logo

Panel de agradecimientos

Mostrar los mensajes que están relacionados con el gracias. Se mostraran los mensajes en los que has dado un agradecimiento a otros usuarios.


Mensajes - treecko

una intromisión.
He leido que recuerda al lords of waterdeep, en que sentido se parecen ?

En que ambos son un colocación de trabajadores en el que tienes que completar una serie de misiones usando una mecánica de set collection. Además el tema está bastante bien pegado en ambos casos.

En cuanto a las erratas, hay algunas menores en seis cartas (siguen siendo jugables) y el manual contiene bastantes imprecisiones y alguna cagada mayor. Afectan tanto a la versión inglesa como la española
Hola. Alguien ha probado la nueva versión de este juego?

Me llama poderosamente, pero aparte de alguna crítica no tan buena que he leído, me da un poco de miedo lo de que sea TAN configurable

Enviado desde mi Aquaris C mediante Tapatalk
Qué quieres saber exactamente? Yo lo tengo y ya llevo dos partidas. Cada una con una configuración diferente de misiones.
Lo que te puedo adelantar es que sigue siendo un juego largo, eso no lo han corregido respecto al viejo como habían prometido. Lo ideal es jugarlo a 3, con más jugadores se hace tedioso a mitad de partida. Esos son los aspectos negativos.
Por lo demás, la edición es preciosa, las erratas no son graves y en su mayoría solo afectan a un modulo nuevo y los modos cooperativos o solitarios. Es un juego para amantes de Lords of Waterdeep que quieran más profundidad de juego y con una temática mucho mejor introducida en las mecánicas.
Mucha controversia y gente indignada que pasarán por el aro, la camapaña será un exitazo, y a la próxima os la meterán doblada de nuevo y, a ser posible, un poco más cara. Los principios para otro momento en que no molesten.
Es el mercado amigo. Hay que tener cosas. Y cuantas más, y más deluxificadas, y más caras, mejor. Merece la pena.

Todo los hilos de la sección de novedades son iguales...

Podría estar de acuerdo contigo, pero en mi grupo hay 3 que somos amantes del GAH y que dijimos que entrábamos de cabeza con la expansión al KS cuando se anunció. Después de ver la campaña ninguno de los 3 estamos dentro ni vamos a estarlo.

en: 26 de Octubre de 2020, 16:04:38 4 LUDOTECA / Componentes y Erratas / Re:Dawn of zeds 3a edición (erratas)

Estaba a punto de comprar el juego y al ver las erratas que recopilais decidí mandarles un mail para ver si me repondrian material con errores o me espero mejor a la reimpresión. Respuesta:

En cuanto a las erratas de la primera edición estamos valorando las alternativas que tenemos para poder solucionar el problema, por otra parte la segunda edición aún no hemos recibido las pruebas de fábrica no obstante deben venir las de las cartas corregidas, creo que la del token no se enviaron los archivos a tiempo. No obstante no te lo puedo asegurar.
Un saludo
Maldito Games


Así que ya no se si comprarlo o esperar a la reimpresion.

en: 23 de Octubre de 2020, 13:07:11 5 SALÓN DE TE / ¿Qué os parece...? / Re:Western Legends ¿qué os parece?

Y por lo primero que comentas al principio de tu post; yo ya he soltado lo de:- si os gustan los juegos de temática del Oeste-, - y es un juego para disfrutar, divertirse y desconectar- en ese caso, tienes un excelente juego.
Si le ponen el M&M a personas que se aburren con los juegos temáticos del Caribe y piratas; a la media hora de partida, salen corriendo y/o no paran de bostezar.
La duración de las partidas  del M&M, nada tienen que ver con las del WL. Su complejidad, nada tampoco. M&M dura lo que dura.WL ya te da pistas, en forma de tres duraciones de partidas diferentes. Temáticos ambos si, comparables para nada.
Las virtudes del Western Legends están muy por encima de sus defectos. Quien busque un juego de gestión de recursos, un juego quemacerebros o jugarlo en plan: me lo estudio, voy aquí , trinco por allá, robo por el otro lado o yo a pillar aquel o aquel otro y listo, ha hacer puntos sin más; este NO es su juego.
Las propuestas del juego son la mar de interesantes y el degustarlas; cosa de quién lo juegue.
En definitiva, un excelente juego de mesa.

en: 22 de Octubre de 2020, 20:53:57 6 KIOSKO / Sesiones de juego / Re:Hoy me ha dado por jugar en solitario a...

Mis últimas partidas:

Grand Austria Hotel: me apena ver que Lookout no se ha animado a sacar un solo para este juego en la expansión que acaban de anunciar, sobretodo cuando es un juego que a dos funciona de lujo, pero por suerte hay varias fanmade y la que más me ha convencido es esta http://bilboatbagend.com/grand-austria-hotel-ai.html  Un simple dummy que te va quitando cosillas, superrápido de llevar. Me he marcado tres baremos de puntuación para darle un poco más de chispa y perfecto. Lo estoy disfrutando mucho tanto a dos como en solo.

It's a Wonderful World: es curioso porque el juego me parece que está bien y ya, pero con la tontería le he echado un buen troncho de partidas. Y es que el toque push your luck que tiene el modo solo (que emula el factor suerte del draft) me funciona perfecto. Y si se le suma el muevecubos que es pues me encanta. Se juega en un suspiro y es un puzle que me está gustando bastante. Este junto a Reinos de Papel, los únicos drafts que realmente funciona bien en solo. Tengo mis reservas con la campaña pero solo por el vicio que me da, acabará cayendo en el típico relleno de pedido online  :D

Era de los Artesanos: la expansión de Arquitectos. La primera partida no me dijo mucho las nuevas cartas de Adornos que incorpora, pero las siguientes me han encantado. Le da un toque combero muy satisfactorio. También ralentiza un poco más la partida, porque siempre estás buscando el equilibrio entre buscar más combos con estas cartas nuevas pero tampoco gastarte todos tus trabajadores en conseguirlas. No diría que es imprescindible, pero para el jugón que le quiere dar un puntito más pues le va a encajar. Lo único malo para el solo es que no han añadido una nueva carta o ayuda que recuerde la nueva mécanica/puntuación del bot. Parece una tontería pero algunas veces ya se me ha olvidado en partida, y ya que sí lleva tablillas de ayuda nuevas para el modo multijugador, pues no habría estado de más lo mismo para el solo.

en: 19 de Octubre de 2020, 22:28:07 7 SALÓN DE TE / ¿Qué os parece...? / Re:Western Legends ¿qué os parece?

Pues para gente no jugona, puede ir de maravilla si os gusta el tema que propone.
El juego, es muy, muy bueno y en absoluto quemacerebros. Es un juego diseñado para disfrutar, desconectar de verdad y pasárselo bien.
Obviamente, la temática ya hace presuponer que tiene interacción: los representantes de la ley tienen que ir a trincar a los forajidos y estos a su vez, róbar, hacer fechorías, ir sumando puntos y que no te pillen. Entre medias, los representantes de la ley tambien rascan puntos de otras formas, al igual que los forajidos y, si además queréis reíros, hay alguna acción para disfrutar todos juntos y participar, sin importar si la jugada sale mejor o peor.
Los jugadores forajidos, tienen la posibilidad de convertirse en jugadores "legales", en cualquier momento de la partida,si ya están cansados de ser perseguidos, ya que puede pasar que haya mayoría de Shériffs en la partida, y vayan a por estos forajidos. Por esa razón, el track de puntos del forajido, es algo mas ventajoso( sin pasarse, para no desequilibrar el juego, obviamente, hay que saber jugar), que el de los representantes de la ley,
En definitiva, un magnífico juego temático, entretenido y muy bien parido.
También hay que indicar, que tiene una duración ajustada a las necesidades y deseos de cada grupo: el juego tiene 3 modos de duración: corto, medio y largo.
Vuelvo por aquí porque el puñetero Tekhenu me tiene pillado por los huevos.

En algo menos de 4 semanas he coleccionado 9 enfrentamientos con el juego:

- 5 partidas con gente (2 en mesa + 3 por tabletop por tema vírico) a 2, 3 y 4 jugadores.
- 4 partidas en solitario (2 inacabadas, sólo para probar).

Que en mi estreno me apeteciera jugar dos veces seguidas es raro. Que sea prácticamente lo único que he jugado en las últimas semanas, sea propuesto por mi o por compañeros de mesa, es raro. Que lo haya jugado tantísimo en tan poco tiempo es raro... Y que haya encontrado en el solitario un buen pasatiempo que me invita a volver a él día tras otro, es todavía más raro.

Como dijo Manolo Preciado "ni ahora somos el Bayer Leverkusen, ni ántes éramos la última mierda que cagó Pilatos". No me parece un juegazo, no me parece imprescindible, tiene decisiones importantes de diseño que pueden no ser del agrado de muchos, pero a mi me ha cautivado y me parece un notable alto muy sólido.

La opinión popular le achaca los siguientes problemas:

- Obelisco inútil: Cierto. Estoy de acuerdo. Le da vistosidad al conjunto y mola verlo montado, pero es molesto para ver los dados y estatuas al otro lado. Encajar en el hueco y girar bien, sí que lo hace, para el que quiera usarlo. Yo para jugar con gente lo usé, para jugar solo lo quito.

- Colores feos: Eso ya es gusto personal. Jugué con un daltónico que confesó que la paleta de colores elegida era perfecta. Tanto los dados como los colores de jugador. A mi, sin ser daltónico, me gusta.

- Mantenimiento engorroso: La primera partida quizás. Luego se tardan 20 segundos en recolocar los dados e incluso ese ejercicio te ayuda a saber lo que tienes para draftear esa ronda. Luego hay truquitos como que los dados grises nunca se mueven, siempre están en la zona corrupta. Pero claro, para ver estas cosas hay que jugar más que sólo la partida de prueba.

- Sobrecomplicado y con minijuegos inconexos: Es un euro moderno típico donde los autores se tiran calderos de agua hirviendo por encima de la cabeza porque sí, para ver si le dan chicha a la idea que han tenido. Lejos quedan los knizias de los 90. Las mecánicas no me parecen complicadas ni de refilón. Minijuegos tampoco me parece que haya. Simplemente hay acciones que actúan de forma diferente y otorgan beneficios distintos. Puedes ir a una cosa o a otra. Y si se les puede denominar como tal, no me parece algo malo. Inconexos del todo tampoco están porque muy a menudo necesitas de una cosa para ir a hacer otra.

- Muy aleatorio y con elevado grado de oportunismo: Cierto. Puedes comprar una carta de mierda y la siguiente que sale en su lugar le pone la victoria en la boca al vecino. Hay que jugar con eso. Estate arriba en el track de felicidad, ten buena reserva de papiro y arrasa con las cartas. El que no esté ahí, se lo curra más a la próxima. Y si sale mal, a la siguiente te vendrán dadas mejor a ti. Tzolki'n me encanta y tiene lo mismo con los edificios que se reponen. Nadie dijo nada malo de eso.

- Los decretos no están equilibrados: También lo comparto. El techo de puntos que dan unos y otros es muy diferente. En BGG se ha comentado que van a sacar unas FAQ donde se corrigen algunos decretos. Las correcciones no serán tremendas y seguirá habiendo decretos que sean más potentes que otros. Alfohrs y Turczi defiendes que el esfuerzo dedicado a unos y otros también es diferente y que por eso existe la diferencia de puntos. Ni idea. Como bien me ha dicho el maestro Gelete hoy jugando un 18XX online, en Magic hay unas cartas mejores que otras y no por eso el juego es malo. Hay que convivir con ello.

- El juego no es coherente con su objetivo: Tekhenu te pone un objetivo/decreto en la mano y empiezas a jugar. Esto es bueno y es malo. Te da una dirección en la que remar a fuego. Quizás te guíe demasiado en ese sentido. Pero claro, los dados, las cartas, los giros, los recursos... te van dando hostias en la cara mientras intentas conseguirlo. El mismo juego que te invita a conseguir un objetivo te atropella para que no lo hagas. Lo que unos ven incoherente yo lo veo un desafío interesante. Luego está la posibilidad de gastar tiempo, dados y recursos en coger más decretos de la parte alta del track de felicidad para completar esos PV tan injustos y desequilibrados. Símil ciclista: Los interesados en no perder minutos han de salir inmediatamente detrás del escapado.


En definitiva, es un juego extremadamente frustrante y táctico. A mi esto me divierte mucho y me engancha para volver a intentarlo. No vas a poder hacer lo que quieres hacer y no todo depende de ti. Hay factores que te van a molestar. Hay que reaccionar con lo que se tiene. De igual forma, muchos de los aspectos negativos que se le atribuyen tienen recompensa y solución con consecutivas partidas. Partidas que hoy en día no se les conceden a los juegos. Y tampoco es necesario que se haga, si en un primer intento no te ha gustado. Pero hay que aceptar que quizás y sólo quizás, el juego tenga más que ofrecer que lo que has visto... y pasar de largo no siempre implica que sea malo, ni que no te vaya a gustar, sino que no te merece la pena seguir ahondando en él porque quieres descubrir otros títulos. Entendible, por supuesto.

Estoy disfrutando mucho buscando mis caminos a los puntos. A veces quiero escalar fuerte en felicidad buscando decretos extra, a veces quiero rellenar el templo de pilares y puntuar como un animal poniendo edificios al borde, a veces quiero poner edificios para coger recursos, a veces voy a ir a las canteras/workshops, a veces voy a quierer sacar todas mis estatuas cuanto antes y a veces voy a querer comprar muchas tecnologías baratas aleatorias y ponerme a machacar la maquinita de puntos generada cuando los demás vayan 20 PV por delante. Me flipa. Mi opinión y pequeña defensa al respecto.

Hace poco hablábamos de los piropos publicitarios desmedidos donde todo son juegazos. De igual forma hay una tendencia a criticar juegos duramente tras una partida, en tono muy enfadado y decepcionado. Ésto parece que le concede a uno la vitola de guay erigiéndose como adalid del movimiento contrario. "Mirad cuanto sé y lo exigente que soy, porque este juego es absurdo".

Bueno, pues eso, un euro más que a algunos gustará y a otros no. Yo, que le como los huevos fuerte al draft de dados, la asimetría pillando cartas, la customización de puntos de victoria como uno quiera, que el juego me escupa fuerte en la cara y un gimmick diferente como es la calidad de los dados en función de su color... estoy disfrutando mucho con éste. ¿Cuándo se acabará el amor? Sólo Anubis lo sabe.
Aquí mi primera impresión tras leer las reglas y probar el juego:

Edición: italiana
Partidas:1
Jugadores: 5
Componentes: bastante buenos, en la linea de Tapestry.

Mecánica: colocación de trabajadores + engine building con gestión en tiempo real con 3 areas de acciones determinadas por 3 relojes de arena de 30 seg, 45 seg y 3 min.

Tema: juego prácticamente abstracto donde la fantasía no se siente por ningún sitio. Tal vez, si hubieran mantenido el tema “Romano” como el autor propuso inicialmente, hubiera tenido más sentido por el asunto de los votos en el senado.

Experiencia de juego: gran decepción la que me he llevado con Pendulum. Juego caótico en la gestión del tiempo visto que son los jugadores quienes deben de girar los relojes y potencialmente, iniciar discusiones inútiles por ver quién ha puesto antes a su trabajador. Abstenerse de jugar con tramposillos ya que es casi imposible controlar lo que hacen los demás. Si eliminas la parte de los relojes de arena, el juego pasa a ser mediocre ya que creo que está muy guiado hacia el motor que tienes que generar (conseguir desbloquear trabajadores y aumentar la producción de cada tipo que te otorgan las cartas). La asimetría de los personajes solo cambia el orden en el que haces las cosas, nada más.

Con una partida no puedo dar nota pero aconsejo probarlo antes de comprarlo.

Saludos.

en: 12 de Octubre de 2020, 19:26:00 10 SALÓN DE TE / ¿Qué os parece...? / Frostpunk, ¿Qué os parece?

Os dejo mis sensaciones sobre este juego actualmente en campaña de kickstarter tras tres partidas en solitario, con triste final. Digo sensaciones porque no se trata de una reseña del juego, ya que no explico por completo su funcionamiento.

Decididamente este juego no es para mi. Estaba dentro de la campaña de financiación y he decidido salirme. No me mal entendáis, el juego es muy bueno, pero la sensación de angustia en un juego y el jugar en solitario son dos aspectos que no me llaman de los juegos de mesa. Si por el contrario estos aspectos te gustan, entonces el juego te va a encantar.

Angustia continua, todas las cosas que te ocurren son malas, y si alguna es buena, que haberlas haylas, tienen efectos secundarios negativos. Si a eso le unimos que tienes que tomar decisiones moralmente cuestionables, pues lo paso mal.

El juego es cooperativo, no existe versión competitiva ni semicoperativa, y aunque algunos lo han pedido que se incluya la segunda, el diseñador del juego ha dejado claro que no es una opción y que desvirtuaría el juego.

En cuanto a lo jugar en cooperativo, el juego indica que es hasta 4 jugadores, pero ya la comunidad está dejando claro que este juego es un solitario o como mucho para dos. A 4 jugadores, lo juego esta noche, intuyo que va a ser un constante debate sobre que hacer y como optimizar nuestras acciones.

Respecto al juego en sí, es una versión de juego de mesa del videojuego del mismo nombre, y la adaptación que se ha realizado al juego de mesa mezcla mecánicas euro, narrativa, toma de decisiones y azar, de una forma brillante.

El juego transcurre a lo largo de 12 rondas, que pueden finalizar antes si las cosas no van bien, y cada ronda consta de 9 fases: Amanecer, mañana, generador, climatología, preparación, acción, anochecer, hambre y noche.

Las fases las podemos concentrar en tres tipologías: Fases de toma de decisión de forma narrativa, fases mecánicas y fase de toma de decisión de acciones.

Fases de toma de decisión narrativa
Las fases de amanecer, mañana y anochecer concentran la narrativa y toma de decisiones del juego en función de las cartas que te salgan. Mientras que en mañana y anochecer tendrás que resolver una carta cada ronda, en amanecer solo ocurrirá cuando la ronda coincida con la ficha de resolución de evento.

Respecto a las cartas de decisión que aparecen estas fases:
  • Unas serán decisiones empíricas, si tienes más de esto pues consigues esto otro, etc.
  • Otras serán decisiones de juicio de valor, tienes que decidir entre varias opciones y con cuestiones morales de por medio.
Fases mecánicas
Las fases de generador (esta incluye un componente de azar), climatología, preparación, hambre y noche son cuestiones mecánicas, mueve esto aquí, sube esto, avanza esto, devuelve los trabajadores, etc.

Fase de acción
Esta es la fase euro, donde se toman decisiones moviendo los peones a las distintas localizaciones y vas realizando uno de los 6 tipos de acciones posibles.

Puedes realizar tantas acciones como quieras siempre que tengas peones para hacerlas. Es bueno que en esta fase te adelantes a lo que te va a ocurrir en las fases mecánicas para garantizar que tienes suficiente alimento, suficiente alojamiento, suficiente moral, etc. También tendrás que ver la forma de mejorar de emplazamiento de cara a afrontar el futuro.

El juego puede acabar antes de tiempo porque te quedes sin moral, porque el descontento suba de un determinado nivel, porque el generador que da calor y permite la subsistencia explote, porque haya demasiados muertos, porque haya demasiados enfermos o porque haya una hambruna descomunal…vamos que lo vais a tener crudo para llegar a la fase 12. Que, por cierto, que puedes llegar y no ganar. Si al llegar no cumples el objetivo del escenario pierdes. Lo dicho, un paraíso de oportunidades y felicidad.

Por último indicar que existe leyes que puedes incorporar al juego en la fase de acción utilizando el edificio inicial de la plataforma. Según mi experiencia sin poner en juego leyes no ganas. Puedes tener hasta 4 leyes en activas en cada partida, una vez activadas no se pueden reemplazar, así que elige con cuidado.

Espero que estas sensaciones os animen a cogerle cariño al juego, que es muy bueno, pero como dije al principio la angustia y el juego solitario tienen que formar parte de tus criterios de compra de juegos.

Este juego en lo que respecta a la angustia y modo solitario se puede parecer a This War of Mine. No puedo hablar de sus mecánicas porque solo he jugado a la versión de videojuego de This War of Mine y no a la de tablero.

en: 10 de Octubre de 2020, 12:10:37 11 KIOSKO / Sesiones de juego / Re:Ayer jugué a...

Caylus. Hoy con foto, aunque es un poco regulera, pero bueno, deja el post más bonito:



A raíz del lanzamiento de Caylus 1303, no sé si en español porque entre las reglas y las comparativas con el original se me quitaron completamente las ganas de jugarlo y lo saqué de mi radar, decidí que hacía mucho que no sacaba el Caylus bueno. Por supuesto, con la única edición posible: la que es más fea que pegarle a un padre con unos calzoncillos, santo grial espantador de ameritrashers, cortesía de Edge. Feo, fuerte y formal. Al fin cerré partida y qué juegazo. Quince años y no pierde fuelle.

Coge cuatro componentes y medio, porque es una colección de piezas de madera por jugador, unas monedas, cubos de cinco recursos diferentes y un par de planchas troquelables, añade cero dependencia del azar, altísima dependencia de la interacción, esa que no tiene ningún euro según los antis, tensión desde el minuto 1 ya que es imposible relajarse ni un momento puesto que todas y cada una de las jugadas son relevantes y tienes un juego de los que ya no se hacen. La sublimación del juego de gestión de recursos. Sé que a estas alturas decir que ya no se hacen juegos como antes es un meme foril pero es así, es un diseño sencillamente perfecto y una experiencia imprescindible jugando tres o cuatro jugadores de más o menos el mismo nivel.

en: 14 de Septiembre de 2020, 15:43:32 12 GABINETE DE PRENSA / Novedades / Actualidad / Re:Puerto Rico (Nueva Edicion)

Tenemos erratas en la edicion en español y en general en varias ediciones:
https://boardgamegeek.com/thread/2498840/printing-error-frontback-mismatch



*** Juego base (25 en lugar de 24 edificios pequeños NO de produccion) ***
- 3x 'hospicios' (una de ellas con 'Ufficio' por detras) --> una de mas

Todas las demas tienen traseras incorrectas:
- 2x 'Fabrica' (una de ellas con 'Grande magazion' por detras)
- 2x 'Mercado grande' (una trasera es 'Molo')
- 2x 'Mercado pequeño' (una trasera es 'capanna de construzione')
- 2x 'Almacen pequeño' (una trasera es 'Universita')
- 2x 'Universidad' (una trasera es 'piccolo magazzino')
- 2x 'Embarcadero' (una trasera es 'Grande mercato')
- 2x 'Muelle' (una trasera es 'Hacienda')
- 2x 'Almacen grande' (una trasera es 'Fabbrica')
- 2x 'Caseta de obra' (una trasera es 'Piccolo mercato')
- 2x 'Oficina' (una trasera es 'Ospizio')
- 2x 'Hacienda' (una trasera es 'Bacino di attracco')

*** Expansion 1 (23 en lugar de 24 losetas de edificio pequeñas) ***
- 1x Biblioteca --> una de menos

La mayoria tienen traseras erroneas:
- 2x 'Mercado negro' (una trasera es 'Faro')
- 2x 'Iglesia' (una trasera es 'Piccolo mojo')
- 2x 'Embarcaedero pequeño' (una trasera es 'Chiesa')
- 2x 'Deposito' (una trasera es ''Capanna nel bosco')
- 2x 'Faro' (una trasera es 'Mercato nero')
- 2x 'Casa forestal' (una trasera es 'Deposito')

*** Expansion 2 (correctamente 14 losetas pequeñas) ***
- 3x 'Registro' --> una de mas
- 1x 'Refugio de caza' --> una de menos

Aqui las traseras son todas correctas.



+CONCLUSION:
A parte de tener MUCHAS traseras en italiano erroneas, lo cual puede despistar si les damos la vuelta ya que los dibujos difieren, no solo los nombres (pero por el otro lado estan correctas en español, tanto dibujo como nombre), si que hay un desajuste de losetas que faltan/sobran (4 de hecho):
- Sobra un hospicio del juego base
- Falta una biblioteca de la 1ª expansion
- Sobra un registro de la 2ª expansion
- Falta un refugio de caza de la 2ª expansion
Os copio aquí mis primerísimas impresiones tras dos partidas de iniciación. Vengo del hilo de "Ayer jugué a...". Quizás aquí también sea útil tener ese texto:


Hoy he jugado a Tekhenu. 3 a la mesa. Estreno para todos, obvio.

Hemos empezado nerviosos y titubeantes, con un par de referencias al manual para aclarar el orden de acción de ciertas cosas o consultar los bonus de las cartas en el apéndice. Tras los primeros drafteos de dados al tuntún, ha empezado a aparecer el análisis parálisis, pues ya andábamos con cierta estrategia en la cabeza y había que optimizar. Más de una, dos y tres veces hemos tenido que rebobinar el turno porque un jugador pretendía hacer algo que no podía.

Mi decreto inicial me daba 2 PV extra al final de la partida por cada edificio y cada pilar que tuviera en el templo, así que me he intentado concentrar ahí. Tenía la ilusión de sacar todos mis edificios fuera cuanto antes para ver si el sumatorio de PV que dan era jugoso, así que he participado con ellos también en la matriz de Osiris (workshops y canteras). Dichos espacios se han llenado pronto, ya que uno de mis contrincantes tenía un decreto que le daba PV extra por edificios en esa zona. Lo que sí me ha ayudado mucho ha sido un combo de tecnologías (cartas): una me dejaba usar escribas como oro y viceversa, y me daba daba 1 PV cada turno en el que hiciera esa pirula. Otra me daba 2 PV cada vez que fuera a construir pilares y otra me daba 2 PV cada vez que usara un dado de valor uno. Así que nada, a hacer pilares como churros con los dados de valor uno que hubiera y usando escribas en lugar de oro (comodín) para los pagos de materiales...

He estado con el cerebro nublado por las mecánicas del juego y apenas recuerdo más lances de la partida o combos de los demás jugadores. Finalmente hemos acabado más o menos 65-55-48 con victoria para mi.

Y OJO, porque al acabar nos sobraba tiempo y ¡hemos decidido repetir!

En la segunda partida he cogido un decreto que me daba PV extra por estatuas a erigidas a los dioses y en el draft de cartas que otorgan recursos iniciales he cogido una que me permitía empezar con una cantera de gratino y otra que me daba una bendición entre dos robadas al azar. He escogido producir +4 unidades de granito cuando hiciera la acción de producir cualquier cosa. Justo el compañero había dicho la partida anterior que ir a estatuas era carísimo, porque esa acción apenas la hemos tocado en toda la primera partida... Y justo luego me tocan las cartas ideales para derrapar por la pista con estrategia de estatuas. Y así ha sido. Apenas me ha dado tiempo para hacer nada más. Ni siquiera para comprar cartas. Granitos y estatuas a cholón.

Un jugador ha ido a maximizar el track de felicidad y la otra jugadora a monopolizar las canteras y workshops. En esta ocasión ha sido el templo/pilares lo que se ha quedado casi huérfano. Resultado final: 83-66-62 para mi de nuevo. La partida ha volado. Un par de horas.




----------------------

Mi apuesta personal de 2020... a falta de ver todo lo que está por salir. La que ha dejado por el camino a todos los demás títulos en los que estaba medio metido o incluso ya había soltado la pasta para reservas o KS. ¿Habrá llenado mis expectativas? Pues sí. Porque tener ganas de echar dos partidas seguidas no está al alcance de todo lo que juego.

No ha surgido flechazo hardcore. No ha habido efecto Barrage, el último juego que me dejó con el culo pegado al techo tras una primera partida, pero ha cumplido con el torbellino de crasheos neuronales que me apetecían con este juego. He echado de menos la tensión. Supongo que he ido como un pollo sin cabeza y apenas me entraban nervios de que me quitaran el dado que quería porque, oye, seguro que había otro que me daba alguna otra cosa útil. Aunque alguna maldición en voz alta sí que se ha escuchado en la mesa cuando volaban cartas y dados que alguien quería a toda costa. Creo que con más rodaje, cuando los jugadores se preocupan por la estrategia y no por hacer bien los pasos de cada acción, no sólo chuta más rápido sino que encima puede aparecer más fuerte esa tensión o nerviosismo.

La estética, iconografía y colores del juego forman un conjunto muy grande y vistoso. Es uno de los piropos que los otros dos jugadores han echado hoy a Tekhenu. Los iconos están claros y los pasos de cada acción vienen impresos en el tablero, así como las puntuaciones. Los colores de los jugadores son muy atípicos, exóticos si cabe. Los de los dados evocan una paleta bastante pastosa/arenosa que casa bien con el conjunto. Al menos nosotros no hemos tenido problema con ello. La única pega es el obelisco central, que no te deja ver los dados, estatuas y símbolos detrás de él. Hay que andar meneándose en la silla de izda. a dcha. como una cacatúa en un palo. Lo han querido hacer tan trochángano y tan imponente que puede ser un problemilla. A mi no me ha molestado mucho. Creo que le sienta bien tanto a la presencia estética como a mis caderas de escayola.

Uno de los problemas del juego podría haber sido, o quizás es, la ruptura del ritmo de juego cada vez que los jugadores tienen 2 o 4 dados en su tablerillo. Hay que girar el obelisco, reorganizar los dados por pureza, corrupción y prohibición, tirar dados nuevos... Pues sí, es un poco rollo, pero como digo, mi cerebro iba al ralentí. Al final casi iba más lento pensando como combar dioses que recolocando dados en sus zonas, lo cual se termina haciendo bastante rápido... y más si todos los jugadores colaboran. No es tanta molestia si el resto del juego te gusta, como es mi caso. Se tardan 30 segs.

El otro problema potencial que se me planteaba era el hecho de que, uno de los elementos más originales y novedosos del juego, la balanza, no fuera tan importante. Aquí todavía no me atrevo a decir nada. Lo hemos gestionado bien. Yo he intentado estar siempre en equilibrio o desequilibrio positivo para evitar perder puntos, pero creo que se puede hacer sin miedo una acción potente que te de muchos PV si a cambio se te desequilibra mucho la balanza. Irás último en orden de turno durante las dos siguientes rotaciones y ya está. Reza para que no te quiten tus dados favoritos. No es tanto problema. Aquí esa desventaja no me ha parecido tan crítica como en Troyes, por ejemplo, donde cada birle de tus dados favoritos es como un navajazo en el escroto. Lo que sí me ha parecido muy relevante ha sido el cambio de dados a "prohibido". En un par de ocasiones he pospuesto coger un dado para la siguiente ronda sin tener en cuenta que cambiaba de luz/sombra y pasaba a no ser una opción legal. No era extraño ver zonas completamente vacías de dados, con más de la mitad prohibidos o con solo dados corrompidos, acotando tus opciones. Cada jugador dispone de 16 acciones en toda la partida. Se antojan pocas. No se pueden andar tirando a la basura.

Y con ello paso a otro de los aspectos del juego que más me ha gustado. La cantidad de opciones que tienes y dados que ves sobre el tablero... engañan. En mi segunda partida me he visto MUY escaso de recursos. He llegado a no tener NADA en mi reserva y únicamente poder producir, pero no en la cantidad que quería ni el tipo de recurso que me apetecía. Siempre te falta un paso en el track de felicidad o dos papiros para coger la carta que quieres, un escriba para llegar al valor que te hace falta o una caliza más para construir ese pilar tan jugoso. O quizás no haya dados buenos en la zona del dios que quieres realizar para avanzar un poco más en la consecución de tu decreto. A menudo nos resultaba imposible realizar lo que queríamos. Hay que hilar fino. Tanto es así que ninguno de nosotros ha sido capaz de comprar decretos extra. Únicamente hemos puntuado el que escogimos en el setup.

Esa es otra de las cosas que me también han gustado: la variabilidad. Las dos partidas han sido muy diferentes. Una ha relegado las estatuas al ostracismo, mucha compra de tecnologías+bendiciones y un nivel de "fiesta" elevado en torno al templo. La otra ha sido un funeral de cartas, muchas estatuas y un porrón de canteras/workshops. Los jugadores no pueden ir picando de flor en flor. Hay que centrarse en una o dos cosas para puntuarlas a muerte... pero necesitas apoyo puntual en las demás para poder alimentarlas. El jugador que ha ido fuerte al track de felicidad en la segunda partida no ha aprovechado a comprar los decretos que debería ni ha defendido su ventaja en las canteras, por eso ha perdido. A mi me ha costado un huevo sacar todas las estatuas y me he vendido a la producción de granito... además de la suerte de PV por mi decreto inicial. En cierto lance de la partida, mis contrincantes han pecado de buenistas dejándome el único 6 negro sobre el tablero para poder producir granito como quisiera. También me han surtido del pan que me hacía falta para alimentar mis dos míseros edificios en cada puntuación. Si me hubieran arrebatado la opción, habría palmado PV.

Y para terminar, una de las mayores pegas que el perdedor de ambas partidas (ouch!) le ha puesto al juego, es la aleatoriedad o factor suerte de las cartas. Tanto las que te tocan al principio como las que van reponiendo el track. Sí, las cartas son muy importantes, muy tochas, una locura si pillas las que mejor te comban. Salen como salen. Pero vaya, ahí puedes jugar con subir felicidad hasta el techo, surtirte de papiro e ir primero de turno para andar pillando todo lo que te interesa antes de decidirte por arrancar la moto. A mi me han parecido muy divertidas y ese factor suerte entra dentro de lo que puedo aceptar en un juego. Ni más ni menos que en otros. La mano que te toca en Brass, sin ir más lejos, es menos controlable. Tanto los escribas como el oro, así como las tecnologías que vayas comprando te nutren de flexiblidad para combatir la falta de dados óptimos para tu estrategia. La presencia de un decreto inicial indica amablemente a cada jugador por dónde debería encauzar sus pasos a corto o largo plazo, lo cual está bien para acotar el agobio de no tener una prioridad.

En definitiva, el juego me ha gustado mucho. Rapidísimo además. Ventilado en un par de horas a 3, con dudas y AP. Dos partidas seguidas, al loro. Pocas veces me ha pasado. Notable alto, en la línea de euros secos con una mecánica potente y optimización de recursos y acciones para generar puntos de victoria a gogó. Navega por el tipo de euro con cosas que te resultan familiares y con el que puedes empezar a caminar de forma segura, pero con la cantidad suficiente de novedad como para tenerte alerta. Un poco tosco o artificial en los detallitos, no tan elegante como he leído, quizás algo pretencioso, pero muy divertido y gratificante para los muertos de corazón que se la machacan fuerte quemando materia gris y sufriendo mientras gastan dos de esto y uno de lo otro por un PV más. Ese soy yo. Contento. Ojalá dure y no se queme pronto, porque puede ser candidato a ello en el maremagnum de juegos en el que nos encontramos.

en: 14 de Septiembre de 2020, 00:25:04 14 KIOSKO / Sesiones de juego / Re:Ayer jugué a...

Hoy he jugado a Tekhenu. 3 a la mesa. Estreno para todos, obvio.

Hemos empezado nerviosos y titubeantes, con un par de referencias al manual para aclarar el orden de acción de ciertas cosas o consultar los bonus de las cartas en el apéndice. Tras los primeros drafteos de dados al tuntún, ha empezado a aparecer el análisis parálisis, pues ya andábamos con cierta estrategia en la cabeza y había que optimizar. Más de una, dos y tres veces hemos tenido que rebobinar el turno porque un jugador pretendía hacer algo que no podía.

Mi decreto inicial me daba 2 PV extra al final de la partida por cada edificio y cada pilar que tuviera en el templo, así que me he intentado concentrar ahí. Tenía la ilusión de sacar todos mis edificios fuera cuanto antes para ver si el sumatorio de PV que dan era jugoso, así que he participado con ellos también en la matriz de Osiris (workshops y canteras). Dichos espacios se han llenado pronto, ya que uno de mis contrincantes tenía un decreto que le daba PV extra por edificios en esa zona. Lo que sí me ha ayudado mucho ha sido un combo de tecnologías (cartas): una me dejaba usar escribas como oro y viceversa, y me daba daba 1 PV cada turno en el que hiciera esa pirula. Otra me daba 2 PV cada vez que fuera a construir pilares y otra me daba 2 PV cada vez que usara un dado de valor uno. Así que nada, a hacer pilares como churros con los dados de valor uno que hubiera y usando escribas en lugar de oro (comodín) para los pagos de materiales...

He estado con el cerebro nublado por las mecánicas del juego y apenas recuerdo más lances de la partida o combos de los demás jugadores. Finalmente hemos acabado más o menos 65-55-48 con victoria para mi.

Y OJO, porque al acabar nos sobraba tiempo y ¡hemos decidido repetir!

En la segunda partida he cogido un decreto que me daba PV extra por estatuas a erigidas a los dioses y en el draft de cartas que otorgan recursos iniciales he cogido una que me permitía empezar con una cantera de granito y otra que me daba una bendición entre dos robadas al azar. He escogido producir +4 unidades de granito cuando hiciera la acción de producir cualquier cosa. Justo el compañero había dicho la partida anterior que ir a estatuas era carísimo, porque esa acción apenas la hemos tocado en toda la primera partida... Y justo luego me tocan las cartas ideales para derrapar por la pista con estrategia de estatuas. Y así ha sido. Apenas me ha dado tiempo para hacer nada más. Ni siquiera para comprar cartas. Granitos y estatuas a cholón.

Un jugador ha ido a maximizar el track de felicidad y la otra jugadora a monopolizar las canteras y workshops. En esta ocasión ha sido el templo/pilares lo que se ha quedado casi huérfano. Resultado final: 83-66-62 para mi de nuevo. La partida ha volado. Un par de horas.




----------------------

Mi apuesta personal de 2020... a falta de ver todo lo que está por salir. La que ha dejado por el camino a todos los demás títulos en los que estaba medio metido o incluso ya había soltado la pasta para reservas o KS. ¿Habrá llenado mis expectativas? Pues sí. Porque tener ganas de echar dos partidas seguidas no está al alcance de todo lo que juego.

No ha surgido flechazo hardcore. No ha habido efecto Barrage, el último juego que me dejó con el culo pegado al techo tras una primera partida, pero ha cumplido con el torbellino de crasheos neuronales que me apetecían con este juego. He echado de menos la tensión. Supongo que he ido como un pollo sin cabeza y apenas me entraban nervios de que me quitaran el dado que quería porque, oye, seguro que había otro que me daba alguna otra cosa útil. Aunque alguna maldición en voz alta sí que se ha escuchado en la mesa cuando volaban cartas y dados que alguien quería a toda costa. Creo que con más rodaje, cuando los jugadores se preocupan por la estrategia y no por hacer bien los pasos de cada acción, no sólo chuta más rápido sino que encima puede aparecer más fuerte esa tensión o nerviosismo.

La estética, iconografía y colores del juego forman un conjunto muy grande y vistoso. Es uno de los piropos que los otros dos jugadores han echado hoy a Tekhenu. Los iconos están claros y los pasos de cada acción vienen impresos en el tablero, así como las puntuaciones. Los colores de los jugadores son muy atípicos, exóticos si cabe. Los de los dados evocan una paleta bastante pastosa/arenosa que casa bien con el conjunto. Al menos nosotros no hemos tenido problema con ello. La única pega es el obelisco central, que no te deja ver los dados, estatuas y símbolos detrás de él. Hay que andar meneándose en la silla de izda. a dcha. como una cacatúa en un palo. Lo han querido hacer tan trochángano y tan imponente que puede ser un problemilla. A mi no me ha molestado mucho. Creo que le sienta bien tanto a la presencia estética como a mis caderas de escayola.

Uno de los problemas del juego podría haber sido, o quizás es, la ruptura del ritmo de juego cada vez que los jugadores tienen 2 o 4 dados en su tablerillo. Hay que girar el obelisco, reorganizar los dados por pureza, corrupción y prohibición, tirar dados nuevos... Pues sí, es un poco rollo, pero como digo, mi cerebro iba al ralentí. Al final casi iba más lento pensando como combar dioses que recolocando dados en sus zonas, lo cual se termina haciendo bastante rápido... y más si todos los jugadores colaboran. No es tanta molestia si el resto del juego te gusta, como es mi caso. Se tardan 30 segs.

El otro problema potencial que se me planteaba era el hecho de que, uno de los elementos más originales y novedosos del juego, la balanza, no fuera tan importante. Aquí todavía no me atrevo a decir nada. Lo hemos gestionado bien. Yo he intentado estar siempre en equilibrio o desequilibrio positivo para evitar perder puntos, pero creo que se puede hacer sin miedo una acción potente que te de muchos PV si a cambio se te desequilibra mucho la balanza. Irás último en orden de turno durante las dos siguientes rotaciones y ya está. Reza para que no te quiten tus dados favoritos. No es tanto problema. Aquí esa desventaja no me ha parecido tan crítica como en Troyes, por ejemplo, donde cada birle de tus dados favoritos es como un navajazo en el escroto. Lo que sí me ha parecido muy relevante ha sido el cambio de dados a "prohibido". En un par de ocasiones he pospuesto coger un dado para la siguiente ronda sin tener en cuenta que cambiaba de luz/sombra y pasaba a no ser una opción legal. No era extraño ver zonas completamente vacías de dados, con más de la mitad prohibidos o con solo dados corrompidos, acotando tus opciones. Cada jugador dispone de 16 acciones en toda la partida. Se antojan pocas. No se pueden andar tirando a la basura.

Y con ello paso a otro de los aspectos del juego que más me ha gustado. La cantidad de opciones que tienes y dados que ves sobre el tablero... engañan. En mi segunda partida me he visto MUY escaso de recursos. He llegado a no tener NADA en mi reserva y únicamente poder producir, pero no en la cantidad que quería ni el tipo de recurso que me apetecía. Siempre te falta un paso en el track de felicidad o dos papiros para coger la carta que quieres, un escriba para llegar al valor que te hace falta o una caliza más para construir ese pilar tan jugoso. O quizás no haya dados buenos en la zona del dios que quieres realizar para avanzar un poco más en la consecución de tu decreto. A menudo nos resultaba imposible realizar lo que queríamos. Hay que hilar fino. Tanto es así que ninguno de nosotros ha sido capaz de comprar decretos extra. Únicamente hemos puntuado el que escogimos en el setup.

Esa es otra de las cosas que me también han gustado: la variabilidad. Las dos partidas han sido muy diferentes. Una ha relegado las estatuas al ostracismo, mucha compra de tecnologías+bendiciones y un nivel de "fiesta" elevado en torno al templo. La otra ha sido un funeral de cartas, muchas estatuas y un porrón de canteras/workshops. Los jugadores no pueden ir picando de flor en flor. Hay que centrarse en una o dos cosas para puntuarlas a muerte... pero necesitas apoyo puntual en las demás para poder alimentarlas. El jugador que ha ido fuerte al track de felicidad en la segunda partida no ha aprovechado a comprar los decretos que debería ni ha defendido su ventaja en las canteras, por eso ha perdido. A mi me ha costado un huevo sacar todas las estatuas y me he vendido a la producción de granito... además de la suerte de PV por mi decreto inicial. En cierto lance de la partida, mis contrincantes han pecado de buenistas dejándome el único 6 negro sobre el tablero para poder producir granito como quisiera. También me han surtido del pan que me hacía falta para alimentar mis dos míseros edificios en cada puntuación. Si me hubieran arrebatado la opción, habría palmado PV.

Y para terminar, una de las mayores pegas que el perdedor de ambas partidas (ouch!) le ha puesto al juego, es la aleatoriedad o factor suerte de las cartas. Tanto las que te tocan al principio como las que van reponiendo el track. Sí, las cartas son muy importantes, muy tochas, una locura si pillas las que mejor te comban. Salen como salen. Pero vaya, ahí puedes jugar con subir felicidad hasta el techo, surtirte de papiro e ir primero de turno para andar pillando todo lo que te interesa antes de decidirte por arrancar la moto. A mi me han parecido muy divertidas y ese factor suerte entra dentro de lo que puedo aceptar en un juego. Ni más ni menos que en otros. La mano que te toca en Brass, sin ir más lejos, es menos controlable. Tanto los escribas como el oro, así como las tecnologías que vayas comprando te nutren de flexiblidad para combatir la falta de dados óptimos para tu estrategia. La presencia de un decreto inicial indica amablemente a cada jugador por dónde debería encauzar sus pasos a corto o largo plazo, lo cual está bien para acotar el agobio de no tener una prioridad.

En definitiva, el juego me ha gustado mucho. Rapidísimo además. Ventilado en un par de horas a 3, con dudas y AP. Dos partidas seguidas, al loro. Pocas veces me ha pasado. Notable alto, en la línea de euros secos con una mecánica potente y optimización de recursos y acciones para generar puntos de victoria a gogó. Navega por el tipo de euro con cosas que te resultan familiares y con el que puedes empezar a caminar de forma segura, pero con la cantidad suficiente de novedad como para tenerte alerta. Un poco tosco o artificial en los detallitos, no tan elegante como he leído, quizás algo pretencioso, pero muy divertido y gratificante para los muertos de corazón que se la machacan fuerte quemando materia gris y sufriendo mientras gastan dos de esto y uno de lo otro por un PV más. Ese soy yo. Contento. Ojalá dure y no se queme pronto, porque puede ser candidato a ello en el maremagnum de juegos en el que nos encontramos.
¿Los que compramos en preventa en la web directamente mandan las pegatinas o hay que escribir para quejarse para que las manden?
¿cuando las recibiremos?
Desde luego al no cambiar el tablero para mí se acabó comprar juegos MQO y menos aún adelantando la pasta...
Saludos

Ya se ha dicho que, para todas las dudas relacionadas con la edición del juego, soluciones, etc. —en definitiva, todo aquello cuya respuesta deba darla MasQueOca—, debéis escribir directamente a los canales oficiales de la editorial.

Como dice el usuario mymenda solo pretendo aclarar cosas ya que aquí suele ser más rápido y lo mismo ya gente sabe algo, aparte de que se estaba hablando de temas del juego y el proceso de preventa y blog se anunciaba aquí.

Sinceramente veo muy feo por parte del foro limitar las expresiones de la gente. Si las cosas van bien mucha promoción de los que venden el juego, pero si las cosas van mal aquí chitón y cada uno por su lado por privado que no se entere nadie. ¿Entonces esto es un foro de juegos de mesa o es un foro de promoción de juegos de mesa guiado por intereses? No creo que nadie haya perdido el respeto a nadie y lo que se debe de entender es el cabreo que tenemos como consumidores.Veo con las actitudes que tenéis es divide y vencerás para que estemos callados y no montemos revuelo en grupo.Desde luego es penoso que nos tengamos que poner en contacto nosotros, ¿no saben que todos los juegos están mal? porque deberían ellos contactar conmigo y aún ni un email he recibido, claro ya está pagado, la solución no corre prisa...

No se permite decir ya nada pues nada, escribiré el email, pero vamos bastante decepcionado con la actuación en este foro.
Saludos.
Páginas: [1] 2 3 ... 32 >>