logo

Etiquetas: reseña 

Autor Tema:  (Leído 3582 veces)

pedrojar

  • Visitante
POWER GRID
« en: 24 de Julio de 2006, 20:22:23 »
Buenas.

El fin de semana pasado fue el del descubrimiento del Power Grid. o Funkenschlag para los teutones. Lo cierto es que pese a ser mucho más fácil nombrar a este juego en inglés, como que mola mucho más decir su nombre en alemán. Es de esas palabras alemanas de toda la vida que parece mentira que ellos mismos la sepan pronunciar...

El resto de mi visión sobre este juegazo, en una nueva reseña de mi blog: http://quevicio.blogspot.com

Por supuesto, espero vuestros comentarios¡¡

saludos

Dingolon

  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 1643
  • Ubicación: Zaragoza
  • A las barricadas!
  • Distinciones Antigüedad (más de 8 años en el foro) Encargado del juego del mes
    • Ver Perfil
    • Mi colección en BGG
    • Distinciones
RE: POWER GRID
« Respuesta #1 en: 25 de Julio de 2006, 00:29:46 »
Sólo lo he probado conmigo mismo de cara a esta semana, que quedaré con los amigos para enseñarles el juego y la impresión que me ha dado es muy buena, aunque me parece demasiado matemático. Me explico, noté que esa 'guarrada' de perder por un €lektro te podía pasar perfectamente y que resultaba un tanto injusto perder una partida por ello. Parece que todo el juego fuese un preludio del último turno, pues en este se va a cortar el bacalao. Ya digo que esta es la impresión que me dió a simple vista y para 2 jugadores. Cuando juegue de verdad ya contaré.
Artículo 1798 del Código Civil. La ley no concede acción para reclamar lo que se gana en juego de suerte, envite o azar; pero el que pierde no puede repetir lo que haya pagado voluntariamente, a no ser que hubiese mediado dolo, o que fuera menor, o estuviera inhabilitado para administrar sus bienes.

Dingolon

  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 1643
  • Ubicación: Zaragoza
  • A las barricadas!
  • Distinciones Antigüedad (más de 8 años en el foro) Encargado del juego del mes
    • Ver Perfil
    • Mi colección en BGG
    • Distinciones
RE: POWER GRID
« Respuesta #2 en: 02 de Septiembre de 2006, 01:26:01 »
Me ha costado un poquito más de lo que esperaba pero ¡al fin he estrenado el Funkenschlag! La partida (a tres jugadores) ha sido una confirmación de lo que había leído y de lo que anticipaba hace un tiempo en el anterior post.
Han sido más de 2 horas y media (incluida explicación) que han pasado volando, si bien a mitad de partida me ha dado un pequeño bajón mental. En ese momento me he dado cuenta de que Funkenschlag exige mucho más que cualquiera de mis otros juegos (Carcassonne, T2R o Aventureros del desierto).
También he podido ver cómo la diversión que ofrece es bastante más 'seria' que la de otros juegos. No se presta a carcajadas, el nivel de concentración ha de ser alto y la posibilidad de puteo existe, pero exige mucha previsión y fríos y medidos cálculos (no se desabastece un mercado en una ronda). Las sensaciones han sido, a veces, cercanas a las del ajedrez. Cierto es que el elemento de la subasta rebaja ese nivel de seriedad e introduce un elemento de relación entre los jugadores que se agradece muchísimo (y también una posibilidad de farolear y, por tanto, de putear).
PROS: Me fascina el funcionamiento de los mercados y lo equilibrado que es; las diferencias entre los jugadores son mínimas desde la primera a la última ronda. Es completamente independiente del idioma. La calidad de los componentes es altísima (salvo el dinero, aunque no se me ha hecho tan incómodo como pensaba manejar los billetes).
CONTRAS: hay que estar echando cuentas continuamente, y eso fatiga. Comprar algo de más o de menos puede ser letal para tus intereses. La última ronda es decisiva, en ella te juegas toda la partida.
Una partida no es suficiente para juzgar correctamente un juego; la primera impresión es buena, pero para la próxima tengo que buscar algún jugador más. Por cierto, no he ganado, Ciro III puede más que EON.
Artículo 1798 del Código Civil. La ley no concede acción para reclamar lo que se gana en juego de suerte, envite o azar; pero el que pierde no puede repetir lo que haya pagado voluntariamente, a no ser que hubiese mediado dolo, o que fuera menor, o estuviera inhabilitado para administrar sus bienes.