Generar una Epopeya (Wizard Kings)

Una Epopeya constará, en el mejor de los casos, de 5 Desafíos. En el momento en el que un jugador ha tenido éxito en 3 de ellos (3-0, 3-1, 3-2), de inmediato es el vencedor. Ten en cuenta que un fallo para el atacante en un Desafío supone un éxito para el jugador defensor. La manera de generar una Epopeya es fácil. En este orden:

Mapa

Selecciona al azar, o por consenso, uno de los Mapas geomórficos de Wizards Kings; si juegas con la segunda edición, los números 13, 14, 15 o 16 vienen en el juego básico. Si solo juegan 2 jugadores usa un único mapa, salvo que quieras hacer alguna Campaña Especial o de una mayor duración. Ten en cuenta que la idea es que un Desafío tenga una duración máxima de 90 minutos.

Ejército

Sortea que facción lleva cada jugador. El juego básico de Wizard Kings trae 8 bloques (Unidades) de 7 ejércitos diferentes (No Muertos, Orcos, Amazonas, Bárbaros, Feudales, Enanos y Elfos). La forma de hacerlo será sorteándolo con las cartas del mazo de Aspectos. Si lo prefieres ambos jugadores pueden ponerse de acuerdo, por consenso, a la hora de elegir una facción en concreto. Incluso, si así lo deciden, pueden jugar con 2 facciones simultáneamente.

Tesoro

Cada jugador dispone de un Tesoro inicial de 30 monedas de oro para el primer Desafío de la Campaña si juegas con una única facción, o 50 monedas de oro si juegas con dos facciones por bando.

Iniciativa

Se determina quien es el jugador Atacante y quien el Defensor. Para ello se efectúa una puja con monedas de oro de su Tesoro, quien más puje será el Atacante, quien hará los ofrecimientos del Desafío, y quien tendrá la iniciativa durante toda la Campaña (salvo que el jugador Defensor obtenga en un ofrecimiento la Iniciativa). Sea como sea, ambos jugadores perderán las monedas apostadas, y no dispondrán de ellas para reclutar su primer ejército.

Ciudades natales

El jugador Atacante dividirá el mapa en dos trozos (imagínate que dispones de un hilo imaginario con el que partir el mapa en dos trozos), de manera que queden la misma cantidad de ciudades, a un lado del mapa que al otro (o como mucho, una ciudad más en uno de los trozos, si hay impares). El atacante elige uno de los dos trozos para su despliegue inicial. Todas las ciudades en ese lado del mapa serán ciudades amigas. Entonces entre las ciudades amigas posibles, elige cual pasa a ser su capital. El jugador Defensor hará lo propio con su trozo de mapa. Para que no haya dudas, recomiendo colocar algún tipo de ficha (de colores diferentes) en cada ciudad que indique a quien pertenece (y más teniendo en cuenta que a lo largo de la Campaña pueden cambiar de bando o incluso ser destruidas).

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.