Winston Draft y Zeddemore Draft

Hoy voy a hablaros de un formato casual que apareció en Mtg Daily en 2005, y que por suerte el Sr. Cabeza tuvo a bien traducirlo junto con una variante algo más informal llamada Zeddemore.

Winston Draft es un formato casual para jugar entre dos personas. Este draft lo inventó el propio Richard Garfield y se dice que se quedó con ese nombre porque utilizó una cajetilla de tabaco Winston para la explicación.

Para poder jugarlo lo único que hace falta es dos jugadores, 3 sobres cerrados por cada jugador y unas cuantas tierras básicas.

¿Cómo se hace el Draft? Se cogen los 6 sobres, y una vez abiertos y sin ver el contenido de los mismos, se barajan en un único montón  Una vez barajado se colocan las 3 primeras cartas del montón boca abajo en 3 pilas que llamaremos pila A, pila B y pila C y seguimos los siguientes pasos.

Una vez decidido por un método aleatorio quien va a empezar ese jugador mira la pila A y decide si quiere elegir la carta o no hacerlo. Si la elige añade toda la pila A (en este caso una carta) a su mazo de cartas y pone una carta de la parte superior del montón boca abajo como nueva pila A pasándole el turno al otro jugador.

Si decide no elegirla añade la carta superior del montón boca abajo a la pila A y mira la pila B, de nuevo puede elegir si elegir la carta o no siguiendo el mismo proceso que en el caso anterior, si la elige añade todas las cartas a su mazo de cartas, pone la carta de la parte superior del montón como nueva pila B y cede turno al otro jugador.

Y si decide no elegirla añadirá la carta superior del montón boca abajo a la pila B y mira la pila C, repitiendo el proceso con la pila C, quedándose la pila C si la quiere elegir y haciendo una nueva pila con la carta de la parte superior del montón principal o añadiendo la carta a la pila C si no quiere quedárselo.

Finalmente, y solo en este caso si no quiere quedarse tampoco la pila C, después de añadir una carta a dicha pila C cogerá la carta superior del montón y la añadirá a su mazo de cartas pasándole el turno al otro jugador.

Este jugador hará lo mismo que ha hecho el primer jugador con la salvedad de que ahora alguna de las pilas seguramente tenga más de una carta, en ese caso el jugador podrá mirar toda la pila y decidir si elegirla entera o pasar a la siguiente pila, añadiéndose eso si, una carta a la pila que ha decidido no draftear o creando una nueva pila si decide draftearla.

Se repetirá el proceso de Draft hasta que no queden cartas en el montón principal y se hayan elegido todas las cartas. Después se monta una baraja de un mínimo de 40 cartas con las cartas elegidas y a jugar.

Un detalle importante, al finalizar el Draft, a diferencia que en la mayoría de otros formatos mediante drafts, ambos jugadores no vais a tener la misma cantidad de cartas, así que es probable que muchas veces tendréis que coger una pila de cartas que no tenga ninguna especialmente buena solo para aumentar vuestro mazo de cartas a un número suficiente para poder montar una baraja con la que finalmente jugar, igualmente podéis coger una pila de cartas con muchas cartas con la intención de que vuestro oponente no la coja y luego tenga pocas cartas para montarse un mazo decente (teniendo que jugar un 4 o 5 colores).

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *