Rattus (reseña)

Rattus es un juego de los mismos diseñadores de Oregon, Åse Berg y Henrik Berg. Tiene como tema la Peste Negra, la plaga que acabó con un tercio de la población europea entre 1348-1350.

Europa, 1347. Una catástrofe está a punto de ocurrir. La peste negra llega a Europa y durante los próximos 4 ó 5 años la población del continente se verá reducida a la mitad. Los jugadores se asientan en las diferentes regiones de Europa mientras la plaga se extiende por todo el continente. Los jugadores consiguen ayuda de varios estamentos de la Edad Media: los campesinos consiguen que la población crezca, los sabios monjes mantienen a las ratas alejadas, los ricos mercaderes huyen cuando la plaga se acerca, la guerra dirigida por la caballería expande la plaga a nuevas zonas, las brujas controlan la expansión de la plaga mediante la magia y la brujería mientras que los reyes evitan la plaga permaneciendo en sus fortalezas. Pero la plaga no hace distinciones: cuando las ratas llegan nadie puede sentirse a salvo. Cuando la plaga remite y el juego termina, el jugador con la mayor población superviviente gana.

COMPONENTES

Componentes

Los componentes de Rattus son excelentes. La caja tiene un tamaño adecuado, y tanto el tablero, las cartas como las fichas (discos) son de cartón rígido de buena calidad y bien ilustrados.

Tablero de juego

El tablero de juego representa Europa en la Edad Media y está dividido en 12 regiones. Dependiendo del número de jugadores hay algunas regiones que no se utilizan, por tanto es escalable a 2, 3 y 4 jugadores.

Luego hay 49 discos de rata, de los cuales 12, marcadas con un círculo morado, son los iniciales. Tienen una rata en el reverso y un evento de plaga en el anverso. Cuando se revelan los discos se muestra cuantos cubos (población) se eliminan en la zona y de qué manera.

Un peón de plaga de color negro sirve que para indicar el lugar donde la plaga puede expandirse y asolar un región. Este peón se mueve cada turno.

Y por último, 6 cartas de Clases (Caballero, Campesino, Monje, Mercader, Rey y Bruja) que cada una otorga a su dueño un poder especial. (Nota: Hay dos expansiones, que no vienen con el juego original, que añade nuevas cartas de Clases, por ejemplo, el Juez).

DESARROLLO DE UN TURNO

Partida en curso

El desarrollo de un turno es simple. En su turno, un jugador indistintamente puede elegir tomar una única Clase o colocar nuevos cubos en el tablero.

Como sólo hay una carta para cada Clase, o bien se toma de la reserva o bien se la quita a su propietario actual. Esta es la única manera que un jugador tiene para librarse de una Clase que ha elegido con anterioridad, ya que lo normal sea que poseer un montón de Clases no sea tan beneficioso como uno piensa.

Luego, el jugador puede colocar cubos de su color en cualquier región del tablero. Coloca tantos cubos como número de discos de rata haya actualmente en la región escogida (el número máximo de discos de peste en un área es 3). Por tanto el jugador no puede poner cubos en una región sin fichas de rata (excepto con la carta “Campesino”).

Para finalizar su turno, el jugador mueve el peón de plaga. El peón de plaga debe moverse a una región adyacente a su región actual. El jugador que tiene el turno, elige libremente a qué región mover de entre las posibles pero no se le permite dejar el peón en la región. Si la plaga nueva ubicación pieza contiene un disco de rata, el jugador coloca un nuevo disco de rata en una región vecina. Si nueva ubicación del peón de plaga contiene dos o más discos de rata, se ponen dos nuevos discos en una región vecina. Por último, si hay al menos un disco de rata y al menos un cubo de población en la región del peón, la peste se declara y se debe resolver.

LA PESTE

La Peste

Para resolver un brote, los discos de rata en la región afectada se revelan. Cada disco muestra un número que es la población mínima necesaria para activar el disco (por ejemplo, si aparece un 3+ quiere decir que este disco se activa si hay 3 o más cubos de población en la región). En el disco de rata desvelado también se muestran algunos símbolos. La mayoría de los símbolos coinciden con las diferentes clases. Un jugador que posee la clase que muestra el símbolo pierde un cubo de la población en la zona afectada. También hay otros dos símbolos: “M“ significa que el jugador (o jugadores) con la mayoría de cubos en la región pierden un cubo, y “A” para que todos los jugadores con cubos población en la región pierden un cubo cada uno. Esto significa que, si posees muchas cartas de Clase, tienes más probabilidad de que seas afectado por un brote.

CARTAS DE CLASE

Rey

La gracia del juego. Los poderes especiales que el jugador puede utilizar para cada Clase son bien diferentes. El Campesino permite añadir un cubo de población adicional cuando coloca cubos en el tablero, el Caballero permite mover el peón de plaga dos veces antes de que la plaga se evalúe, la Bruja permite examinar dos discos de rata en el tablero y (opcionalmente), cambiar su ubicación, el Mercader permite mover hasta 3 cubos de su población a una región vecina, el Monje permite mover un disco de rata a una región vecina, y, por último, el Rey permite mover uno de sus cubos de su población a la zona del palacio (que está totalmente a salvo de la peste).

FIN DE PARTIDA

Rattus (promo)

El juego termina cuando no hay plaga más discos de rata disponibles, o cuando un jugador tiene todos sus cubos de población en el tablero (es muy extraño que esto ocurra).

A partir de este momento tiene lugar una ronda final en la cual todos los jugadores, excepto el que ha tenido el último turno, pueden usar las habilidades especiales de sus cartas de clase una última vez de forma habitual (excepto el Campesino y el Caballero). Esta ronda final se juega en sentido contrario a las agujas del reloj, comenzando por el jugador sentado a la derecha del que ha jugado el último turno.

Por último, la plaga se desata en las 12 regiones, esto es, una por una todas las fichas de rata se descubren y se evalúan. El jugador con más cubos en el tablero (incluidos los del palacio) gana. En caso de empate entre dos o más jugadores, gana el jugador (entre los empatados) al que le hubiese llegado el turno si la partida no hubiera terminado.

PROS

En general, creo Rattus es un juego aceptable, en la línea de muchos juegos de mayorías o eurogames. Se juega muy rápido (apenas 30-45 minutos), es relativamente sencillo y cumple su cometido. Un juego con algo de chicha pero con una duración de filler.

Un punto muy a favor del juego es que sea completamente escalable. Dependiendo del número de jugadores el tablero se acorta o alarga, con lo cual tenemos un juego con el que poder jugar en muchas ocasiones de manera, más o menos, óptima.

Una cosa que me encanta del juego, y creo que es una genialidad, es que las cartas de Clase están destinadas a ser tentadoras y que haya combos demoledores entre ellas, pero a la vez es un compromiso porque cuántas más tengas, más fácil es que te afecte una plaga (creo incluso que a veces es mucho más rentable evitar tener el menor número de cartas de Clase, algo similar a lo que ocurre en el Palastgeflüster con los roles).

Creo Rattus es un juego elegante cuya principal virtud es que es mucho más profundo de lo que parece ser a simple vista; sinceramente creo que es un juego que engaña. Por ejemplo, los jugadores pueden tratar de desencadenar la plaga en regiones específicas cuando menos población haya de forma que los discos de rata no se activen o se minimicen. Además, hay que considerar en cada momento la cantidad y la combinación de cubos de población en una región concreta ya que puede merecer la pena tener un montón de cubos de población en una región si todos los jugadores tienen demasiado presencia y especialmente si posees menos Clases.

El control de la ubicación del peón de plaga es también un factor muy importante del juego. Esto es evidente ya que quien lo mueve elige donde puede brotar una plaga y queda claro que lo hace donde pueda dañar a otros jugadores lo máximo posible, minimizando sus pérdidas. Este ataque indirecto con otros jugadores es una forma de confrontación e interactuación entre jugadores.

Otra cosa que tiene Rattus es que el análisis-parálisis y el tiempo de inactividad es mínimo, a pesar de que tiene cierta profundidad. El juego contiene interesantes decisiones cada turno y permite algo de planificación (tampoco mucha). Además de que puede tener momentos muy divertidos cuando el peón de plaga lo diriges a una región controlada por un oponente.

CONTRAS

Uno de los aspectos negativos, y que menos me gusta del juego, es esa sensación de “poco control” o azar similar a la que se tiene en “El Grande” (en este juego las acciones de cada turno no se saben con anterioridad y se juega un poco a ciegas), al fin y al cabo, nunca sabes que puede salirte en cada disco de rata y como puede afectarte una peste.

Es un mueve-cubos sin alma. No aporta nada nuevo al panorama lúdico. Es más de lo mismo.

Con 4 jugadores, número recomendado de jugadores para jugar, considero que hay algo menos de control, y aunque puedes planificar los movimientos con antelación, a menudo tendrás que reponerte cada turno, una vez visto los movimientos de tus antecesores.

Una variante casera a valorar, que yo utilizo en mis partidas, es que cada jugador de inicio comience la partida obligatoriamente con una carta de Clase al azar. De esta manera las cartas se mueven mucho más rápido y se evita que la gente sea reacia a elegir Clases al principio de la partida (el elegir Clase es opcional).

Mi nota: 6

ENLACES

Ficha en BGG:
http://boardgamegeek.com/boardgame/42452/rattus

Reglas en español:
http://www.labsk.net/index.php?topic=49503.0

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

One thought on “Rattus (reseña)

  1. Discrepo del primer contra que le encuentras al juego, ya que sí puedes saber qué deparará cada disco de rata mediante el uso de la habilidad de la bruja.

    No entiendo a qué te refieres con eso del mueve-cubos sin alma; yo sí considero que este juego aporta algo al mundo de los juegos de tablero.

    La variante casera que aportas, la de repartir las clases al azar, sólo sirve para incrementar el factor aleatorio del juego. No creo que las cartas de clase se vayan a mover más rápido entre los jugadores por comenzar todos con una, y posiblemente cause que el jugador con la clase menos valorada por los demás jugadores conserve dicha carta toda la partida.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.