¿A qué se parece «El Club de los Martes»?

Sherlock Holmes Consulting Detective

Hace bastante tiempo quietman (Xavi Garriga) me hizo una interesante pregunta en la BSK acerca de las similitudes de «El Club de los Martes» con otro juego de deducción llamado Sherlock Holmes Consulting Detective, bien valorado por los amantes del canon holmesiano. Os copio parte de mi respuesta:

Pues no sabría decirte exactamente porque no he jugado nunca ni lo he tenido en mi poder. Así que veo complicado que te diga las diferencias. El que si que tengo es el 221B Baker Street and Expansions, que me parece que es parecido al que mencionas. Pero viendo las cosas que hay colgadas en internet, te puedo decir algunas diferencias que creo que hay. Si me equivoco lo dices.

  • No hay libro de pistas, ni unas localizaciones fijas por las que moverse. El Club de los Martes es mucho más abstracto.

  • Los hilos argumentales no se restringen al enunciado del misterio, así como tampoco las pistas a las que vienen en el manual. Depende también del poder de improvisación del director de juego.

  • Hay un jugador que hace de director de juego, que es quien se encarga de documentar el enigma.

  • El Club de los Martes es un juego de contar historias. Se juega hablando/interpretando.

  • Aunque los dos son juegos narrativos, en el Club de los Martes creas tu personaje mediante clichés. Por tanto, en cada club habrá personajes diferentes con diferentes descriptivos. Parte del juego radica en la interpretación del personaje dramático que representes.

En el Club de los martes hay apuestas, interrupciones y gestión de recursos (clichés y libras). Otra gran parte del juego radica en el uso creativo del los clichés. Hay cientos de formas de utilizar un cliché, si eres los suficientemente listo, les sacarás un buen partido.

Gracias a esta charla mi interés por el Sherlock Holmes Consulting Detective aumentó, y hoy en día tengo en mi poder el básico, y las expansiones Mansion Murders y Queen’s Park Affair. Toda una delicia para los amantes de la época. Así que si puedes hacerte con una copia te lo recomiendo, aparte que prácticamente todo el material te podrá servir para tus partidas de «El Club de los Martes» (mención especial al mapa de juego y al almanaque de direcciones).


De igual forma, hace también bastante tiempo puse en mi blog personal una definición, que tal vez te sirva para entender un poco más el juego. Aún así, como parece ser que cuesta entender en qué consiste el juego de «El Club de los Martes», a qué se parece y cómo se juega, os voy a hacer otra definición simplista (o reduccionista) basándome en otros juegos que conozco:

  • La parte de misterio/enigma sería más parecido al Crack the Case, el Black Stories o a las preguntas diamante del Mindtrap con la diferencia que los enigmas son detectivescos y el juego bastante más sofisticado y complejo. Hay bastante más estrategia, sobre todo con la cosa de intentar controlar y no perder el estatus de detective primero, y saber cuando interrumpir; bastante de interpretación y gestión de recursos (las libras son limitadas).

  • Si conoces el programa de radio «Si Amanece nos Vamos» en su sección La Noche de los Detectives van más por ahí los tiros.

  • Esta ambientado en la era victoriana pero es fácilmente extrapolable a otra época (en una de las reuniones se mencionó hacer de la saga Robots de Asimov, por ejemplo).

  • La mecánica tendría un 50% de la que se usa en «Las extraordinarias aventuras del Barón de Munchaussen». Todos participan en la historia, se va rotando, hay interrupciones y apuestas. Hay un tiempo límite de una hora.

  • El tema de los clichés podría decirse que sería parecido al Risus o algún juego de rol similar. Una forma sencilla de representar un personaje mediante descriptivos para interpretarlo en la partida. Este es el otro 50% de la mecánica de juego.

  • También bebe mucho de Castillo de Falkenstein, sobre todo en el tema de como dividir el manual, ambientación, tratamiento del Comme il Faut, la creación de un diario (breve curriculum) del personaje, etc.

  • Y finalmente aquí tienes una lista de fuentes algo más completa.

Comparte este artículo:

Deja un comentario