Polaris: Tragedia épica en el lejano norte

Polaris: Tragedia caballeresca en el extremo norte

Momentos congelados en el fluir del tiempo

Érase una vez, en el norte más extremo, el más grandioso pueblo que el mundo haya conocido jamás. No podemos saber cómo fueron, pero podemos comprenderlos a través de su muerte, como nieve derritiéndose bajo el sol.

Ese pueblo desapareció, destruido tal y como el tiempo destruye todas las cosas bellas. Todo lo que quedan son esos momentos que llamamos recuerdos, momentos congelados en el fluir del tiempo.

Contempla…

Como muchos acertásteis mi friki-acertijo [Pol (Pot) + Aris (de Salonica)], el juego que va a salir próximamente en español,  gracias al buenhacer de ConBarba, es «Polaris: Chivalric Tragedy at Utmost North» (Polaris: Tragedia épica en el lejano norte) de Ben Lehman (no confundir con los otros Polaris). Un juego de rol colaborativo que a mi me fascinó desde el primer momento y que me dió a conocer Silgaer, de El Autómata, hace ya unos años, y fue uno de mis autoregalo de Reyes.

Se trata de un juego de rol y de narrativa colaborativa en el que pueden jugar de tres a cinco jugadores (aunque lo ideal es cuatro). Los protagonistas de la historia son caballeros de la Orden de las Estrellas, en deuda por los antiguos juramentos de servir a las estrellas y proteger a su pueblo, el lugar más al norte del mundo, que esta en plena decadencia y destrucción. Los antagonistas a los que se enfrentan los caballeros son innumerables – los demonios aparecidos por su error, las dudas de la gente, e incluso algunos traidores dentro de la Hermandad de los Caballeros.

Polaris utiliza un conjunto de mecánica simple y fácil de aprender para ayudar a guiar historia en su juego a un final trágico apropiado, con ayuda de doce sencillas frases clave, que son el motor de todo.

Tiene bastantes premios y galardones a sus espaldas, entre los más destacables, el Indie RPG Award for Innovation (2005), Indie RPG Game of the Year Award (2005), también fue «Runner up» por Best Support (2005) y Best Production (2005), y también obtuvo un «Runner Up» por Outie Award Best Sui Generis RPG (2005).

Por fin puedo hacerlo público después de más de un año mordiéndome la lengua. Mis felicitaciones a los barbudos.

Comparte este post a tus amigos con:
error

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.