Kenta (Reseña)

Kenta

Bueno, Kenta ya es una realidad. Así que llega el momento de realizar una reseña del juego.

Perepau Llistosella (Kokörîn) de Kokörîn Kolorado es una de las cosas buenas y positivas que me ha dado el ser aficionado a los juegos de mesa. Por su espíritu, su constancia y su forma de entender los juegos, creo que es todo un ejemplo para muchos, y espero que este “primer” juego autoeditado semiprofesionalmente (lo siento, pero odio la palabra amateur, sobre todo si se usa despectivamente, y aparte incurriríamos en una pequeña falacia) por él, abran muchas puertas a los que vengan detrás. Además, conozco el trabajo que todo ello ha conllevado y creedme si os digo que ha sido un trabajo de chino (cada componente del juego se ha comprado en un sitio diferente, y han sido montados todos manualmente, por él y gente de su familia y amigos). Enhorabuena por tener los bemoles que hay que tener.

Vayamos al juego. Supe de su existencia hace algo más de un año, cuando Kokörîn (para mi siempre será Kokörîn) estaba empezando a diseñarlo. No fue hasta las Ayudar Jugando de 2008 cuando probé uno de los primeros prototipos (recuerdo que en la partida aparte de mi también estaba Fran F G de Te Toca Jugar, Baldo, un amigo suyo que también diseña juegos y Kokörîn), y ya entonces me encantó, con sus defectos y sus virtudes. Encontré un gran juego de recorrido, con un factor de caos (en parte controlable) y me recordaba muchísimo a los juegos de Wolfgang Kramer (y así se lo hice saber) digamos de su vertiente familiar o jugable (nada de su vertiente más abstracta, tipo Blox, El Capitán, etc).

COMPONENTES

Cajas Kenta

Para ser una autoedición, de 150 unidades, creo que los componentes son bastante dignos. La caja (forrada con pegatinas), el tablero duro (no de papel) y los dados son de primerísima calidad. La bolsa de tela para guardar los componentes muy decente y nada que envidiar a muchos comerciales (si no me equivoco realizada por la hermana de Perepau). Las cuentas de cristal y el kenta (sacado de un Othello magnético) dignos. Los peones de plástico creo que podrían ser mejorables, pero cumplen su función a la perfección, lo único su poco peso. Lo que menos me gustó de la producción fueron las cartas hechas en ArtsCow, si bien son decentes, no llegan a tener la consistencia necesaria para jugar con ellas muchas partidas (y el juego se lo merece), así que os recomiendo comprar 1 paquete de 100 fundas “card sleeves” para protegerlas antes de jugar siquiera la primera partida.

También cabe mencionar que posiblemente sin los patrocinadores que aparecen en la caja, el juego no podría haber salido a la luz. Gente como LaPcra y Dracotienda. Así que espero que haya nacido una nueva forma de editar juegos bajo patrocinios y preorder que permita a los autores noveles lanzarse a la autoedición. Y mención especial para Ayudar Jugando, al que Perepau les va a donar parte de la venta del juego. Cosa que le honra.

REGLAMENTO

Reglamento Kenta

El juego no es complicado de jugar ni de entender, pero siempre me ha quedado la sensación cuando me han explicado las reglas del juego (antes con los prototipos y después con la versión definitiva) que era un juego demasiado lioso de explicar, y que daba una apariencia de complejidad no acorde con el juego. Posiblemente esto, en un concurso o para depende que tipo de editoriales al uso sea un gran escollo. Así que creo que también hay que aplaudir la redacción y clarificación de las reglas que ha hecho Victor Melo del Kenta. Creo que no era precisamente un juego fácil de explicar, su trabajo ha sido encomiable, y el resultado magnífico.

EL JUEGO

Kenta: Tablero de juego

Como ya he dicho se trata de un juego de recorrido (o para que nos entendamos, de carreras). Cada jugador mueve uno de sus peones por un circuito circular con intención de llegar a la meta, pero a diferencia de otros juegos no se prima al primero que llega, y puede ganar cualquiera, siempre y cuando haya hecho una “buena” carrera (ha prestado atención a las metas volantes) y sobre todo haya seguido su objetivo secreto. Kenta es un juego que sumerge a los jugadores en la incertidumbre, en el caos, en las influencias de los demás sobre nuestro propio destino. Es una carrera, no contra el tiempo, sino contra lo imprevisible.

La meta. Otra de las gracias del juego es que la meta es movil, dependiendo de algunas acciones la meta se puede mover hacia delante (sentido contrario de las agujas del reloj) o hacia atrás (sentido de las agujas del reloj) previa votación. Esto hace que haya ya una posible estrategia en la forma de alagar o acortar la duración de la partida (recordemos que cuando alguien llega a la meta finaliza el juego).

Metas volantes. Luego, a lo largo del recorrido hay unas metas volantes que proporcionan puntos a aquellos que pasan por ella (pero mientras que el primero en pasar se lleva únicamente 1 punto, el segundo obtiene 3 puntos, el último 2 puntos, y los restantes 0 puntos). Otra genialidad del juego.

El yin y el yan. El kenta (una ficha negra por un lado y blanca por el otro) activa cierto tipo de casillas especiales en el tablero, según el color que tenga. Así que hay que estar muy al tanto de que color tiene, o cambiarlo a nuestra voluntad, para apoyarnos en ella. Esto le da un juego enorme y abre un abanico de posibilidades. Otra genialidad, en mi opinión, del juego.

Cartas de objetivo. Proporcionan un objetivo secreto a cada jugador y recompensa con puntos extra a aquellos que lo consigan. Tal vez eso sea lo que menos me guste del juego, ya que considero que algunos de los objetivos no están equilibrados, y a priori puede ocurrir que haya jugadores que comiencen la partida con ventaja (pero bueno, también forma parte de la incertidumbre y caos del juego)..

Cartas de acción. Para mover tu peón se dispone de una mano de cartas de acción. Mínimo siempre dispones de 1 carta en la mano (ya que si te quedas con la mano vacía automáticamente robas 1) y un máximo de cinco. Y estas cartas, que se describen en el reglamento del juego, es lo que nos permite avanzar o retroceder nuestro peón y el de nuestros adversarios, modificar el color del kenta, cancelar los efectos de otra carta jugada por un adversario (stop), y robar nuevas cartas. Incluso hay algunas cartas que si las mantienes en la mano al final de la partida te da 1 punto adicional. El abanico de posibilidades es enorme y el sistema de uso también pecular, jugando con el jugador activo (yo), jugador objetivo (tu) y los otros jugadores (vosotros, los demás). Divertido.

Vencedor. Una vez un peón cruza la meta se determina quien ha sido el vencedor. Los jugadores avanzan su peón en un último sprint un número de casillas igual a los puntos obtenidos a lo largo de la partida (por metas volantes, objetivos cumplidos y cartas de acción en la mano de bonus). Entonces, quien este más adelante resultará el vencedor. En caso de empate, el jugador que haya terminado con más carta en la mano, sin contar aquellas que dan puntos. Si persiste el empate, los demás jugadores votaran por el ganador (esto también me pareció curioso cuanto menos).

Espero que el juego sea una bonita tarjeta de presentación para Essen cuando Kokörîn vaya en octubre a enseñar sus juegos a varias editoriales europeas (no españolas, en España no interesa).

LO QUE MÁS ME HA GUSTADO

  • La idea del juego es magnífica. Original a más no poder.
  • El resultado final del juego. El mero hecho de que se haya publicado ya es una muy buena noticia.
  • El aire a Kramer que se respira.
  • Que sea un juego en el que haya que tomar cada turno decisiones.
  • Que haya que estar muy pendiente de lo que hace el resto de jugadores. No solo juegas en tu turno.

LO QUE MENOS ME HA GUSTADO

  • La falsa aparente complejidad que tiene el juego.
  • El factor caos (o caótico) que puede haber en el juego (cuanto más jugadores mayor).
  • Las cartas de objetivo (sigo pensando que hay alguna mejor que otra).

ENLACES

Reglas en español:
http://kokorin.wordpress.com/2009/09/04/reglas-kenta/

Kokörîn Kolorado, el blog del autor:
http://kokorin.wordpress.com

¿Dónde comprar el juego?
http://kokorin.wordpress.com/proyecto-kenta/

Ficha en BGG:
http://boardgamegeek.com/boardgame/58003

Mi valoración. 7,5. Un buen y divertido juego de carreras.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

5 thoughts on “Kenta (Reseña)

  1. Buena reseña y muy completa, y gracias por la parte que me toca. Coincido plenamente, sobretodo en lo de la “aparente complejidad”, es curioso como resulta sencillo de jugar pero algo complicado de explicar, quizás por ser algo diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.