Zendo (reseña)

Zendo es un juego de lógica inductiva, creado por Kory Heath, en el que pueden participar de 3 a 6 jugadores. Es indudable que su principal fuente de inspiración es el Eleusis de Robert Abbott del que ya hablamos en la Token 9 dedicada al minimalismo (y los microjuegos).

En un primer momento Looney Labs vendió este juego como un juego completo en caja que contenía 60 pirámides de icehouse (de colores rojo, amarillo, verde y azul), 60 marcadores de cristal y una pequeña baraja de cartas que contenían algunas reglas sencillas con las que empezar a jugar. Zendo también fue publicado en Jugando con Pirámides (Playing with Pyramids) un libro de Looney Labs que contiene reglas y estrategias para una docena de los mejores juegos a los que puedas jugar con las pirámides de icehouse.

¿En qué consiste este juego?

Es sumamente simple. Un jugador que hace de Maestro crea una regla, llamada Naturaleza del Buda, y los demás jugadores, llamados Discípulos, intentan descubrirla mediante la construcción y el estudio de la colocación de conjuntos de pirámides de icehouse, llamados koans. El primer discípulo en definir correctamente la regla, gana.

Creando una naturaleza de Buda

El maestro a la hora de crear la regla, llamada Naturaleza del Buda. Debe ser algo del estilo de “un Koan tiene la Naturaleza del Buda si y sólo si contiene una o más piezas verdes”. Otra regla válida podría ser, por ejemplo, “si un Koan sí y sólo si contiene un número impar de piezas señalando a otras piezas”.

Existen unas normas que hay que seguir a la hora de crear nuestra regla, como por ejemplo, no hacer referencia a elementos externos o a los otros koans. Y podemos usar algunas variables de las pirámides de icehouse, como por ejemplo, color, tamaño, pips (puntos), orientación, en tierra o flotando, dirección, apuntando o tocando, apiladas y altura. Se debe ser preciso, así que cosas del estilo de exactamente o al menos y las mayorías deben cumplimentarse sin ningún género de duda.

Otro consejo es que los Maestros principiantes suelen subestimar la dificultad de la mayoría de las reglas por lo que los Discípulos no disfrutan del juego, por tanto es mejor empezar con reglas sencillas que no usar fórmulas complejas e irlas aumentando de dificultad poco a poco.

La iluminación del Discípulo

En su turno cada discípulo, debe construir un koan con las pirámides disponibles (sino tendrá que destruir otros koans, y por tanto se perderá información y habrá que empezar a memorizar) y después elegir “maestro” o “mondo”.

Si elige maestro, entonces éste debe marcar el nuevo koan con un marcador blanco (si) o negro (no), según cumpla la naturaleza del Buda, o no.

Si elige Mondo, todos los discípulos deben intentar adivinar si el nuevo Koan tiene la Naturaleza del Buda, o no. Cada uno toma sus propias piedras de adivinación y oculta su respuesta (blanca – afirmativa; negra – negativa) en su puño, en plan chinos. Simultáneamente todos muestran sus suposiciones. El Maestro entonces marcará el Koan con la respuesta correcta, y concederá un marcador verde de adivinación a cada Discípulo que haya respondido correctamente al Mondo.

Zendo

Estos marcadores verdes servirán para intentar adivinar la Naturaleza del Buda. Al final de su turno, el Discípulo entrega un marcador de adivinación al Maestro y después debe explicar su suposición tan clara y concisa como le sea posible. Si hay ambigüedades el Maestro debe aclararlas antes de emitir su veredicto.

El Maestro entonces debe intentar construir un nuevo Koan como contraejemplo. Si encuentra uno que tiene la Naturaleza del Buda pero que no tiene la suposición del discípulo, o bien, no tiene la Naturaleza del Buda pero que sí tiene la suposición del Discípulo, entonces no se habrá resuelto el juego y se prosigue jugando. Pero si el Maestro no es capaz de encontrar un contraejemplo y desaprobar la suposición del discípulo habrá llegado a la iluminación descubriendo la regla secreta del Maestro y ganará la partida.

Duelo Dharma

Para dos jugadores existe una variante llamada “duelo dharma” En esta variante, cada jugador debe fijar una regla (naturaleza budha) que su adversario debe resolver.

El juego es similar al Zendo estándar, excepto que todos los koan en el campo de juego se marcan según las dos reglas.

Ambos jugadores deben construir dos koans iniciales, entonces cada jugador debe colocar sus marcadores en los cuatro koans en relación a su regla fijada. La forma más sencilla es colocarlos de forma que se puedan ver fácilmente por el adversario y que se pueda identificar quien ha puesto cada uno (lo más cómodo es colocarlos en el lado más cercano a cada jugador).

Cuando se pide un “mondo”, cada uno debe contestar intentando adivinar la regla fijada por su adversario.

Cuando se gasta una de sus piedras para intentar resolver la naturaleza budha, su adversario refuta su cálculo construyendo un contra-ejemplo, y entonces ambos deben colocar marcadores en ese koan.

El ganador es el primer jugador que adivine correctamente la regla fijada por su adversario.

Valoración

Estamos posiblemente ante uno de los mejores juegos para icehouse. Me atrevería a decir que únicamente le supera el Homeworlds. Es muy fácil de explicar pero complejo de entender (y jugar bien).

Tiene también a su favor que es muy fácil de fabricar, si no dispones de las pirámides de icehouse puedes construírtelas usando plantillas de cartulina o si lo prefieres puedes adaptar el juego a otros elementos (recuerdo por ejemplo uno con pinzas de la ropa de colores y otro con botellines de cerveza).

Además, tiene también a su favor que es muy sencillo arbitrar y jugar una partida en internet, en foros o redes sociales, o mediante Super Dupes Games. Se me ocurre una partida por twitter subiendo imágenes generadas con povray en Super Duper Games de los koans a twitpic. ¿Alguien se anima a montar una?

Este artículo apareció en la revista token nº 11.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.