Bzzz y Curia

En Granollers pude jugar a los dos juegos vencedores del IV Concurso Ciutat de Granollers de creación de juegos, así que ya estoy en condiciones de poder hablar de ellos (de manera totalmente subjetiva a mis gustos y sensaciones).

Bzzz

Bzzz es un juego que explota un par de conceptos (o problemas) matemáticos, y en particular, el de reparto de una tarta para muchos jugadores de manera, más o menos, equitativa.

A grandes rasgos, hay tres partes claramente diferenciadas en el juego:

  • La primera consiste en un reparto o hacer grupos (que recuerda bastante al San Marco) donde cada jugador obtiene sus piezas (abeja reina o marcador de inicio, abejas trabajadoras, PV, y flores).
  • La segunda colocación de abejas en diferentes lugares del tablero (al más puro estilo Caylus y que me recuerda muchísimo también al Manila)
  • Y finalmente, la última hay que intentar adivinar cuánto polen recoge cada abeja en cada una de las tres flores que hay mediante un juego de los chinos (y donde se tiene que “arriesgar” o “asegurar mediante monopolios” en la fase anterior si se quiere obtener más PV).

El juego es robusto, elegante y funciona a la perfección (habría que revisar tal vez los PV de victoria que se obtienen en algunos sitios), pero la verdad que yo lo ví bastante equilibrado. Es un buen juego, aunque creo que poco comercial.

Las cosas que no me gustaron: A mí se me hizo un juego largo, pesado y repetitivo. Supuestamente tiene una duración de 45 minutos, pero son 45 minutos haciendo siempre lo mismo (esto por ejemplo, me pasa también con el Power Grid). La realidad es que pasa de la hora de juego. La temática tampoco ayuda; si pretende ser un juego familiar creo que los mecanismos son lo suficientemente complejos como para que alguien no-jugón disfrute y se divierta. Tiene el problema del hacedor-de-reyes (kingmaker), o lo que es lo mismo, es muy fácil hacer ganar a otro jugador, y reventar la partida (consciente o inconscientemente). Y a mi, en particular, no me divirtió lo suficiente; y para mi es el primer objetivo de un juego, que sea entretenido y divertido.

Curia

Curia es un juego de mayorías y subastas ambientado en el senado romano (una especie República de Roma pero limitado solo al tema político). Como juego es menos robusto y elegante que Bzzz, y bastante más lioso, pero en cambio a mi me pareció muchísimo más divertido. La temática, a pesar de no ser muy original, es un valor seguro (a casi todo el mundo le gustan los romanos). El mecanismo de juego me recordó bastante al Grande (mazo de cartas para subastar que siempre son los mismos números, mayorías en zonas del tablero, etc), así que muy original tampoco lo encontré.

El juego tiene dos fases claramente diferenciadas, en la primera hay que obtener el control de senadores y en la segunda “obligatoriamente” darles algún título. Esto hace que la estrategia a seguir en la primera fase tengas que tener en cuenta que si no logras darle a cada senador que ganes en las subastas en la segunda fase un título obtendrás PV negativos (-6 creo recordar). Tanto senadores como títulos se subastan, así que son pujas continuas.

Luego cada senador y cada título tiene unas acciones o reacciones que influyen en el juego, tanto en el tablero de mayorías como con acciones extras (del estilo te anulo un senador), así que todo son interacciones entre jugadores y puñaladas traperas.

Los PV obtenidos en el senado (elegidos al azar mediante tiradas de dados al inicio) me pareció un método “genial”, y que hubiera algún senador que pudiera modificar esto, también. En líneas generales las habilidades (acciones/reacciones) de las cartas las vi interesantes, aunque posiblemente haya alguna decisiva o definitoria y haya que tener especial cuidado con ella.

Una cosa, el juego esta en inglés (supongo que para cumplir (o saltarse inteligentemente) los requisitos de caracteres del reglamento), pero eso no creo que ayudará a su jugabilidad. Hay muchas cartas y tienen texto en inglés.

Las cosas que no me gustaron: El juego lo encontré menos robusto que Bzzz! (posiblemente por eso no ganó) y bastante más lioso y exigente (si quieres ganar tienes que estar pendiente a lo que hace cada uno, y son unas cuantas cartas/subastas). Los vetos posiblemente estén descompensados, el hecho de que alguien acumule varios y reciba 5 PV por cada uno, puede ser suficiente para ganar. Escuché que había gente que preferiría que no hubiera vetos; pues yo creo que debe de haberlos, de hecho es parte de la gracia del juego, pero más equilibrados. Luego peca en lo mismo que El Grande, que no puedes planificar tu jugada a un turno vista, porque no sabes que cartas se van a subastar (conoces una, pero no la otra). Y nuevamente, también tiene el problema del hacedor-de-reyes (kingmaker), o lo que es lo mismo, es muy fácil hacer ganar a otro jugador, y reventar la partida (consciente o inconscientemente).

Resumiendo, Bzzz! es mucho mejor juego y Curia mucho más divertido. Dos buenos juegos, pero que creo que no aportan nada nuevo a las ludotecas. A ver si hay suerte y alguno de los dos puede publicar el juego comercialmente, aunque ya de por si es bastante complicado.

PD. Las fotos las he sacado de “La Ficha Roja”.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

6 thoughts on “Bzzz y Curia

  1. Los dos tienen muy buena pinta, aunque ambos parecen algo complejos. En las reglas de los concursos suelen decir que la presentación no es considerada por los jurados, pero ambos tienen un aspecto y unos gráficos cuasiprofesionales. Aparte, por supuesto, supongo que tendrán muchas más cualidades. A ver si los publica alguien y podemos jugarlos pronto. Enhorabuena a los dos.

  2. A favor del Bzzz diré que el que presentó al concurso era mucho más espartano. De hecho estaba pintado con plastidecor lápices de colores. Vamos, que en este caso, la presentación no tuvo mucho que ver. El que ves en la foto es un rediseño gráfico que hizo WasQ (de “Charlas desde Mecatol Rex”) para la ocasión, que monto el propio autor.

  3. Pues enhorabuena a WasQ porque los gráficos son geniales, y a tí muchas gracias por la aclaración ;).

  4. De manera totalmente subjetiva:
    Estoy de acuerdo en que Bzzz se puede hacer largo y pesado, fundamentalmente si uno o varios jugadores dedican mucho tiempo a pensar si quitan o no ficha(s), si pasan o si colocan aquí o allí. En cuanto a la parte de culpa del juego en esta causa, tal vez se podría solucionar con un reloj de arena.
    Es repetitivo si, rondas sucesivas de cinco fases. Si en lugar de 10 cartas fuesen 20, sería un verdadero suplicio jugarlo.
    La temática es la que es; perfectamente intercambiable, sobre todo por intereses comerciales.
    En la fase dos, puedes quedarte con una miseria para que otro se lleve muchas fichas, eso puede provocar kingmaker. También en la fase 4, la de los chinos, puede haber kingmaker; sobre todo si haces trampas, pactos explícitos con otro jugador (aunque siempre podría no cumplirlos, ya que las reglas no lo contemplan) y/o si tienes telepatía. Y en el juego, como en la vida, es muy difícil evitar que alguien aplique la frase:”para lo que me queda en el convento me cago dentro”, si está verdaderamente dispuesto.
    Coincidimos en la opinión de que uno de los principales objetivos de un juego es que divierta. Yo, con Bzzz, me he pasado más rato analizándolo que divirtiéndome; pero vamos que no descarto que en una de estas me sorprenda y me lo pase bomba, sobre todo si la gente con la que lo juego está predispuesta a divertirse.

    Es curioso lo de la subjetividad de las opiniones, mismo juego y ¡misma partida!: http://www.labsk.net/index.php?topic=47630.msg602624#msg602624
    Pero claro, Nalekh tampoco es dios.

    Respecto al Curia. Creo que con una sola partida sería muy osado por mi parte buscarle grandes defectos. Me pareció un buen juego. Muy psicológico, implica una gran concentración en los poderes de los personajes, propios y ajenos, y las circunstancias no ayudaban demasiado. La gestión de la baraja me sorprendió gratamente, aporta diferencias sustanciales respecto al Grande.
    Probablemente tenga campo de mejora y creo que Toni está capacitado para saber buscarlo, escuchar las críticas y perfeccionarlo.

    De manera totalmente objetiva:
    El juego se llama Bzzz, no Bzzz! ni Bzzzz!, pero vamos, que tampoco tiene mayor importancia.
    No sé quien a supuesto que el juego deba durar 45 minutos.
    Mucha gente pudo comprobar en la feria que cada vez que empezaba una partida de Bzzz miraba el reloj para estimar la duración; una manía heredada de cuando el juego estaba en fase de pruebas. La que tu jugaste duró unos 50 minutos, milisegundo arriba, milisegundo abajo. Evidentemente sin el tiempo de explicación de reglas. Otra cosa también es cierta y es que la apreciación del tiempo a veces es subjetiva.
    Ha habido no-jugones a los que las mecánicas no les han parecido complejas, lo han jugado, han disfrutado y se han divertido; pero vamos que todos sabemos que esto de la diversión es subjetivo.
    Ambos juegos si aportan algo nuevo a las ludotecas (por lo menos a la mía y a la de Toni de momento), porque ninguno de los dos existía antes.

    El prototipo presentado no estaba pintado con plastidecor, sino con los lápices de colores de toda la vida.

    Aunque el diseño es de Bascu, el montaje de todos los elementos de juego en el tablero (puntuaciones, panel, línea de puntuación, circulitos,…) es mío. Las cartas también están montadas por mí, con el diseño de las flores por Bascu. Sin duda, hizo un buen trabajo.

    Un saludo

  5. Gracias por opinar Juan Carlos, y te pido disculpas si mis palabras han herido sensibilidades, no era mi intención. Intenté dar mi opinión acerca de los dos juegos.

    En ningún momento he dicho que sean malos juegos, y he intentado enfatizar los puntos débiles que a mi me parece que tienen, lo cual no quiere decir que ni siquiera que tenga la razón, puedo estar equivocado. Pero esa fue mis sensaciones sobre ambos juegos.

    Y la reseña, créeme que la hice de manera constructiva, y no destructiva como parece ser se ha interpretado. Que yo no me divierta con tu juego no quiere decir que muchas otras personas si lo hagan. Es más, puse de ejemplo, el Power Grid que esta en el top10 de BGG, y a mi es un juego que no me divierte para nada.

    Ahora corrijo el nombre de Bzzz.

  6. Todos los que jugamos aquella partida a Bzzz estamos de acuerdo en que es un buen juego, sólido y engrasado.

    A mi no se me hizo pesado, al contrario, deseaba que llegase la siguiente ronda e intentar remontar con los colores que ya tenía. Pero más allá de eso (la calidad del juego que ni Wkr la pone en duda), las sensaciones que dejó a cada jugador son diferentes y subjetivas, a mi mujer tampoco no le divirtió tanto como a mí, Wkr se queja de algunas cosas y yo hay una que comparto cómo la única cosa que me chocó, y es que el juego es el mismo desde la primera ronda hasta la última, el juego no evoluciona ni cambia sustancialmente (excepto las ramas que se van ocupando y el cambio de las cartas de puntuación). A pesar de ello a mí me divirtió y a falta de poderlo haber comparado con otros juegos, como Curia, creo que es un digno vencedor.

    Pero es normal que la sensación de diversión, subjetiva, sea diferente a cada jugador. A Wkr mismo, tras la feria, le he comentado cosas de sus juegos desde mi punto de vista, uno no me gusta como funciona y no me divirtió (es mi opinión subjetiva y que el creador o los otros que jugaron seguramente no compartan), con dos me lo ha pasado bien jugando aunque uno igual necesita otra “capa” de decisión por parte del jugador, y otro, el más complejo, me parece su mejor juego subjetivamente me divirtió y objetivamente tiene sus mecánicas compensadas y es elegante.

    Que haya suerte con la posible publicación Juan Carlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *