#6: Diez juegos con reglamentos muy cortos

Por sugerencia de Roberto. En la sociedad actual en la que estamos inmersos el tiempo es oro y cada vez un más bien escaso. Muchos sufren de estrés laboral, depresión y ansiedad por el trabajo. Si restamos el dedicado al trabajo, el tiempo escasea para realizar actividades de tipo personal, como las tareas de la casa, ir a comprar o al gimnasio, y ya no digamos para jugar. A veces un juego con un reglamento muy extenso se convierte en una tarea titánica, solo el simple hecho de leer, entender y tratar de memorizar el manual de reglas, así que hoy voy a listaros Diez juegos cuyo reglamento se lee en un par de minutos a lo sumo, debido a su sencillez y lo corto de su reglamento. Tempus fugit.

1. Fluxx. Un divertido y peculiar juego de cartas de Andrew Looney dónde las propias cartas a lo largo de la partida determinan las reglas del juego. Jugándolas, puedes cambiar numerosos aspectos del juego: cómo el número de cartas a robar, cómo jugarlas e incluso cómo ganar. Frenético, caótico y divertido. Uno de mis juegos de cartas favoritos que tiene más estrategia de la que puede parecer al principio. De este mismo estilo tienes el 1000 cartas blancas o el Dvorak.

2. Querni. Un juego para 2 jugadores de Enrique Fernández Alcázar editado por Nestorgames, ganador del III concurso de diseño de juegos “Ciutat de Granollers” en 2009. El objetivo en Querni es retirar del tablero las 16 fichas de tu color propio, formando cadenas de números consecutivos de tu color. Simple y elegante, con el mismo set de fichas podrás jugar al Wormi y al Pariti.

3. The Very Clever Pipe Game. Este juego de Cheapass Games es uno de los que pertenece a la serie Hip Pocket Games. Se trata de un peculiar juego canalizaciones similar al videojuego pipeline. En el juego básico, cada jugador tiene un color de tubería (negro o blanco) e intenta cerrar circuitos con los tubos de su propiedad. Cuando terminas un sistema de tuberías, tomas esas cartas de la mesa, y aquel que al final del juego coja la mayor cantidad de cartas es el que gana. Las reglas del juego permiten que juegues cartas en cualquier lugar de la mesa, incluso no conectadas. Una vez que hayas jugado el juego básico, puedes pasar a la versión avanzada del mismo. La versión 3 del juego es jugable hasta por 4 jugadores, cada jugador tiene un color de tubo o un color de campo, y cada uno está intentando cerrar sistemas de su propio color.

4. Pass the Pigs. Dos rollizos cerditos en la palma de tu mano. ¿Qué se supone que debes hacer con ellos? Tirarlos como si fueran dados, ¡por supuesto! Según la posición en la que queden los dos cerditos obtendrás más o menos puntos; pero si tientas la suerte puede que los pierdas todos. Una mezcla de dados y tabas donde hay que obtener puntos “presionando” a la suerte.

5. Mamma Mia! ¡Una de salami! ¡Una Bombástica! Eh! ¿Quién me ha robado el queso?? Como pizzeros, los jugadores van poniendo los ingredientes en el centro de la mesa (el horno). De vez en cuando un jugador puede poner un pedido, pensando que los ingredientes que hay por debajo en el horno están disponibles y le permitirán servirla. Si lo están se sirve exitosamente la pizza, sino… desilusión. ¡Táctica, un poco de suerte y parte de memoria pueden llevarte a la victoria! Un juego de memoria y táctica que me encanta. Lamentablemente, mucha gente no le encuentra la gracia, en gran medida porque o bien juegan erróneamente o bien no entienden las reglas.

6. Robosoccer. Un juego del que soy autor, pero que me permito recomendarlo en esta lista. Se trata de un juego de estrategia abstracta de posicionamiento para 2 jugadores cuya meta consiste en llevar tu balón a la meta del contrario. Simple y efectivo. Se juega sobre un tablero 6×6, donde algunas casillas impiden mover a través de ellas (muros) o exigen un único sentido (flechas). Es un rediseño del Mundialito, con el que me quedé finalista en el I Concurso Ciutat de Granollers de Creación de juegos. Grandes dosis estratégicas para un juego portable de corta duración.

7. Treehouse. Otro juego Andrew Looney que viene en los tubos de treehouse (rainbow y xeno). Solo se necesita 1 único tubo para poder jugar hasta 4 jugadores. Cada jugador coge un trío de piezas (una pirámide grande, mediana y pequeña del mismo color). El objetivo del juego es “copiar” la figura que hay en el centro de la mesa (la casa). Para ello disponemos de un dado especial que nos indicará que tipo de acción podemos hacer cada turno (en punta, cambiar, saltar, cavar, apuntar o comodín) y que nos permitirá ir cambiando la posición de nuestras piezas o de la casa. No es de mis favoritos de icehouse, pero reconozco que puede llegar a tener su gracia, si tienes en cuenta que el azar influye en gran medida (en cada lanzamiento de dado).

8. Cosmic Coasters. Otro juego de Andrew Looney. El problema con la teleportación es que se trata de un viaje de ida. Has llevado una nave a un planeta enemigo, ¿y ahora qué? La zona de teleportación está bajo vigilancia. Parece que tendrás que batallar hasta la muerte para enviar una sola nave a casa. Necesitarás astucia y una dosis de suerte para salir vivo de ésta… y no olvides el poder especial que escondes en la manga. Ganador en 2001 del Mejor juego Abstracto en los Origins Awards.

9. Corporation. Un juego de estrategia excepcional de Eric Solomon para 2 a 4 personas. Recientemente lo ha editado Nestorgames en una edición ilustrada por Mireia Muntes. En Corporation hasta 4 jugadores intentan tomar el control de la compañía promocionando a sus propios hombres hasta el Consejo de Dirección, en el Despacho del Presidente de la última planta del edificio, antes que sus contrincantes. Un juego de carreras bastante elegante, sencillo y puñetero. Realmente bueno.

10. Light Speed. Este juego de Cheapass Games es uno de los que pertenece a la serie Hip Pocket Games. Es un divertido y caótico juego de cartas-relámpago, de 2 a 4 jugadores, muy rápido, de combate de naves espaciales, que saltan al hiperespacio para luchar por un asteroide extremadamente importante. Este juego es muy rápido: ¡cada turno lleva menos de un minuto el juego! Cada jugador dispone de 10 naves espaciales que debe jugar tan rápida y habilidosamente como pueda. Una vez que un jugador haya jugado todas sus cartas de naves, comienza el turno de puntuación. ¡Las naves más rápidas disparan primero, las más grandes las últimas, aquel que logra más puntos gana! Un colorido juego en tiempo real que no deja ni un segundo libre al aburrimiento! Como curiosidad diré que apareció en la lista de los 100 mejores juegos de Games Magazine de 2004. Frenético, caótico y divertido.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

5 thoughts on “#6: Diez juegos con reglamentos muy cortos

  1. Pues… yo hubiera puesto aquí al Palastgeflüster, grandioso juego rápido de jugar, muy muy ligero de reglas, e independiente del idioma, cuando has jugado una vez nunca más lees el reglamento.

    Me gustan estas recopilaciones que haces.

  2. En este post me pillas…pero ¿y el Jungle Speed?
    Muy muy pocas reglas, se puede jugar sin saber leer ni contar…La versión 1vs1 es genial 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.