Glyph, otro sistema de juego con cartas

Glyph es un sistema de juego con cartas que ha sido diseñado por Jacqueline Boss con la intención de poder jugar a una gran variedad de juegos en un pequeño espacio y con una gran portabilidad. Su baraja de 98 cartas puede ser reducida (sin mucho problema) a una baraja de 52 cartas para jugar a todos los clásicos de naipes. Pero no solo eso, además, contiene 6 palos y muchas más propiedades, incluyendo ilustraciones para usar en juegos narrativos, cartas en 3 colores, y 6 palos elementales menores que se pueden combinar a tu antojo.

Las cartas son dependientes de la orientación, por lo que las propiedades que asumen serán diferentes dependiendo de si se juegan el lado derecho, hacia arriba o boca abajo.

Además de poder jugar a muchos de tus juegos favoritos de naipes y cartas (viva el reciclaje lúdico), puedes utilizar este mazo (sistema de juego) para crear nuevos juegos. Los diferentes tipos de palos y propiedades de las cartas hacen que se puedan utilizar por separado o mezclados y emparejados, dando lugar a infinitas posibilidades de juego.

Algunas de las propiedades de las cartas son:

  • Seis palos (corazones, cruces, tréboles, setas, diamantes, y cuernos) numeradas 0-14, con Ases, Jotas, Reinas y Reyes.
  • Tres palos (rojo, azul y verde) numerados del 0-29.
  • Dos juegos completos de seis palos (tierra, fuego, agua, aire, magia, y alquimia), numerados del 2-9, más las clases adicionales As, Aprendiz, Mago, y Hechicero. Estos palos aparecen 1, 2, o 3 veces en cada carta.
  • Cinco palos narrativos (salvaje, objeto, evento, personaje y localización). Cada carta de la baraja tiene una imagen diferente que se puede utilizar en juegos creativos y cuentacuentos.
  • El mazo también contiene 8 comodines que se pueden organizar por color (4 grupos de 2), o por el diseño (2 grupos de 4).

La idea es fantástica, así que aprovechando el cupón que hay ahora en Cow Cow para imprimir 4 mazos de cartas por $20 (gastos de envío incluidos), no descarto fabricármelo e incluso organizar algún tipo de concurso en este mismo blog antes del verano (a ver si entre todos creamos un buen montón de juegos).

Ficha en BGG:
https://boardgamegeek.com/boardgame/153898/glyph

Mazos en artscow (cartas en blanco):
http://www.artscow.com/gallery/playing-cards/glyph-of-ubkg917u1k57
http://www.artscow.com/gallery/playing-cards/glyph-4gusbxmcgvi3

Mazo en Gamecrafter (a todo color):
https://www.thegamecrafter.com/games/glyph

Juegos a los que se puede jugar con Glyph (geeklist en BGG):
https://boardgamegeek.com/geeklist/169175/games-playable-glyph-card-system

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

3 thoughts on “Glyph, otro sistema de juego con cartas

  1. El problema con este tipo de barajas es que dependes mucho del vendedor. Es decir, si se me estropea una baraja de poker o si estoy atascado en cualquier país del mundo, seguro que puedo comprar una baraja por 4 chavos y ponerme a jugar como si nada. Son un estándar internacional.

    Si compras una baraja de estas (o para el caso, un Decktet) tienes el problema de tener que cuidarla y llevarla contigo a todas partes y evitar que se desgaste demasiado, etc… Remplazarlas es más caro y complicado. Improvisarlas es simplemente imposible.

    Yo llevo tiempo dándole vueltas al tema y he llegado a la conclusión de que son mucho más útiles las barajas multi-juego/genéricas que puedes fabricar tu mismo a partir de 2 o 3 mazos estándar, aunque sean menos completas/versátiles/fáciles de usar que las diseñadas explícitamente para ese fin.

    Por ejemplo, la baraja compuesta por {A, J, Q, K} x {4 palos} más un par de jokers diferentes te deja jugar al Hombres Lobo, al Skull & Roses (hasta 4 jugadores), al Quarto (con cierta dificultad) y al Niya (si dispones de unos cuantos botones/monedas), además de admitir un buen par de solitarios basados Ebbe&Flut y en Cuadrados Greco-Latinos (respectivamente). Y todo eso en 18 cartas, lo que te permite llevar un puñado de botones (yo llevo 9 + 9 en 2 colores) en la misma funda de tamaño estándar y multiplica las opciones (pudiendo usar las cartas como tablero 4×4 para jugar al Dao o al 4-Field Kono, por ejemplo).

    Una baraja más compleja, que yo llamo el CombiDeck y que está compuesta por {A} x {4 palos} + 3 x {J, Q, K} x {4 palos}, te permite, con tan sólo 36 cartas (y espacio de sobras para poner un librillo de instrucciones), jugar a todos los anteriores y añadir a la lista el 22 Pommes, el Paletto, el Zenix y una variante simplificada del Penguin Party, por citar algunos.

    En ambos casos he nombrado juegos “de mesa” más que “de cartas”, pero estoy seguro de que se le puede sacar mucho juego a ambas combinaciones y tienen la ventaja de ser mucho más baratas y fáciles de improvisar que otros mazos genéricos.

  2. Hombre, una baraja bien cuidada dura casi toda una vida. Yo suelo enfundar las cartas y mi mazo de Decktet esta impoluto y lo tengo hace años. Además, teniendo en cuenta que los ficheros en PDF y las imagenes para imprimir los mazos estan liberadas, si se estropea, pues te lo vuelves a hacer. Tampoco veo mayor problema.

    Lo que mencionas de una baraja (o varias) de naipes es cierto, pero tiene el problema que estas algo limitado y hay que abstraerse mucho. Los juegos que mencionas son clásicos. De hecho de muchos he ido hablando en el blog, como reciclaje lúdico. Pero esta bien que no sean de cartas (al uso).

    También puedes jugar con tu CombiDeck al Khmer:
    http://labsk.net/wkr/archives/15270/

    Tu CombiDeck no son 40 cartas? {A} x {4 palos} + 3 x {J, Q, K} x {4 palos}

    Y si buceas por estos enlaces seguro que encuentras un buen montón de juegos de naipes clásicos a los que poder jugar:
    http://labsk.net/wkr/archives/15055/

    Muchas gracias por tu comentario, muy ilustrativo.

  3. El problema no es tanto que un mazo bien cuidado no te dure mucho si lo cuidas sino que me parece menos improvisable. Me gusta ser capaz de montar una timba variada con lo que tengo a mano o bajando en 5 minutos al bazar de la esquina. Por otra parte, admito que con “mi método” se requiere más imaginación/esfuerzo por parte de los jugadores y quizá cueste más enrolar a alguien que no esté convencido de antemano.

    Respecto al CombiDeck… tienes razón 36 cartas son las que forman el paquete básico (3 x {J, Q, K} x {4 palos}) mientras que el paquete completo suele tener 42 cartas (antes he olvidado añadir un par de Jokers a la receta!). Y efectivamente se puede jugar a unos cuantos juegos más con mayor o menor esfuerzo por parte de los jugadores, el Puzzle of Oz es otro buen ejemplo.

    Al Khmer que citas, de hecho, se puede jugar incluso con el primer mazo (que yo llamo el “AJQK deck” por motivos obvios): las cartas rojas valen 6 puntos y al resto de cartas restantes (incluyendo los 2 jokers) se le asignan valores del 1 al 5.

    Otro juegazo que se puede improvisar con ambos mazos y un pelín de esfuerzo es el Coup.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *