El Ludomatón: Fran F G

El Ludomatón

Taza de Café

Fran F G es la persona que hay detrás del blog “Te Toca Jugar” y uno de los integrantes del podcast sobre juegos de mesa “La voz de su juego”. Disfruta traduciendo los reglamentos de los juegos al español y trabaja en ocasiones como traductor para Devir (muchos de sus juegos son traducción suya). Diseñador de juegos ocasional: Café Race, es su opera prima y primer juego publicado, de la mano de Homoludicus. Jugón empedernido, no hay jornada de juegos de mesa cerca de su “Haunting Ground” que no se pierda.



1. El juego que te hizo descubrir el gusto por los juegos de mesa.

Mi gusto por los juegos de mesa viene desde la infancia y creo que el juego que realmente hizo que me aficionara a ellos fue «En busca del Imperio Cobra» de Cefa. El juego ni siquiera era mío, sino de mi hermano y de hecho me lo acabé quedando yo y aún lo conservo; está ahora mismo a poco más de un metro de donde estoy sentado escribiendo. Durante una época unos vecinos y yo quedábamos cada sábado por la tarde para jugarlo y recuerdo que dentro de mi grupo de amigos y conocidos casi todo el mundo lo tenía, lo había jugado al menos una vez o lo conocía. Y el juego que me hizo «redescubrir» el gusto por los juegos de mesa fue Catán, que me asombró con sus reglas sencillas, claras, directas y sin excepciones, y con la duración de la partida, ni muy larga ni muy corta.

2. El juego de mesa más perfecto de la historia.

Una pregunta muy difícil porque cada juego tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Sin embargo, como me tengo que quedar con uno y dices «de la historia» optaré por Backgammon. Tiene al mismo tiempo azar y táctica. Se nota cuando un veterano se enfrenta a un novato porque el primero lleva las de ganar casi siempre, pero están los dados que pueden hacer que incluso el segundo puede llegar a tener alguna posibilidad contra el primero.

3. El último juego que te ha entusiasmado y no te deja dormir por las noches.

Ahora mismo estoy leyendo, releyendo, mirando y volviendo a mirar Fortune and Glory de Flying Frog Productions. No es que no me deje dormir por las noches (por suerte), pero sí que estoy ansioso de tener la oportunidad de jugarlo.

4. Un juego de mesa para regalar. 

¿Para regalar a quién? Depende mucho de la persona. A mis amigos jugones siempre sé qué juego regalarles, porque siempre hay alguno que les atrae y no tienen. Si es a alguien que no es jugón pero que muestra algún interés por los juegos iría sobre seguro y me decantaría por los clásicos de iniciación: Catán, Carcassonne o Aventureros al Tren. Y si me tengo que quedar con sólo uno sería con Catán porque, al menos en mi caso, aún después de tantos años no me he cansado de jugar de vez en cuando al juego básico.

5. Un juego de mesa que siempre debe llevarse de viaje.

Un Backgammon de viaje o una baraja de Sticheln con la que se puede jugar a un montón de juegos diferentes. (nota del entrevistador: Los juegos de cartas comodín).

6. El juego de mesa perfecto para hacer amigos.

Un Time’s Up. Se explica en un momento y es muy divertido de jugar. Algo tiene este juego que en todas las partidas siempre hay muchos momentos divertidos y de pura risa, y ése es un buen ambiente para hacer amigos.

7. El juego de mesa que odias que te guste.

Creo que podría ser Arkham Horror. Me encanta el juego, pero tengo muy pocas oportunidades de jugarlo como me gustaría por el espacio, el tiempo, la gente y la disposición que necesita así que me encuentro con que tengo cuatro cajas grandes y cuatro cajas pequeñas que me ocupan un espacio importante y me han costado una cantidad de dinero que no quiero calcular, a las que apenas puedo sacar partido.

8. El juego de mesa más rancio o cutre del mundo.

Set. Siguiendo la teoría del pato, que parezca un juego, tenga cartas como un juego y se venda como un juego no significa que sea un juego. Quizá se podría llamar pasatiempo colectivo en el que alguien gana, pero juego no. No me divierto jugando y me resulta frustrante. Y no es porque no gane, hay muchos otros juegos a los que casi nunca gano y sin embargo me gustan. Es porque no me divierto jugándolo.

9. El juego de mesa que te hubiera gustado diseñar.

Uno que he conocido recientemente: Dungeon Raiders. Y el motivo es que yo tenía la misma idea: hacer un juego sólo de cartas, ambientado en el dungeon más típico y tópico, sencillo y rápido de explicar y con un punto de party game. Creo que tengo un espía canguro australiano en casa que me ha robado la idea.

10. El juego de mesa más chorra, pero más divertido.

Voy a decir uno al que hace bastantes años jugué mucho durante una época y que ahora vuelve a estar de actualidad porque ha sido reeditado: DungeonQuest. Absolutamente chorra, porque no hay ningún control. Eres un títere del azar y del destino. Sin embargo, cuando lo juego, lo vivo y me veo dentro del castillo y me divierte todo lo que sucede y todo lo que hay que hacer jugando.

11. El juego de mesa que no entiendes como puede estar en el top50 de BGG.

7 Wonders. Sólo he jugado una partida, así que no hay que tener muy en cuenta esta opinión que doy porque podría ser que no haya visto todo lo que puede ofrecer el juego, pero salvo el hecho de que admita desde 2 hasta 7 jugadores, no le vi nada destacable a nivel de mecánicas. De hecho, la mecánica de selección de cartas que usa (el «draft») no es algo que me entusiasme. Recuerdo que al segundo turno ya estaba pensando en que me recordaba muchísimo al Fairy Tale, que tampoco me gustó especialmente precisamente por el drafting.

12. El juego de mesa que te gustaría ver publicado en español.

Tales of the Arabian Nights. Tener ese libro de párrafos escrito en ese inglés tan complicado bien traducido al español sería un gustazo para jugar el juego tal y como se merece. A no ser que aparezca algún editor loco, dudo que algo así se pueda llegar a hacer realidad.

13. Un juego de mesa descatalogado que te gustaría tener en tu ludoteca.

Casi todos los juegos descatalogados que quería tener en mi ludoteca los he ido consiguiendo gracias a eBay o al mercadillo de BGG. Sin embargo, me gustaría tener la edición de Avalon Hill de Dune, aunque tengo la edición en francés de Descartes Editeur, porque fue con esa edición con la que jugué por primera vez.

14. Un juego de mesa que marcó una época.

Para mí fue Thebes porque me marcó una época a nivel muy personal. Empezaba a estar cada vez más y más desencantado de los eurogames, porque ya no me aportaban nada y me aburría tanta preocupación por las reglas olvidando ambientaciones realmente sugerentes que estuvieran integradas con lo que haces en la partida. Thebes fue el juego que me hizo recuperar la esperanza al ser un eurogame que también se preocupa de integrar la ambientación con las reglas.

15. Un top ventas.

Saboteur. Lo tenía un poco aborrecido de tanto jugarlo (es uno de los juegos favoritos de mi cuñada), pero gracias a la expansión (Saboteur 2) ahora es lo suficientemente diferente como para haber recuperado el gusto por él.

16. Un juego de mesa en solitario.

No soy mucho de juegos de mesa en solitario, echo mucho en falta a los otros jugadores. Sin embargo, hay uno al que he jugado bastante, que me gusta y que considero muy bien diseñado que es Zombie in my pocket. Aunque admito que me llaman la atención y que siempre estoy mirando los que salen, a ver si alguno consigue realmente gustarme. Ahora mismo estoy siguiendo con interés Freitag de Friedemann Friese.

17. Un juego de mesa que es una pequeña joya por descubrir.

Lost Valley. Es un juego muy incomprendido porque pese a que realmente es muy sencillo, en la primera partida y al leer el reglamento, cuesta entender las relaciones que hay entre todos los elementos. Es de esos juegos que si te los explican son mucho más sencillos de entender que leyendo el reglamento. En su momento se podía encontrar de saldo por 10€ y hoy en día creo que su cotización va subiendo poco a poco.

18. Un juego de mesa que cueste menos de 20 euros.

¿Vale si se puede encontrar a ese precio en algunas tiendas en Internet? En ese caso me decanto por San Juan. Al juego de tablero en que está basado, Puerto Rico, me cansé de jugar, pero a San Juan siempre tengo ganas de hacer alguna partida. Es, además, un juego que funciona muy bien con cualquier cantidad de jugadores, incluso con tan sólo dos.

19. Un juego de mesa que cueste más de 60 euros.

El mismo de la pregunta 3: Fortune and Glory. Promete mucha aventura, mucho tema y muchas tiradas de dados. Incluye un tablero enorme, muchísimas cartas y figuras de plástico con un reglamento no especialmente extenso, así que creo que me gustará tanto como me atrae cuando consiga jugarlo.

20. Un print and play.

Se puede encontrar todo el material en La BSK y no es un proyecto especialmente difícil, así que me decanto por Aliens. Se trata de un juego colaborativo ambientado en la película de James Cameron del mismo título, con unas reglas sencillas pero con algunos escenarios de dificultad endiablada. Para mí, el mejor juego que publicó la ya desaparecida Leading Edge.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

One thought on “El Ludomatón: Fran F G

  1. Gran entrevista!!! Yo tampoco entiendo como el 7 wonder puede estar en el puesto número 11 de la BGG y eso que es de los juegos a los que más he jugado este año tanto físicamente como online. Sí, el juego es entretenido, divertido, sencillo…pero para nada deja las mismas sensaciones que un Stone Age o un Principes de Florencia entre otros a los que ha dejado atrás. Si dentro de poco estará incluso por encima del Caylus!!!! Asombroso….De todas maneras sí creo que debiera estar entre los 100 primeros puesto que es un juego muy accesible y gusta a todo el mundo (muy pcos juegos consiguen algo así) pero a mi juicio está sobrevalorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.