logo

Etiquetas:

Autor Tema:  (Leído 227 veces)

Juanky

MOB La Gran Manzana (Reseña)
« en: 29 de Noviembre de 2022, 22:58:03 »



MOB La Gran Manzana es un juego que se publicó en nuestro país por la editorial Bumble3ee Interactive a principios de este año 2022, igual fecha que para el resto del mundo. Está diseñado por Steve Finn, tiene una duración de unos 30-45 minutos y es para dos jugadores.

AMBIENTACION
El juego se desarrolla en la época de la ley seca de los EEUU, exactamente en el año 1926 en la ciudad de Nueva York. Cada jugador es el capo de uno de los clanes mafiosos que luchan por el control  del negocio del alcohol. Ya os lo imaginabais cuando hablé de la ley seca, ¿eh?  ;)
En el juego este hecho está muy bien representado porque lo que vamos a querer conseguir a toda costa, incluso asesinando a nuestros rivales, son las cajas de madera que contienen tan valioso líquido.

EL JUEGO
Todo esto de la ambientación ha quedado muy chulo pero vamos a ver a continuación como se ha implementado en el juego.
En MOB La Gran Manzana nos encontramos con dos tableros. Uno de ellos dividido en 6 barrios de Nueva York cada uno marcado con un dado de valor 1 a 3 y en color blanco o negro. En este tablero es donde vamos a poder encontrar y/o luchar por ganar las cajas de alcohol. Para ello, vamos a desplegar a nuestros matones en los distintos barrios para intentar conseguir la mayoría en cada uno de ellos.




En el segundo tablero  encontramos un track para ver como cada jugador influye en el Fiscal del Distrito para perjudicar al contrario y una serie de casillas donde colocar a nuestros matones para realizar diferentes acciones.




Después de lo dicho hasta ahora, podemos decir que estamos ante un juego que combina dos mecánicas principales y conocidas como son las mayorías y la colocación, en este caso, de matones que no de trabajadores.

Pero, ¿cómo se juega?
La partida se divide en tres rondas todas jugadas de la misma manera. Al terminar la tercera, pasamos a la fase final.
Antes de empezar cada jugador pone una ficha de infiltrado (las que parecen fichas de póker) boca abajo en cada barrio. Estas se revelarán a lo largo de la partida y si no lo harán al final de la misma jugando entonces un papel importante de cara a las mayorías de cada barrio.
Al principio de cada ronda cada jugador coge 20 matones. En cada turno los jugadores pueden hacer dos acciones:
1. Poner matones en el tablero de Nueva York (voluntaria).
Se tiran los dos dados, colores blanco y negro, y hay que elegir. Uno de ellos indica el barrio donde se ponen los matones y el otro, el número de matones que se ponen. Hay que tener en cuenta que los matones se ponen en el coche, es decir, se suben al coche y no están todavía en el barrio, pueden por ejemplo viajar a otros barrios o ser tiroteados y asesinados. Recordad que éste es un juego de mafiosos.

2. Poner matones en el otro tablero (obligatoria).
Dependiendo de la casilla donde los pongamos podremos hacer  unas acciones u otras, que aunque no es obligatorio realizar la acción, lo más normal es que la llevemos a cabo. Como es lógico cuánto mejor sea la acción mayor número de matones deberemos poner. Las acciones posibles son:
- Mover matones de un coche a otro, es decir, los matones viajan de un barrio a otro.
- Conducir, que significa que los matones bajan del coche y se quedan ya fijos en uno de los barrios para pelear, y nunca mejor dicho, por las cajas.
- Mover y Conducir, combina por ese orden las dos acciones anteriores.
- Mover infiltrados, las fichas de póker de un barrio a otro. Importante de cara a las mayorías finales pues de momento siguen ocultos para el rival.
- Mover cajas, una buena jugada para fastidiar la jugada a tu rival que pensaba que iba a sumar muchas cajas en ese barrio que controlaba fácilmente.
- Influir en el Fiscal del Distrito, consiguiendo así sus favores al final de cada ronda.

Además, algunas casillas permiten hacer otra acción más como descubrir a los infiltrados o disparar a los matones rivales que se encuentran en los coches. Para ello, se tira un dado y si el número que sale coincide con el coche con ese número del tablero, los matones son asesinados. Como todo buen juego que se precie, siempre hay tensión entre los jugadores a la hora de tirar el dado.

De esta forma el turno va pasando de un jugador a otro hasta que ambos se quedan sin ninguno de  los 20 matones que cogieron al principio de la ronda.
En este momento, se pasan los matones de los coches a los barrios.  El jugador que más ha influido o sobornado al Fiscal obtiene su favor, que no es ni más ni menos que hacer otra acción y se produce el tiroteo barrio por barrio, donde se eliminan matones de cada jugador, uno a uno, hasta que solo quedan matones de un jugador.
A continuación, se pasa a la ronda siguiente o, si ya es la tercera ronda, a la fase final. Ahora se descubren las fichas de infiltrado que queden en el  tablero y su valor se suma a los matones presentes en cada barrio pudiendo cambiar así la mayoría de manera inesperada, lo que tiene su gracia. El jugador que tenga más matones en cada barrio ganará las cajas allí presentes. En caso de empate no los gana ninguno. Quien sume más cajas de alcohol ganará la partida y en caso de empate, lo hará aquel que más haya influido en el Fiscal, ¡¡¡que para eso se ha gastado sus buenos dólares!!!  :D

CONCLUSION
La verdad es que el juego me resulta bastante entretenido con bastante interacción entre los jugadores luchando por las mayorías, tiroteándose el uno al otro...
La explicación de las reglas no lleva mucho tiempo y no son complicadas. Esto no significa que el  juego no tenga profundidad, hay decisiones importantes que tomar a la hora de repartir los matones entre los dos tableros así como el número de ellos que ponemos por turno, gastar más para coger acciones importantes al principio de la ronda o ir poco a poco y tener varios turnos una vez que nuestro rival haya colocado todos los suyos…
Hay una cosa que me gusta bastante y son los infiltrados, ya sabéis, las fichas de póker comentadas anteriormente. El hecho de estar ocultos, salvo que el contrario los descubra mediante la acción correspondiente, le da un plus añadido. Esa información oculta que mete el miedo a nuestro rival porque no sabe cuántos matones tenemos en el barrio que tanto quiere… Esto y la posibilidad de añadir o mover cajas de alcohol hace que haya dudas hasta el final por conocer qué barrios y cuántas cajas puedo ganar al final de la partida.
Añadir que como todo juego con dados, hay un factor de azar a la hora de subir los matones al coche para dejarlos posteriormente en uno de los barrios, pero como hay una acción que nos permite poder moverlos más tarde, se puede decir que se compensan así las malas tiradas. También tenemos azar a la hora de tirar los dados para disparar al enemigo pero en mi opinión, refleja la realidad. Pensemos en unos matones disparando desde un coche en marcha a otros. No siempre se acierta con los disparos.
Comentar también que el aspecto gráfico pienso que está muy logrado y me gusta bastante.

Y para terminar y por poner algún pero al juego, creo que hay algunos iconos algo confusos pero esto se soluciona fácilmente a base de partidas. Debido a la duración de las mismas es muy posible que cuando terminemos una ya estemos pidiendo la revancha.

Si queréis ver las fotos y la reseña fotográfica que hice el juego en el siguiente enlace
« Última modificación: 29 de Noviembre de 2022, 23:19:51 por Juanky »