logo

Etiquetas:

Autor Tema:  (Leído 5368 veces)

Ben

  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 5720
  • Ubicación: Barcelona
  • Distinciones Antigüedad (más de 8 años en el foro)
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #15 en: 02 de Agosto de 2021, 17:32:56 »
4Dados lo anuncia en su web

Aluren

  • Recien Llegado
  • *
  • Mensajes: 14
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #16 en: 02 de Agosto de 2021, 21:35:36 »
Joeeeer, cada vez que me dices algo termino saqueando la cartera 🤣🤣 ya no tengo escusa...😅

Lapu

  • Baronet
  • Veterano
  • *
  • Mensajes: 2102
  • Ubicación: Hamburgo/Zaragoza
  • Distinciones Eurogamer Baronet (besequero de la semana)
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #17 en: 02 de Agosto de 2021, 22:58:47 »
También han publicado mod en TTS, a ver si esta semana puedo organizar partida y comento las impresiones.

Si pudiera ser viernes o sábado después de cenar (sábado mejor), contacta conmigo por Discord.  ;)  :-*
De buenos juegos está el cementerio lleno.

Yamakasi30

Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #18 en: 06 de Agosto de 2021, 14:38:24 »
Está público el mod de TTS???
Lo busqué ayer y no lo he localizado.

Asur

  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 516
  • Ubicación: Sevilla
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #19 en: 06 de Agosto de 2021, 15:24:28 »
Está público el mod de TTS???
Lo busqué ayer y no lo he localizado.

Sí, pero tienes que acceder a él desde la página de la editorial. Podrás encontrar el enlace al final de la pagina del juego en la editorial. Te dejo el enlace: https://steamcommunity.com/sharedfiles/filedetails/?id=2367369889
« Última modificación: 06 de Agosto de 2021, 15:45:37 por Asur »

Lapu

  • Baronet
  • Veterano
  • *
  • Mensajes: 2102
  • Ubicación: Hamburgo/Zaragoza
  • Distinciones Eurogamer Baronet (besequero de la semana)
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #20 en: 08 de Agosto de 2021, 00:13:11 »
Bueno, pues como veo que Asur no se arranca lo hago yo, pero le dejo a él el tocho de calidad porque ya lleva mínimo 4 partidas. Asur, no falles. Escribe, golfo. Te tengo fichado y sé que lo haces a gusto y muy bien.

Ayer partida a 4 por TTS con Asurín, el experto, y 3 novatos entre los que me encuentro. Igual hay que impugnarle las tres partidas anteriores porque con los envíos a las ciudades estaba subiendo el track personal del emisor del envío en vez del track de la ciudad receptora  ;D :P

Ante todo debo confesar que, tras la anestesia neuronal de ayer, donde me fui a dormir incapaz de articular sensación ninguna, me he levantado hoy con unas intensas ganas de volver a jugar inmediatamente. Puede que sea porque el juego me gustó, puede que sea porque hice una partida de absoluta mierda y mi competitividad me lleva a querer superarme... o puede que sea por ambas. En cualquier caso, muy buena señal.

Las reglas pueden abrumar mientras te las cuentan (no tanto si las lees con pausa y atención), sobre todo la preparación del setup. Por suerte el módulo de TTS automatiza el proceso de forma espectacular. En el fragor de la batalla es mucho más sencillo entender lo que pasa y por qué. Nada rebuscado. No es tan fácil, sin embargo, aglutinar en la cabeza las opciones disponibles para llevar a cabo lo que necesitas. Intuyo que con el paso de las partidas se irá disipando este drama mental de jugador primerizo. Uno de los conceptos más difíciles de recordar es que para entregar recursos a las capitales, éstos han de estar en tus fábricas en el mapa (tabero central), no en tus trenes/almacenes (tablero personal). Y para construir vías has de usar los recursos de tus trenes/almacenes... pero no los de tus fábricas del mapa. Con una acción de las muchas disponibles en la fase central de elección de acciones se pueden llevar recursos de tus fábricas a tus trenes/almacenes.

El juego es duro. Más de lo que yo esperaba. El dinero escasea y se gasta fácilmente. Al menos si eres un difuso mental como un servidor o si te patean los tobillos como uno de los contendientes me hizo a mi. Porque el juego tiene interacción, ojo. Comprar recursos cuesta dinero, contratar nuevos trabajadores cuesta dinero, comprar trenes cuesta dinero, construir estaciones y fábricas cuesta dinero. Para salir de la indigencia económica has de generar ingresos con almacenes y trenes de pasajeros. También puedes y debes enviar recursos a las ciudades que lo requieran (generalmente las 4 capitales). Otra opción es vender acciones de tu empresa... tan lucrativo como peligroso. Y en esa curva murieron dos jugadores: yo, deshaucidado desde bien pronto, y uno de los que luchaba por la victoria final, que se bajó del carro in extremis por exceso de sonrisas a sus accionistas.

La interacción aparece en diferentes márgenes. Por una parte tenemos la opción de construir vías entre ciudades donde otros jugadores ya han colocado las suyas. Tendremos que pagarles dinero. También está el encarecimiento de recursos y fábricas conforme se van comprando. Habrá que tener en cuenta los huecos disponibles en el tablero para construir nuevas fábricas, que son limitados. También será relevante saber el bonus que te da llegar a una nueva ciudad con tus enlaces: un nuevo hueco para construir fábricas, saltos de influencia o "tokens de negocios" para canjear por ventajas suculentas. Cuando varios jugadores llegan a las mismas ciudades que demandan recursos, vendérselos antes que los demás les puede dejar con el culo roto. Finalmente tenemos interacción en la amenaza de que la partida acabe antes de las 8 rondas cuando mínimo un jugador consiga unir Viena con Trieste. Si llevas tu tempo de querer hacer un determinado número de cosas y no te da tiempo porque a un velocista le da por cerrar partida antes de lo que tú querías, adiós mundo.

Casi todo esto lo sufrí yo ayer y básicamente viene dado por compartir "ruta" con otro jugador. Si decides escoger un camino lejos de los demás, no sufrirás tanto. La competencia se paga. En un turno de la ronda 2, me quedé sin dinero pero con todo preparado para hacer una vía hacia una capital y entregarle uno de mis recursos. Esa venta me daría liquidez para seguir gastando en infraestructura y salir del hoyo. Bien, pues uno de los jugadores decidió construir la conexión que yo necesitaba. Cuando yo la quise hacer, debería haberle pagado un dinero que no tenía. Con lo cual tuve que dedicarme a hundir el hocico en el barro para sacar dinero. Para aquel entonces tuve que sopesar si me salía mejor irme a otra ciudad o qué cojones hacer, porque ya me estaba doliendo la patada en la entrepierna... únicamente por no haberme dejado una calderilla sobrante en el monedero para poder costearme ese solape de vías con el contrincante.

Y a partir de ahí, como poner vías es duro (necesitas recursos y trabajadores cualificados), no es fácil cambiar de estrategia y separarse del enemigo. En este caso concreto conviví con mi pesadilla toda la partida. Dicho jugador me fue trastabillando varias veces más por haberse hecho con el timing correcto y llevarme un capítulo de ventaja.

Otro punto interactivo es la influencia. No sólo la relativa entre los jugadores, que marca el órden de turno, sino la posición entre la de los jugadores y la de las capitales. Una entrega de mercancías a una ciudad, le subirá la influencia casi seguro. Eso puede hacer que algunos jugadores queden fuera de poder contratar trabajadores de esa ciudad... o en última instancia, ganar menos dinero al final de la partida. El dinero son puntos, vaya. Otro aspecto en el que fui a rastras todo el tiempo.

Muy importante también es saber cuándo hacer qué. En más de una ocasión elegí hacer una acción que podía haber hecho más tarde y la que necesitaba en ese momento la dejé pasar. Como consecuencia, otro jugador encareció lo que yo quería y, cuando quise ir al turrón, ya no tenía el dinero necesario.

Finalmente quería destacar la traca de fuegos artificiales al final de la partida. Por una parte tenemos un final indefinido que se puede acelerar antes de lo esperado si alguien conecta Viena y Trieste. Aquí tenemos en cuenta la posición ventajosa de alguien que decida finiquitar el juego antes de que sus perseguidores consigan lo que necesitan para poder ganar. Miedo e incertidumbre, que siempre vienen bien en un juego así. La segunda pedrada viene con el cumplimiento de contratos. Si nadie hace la conexión estrella en Trieste y la partida acaba, no se tienen en cuenta los contratos de nadie. En caso contrario, han de cumplirse todos. Los jugadores reciben dinero si los cumplen, pero ¡lo pagan! si no han podido cumplirlos. Y para más inri, están obligados a pagar a sus contrincantes por las conexiones utilizadas para llegar a Trieste, si ellos no han podido. Da igual si cumplieron contratos o no. Un dolor. El truco de magia final son los accionistas. Cada jugador perderá el 10% de su dinero total por cada accionista que haya usado a lo largo de la partida para financiarse. En mi caso concreto, que terminé con unos paupérrimos 600 pavos y utilicé 6 accionistas, sólo me quedé con el 40% de mi valor final, es decir, 240 sucios billetes que me garantizaron un último lugar a años luz de los demás. Cualquiera de ellos podría haber ganado o perdido en cualquier mínima decisión.

Mi impresión tras esta primera partida es querer jugarlo de nuevo y, muy posiblemente, hacerme con él de un modo u otro. Toca todos los palos que me flipan en un juego de estas características: mapa con rutas/logísitca, interacción, setup muy variable, economía dura, timing crítico, gestión de recursos y conteo de puntos final con sorpresas.
« Última modificación: 08 de Agosto de 2021, 00:18:45 por Lapu »
De buenos juegos está el cementerio lleno.

Kririon

Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #21 en: 08 de Agosto de 2021, 09:13:20 »
No me he leido todo porque aun estoy dormido, pero tiene buena pinta, ya me lo leere con mas calma en otro momento pero si lo tubieras que comparar con varios juegos para comformar todo l oque es este, que juegos elegirias. (ejemplo: Brass+ Pan Am). Puedes poner mas de 2.

Greene

  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 5827
  • Ubicación: Floresta City - Ciudad sin Ley
  • Wargamear es leer historia por otros medios
  • Distinciones Antigüedad (más de 8 años en el foro) Sesiones de Juego (AAR) Ayudas de juego (plata) Colaborador habitual y creador de topics Traductor (oro) Napoleón de fin de semana Elemental, querido Watson A bordo de Nostromo Fan de los juegos de dados Bebo ron y grog en la posada del Almirante Benbow
    • Ver Perfil
    • Colección en BGG
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #22 en: 08 de Agosto de 2021, 10:10:34 »
Bueno, pues como veo que Asur no se arranca lo hago yo, pero le dejo a él el tocho de calidad porque ya lleva mínimo 4 partidas. Asur, no falles. Escribe, golfo. Te tengo fichado y sé que lo haces a gusto y muy bien.

Ayer partida a 4 por TTS con Asurín, el experto, y 3 novatos entre los que me encuentro. Igual hay que impugnarle las tres partidas anteriores porque con los envíos a las ciudades estaba subiendo el track personal del emisor del envío en vez del track de la ciudad receptora  ;D :P

Ante todo debo confesar que, tras la anestesia neuronal de ayer, donde me fui a dormir incapaz de articular sensación ninguna, me he levantado hoy con unas intensas ganas de volver a jugar inmediatamente. Puede que sea porque el juego me gustó, puede que sea porque hice una partida de absoluta mierda y mi competitividad me lleva a querer superarme... o puede que sea por ambas. En cualquier caso, muy buena señal.

Las reglas pueden abrumar mientras te las cuentan (no tanto si las lees con pausa y atención), sobre todo la preparación del setup. Por suerte el módulo de TTS automatiza el proceso de forma espectacular. En el fragor de la batalla es mucho más sencillo entender lo que pasa y por qué. Nada rebuscado. No es tan fácil, sin embargo, aglutinar en la cabeza las opciones disponibles para llevar a cabo lo que necesitas. Intuyo que con el paso de las partidas se irá disipando este drama mental de jugador primerizo. Uno de los conceptos más difíciles de recordar es que para entregar recursos a las capitales, éstos han de estar en tus fábricas en el mapa (tabero central), no en tus trenes/almacenes (tablero personal). Y para construir vías has de usar los recursos de tus trenes/almacenes... pero no los de tus fábricas del mapa. Con una acción de las muchas disponibles en la fase central de elección de acciones se pueden llevar recursos de tus fábricas a tus trenes/almacenes.

El juego es duro. Más de lo que yo esperaba. El dinero escasea y se gasta fácilmente. Al menos si eres un difuso mental como un servidor o si te patean los tobillos como uno de los contendientes me hizo a mi. Porque el juego tiene interacción, ojo. Comprar recursos cuesta dinero, contratar nuevos trabajadores cuesta dinero, comprar trenes cuesta dinero, construir estaciones y fábricas cuesta dinero. Para salir de la indigencia económica has de generar ingresos con almacenes y trenes de pasajeros. También puedes y debes enviar recursos a las ciudades que lo requieran (generalmente las 4 capitales). Otra opción es vender acciones de tu empresa... tan lucrativo como peligroso. Y en esa curva murieron dos jugadores: yo, deshaucidado desde bien pronto, y uno de los que luchaba por la victoria final, que se bajó del carro in extremis por exceso de sonrisas a sus accionistas.

La interacción aparece en diferentes márgenes. Por una parte tenemos la opción de construir vías entre ciudades donde otros jugadores ya han colocado las suyas. Tendremos que pagarles dinero. También está el encarecimiento de recursos y fábricas conforme se van comprando. Habrá que tener en cuenta los huecos disponibles en el tablero para construir nuevas fábricas, que son limitados. También será relevante saber el bonus que te da llegar a una nueva ciudad con tus enlaces: un nuevo hueco para construir fábricas, saltos de influencia o "tokens de negocios" para canjear por ventajas suculentas. Cuando varios jugadores llegan a las mismas ciudades que demandan recursos, vendérselos antes que los demás les puede dejar con el culo roto. Finalmente tenemos interacción en la amenaza de que la partida acabe antes de las 8 rondas cuando mínimo un jugador consiga unir Viena con Trieste. Si llevas tu tempo de querer hacer un determinado número de cosas y no te da tiempo porque a un velocista le da por cerrar partida antes de lo que tú querías, adiós mundo.

Casi todo esto lo sufrí yo ayer y básicamente viene dado por compartir "ruta" con otro jugador. Si decides escoger un camino lejos de los demás, no sufrirás tanto. La competencia se paga. En un turno de la ronda 2, me quedé sin dinero pero con todo preparado para hacer una vía hacia una capital y entregarle uno de mis recursos. Esa venta me daría liquidez para seguir gastando en infraestructura y salir del hoyo. Bien, pues uno de los jugadores decidió construir la conexión que yo necesitaba. Cuando yo la quise hacer, debería haberle pagado un dinero que no tenía. Con lo cual tuve que dedicarme a hundir el hocico en el barro para sacar dinero. Para aquel entonces tuve que sopesar si me salía mejor irme a otra ciudad o qué cojones hacer, porque ya me estaba doliendo la patada en la entrepierna... únicamente por no haberme dejado una calderilla sobrante en el monedero para poder costearme ese solape de vías con el contrincante.

Y a partir de ahí, como poner vías es duro (necesitas recursos y trabajadores cualificados), no es fácil cambiar de estrategia y separarse del enemigo. En este caso concreto conviví con mi pesadilla toda la partida. Dicho jugador me fue trastabillando varias veces más por haberse hecho con el timing correcto y llevarme un capítulo de ventaja.

Otro punto interactivo es la influencia. No sólo la relativa entre los jugadores, que marca el órden de turno, sino la posición entre la de los jugadores y la de las capitales. Una entrega de mercancías a una ciudad, le subirá la influencia casi seguro. Eso puede hacer que algunos jugadores queden fuera de poder contratar trabajadores de esa ciudad... o en última instancia, ganar menos dinero al final de la partida. El dinero son puntos, vaya. Otro aspecto en el que fui a rastras todo el tiempo.

Muy importante también es saber cuándo hacer qué. En más de una ocasión elegí hacer una acción que podía haber hecho más tarde y la que necesitaba en ese momento la dejé pasar. Como consecuencia, otro jugador encareció lo que yo quería y, cuando quise ir al turrón, ya no tenía el dinero necesario.

Finalmente quería destacar la traca de fuegos artificiales al final de la partida. Por una parte tenemos un final indefinido que se puede acelerar antes de lo esperado si alguien conecta Viena y Trieste. Aquí tenemos en cuenta la posición ventajosa de alguien que decida finiquitar el juego antes de que sus perseguidores consigan lo que necesitan para poder ganar. Miedo e incertidumbre, que siempre vienen bien en un juego así. La segunda pedrada viene con el cumplimiento de contratos. Si nadie hace la conexión estrella en Trieste y la partida acaba, no se tienen en cuenta los contratos de nadie. En caso contrario, han de cumplirse todos. Los jugadores reciben dinero si los cumplen, pero ¡lo pagan! si no han podido cumplirlos. Y para más inri, están obligados a pagar a sus contrincantes por las conexiones utilizadas para llegar a Trieste, si ellos no han podido. Da igual si cumplieron contratos o no. Un dolor. El truco de magia final son los accionistas. Cada jugador perderá el 10% de su dinero total por cada accionista que haya usado a lo largo de la partida para financiarse. En mi caso concreto, que terminé con unos paupérrimos 600 pavos y utilicé 6 accionistas, sólo me quedé con el 40% de mi valor final, es decir, 240 sucios billetes que me garantizaron un último lugar a años luz de los demás. Cualquiera de ellos podría haber ganado o perdido en cualquier mínima decisión.

Mi impresión tras esta primera partida es querer jugarlo de nuevo y, muy posiblemente, hacerme con él de un modo u otro. Toca todos los palos que me flipan en un juego de estas características: mapa con rutas/logísitca, interacción, setup muy variable, economía dura, timing crítico, gestión de recursos y conteo de puntos final con sorpresas.

Muchísimas gracias por estas primeras impresiones, Lapu.

Provocas que el juego esté hoy más cerca de venirse a casa que ayer…  ;D ;D ;D
« Última modificación: 08 de Agosto de 2021, 10:35:47 por Greene »
“Normally, there is no ideal solution to military problems; every course has its advantages and disadvantages. One must select the one which seems best from the most varied aspects and then pursue it resolutely and accept the consequences. Any compromise is bad.”

Feldmarschall Erwin Rommel

tylerdurden8

  • Baronet actual
  • Veterano
  • *
  • Mensajes: 579
  • Ubicación: Bilbao
  • Distinciones Baronet (besequero de la semana)
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #23 en: 08 de Agosto de 2021, 11:48:43 »
Bueno, pues como veo que Asur no se arranca lo hago yo, pero le dejo a él el tocho de calidad porque ya lleva mínimo 4 partidas. Asur, no falles. Escribe, golfo. Te tengo fichado y sé que lo haces a gusto y muy bien.

Ayer partida a 4 por TTS con Asurín, el experto, y 3 novatos entre los que me encuentro. Igual hay que impugnarle las tres partidas anteriores porque con los envíos a las ciudades estaba subiendo el track personal del emisor del envío en vez del track de la ciudad receptora  ;D :P

Ante todo debo confesar que, tras la anestesia neuronal de ayer, donde me fui a dormir incapaz de articular sensación ninguna, me he levantado hoy con unas intensas ganas de volver a jugar inmediatamente. Puede que sea porque el juego me gustó, puede que sea porque hice una partida de absoluta mierda y mi competitividad me lleva a querer superarme... o puede que sea por ambas. En cualquier caso, muy buena señal.

Las reglas pueden abrumar mientras te las cuentan (no tanto si las lees con pausa y atención), sobre todo la preparación del setup. Por suerte el módulo de TTS automatiza el proceso de forma espectacular. En el fragor de la batalla es mucho más sencillo entender lo que pasa y por qué. Nada rebuscado. No es tan fácil, sin embargo, aglutinar en la cabeza las opciones disponibles para llevar a cabo lo que necesitas. Intuyo que con el paso de las partidas se irá disipando este drama mental de jugador primerizo. Uno de los conceptos más difíciles de recordar es que para entregar recursos a las capitales, éstos han de estar en tus fábricas en el mapa (tabero central), no en tus trenes/almacenes (tablero personal). Y para construir vías has de usar los recursos de tus trenes/almacenes... pero no los de tus fábricas del mapa. Con una acción de las muchas disponibles en la fase central de elección de acciones se pueden llevar recursos de tus fábricas a tus trenes/almacenes.

El juego es duro. Más de lo que yo esperaba. El dinero escasea y se gasta fácilmente. Al menos si eres un difuso mental como un servidor o si te patean los tobillos como uno de los contendientes me hizo a mi. Porque el juego tiene interacción, ojo. Comprar recursos cuesta dinero, contratar nuevos trabajadores cuesta dinero, comprar trenes cuesta dinero, construir estaciones y fábricas cuesta dinero. Para salir de la indigencia económica has de generar ingresos con almacenes y trenes de pasajeros. También puedes y debes enviar recursos a las ciudades que lo requieran (generalmente las 4 capitales). Otra opción es vender acciones de tu empresa... tan lucrativo como peligroso. Y en esa curva murieron dos jugadores: yo, deshaucidado desde bien pronto, y uno de los que luchaba por la victoria final, que se bajó del carro in extremis por exceso de sonrisas a sus accionistas.

La interacción aparece en diferentes márgenes. Por una parte tenemos la opción de construir vías entre ciudades donde otros jugadores ya han colocado las suyas. Tendremos que pagarles dinero. También está el encarecimiento de recursos y fábricas conforme se van comprando. Habrá que tener en cuenta los huecos disponibles en el tablero para construir nuevas fábricas, que son limitados. También será relevante saber el bonus que te da llegar a una nueva ciudad con tus enlaces: un nuevo hueco para construir fábricas, saltos de influencia o "tokens de negocios" para canjear por ventajas suculentas. Cuando varios jugadores llegan a las mismas ciudades que demandan recursos, vendérselos antes que los demás les puede dejar con el culo roto. Finalmente tenemos interacción en la amenaza de que la partida acabe antes de las 8 rondas cuando mínimo un jugador consiga unir Viena con Trieste. Si llevas tu tempo de querer hacer un determinado número de cosas y no te da tiempo porque a un velocista le da por cerrar partida antes de lo que tú querías, adiós mundo.

Casi todo esto lo sufrí yo ayer y básicamente viene dado por compartir "ruta" con otro jugador. Si decides escoger un camino lejos de los demás, no sufrirás tanto. La competencia se paga. En un turno de la ronda 2, me quedé sin dinero pero con todo preparado para hacer una vía hacia una capital y entregarle uno de mis recursos. Esa venta me daría liquidez para seguir gastando en infraestructura y salir del hoyo. Bien, pues uno de los jugadores decidió construir la conexión que yo necesitaba. Cuando yo la quise hacer, debería haberle pagado un dinero que no tenía. Con lo cual tuve que dedicarme a hundir el hocico en el barro para sacar dinero. Para aquel entonces tuve que sopesar si me salía mejor irme a otra ciudad o qué cojones hacer, porque ya me estaba doliendo la patada en la entrepierna... únicamente por no haberme dejado una calderilla sobrante en el monedero para poder costearme ese solape de vías con el contrincante.

Y a partir de ahí, como poner vías es duro (necesitas recursos y trabajadores cualificados), no es fácil cambiar de estrategia y separarse del enemigo. En este caso concreto conviví con mi pesadilla toda la partida. Dicho jugador me fue trastabillando varias veces más por haberse hecho con el timing correcto y llevarme un capítulo de ventaja.

Otro punto interactivo es la influencia. No sólo la relativa entre los jugadores, que marca el órden de turno, sino la posición entre la de los jugadores y la de las capitales. Una entrega de mercancías a una ciudad, le subirá la influencia casi seguro. Eso puede hacer que algunos jugadores queden fuera de poder contratar trabajadores de esa ciudad... o en última instancia, ganar menos dinero al final de la partida. El dinero son puntos, vaya. Otro aspecto en el que fui a rastras todo el tiempo.

Muy importante también es saber cuándo hacer qué. En más de una ocasión elegí hacer una acción que podía haber hecho más tarde y la que necesitaba en ese momento la dejé pasar. Como consecuencia, otro jugador encareció lo que yo quería y, cuando quise ir al turrón, ya no tenía el dinero necesario.

Finalmente quería destacar la traca de fuegos artificiales al final de la partida. Por una parte tenemos un final indefinido que se puede acelerar antes de lo esperado si alguien conecta Viena y Trieste. Aquí tenemos en cuenta la posición ventajosa de alguien que decida finiquitar el juego antes de que sus perseguidores consigan lo que necesitan para poder ganar. Miedo e incertidumbre, que siempre vienen bien en un juego así. La segunda pedrada viene con el cumplimiento de contratos. Si nadie hace la conexión estrella en Trieste y la partida acaba, no se tienen en cuenta los contratos de nadie. En caso contrario, han de cumplirse todos. Los jugadores reciben dinero si los cumplen, pero ¡lo pagan! si no han podido cumplirlos. Y para más inri, están obligados a pagar a sus contrincantes por las conexiones utilizadas para llegar a Trieste, si ellos no han podido. Da igual si cumplieron contratos o no. Un dolor. El truco de magia final son los accionistas. Cada jugador perderá el 10% de su dinero total por cada accionista que haya usado a lo largo de la partida para financiarse. En mi caso concreto, que terminé con unos paupérrimos 600 pavos y utilicé 6 accionistas, sólo me quedé con el 40% de mi valor final, es decir, 240 sucios billetes que me garantizaron un último lugar a años luz de los demás. Cualquiera de ellos podría haber ganado o perdido en cualquier mínima decisión.

Mi impresión tras esta primera partida es querer jugarlo de nuevo y, muy posiblemente, hacerme con él de un modo u otro. Toca todos los palos que me flipan en un juego de estas características: mapa con rutas/logísitca, interacción, setup muy variable, economía dura, timing crítico, gestión de recursos y conteo de puntos final con sorpresas.

Ya tenía hype con lo que contó Mishi sobre este juego... Ahora con tu reseña (a 1 partida) pues ni te cuento. Gracias como siempre Lapu :)

jenaru

Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #24 en: 08 de Agosto de 2021, 11:57:28 »
Tiene un pintón que ya me están entrando ganas de jugarlo.
Gracias por la reseña.

Enviado desde mi M2004J19C mediante Tapatalk


A7VM

  • Habitual
  • ***
  • Mensajes: 247
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #25 en: 08 de Agosto de 2021, 14:00:06 »
Ya tenía hype con lo que contó Mishi sobre este juego... Ahora con tu reseña (a 1 partida) pues ni te cuento. Gracias como siempre Lapu :)

Pues nada Iker, cuando quieras damos por finalizado el verano y recuperamos los "Miércoles de juegazos", eso sí, en éste te mandamos un temporizador como los del ajedrez por Amazon porque si no Koldo, Salas y yo te acabamos mandando un sicario  ;)
Ahora en serio, el juego os gustará, Lapu lo ha resumido bien. Es cierto que se metió en un buen pozo de ... y le costó asomar la cabeza de nuevo, pero es algo que pasa solo en una primera partida, en una segunda no le pasaría porque el juego aprieta pero no ahoga.
A mí lo que más me gustó de esa partida es que tiene una duración indeterminada y un poco de faroleo, ya que el cab...cete de Asur nos hizo creer que iba a cerrar ya con Trieste, y yo que era el que decidió tomar una ruta a mi aire pasando de ellos, le hubiera tenido que pagar la mundial ya que no estaba conectado con él más que en el inicio, y eso me hizo cambiar por completo mis planes toda una ronda para cubrirme de ese cierre adelantado de partida, para en la siguiente y ya última ronda, cubrir mis compromisos para con los inversores, pero dejando demasiados recursos acumulados en el tablero sin entregar (mala idea).
Por otro lado, también muy acertado el sistema de vender participaciones de tu compañía. Es una inyección monetaria de emergencia que te puede dar un buen espaldarazo para no perder inercia, pero, que te puede pegar un buen bofetón al final de la partida, ya que de nada servirá ser la compañía que más dinero tiene al final de la partida, si por ejemplo un 40% de ella la has vendido y por lo tanto ese dinero no es tuyo  ;D . Esa mecánica genera un pulso por ver de que forma puedes ir obteniendo financiación muy muy interesante, ya que con que un solo jugador no venda o apenas venda a inversores, el resto tendrán que parar en seco o al final verán que risa, del mismo modo una partida en la que todos vendan como locos, dará lugar a partidas en la que las compañías nadarán en la opulencia durante la partida pero al final se quedarán con unas puntuaciones bajitas, esta es otra nada sutil pero muy efectiva capa de interacción que aporta indirectos pero muy efectivos navajazos entre jugadores.
Como punto negativo le pondría la excesiva libertad a la hora de elegir acciones, lo único que te penaliza un poco (perdiendo influencia) es repetir acciones en una misma ronda, pero el que alguien haya ido ya a un espacio de acción antes que tú, no te afecta en nada. Esto, para mí da demasiada libertad a la hora de planificarte la ronda y además provoca que si estás "compartiendo" estrategia con otro jugador que va un poco mejor que tú, te sea muy difícil ponerle algún palo en las ruedas para ver si le alcanzas y pasa él a perseguirte, ya que si vas bien el orden en el que tienes que hacer las cosas es bastante evidente, pero si estás un poco fuera de punto puedes variar un poco el orden para recuperar y si influyera, entorpecer el espacio de colocación a ese alguien.

« Última modificación: 08 de Agosto de 2021, 15:18:43 por A7VM »

Lapu

  • Baronet
  • Veterano
  • *
  • Mensajes: 2102
  • Ubicación: Hamburgo/Zaragoza
  • Distinciones Eurogamer Baronet (besequero de la semana)
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #26 en: 08 de Agosto de 2021, 17:25:17 »
No me he leido todo porque aun estoy dormido, pero tiene buena pinta, ya me lo leere con mas calma en otro momento pero si lo tubieras que comparar con varios juegos para comformar todo l oque es este, que juegos elegirias. (ejemplo: Brass+ Pan Am). Puedes poner mas de 2.

Hay varios de este rollo que no he jugado y cuya comparación igual es más acertada que lo que te pueda decir.
Tienes un mapa con ciudades y conexiones entre ellas que has de unir. Esto hace que mucha gente está comparándolo con Brass, pero ni de coña. Ni siquiera el mercado de recursos es comparable porque eso no es propiedad de Brass ni en Imperial Steam mandas allí las mercancías.

En Brass puedes tener varias "redes" independientes y empezar a construir en cualquier parte del mapa si tienes la carta adecuada. En Imperial Steam empezamos todos en Viena y hemos de ir todos a Trieste sin interrumpir tu caminito. Siempre así. Las bifurcaciones por el camino ya quedan a merced de cada uno. Probablemente elegirás ir por un lado u otro en función de la fuerza de trabajo necesaria para hacer la vía, en función de la bonificación que tenga la ciudad conectada o lo cerca que quedes de alguna capital... se me ocurre así a bote pronto. En ese sentido me ha recordado más a Railroad Revolution. Claro que aquí se construyen vías con recursos y no con dinero. Además en RR convivimos todos en armonía y aquí das pasta a otro cuando construyes donde él ya lo ha hecho.

También he visto a gente compararlo con Barrage pero no veo la comparación más allá de ser juegos donde se conectan cosas en un mapa y se pretende sabotear el avance del adversario. Aquí no existe el concepto de recurso común que te pueden birlar, como el agua. En Barrage puedes usar conductos de otros y en Brass conexiones. En Imperial Steam sólo puedes usar tus vías. A donde llegues, has llegado. Otro punto en común con Railroad Revolution.

También se le han sacado similitudes con Age of Steam. Bueno, más allá de la opción de enviar recursos de una ciudad a otra no hay pick ni deliver. No es el núcleo del juego, como sí lo es en AoS. No veo justificado decir "es como AoS", vaya. De nuevo, solamente puedes usar tus vías, así que el tejemaneje principal de usar vías adversarias y generar ingresos con eso desaparece.

Lo siento pero más que darte comparaciones te estoy tumbando las que vas a ver escritas. Justamente también eran las mías tras conocer el juego y abrir este post. Después de jugar, ya no tanto. Tiene sabor propio... y tampoco inventa nada ¿eh?
De buenos juegos está el cementerio lleno.

Kririon

Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #27 en: 09 de Agosto de 2021, 00:44:52 »
No me he leido todo porque aun estoy dormido, pero tiene buena pinta, ya me lo leere con mas calma en otro momento pero si lo tubieras que comparar con varios juegos para comformar todo l oque es este, que juegos elegirias. (ejemplo: Brass+ Pan Am). Puedes poner mas de 2.

Hay varios de este rollo que no he jugado y cuya comparación igual es más acertada que lo que te pueda decir.
Tienes un mapa con ciudades y conexiones entre ellas que has de unir. Esto hace que mucha gente está comparándolo con Brass, pero ni de coña. Ni siquiera el mercado de recursos es comparable porque eso no es propiedad de Brass ni en Imperial Steam mandas allí las mercancías.

En Brass puedes tener varias "redes" independientes y empezar a construir en cualquier parte del mapa si tienes la carta adecuada. En Imperial Steam empezamos todos en Viena y hemos de ir todos a Trieste sin interrumpir tu caminito. Siempre así. Las bifurcaciones por el camino ya quedan a merced de cada uno. Probablemente elegirás ir por un lado u otro en función de la fuerza de trabajo necesaria para hacer la vía, en función de la bonificación que tenga la ciudad conectada o lo cerca que quedes de alguna capital... se me ocurre así a bote pronto. En ese sentido me ha recordado más a Railroad Revolution. Claro que aquí se construyen vías con recursos y no con dinero. Además en RR convivimos todos en armonía y aquí das pasta a otro cuando construyes donde él ya lo ha hecho.

También he visto a gente compararlo con Barrage pero no veo la comparación más allá de ser juegos donde se conectan cosas en un mapa y se pretende sabotear el avance del adversario. Aquí no existe el concepto de recurso común que te pueden birlar, como el agua. En Barrage puedes usar conductos de otros y en Brass conexiones. En Imperial Steam sólo puedes usar tus vías. A donde llegues, has llegado. Otro punto en común con Railroad Revolution.

También se le han sacado similitudes con Age of Steam. Bueno, más allá de la opción de enviar recursos de una ciudad a otra no hay pick ni deliver. No es el núcleo del juego, como sí lo es en AoS. No veo justificado decir "es como AoS", vaya. De nuevo, solamente puedes usar tus vías, así que el tejemaneje principal de usar vías adversarias y generar ingresos con eso desaparece.

Lo siento pero más que darte comparaciones te estoy tumbando las que vas a ver escritas. Justamente también eran las mías tras conocer el juego y abrir este post. Después de jugar, ya no tanto. Tiene sabor propio... y tampoco inventa nada ¿eh?

Tal y como lo pintas, muy interesante no parece, es casi como el guion de la ultima pelicula de Mad Max, ir de punto A a punto B y hacerlo mejor que los demas xd.

Aluren

  • Recien Llegado
  • *
  • Mensajes: 14
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #28 en: 09 de Agosto de 2021, 01:00:24 »
Mmmmm me entró una duda.... El que va primero en el turno logicamente irá por el camino mas barato y los demas tendran que pagar para compartir O ir por otra ruta mas cara y con riesgo del final de partida de arruinarse si no llegan a tiempo (O perder influencia y orden de turno para avanzar al primero)...Eso no da una ventaja muy desmesurada al primer jugador? Puesto que tenderá a ser el que abra camino

gixmo (ni esta ni se le espera)

  • Moderador
  • Veterano
  • *
  • Mensajes: 17953
  • Ubicación: Principau D'Asturies
  • God catches you confessed
  • Distinciones Conocí a iNTRuDeR Juego a todo, incluso al monopoly Crecí en los años 80 Siente una perturbación en la fuerza Yo compro en Juegos de mesa Top Antigüedad (más de 8 años en el foro) Colaborador habitual y creador de topics Reseñas (oro) Entre los 10 más publicadores Moderador y usuario en los ratos libres
    • Ver Perfil
    • Distinciones
Re:IMPERIAL STEAM de A.Huemer (Lignum) por Capstone Games
« Respuesta #29 en: 09 de Agosto de 2021, 06:50:18 »
Bueno, pues como veo que Asur no se arranca lo hago yo, pero le dejo a él el tocho de calidad porque ya lleva mínimo 4 partidas. Asur, no falles. Escribe, golfo. Te tengo fichado y sé que lo haces a gusto y muy bien.

Ayer partida a 4 por TTS con Asurín, el experto, y 3 novatos entre los que me encuentro. Igual hay que impugnarle las tres partidas anteriores porque con los envíos a las ciudades estaba subiendo el track personal del emisor del envío en vez del track de la ciudad receptora  ;D :P

Ante todo debo confesar que, tras la anestesia neuronal de ayer, donde me fui a dormir incapaz de articular sensación ninguna, me he levantado hoy con unas intensas ganas de volver a jugar inmediatamente. Puede que sea porque el juego me gustó, puede que sea porque hice una partida de absoluta mierda y mi competitividad me lleva a querer superarme... o puede que sea por ambas. En cualquier caso, muy buena señal.

Las reglas pueden abrumar mientras te las cuentan (no tanto si las lees con pausa y atención), sobre todo la preparación del setup. Por suerte el módulo de TTS automatiza el proceso de forma espectacular. En el fragor de la batalla es mucho más sencillo entender lo que pasa y por qué. Nada rebuscado. No es tan fácil, sin embargo, aglutinar en la cabeza las opciones disponibles para llevar a cabo lo que necesitas. Intuyo que con el paso de las partidas se irá disipando este drama mental de jugador primerizo. Uno de los conceptos más difíciles de recordar es que para entregar recursos a las capitales, éstos han de estar en tus fábricas en el mapa (tabero central), no en tus trenes/almacenes (tablero personal). Y para construir vías has de usar los recursos de tus trenes/almacenes... pero no los de tus fábricas del mapa. Con una acción de las muchas disponibles en la fase central de elección de acciones se pueden llevar recursos de tus fábricas a tus trenes/almacenes.

El juego es duro. Más de lo que yo esperaba. El dinero escasea y se gasta fácilmente. Al menos si eres un difuso mental como un servidor o si te patean los tobillos como uno de los contendientes me hizo a mi. Porque el juego tiene interacción, ojo. Comprar recursos cuesta dinero, contratar nuevos trabajadores cuesta dinero, comprar trenes cuesta dinero, construir estaciones y fábricas cuesta dinero. Para salir de la indigencia económica has de generar ingresos con almacenes y trenes de pasajeros. También puedes y debes enviar recursos a las ciudades que lo requieran (generalmente las 4 capitales). Otra opción es vender acciones de tu empresa... tan lucrativo como peligroso. Y en esa curva murieron dos jugadores: yo, deshaucidado desde bien pronto, y uno de los que luchaba por la victoria final, que se bajó del carro in extremis por exceso de sonrisas a sus accionistas.

La interacción aparece en diferentes márgenes. Por una parte tenemos la opción de construir vías entre ciudades donde otros jugadores ya han colocado las suyas. Tendremos que pagarles dinero. También está el encarecimiento de recursos y fábricas conforme se van comprando. Habrá que tener en cuenta los huecos disponibles en el tablero para construir nuevas fábricas, que son limitados. También será relevante saber el bonus que te da llegar a una nueva ciudad con tus enlaces: un nuevo hueco para construir fábricas, saltos de influencia o "tokens de negocios" para canjear por ventajas suculentas. Cuando varios jugadores llegan a las mismas ciudades que demandan recursos, vendérselos antes que los demás les puede dejar con el culo roto. Finalmente tenemos interacción en la amenaza de que la partida acabe antes de las 8 rondas cuando mínimo un jugador consiga unir Viena con Trieste. Si llevas tu tempo de querer hacer un determinado número de cosas y no te da tiempo porque a un velocista le da por cerrar partida antes de lo que tú querías, adiós mundo.

Casi todo esto lo sufrí yo ayer y básicamente viene dado por compartir "ruta" con otro jugador. Si decides escoger un camino lejos de los demás, no sufrirás tanto. La competencia se paga. En un turno de la ronda 2, me quedé sin dinero pero con todo preparado para hacer una vía hacia una capital y entregarle uno de mis recursos. Esa venta me daría liquidez para seguir gastando en infraestructura y salir del hoyo. Bien, pues uno de los jugadores decidió construir la conexión que yo necesitaba. Cuando yo la quise hacer, debería haberle pagado un dinero que no tenía. Con lo cual tuve que dedicarme a hundir el hocico en el barro para sacar dinero. Para aquel entonces tuve que sopesar si me salía mejor irme a otra ciudad o qué cojones hacer, porque ya me estaba doliendo la patada en la entrepierna... únicamente por no haberme dejado una calderilla sobrante en el monedero para poder costearme ese solape de vías con el contrincante.

Y a partir de ahí, como poner vías es duro (necesitas recursos y trabajadores cualificados), no es fácil cambiar de estrategia y separarse del enemigo. En este caso concreto conviví con mi pesadilla toda la partida. Dicho jugador me fue trastabillando varias veces más por haberse hecho con el timing correcto y llevarme un capítulo de ventaja.

Otro punto interactivo es la influencia. No sólo la relativa entre los jugadores, que marca el órden de turno, sino la posición entre la de los jugadores y la de las capitales. Una entrega de mercancías a una ciudad, le subirá la influencia casi seguro. Eso puede hacer que algunos jugadores queden fuera de poder contratar trabajadores de esa ciudad... o en última instancia, ganar menos dinero al final de la partida. El dinero son puntos, vaya. Otro aspecto en el que fui a rastras todo el tiempo.

Muy importante también es saber cuándo hacer qué. En más de una ocasión elegí hacer una acción que podía haber hecho más tarde y la que necesitaba en ese momento la dejé pasar. Como consecuencia, otro jugador encareció lo que yo quería y, cuando quise ir al turrón, ya no tenía el dinero necesario.

Finalmente quería destacar la traca de fuegos artificiales al final de la partida. Por una parte tenemos un final indefinido que se puede acelerar antes de lo esperado si alguien conecta Viena y Trieste. Aquí tenemos en cuenta la posición ventajosa de alguien que decida finiquitar el juego antes de que sus perseguidores consigan lo que necesitan para poder ganar. Miedo e incertidumbre, que siempre vienen bien en un juego así. La segunda pedrada viene con el cumplimiento de contratos. Si nadie hace la conexión estrella en Trieste y la partida acaba, no se tienen en cuenta los contratos de nadie. En caso contrario, han de cumplirse todos. Los jugadores reciben dinero si los cumplen, pero ¡lo pagan! si no han podido cumplirlos. Y para más inri, están obligados a pagar a sus contrincantes por las conexiones utilizadas para llegar a Trieste, si ellos no han podido. Da igual si cumplieron contratos o no. Un dolor. El truco de magia final son los accionistas. Cada jugador perderá el 10% de su dinero total por cada accionista que haya usado a lo largo de la partida para financiarse. En mi caso concreto, que terminé con unos paupérrimos 600 pavos y utilicé 6 accionistas, sólo me quedé con el 40% de mi valor final, es decir, 240 sucios billetes que me garantizaron un último lugar a años luz de los demás. Cualquiera de ellos podría haber ganado o perdido en cualquier mínima decisión.

Mi impresión tras esta primera partida es querer jugarlo de nuevo y, muy posiblemente, hacerme con él de un modo u otro. Toca todos los palos que me flipan en un juego de estas características: mapa con rutas/logísitca, interacción, setup muy variable, economía dura, timing crítico, gestión de recursos y conteo de puntos final con sorpresas.

Muchísimas gracias por estas primeras impresiones, Lapu.

Provocas que el juego esté hoy más cerca de venirse a casa que ayer…  ;D ;D ;D

pues yo de momento sigo pensando lo mismo que hablamos en el canal, tras la lectura de reglas

Eso si, estoy deseando que me hagan cambiar de idea, porque lo tenia en el radar. De momento me ha parecido un juego que va a funcionar como un reloj, pero con exceso de informacion (o complejidad mejor dicho).
Me da pereza estudiarme un juego de este palo hoy en dia, me voy mas por la sencillez de reglas y complejidad en el desarrollo

P.S. Greene si me dices que me lo compre... acabo cayendo