (Odin’s Ravens, Geschenkt) y es uno de los juegos que conformar la serie de juegos de caja pequeña de Queen Games.

Se trata de un sencillo juego de mayorias en el cual dos jugadores, que representan el papel de un sumo sacerdote en el antiguo Egipto, luchan por el poder de Tebas, intentando ocupar las posiciones más jugosas en los cuatro grandes templos de Tebas.

Su duración ronda los 30 minutos.

Junto con el Wallenstein (y próximamente el Shogun) y el Roma conforma, en mi opinión, uno de los mejores juegos de Queen Games.

En España puedes conseguir la edición multilingüe (incluido el español) gracias a Mercurio Ediciones. Su precio varía entre los 10 EUR (la edición únicamente en aleman) y los 21 EUR (multilingüe). El juego es independiente del idioma.

COMPONENTES:

6 piezas para conformar el tablero (son como un puzzle)
72 cartas pequeñas (36 para cada jugador, con los valores 1-4)
58 fichas de madera (azules/rojo, 29 para cada jugador)
2 fichas de puntuación (azul y rojo)
2 fichas blancos de intercambio
1 libreto de reglas

Todos los componentes son independientes del idioma. Lo único, es que si no te compras la edición multilingüe, el reglamento únicamente estará en aleman, aunque tienes disponibles todos los libretos en la propia página de Queen Games, incluido el español (y en esta ocasión bien traducido).

El tablero, cuando esta montado, mide 36 centimetros y representa 5 áreas de juego: (1) un track de puntuación (que llega hasta 40 puntos), (2) una zona con el Valle de los Muertos (donde se colocan las fichas eliminados o no colocadas), (3 y 4) dos áreas con 4 cartuchos para que los jugadores asignen sus cartas para programar sus acciones y (5) un área central con 4 templos.

Los componentes son de buena calidad y visualmente es atractivo.

DESARROLLO DEL JUEGO:

El área central del tablero consiste en 4 templos con 12 recuadros cada uno. Cada recuadro del templo se puede ocupar únicamente por una ficha. Los recuadros son de colores (azul, negro, verde, amarillo y marrón). Cada turno, los jugadores compiten por poner sus fichas en estos recuadros de la forma más óptima para sus intereses (típico juego de mayorías).

UN TURNO:

En cada turno, ambos jugadores roban cuatro cartas (de valores 1-4) en secreto de su mazo. Una vez por partida pueden decidir desechar las cuatro tarjetas y volver a robar, usando para ello la ficha blanca.

Después asignan en secreto cada una de esas cuatro cartas a los cuatro cartuchos de su zona de juego para realizar en orden las acciones. Cuando ambos jugadores estan listos, las cartas se revelan:

Cartucho 1: Puntos inmediatos de victoria. El jugador con la carta más alta anota inmediatamente tantos puntos de victoria como dos veces la diferencia entre los valores de las dos cartas jugadas.

Cartucho 2: Orden de juego y retirada de fichas. El jugador con la carta con valor más bajo será el primer jugador para el resto del turno y retirará y colocará fichas primero, antes del otro jugador. Además también determina cuantas fichas del oponente puedes quitar (si el valor de la tarjeta es 3 o 4) o si debes retirar una ficha tuya (si jugaste una carta con valor 1).

Cartucho 3: Seleccionar templo. Esta carta muestra el templo donde cada jugador puede retirar o colocar fichas.

Cartucho 4: Colocar fichas. Esta carta especifica cuantas fichas puedes colocar de tu reserva en cualquier espacio vacio del templo seleccionado en el cartucho 3.

Todas las fichas retiradas (y aquellas que no hayan podido ponerse porque no queden huecos libres en el templo elegido en el cartucho 3) van al Valle de los Muertos. Cuando se llena por completo (tiene 8 fichas) una fase de recuento de puntos sucede al final de la ronda.

CONDICIONES DE VICTORIA:

Un jugador vence inmediatamente si durante el turno alcanza los 40 puntos de victoria (el cartucho nº1 otorga puntos), o si durante la fase de recuento de puntos sus fichas ocupan todas los recuadros de un templo (los 12), o si ocupa todos los recuadros amarillos en los 4 templos, o si ocupa todos los recuadros verdes en los 4 templos. Si durante la fase de recuento de puntos algún jugador sobrepasa los 40 puntos entonces será el vencedor, si son los dos el que tenga el número máximo de puntos.

RECUENTO DE PUNTOS:

Cuando se hace un recuento de puntos, se reparten de la siguiente forma:

• Templo 1: el jugador que tenga el mayor número de fichas en este templo recibe los puntos correspondientes a la diferencia de las fichas de los dos jugadores en este templo.

• Templo 2: el jugador que tenga el mayor número de fichas en este templo recibe 5 puntos.

• Templo 3: el jugador que tenga el mayor número de fichas en este templo recibe tantos puntos como fichas tenga colocadas en él.

• Templo 4: el jugador que tenga el mayor número de fichas en este templo recibe 3 puntos por cada recuadro azul que haya ocupado (en los cuatro templos hay uno).

• Recuadros negros: el jugador que tenga el mayor número de fichas en estos recuadros recibe 8 puntos.

• Recuadros “Bonus” (marrones): cada jugador que tenga una ficha en un recuadro de “bonus” recibe los puntos indicados en él (+1 o +2).

Hay símbolos en el tablero para ayudarte a recordar la mayor parte de estas reglas de puntuación, aunque debes acordarte puntuar los recuadros negros, que no están señalados por ningún sitio.

Después de un recuento de puntos, los dos jugadores retiran por turnos 4 de sus fichas de los templos que pasan a su reserva, Por tanto se dejan 8 huecos libres para los siguientes turnos, de forma que de una forma sencilla de evitar que haya parones en el juego y reducir el factor “suerte” a la hora de robar cartas y que haya hecho que rápidamente haya conseguido mayorias en algún templo.

ESTRATEGIAS DE JUEGO:

Aton es un buen juego de corta duración para 2 jugadores con una mecánica de juego simple y minimalista, consistente en robar cartas llevándolas a tu mano de juego (reserva) y con ellas decidir que acciones realizar. El hecho de que haya una zona intermedia (del mazo a la mano y de la mano a juego) recuerda a juegos de colocación de baldosas como puede ser el Samurai o el Tigris y Eufrates, y hace que puedes mitigar algo el factor suerte.

No he jugado mucho a este juego pero desde la primera partida se ve claramente que hay bastantes estrategias y tácticas a seguir, lo cual hace que sea muy dinámico y rejugable (dos puntos muy positivos). Quizá dos de las más evidentes es intentar tener mayoría en los recuadros negros (ya que otorgan 8 puntos de victoria) y tener mayoria de fichas en el templo 4 para puntuar los recuadros azules (que dan 3 puntos de victoria cada uno), pero hay que tener en cuenta que dependes en todo momento de las 4 cartas que robas para realizar las acciones, así que no siempre podrás.

Algunas turnos son agresivos y algunos equilibrados. Las cartas a veces juegan a tu favor y puedes realizar grandes movimientos, y a veces no son tan útiles, y tienes que intentar minimizar los efectos negativos. Parte de la victoria final depende en saber sobreponerte a esos turnos flojos.

Puedes jugar a conseguir mayorias o a evitar que tu oponente las consiga, siendo un tira y afloja realmente divertido.

Las acciones estan equilibradas y en mi opinión bastante bien meditadas, ya que para poder hacer todo perfecto necesitas utilizar muchas cartas de valores grandes, y no siempre se podrá, lo cual hace que las partidas esten bastante equilibradas y las diferencias de puntos entre ambos jugadores sean escasas. La jugada perfecta será robar 4 cartas de valor 4, pero claro esta, esto pocas veces ocurrirá.

Únicamente hay que prestar especial atención (e intentar evitar en todo momento) que tu oponente consiga una de las 4 condiciones de victoria que haga que la partida se termine (sobre todo que consiga ocupar todos los 12 recuadros de un templo o todos los recuadros verdes o todos los recuadros amarillos). Por lo demás es intentar anotar cada turno e ir por delante en todo momento, de forma que te asegures llegar antes a 40 puntos siendo el vencedor o si la cosa esta muy reñida conseguir más puntos que tu oponente.

VARIANTE DE JUEGO:

Una variante de juego que se me ocurre, que puede estar bien y dotaría de mayor profundidad al juego, es la siguiente:

Añadir dos fichas de otro color (similares a las blancas) llamadas fichas de reorganización que sirvan para que una vez reveladas las cartas de ambos jugadores se puedan reorganizar, variando así los efectos de las acciones a tu conveniencia una vez vistas las de tu oponente.

Únicamente habría que tener en cuenta que para evitar que los dos jugadores lo hicieran en el mismo turno amplicar esta sencilla norma:

Sólo un jugador puede usar la ficha en el mismo turno. En caso de que ambos quieran hacerlo, el jugador rojo tiene prioridad (de esta forma se iguala la ligera ventaja que tiene el jugador azul a la hora de retirar las 4 fichas del templo al final de la fase de recuento de puntos).

ENLACES:

Página oficial de Queen Games:
http://www.queen-games.de/Games/GameDet … ;gameid=57

Reglas originales en español:
http://www.queen-games.de/PDFHelp/57_6.pdf

Ficha en BGG:
http://www.boardgamegeek.com/game/19999

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *