logo

Etiquetas:

Autor Tema:  (Leído 422 veces)

Wkr

  • Administrador
  • Veterano
  • *
  • Mensajes: 32532
  • Ubicación: Zaragoza
  • La vida es muy corta para lidiar con gente idiota
  • Distinciones Líder de una secta decimonónica Reseñas (oro) Entre los 10 más publicadores Entre los 10 con mayor tiempo conectado Colaborador habitual y creador de topics Disfruto creando mis juegos de mesa Antigüedad (más de 8 años en el foro) Fan de las pirámides de icehouse Encargado del juego del mes Encargado de las Convivencias Lúdicas de labsk
    • Ver Perfil
    • Diario de WKR
    • Distinciones
Dive (reseña)
« en: 06 de Abril de 2021, 13:10:53 »



En tu isla hay una tradicional ceremonia en la que los más valientes se enfrentan en una competición para recuperar la piedra sagrada, que yace en el fondo del mar. Los participantes se sumergen en el océano, buscando la ayuda de las tortugas marinas y las rayas, mientras evitan a los tiburones.

Estamos ante un juego de observación en 3D. La gracia se basa en una cartas de gran tamaño de plástico transparente que representan el fondo oceánico. En ellas, hay elementos dibujados que habrá que ir deduciendo que contienen e interactuar mínimamente. Sus autores Roman Caterdjian y Anthony Perone. El arte de Alexandre Bonvalot. 1-4 jugadores. 8+ años. 20 minutos de duración. Su PVP es 30€. Su fecha de salida es el 9 de abril.

Cómo se juega



Programación de la inmersión

La inmersión se juega en una serie de turnos indeterminados hasta que un jugador alcanza los 23 puntos (o se agota el mazo de cartas oceánicas). En cada turno, los jugadores deben programar sus acciones colocando en secreto tras su pantalla, en su tablero de inmersión, sus cinco fichas de programación. Las fichas de programación tienen doble cara. Por un lado habrá un tiburón y por la otra no. El tablero tiene 5 zonas de inmersión que coincide con las cinco primeras cartas de océano. Cada nivel de profundidad corresponde a una de ellas, en orden. La primera es el primer nivel, la segunda por debajo es el segundo nivel, etc.

Tiburones, tortugas y manta rayas

Debes observar cada una de las cartas oceánicas, nivel a nivel. Pero, no puedes mover ni tocar las cartas así que debe intentar obtener una radiografía completa de los cinco niveles conjuntamente y a simple vista. Hay una variante que permite poner una luz de móvil por debajo (lo cual le da una cierta gracia). Lo primero que debes buscar es si hay tiburones o no en cada nivel de profundidad. Esto es clave. Si hay tiburón colocas tu ficha de programación en ese nivel en concreto por el lado de tiburón, y en el otro caso, por el otro lado. Esto es importante, porque luego en la resolución, si no aciertas, directamente dejas de jugar ese turno.

Luego, debes mirar y encontrar si hay tortugas o mantas rayas. Ya que estos animales te ayudarán en la inmersión haciéndote avanzar casillas en el tablero. Aquí donde entra en juego el valor de las fichas de programación. El valor de las fichas (o la suma de varias de ellas, pues se puede colocar más de una en el mismo nivel de profundidad) sirve para ver si recibes la ayuda de las tortugas o manta rayas. Solo quien tenga mayor suma, se favorecerá (en caso de empate, nadie).



Resolución de la ronda

Un jugador levanta la primera carta de océano y dice lo que muestra. Puede haber tiburones, tortugas (rojas y verdes), mantas rayas y otros elementos decorativos (algas, ballenas, pulpos, etc) en cualquier combinación. Los elementos decorativos no sirven más que para molestar.

1) Lo primero que hay que hacer es comprobar si en ese nivel hay tiburón:
  • Si hay tiburón, los jugadores que hayan puesto su(s) ficha(s) de programación por el lado del tiburón seguirán sumergiéndose.
  • Si no hay tiburón, lo mismo, los jugadores que hayan puesto su(s) ficha(s) de programación por el lado que no hay tiburón seguirán sumergiéndose.
2) Luego, debes mirar si hay tortugas o mantas rayas.
  • Si aciertas y eres estrictamente el jugador con mayor puntuación (recuerda que puedes poner más de una ficha en cada nivel), podrás avanzar algunas casillas. Las tortugas verdes permiten avanzar 1 casilla, las tortugas rojas 2 casillas y las mantas rayas hasta la posición del primer jugador que tengas por delante siempre y cuando no superes la casilla número 15. Hay una variante que permite, por ejemplo, hacer avanzar más a las tortugas verdes.
Se repite el proceso hasta los cinco niveles de profundidad (seis si juegas con un poder de una de las variantes) o hasta que todos los jugadores se quedan fuera en el turno.

Al final de la ronda, cada jugador ganará tantos puntos como el nivel de profundidad al que haya bajado antes de perder su turno. De manera que si has logrado descender los cinco niveles, obtendrás cinco valiosos puntos. Si por contra, por ejemplo, cometiste un error en el cuarto nivel de profundidad, pues solo obtendrás 3 puntos. Con esos puntos avanzaras en el tablero de puntuación a razón de una casilla por punto.



Pros
  • Visualmente es espectacular. Muy bonito.
  • La producción del juego es notable. Vale los 30€ que cuesta.
  • En las reglas hay ejemplos suficientes.
  • Duración comedida, 20 minutos. Ideal para jugarlo a la hora del café.
  • Me ha parecido una genialidad que algunas cartas de océano vengan troqueladas para así engañar a la vista. (Si quieres un mayor hándicap, prueba poner alguna funda transparente en medio de algunas cartas)
  • Añade alguna variante y el modo en solitario con un buceador autómata.
Contras
  • Las reglas son demasiado extensas para lo que es el juego. 12 páginas que pueden llegar a asustar.
  • Le veo poco recorrido. La rejugabilidad es limitada.
  • No están liberadas las reglas en español en PDF. En BGG las puedes encontrar en varios idiomas.
  • La variante de los compañeros que dan poderes especiales no son gran cosa y tampoco aportan mucho. Podían haberse currado algo un poquito mejor.
  • Si no se te da bien el deducir lo que se ve en las cartas oceánicas y en qué niveles están los elementos dibujados, puede llegar a desesperar y terminar jugar al tun tun (perdiendo toda la gracia). No es para todo el mundo.
Opinión personal

La mecánica de las cartas transparentes es interesante, aunque copia la idea de otros juegos como el Swish, por ejemplo. En cierta manera también es un juego que juega en la misma liga que Loony Quest o MicroMacro Crime City. La estrategia de juego una vez entiendes como deducir las cartas (a veces cuesta ver lo que se muestra) es bastante limitada, todo consiste en identificar si hay tiburón o no y saber cuánto apostamos en cada nivel de profundidad. Ni más, ni menos. Si todos los jugadores han jugado ya al juego, la partida puede llegar a durar 10 minutos.

Estamos ante un juego ideal para jugar con niños. En la caja reza que es para mayores de 8 años, pero hay una variante de juego que simplifica alguna reglas para que puedan hacerlo de 6 años en adelante. La temática puede resultar atractiva para ellos. Y tiene ese punto de pique para que los niños se diviertan. Ahora bien, si piensas jugarlo con gente de cierta edad o en grupos familiares, le veo mucho menos recorrido. Quizás en este caso, la temática tampoco ayude demasiado.

Página en BGG:
https://boardgamegeek.com/boardgame/304324/dive

Página en 2tomatoes:
https://2tomatoesgames.com/dive/
(lo puedes comprar en su tienda)

Videotutorial (cómo se juega):
https://www.youtube.com/watch?v=OSy7qqW5ykk

Reseña en Diario de WKR (fuente original):
http://labsk.net/wkr/archives/20439/

*** Agradezco la copia cedida por 2tomatoes para la realización de esta reseña.