¿El rol esta muerto?

QUIEN NO LLORA NO MAMA

Llevo tiempo leyendo en diversos sitios de Internet el eterno dilema acerca de si el rol esta muerto. Es algo cíclico, que cada cierto tiempo resurge como al ave fénix, entre el reducido grupo de jugadores. Nuevamente discutir sobre esto, llorar y añorar tiempos pasados, y mirarse el ombligo, esta de moda.

LA DEFUNCIÓN DE LOS JUEGOS DE ROL

Pues bien, ¿el rol esta muerto? Pues mi opinión es que no. Mi opinión es que una vez nació, allá por 1974 con el Dungeons & Dragons, no ha madurado. No hay mucha diferencia entre lo que sucedía hace 15 años y lo que sucede ahora. Se vende lo mismo. Explotan la misma idea pero con diferente envoltura. Es un bebé de 33 años y sigue estando en pañales, aunque para la gente de Líbido estamos en la adolescencia. El problema es que como juego no evoluciona, esta estancado, y no atrae a nuevos jugadores para reemplazar a los que se retiran (ya que muchos empiezan a tener otras obligaciones o prioridades en su vida). Las vacas sagradas están empezando a quedarse secas, y de sus ubres no sale más leche.

LOS “STORY GAMES”

Una posible solución, una bocanada de aire fresco, podrían ser los “story games” (A una urna griega, les llama “juegos hippies”, yo simplemente “juegos de roles”) de los que se habla a diario en The Forge, y creo que parte de la solución radica en eso: la invectiva al rol tradicional. Ryan Dancey, vicepresidente de Wizards of the Coast y el creador de la Open Gaming License y la D20 System Trademark License, explica bastante bien acerca de la posible desaparición de este entretenimiento (aunque claro también es bastante partidista y subjetivo).

LA PARADOJA DEL ROL

Los juegos de rol es un universo “inmensamente” bello.

Su belleza radica precisamente en lo que me gusta llamar la “paradoja del rol”.

La paradoja estaría dada por el teorema de que el rol es un juego de sociedad extremadamente simple. Sus lemas o principios son: (1) Sus reglas son simples, (2) se puede jugar en cualquier lugar, (3) no necesita mucho material ni inversión y (4) prácticamente se puede jugar a cualquier edad.

Como concepto es genial.

Es simple.

Como un ritual.

Es un ritual pagano que se repite, una y otra vez, ahí donde se haya un grupo de jugadores.

Sin embargo, a su vez el rol es increíblemente complejo. Se asienta en la creatividad, y en algunos puede ser infinita (o al menos lo suficientemente grande para que nunca se extinga). Las variantes tácticas y técnicas aplicadas al juego son infinitas. Las ambientaciones, las vivencias y el modo de pensar de cada uno, hacen que cada partida o juego sea radicalmente diferente. Lo individual se fusiona con lo colectivo, haciendo que la resultante de esta comunión sea muchísimo mas que la simple suma de las partes. Pero todo tiene un coste, y este es elevado: requiere un cierto esfuerzo intelectual y una preparación, lo cual hace que sea complicado preparar bien una reunión, y acabe siendo más un suplicio o un aburrimiento, que un disfrute.

PARA UN PÚBLICO ESPECIALIZADO

Por otro lado encuentro que los juegos de rol es algo muy focalizado y que se editan pensando la gran mayoría de veces en un público “especializado”. Y eso impide que sea mucho más populoso. Esto implica que a los jóvenes de hoy en día, salvo contadas excepciones, no le atrae en absoluto tener que leerse 300 páginas de un libro para saber de que va esta “paranoia”, por muy bonita que sea la portada y las ilustraciones interiores; por no hablar de la preparación necesaria para empezar a jugar (hay que prepararse una partida, hay que hacer unos personajes, etc), en definitiva dedicarle mucho tiempo, del que lamentablemente mucha gente no dispone. Es mucho más sencillo jugar a videojuegos o juegos de mesa, que apenas requieren ritual de preparación, y en solo cinco minutos estás jugando y disfrutando.

EL PRINCIPIO DE VASOS COMUNICANTES

Y finalmente, al ser algo tan focalizado es un arma de doble filo. Hay tantas aficiones (hobbies) afines, que la población es “limitada”, y lo único que ocurre es que los jugadores se ven envueltos sin quererlo en el principio de los vasos comunicantes, y se van cambiando (o trasvasando) de hobbies según están de moda, y me temo que a los juegos de rol se les acabó su época dorada. Hace una década se le echaba la culpa al Magic: the Gathering, luego a los videojuegos y a los MMORPG, ahora a los juegos de mesa; así que siempre se encuentra otro hobbie afin a quien echarle la culpa para no tener remordimientos de conciencia o culpa, cuando el problema radica en la base no en nada externo.

EL ROL EN ESPAÑA

Y hablo globalmente, en España el panorama es bastante más negro, comercialmente hablando solo salvo la línea bizarra de Nosolorol, los juegos New Style (que hace años que no sacan) y el Unknown Armies (línea ya cerrada) de Edge Entertainment, y poca cosa más; curiosamente juegos que han pasado sin pena ni gloria (como en su día Castillo de Falkenstein). Recientemente han aparecido proyectos amateurs (realizados por aficionados) muy interesantes Necrorama, Yaoguai y Líbido, lo cual ya es todo un logro. Las opiniones o soluciones son como los culos, cada uno tiene el suyo. ¿Tiene el rol futuro en España? ¿cuál es el futuro de los juegos de rol? ¿el rol esta muerto?. Que no está muerto lo que yace eternamente y con los evos extraños incluso la muerte puede morir.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.