Las 8 novelas más importantes del género policiaco

Poirot & Hastings

Podría extenderme durante días y cientos de páginas acerca de las fuentes literarias utilizables como inspiración para el Club de los Martes, pero tampoco quiero aburrir al lector, así que en su lugar tenéis, en mi humilde opinión, aquellas obras que os recomiendo leer primero para impregnaros por completo del espíritu detectivesco del juego. He aquí las 8 novelas/relatos que yo considero más importantes dentro del género policíaco:

1.- Los Crímenes de la calle Morgue (Edgar Alan Poe)

Aparte de ser considera el primer relato policíaco de la historia por muchos, es asimismo el primer misterio de «habitación cerrada», en el que se reta al lector a explicar un enigma aparentemente insoluble y planteado en un ámbito muy concreto y delimitado. Y es el primer relato de Poe donde aparece Auguste Dupin, detective en el que se basó Doyle para crear su Sherlock Holmes.

2.- La Piedra Lunar (Wilkie Collins)

La piedra lunar es considerada la primera novela policiaca británica. Sorprende además por su extensión (más de 700 páginas), ya que, sostener el interés en una historia que depende de la solución puzzlesca de un enigma durante tanto tiempo requiere de grandes dotes que ni siquiera Doyle poseía.

3.- El Caso Lerouge (Emile Gaboriau)

El primer relato de detección de Gaboriau escrito en 1863 es también la primera verdadera narración larga de ese genero, por lo cual los franceses le atribuyen ser el primer autor del «roman policier». En ellla aparece Mr. Lecocq un personaje secundario que tomara pronto el protagonismo de todas las historias policiales de Emile Gaboriau que vendrán después.

4.- Estudio en Escarlata (Arthur Conan Doyle)

La primera aventura donde aparece Sherlock Holmes, fue escrita en 1886, pero hasta finales de 1887 no apareció publicada. En esta novela, el detective conoce a su fiel acompañante y amigo, el Doctor Watson, quien venía después de trabajar como doctor militar en la guerra de Afganistán. Este llega a vivir al apartamento de Holmes cuando un amigo suyo le ayuda a buscar un lugar donde quedarse.

5.- El Misterio del Cuarto Amarillo (Gastón Leroux)

En una habitación cerrada se comete un crimen: todos en la casa pueden escuchar los gritos de auxilio de la víctima desde su interior, disparos, ruidos de golpes y muebles que se caen, pero nadie puede entrar a socorrer a la joven que está siendo atacada: la puerta del cuarto amarillo está cerrada por dentro.

6.- El Candor del Padre Brown (Gilbert K. Chesterton)

De las historias de G.K. Chesterton protagonizadas por el padre Brown, Jorge Luis Borges dijo una vez que aún se recordarían cuando el género policíaco hubiese caducado. Pero en las historias detectivescas del padre Brown hay un rasgo que llama la atención: el protagonista no es un detective privado, ni un policía, ni siquiera un aficionado a resolver crímenes; es un sacerdote papista en plena Inglaterra anglicana, y ni siquiera se preocupó de hacerlo simpático a los lectores.

7.- El Misterioso Caso Styles (Agatha Christie)

Escrita en 1920 mientras Agatha Christie colaboraba en la farmacia de la cruz roja durante la primera Guerra Mundial. Se trata de la primera novela donde aparece Hercules Poirot.

8.- Asesinato en la Vicaria (Agatha Christie)

Escrita en 1930, es la novela donde Mrs. Marple debuta. La modosa simpática dama solterona de Saint Mary Mead, como si tal cosa, entre chácharas y reuniones de té, atando cabos, desentrañó misterios a lo largo de una docena de novelas y de varios cuentos.


PD. Si alguien sabe donde conseguir una edición digital gratuita de «El Caso Lerouge» que lo diga.

Comparte este artículo:

Deja un comentario