Touch

Este martes estrenaron en Cuatro la serie Touch. Desde que vi el trailer sabía que me iba a gustar, más que nada porque precisamente es de lo que trata (a grandes rasgos) mi juego de rol Distopia. De hecho, Jake, el niño protagonista, es claramente un triplehexa de libro.

A pesar de que hay algunos actores conocidos (destacan Kiefer Sutherland y Danny Glover) la serie parece que no caló demasiado en EE.UU. y la cadena Fox decidió terminar bruscamente la temporada 2 y cancelarla (debido a su baja audiencia). A nosotros nos llega como serie palomitera con la que rellenar la parrilla de verano. Sin ser gran cosa, a mi me ha encantado por su originalidad y simpatía con mi Distopia. Estoy seguro que me dará grandes ideas para el juego. Una pena.

Touch es un drama en el que la ciencia y la espiritualidad se encuentran con la esperanzadora premisa de que todos estamos interconectados, atados con lazos invisibles a aquellos cuyas vidas estamos destinados a impactar y alterar.

La historia se centra en un ex reportero Martin Bohm (Kiefer Sutherland) y su hijo de 11 años de edad, con trastornos sicológicos y autismo, Jake (David Mazouz).

Jake nunca ha dicho ni una palabra, pero está fascinado por los números y patrones relativos a los números, pasando gran parte de sus días escribiéndolas en los cuadernos, su tablet con pantalla táctil y, a veces utilizando objetos (por ejemplo, las palomitas de maíz).

Por lo visto, y de esto se entera gracias a Martin Arthur Teller (el personaje que interpreta Danny Glover), Jake es uno de los pocos “privilegiados” que pueden ver el “dolor del universo” a través de los números y sus patrones. Distopia 100%. Teller también hace alusión a la interconectividad de la humanidad, según lo previsto por la leyenda japonesa del hilo rojo del destino, en el que las acciones, pueden cambiar el destino de las personas en todo el mundo para mejor.

Martin se da cuenta de que es de hecho, la forma de comunicación de Jake, a través de la utilización de los números, de manera que con frecuencia utilizan teléfonos móviles para ‘ayudar’ a comunicarse con su padre u otra persona.

A mi me ha parecido genial la manera de interconectar en cada capítulo esas tramas aparentemente inconexas que van apareciendo y como todos las ramas e hilos abiertos acaban cerrándose. Como experimento lúdico para un juego, fantástico.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *