Archivo de la categoría: Artículos

Artículos sobre “El Club de los Martes”.

Jack el Destripador

Jack el destripador

Toda la Inglaterra de la época de la reina Victoria se indignó por los brutales y horribles asesinatos ocurridos en la parte este de Londres, que hicieron de los últimos meses de 1888 se conocieran como el “otoño del terror”. En esos meses cinco mujeres fueron asesinadas y sus cuerpos horriblemente mutilados: parecía el resultado de un diabólico frenesí sexual. Otros homicidios anteriores y posteriores fueron atribuidos al hombre que, en sus cartas, se recreaba llamándose a sí mismo Jack el Destripador, apelativo con el que lo bautizaron los médios de comunicación londinenses, pero es probable que se dedicara a sus macabros actos únicamente durante unas diez semanas, período de tiempo que bastó para convertirlo en leyenda para siempre (in eternum).

Estamos casi con toda seguridad ante el criminal más célebre de la historia, y paradojas del destino, su auténtica identidad se desconoce, pese a las eternas (y sucesivas) investigaciones por parte de pseudo-científicos que tratan de arrojar nueva luz sobre los hechos, sin llegar a concretar nada definitivo.

Solo sabemos de él que mató a cinco prostitutas en la Inglaterra Victoriana (aunque algunos estudiosos apuntan a que pudieron ser tres más). Sus víctimas demostradas fueron:

  • Mary Ann Nichols, nacida el 26 de agosto de 1845 y asesinada el viernes 31 de agosto de 1888.

  • Annie Chapman, nacida en septiembre de 1841 y asesinada el sábado 8 de septiembre de 1888.

  • Elizabeth Stride, nacida en Suecia el 27 de noviembre de 1843 y asesinada el domingo 30 septiembre de 1888.

  • Catherine Eddowes, nacida el 14 de abril de 1842 y asesinada el domingo 30 de septiembre de 1888.

  • Mary Jane Kelly, nacida en 1863 y asesinada el viernes 9 de noviembre de 1888.

Nada se sabe de como era el destripador de Whitechapel, ya que tampoco se sabe quién fue, aunque todos tenemos la misma imagen en la mente, un hombre vestido de negro con sombrero de copa, traje, capa y un maletín con sus útiles quirúrgicos. Sobre su verdadera identidad, entre otros, se rumorea que podría pertenecer a la Corona Británica (Príncipe Alberto Victor, nieto de la soberana) o de haber trabajado para ella (Sir William Gull, famoso cirujano), que fue un comisionario algodonero de Liverpool (James Maybrick), un barbero polaco (Aaron Kosminski), un abogado (John Montague Druitt), un artista (Walter Sickert) e incluso se ha dicho que podría ser una mujer (Jill the Ripper). Demasiadas teorías y ninguna cierta (o al menos demostrada).

Jack es el inaugurador de lo que se podría denominar “el crimen patológico”, y en torno a su figura se han cebado la leyenda, la literatura y el cine, aunque quizá lo más importante fue la escuela de seguidores que tuvo esta nueva modalidad de asesinato (los ’copycat’). Películas que versionan o se basan en la historia de Jack:

Jack the Ripper (serie tv)En 1988, David Wickes rodó una serie de televisión titulada simplemente “Jack the Ripper” en donde Michael Caine exultante interpretaba magistralmente al inspector jefe Frederick Abberline, y por el que ganó un Golden Globes en EE.UU como mejor actor de una serie de televisión un año después. Como anécdota diré que esta fue la serie de televisión (recuerdo que la echaron en los primeros años de telecinco, cuando su mosca era una flor, las Mama Chicho bailaban y cantaban, y las azafatas de Ay, que calor! brindaban) que hizo que me abriera el gusanillo por este personaje histórico y que acabó desencadenando en una campaña de más de un año de duración para el juego de rol “Castillo de Falkenstein” que titulé “Jack el Destripador: Otoño de Terror”.

Si quieres ampliar la información acerca de este singular personaje te recomiendo que visites “Casebook: Jack the Ripper“, posiblemente la web mejor y más completa dedicada a la figura de Jack el Destripador y sus crímenes. Contiene tanta información y documentos, que es imposible leer todo.

“Algún día los hombres mirarán atrás, y dirán que conmigo empezó el Siglo XX”.

Sherlock Holmes cumple 120 años

Sherlock HomesEste mes de noviembre. el mayor y más famoso detective de la historia, Sherlock Holmes, cumple 120 años. Fue en noviembre de 1887 cuando Arthur Conan Doyle (que todavía no era sir) creó a su personaje más famoso en la novela “Estudio en Escarlata“, publicada por primera vez en Beeton’s Christmas Annual.

Según el análisis exhaustivo de Holmes que realiza Watson en ella, podemos saber que: en literatura, filosofía y astronomía tiene conocimientos nulos. En política, escasos. En botánica es algo especial, solo le interesa la belladona, el opio, y todos los venenos en general. De geología, tiene conocimientos prácticos, pero limitados, distingue fácilmente las distintas especies de terrenos y sus composiciones. En química, sin embargo, tiene profundos conocimientos. En anatomía, exactos, pero no sistemáticos. En literatura sensacionalista, inmensos, hasta tal punto que parece conocer todos los detalles de cada horrible crimen cometido durante el siglo y un conocimiento minucioso de la historia del crimen. Maneja bien el violín; lo usa como distracción y para reflexionar en una investigación; prefiere la música alemana antes que la francesa o la italiana. Decente compositor. Hábil con el bastón-estoque, el boxeo y la esgrima. Y gran conocedor de las leyes inglesas.

221b Baker StreetWilliam Sherlock Scott Holmes (pues este es su nombre verdadero) es el prototipo de detective investigador por excelencia. Holmes representa el discurso del poder intelectual, el mito de la lógica deductiva como modelo de conocimiento y como camino hacia el Bien. Paradigma del detective por antonomasia, donde los jugadores de “El Club de los Martes” tienen que mirarse, parar emular o imitar su enorme capacidad deductiva. Y no solo eso, fue además un importante punto de inflexión en la novela policíaca e influyó en gran medida en la ficción detectivesca que vino después. Sin él, casi seguramente detectives como Hercules Poirot, Miss Marple o Maigret no hubieran existido… Por lo tanto le debemos muchísimo.

Este gran detective consultor (término que se creo con él) nos acompañó durante 60 relatos, 56 de ellos historietas y las 4 restantes novelas (denominado canon holmesiano), y esto sin tener en cuenta los cientos de pastiches posteriores. Casi todo su canon holmesiano se publicó en The Strand Magazine a precios muy asequibles, con Sidney Paget como el creador de la imagen popular de Sherlock Holmes con sus grabados e ilustraciones de época. Muchos lectores de diversas clases leían las obras de Doyle en voz alta como si se tratase de una radio Victoriana, práctica ya habitual con las obras de Charles Dickens.

Para celebrar este aniversario puedes descargarte gratuitamente todo su canon holmesiano en formato PDF en Sherlock-Holmes.es, una de las mejores y más completas páginas webs dedicadas al detective, que podemos encontrar en español.

Ambientación: Enlaces de interés

Cuando necesitamos de Internet, normalmente buscamos información sobre un tema concreto, y es difícil acceder a una página que la contenga, simplemente pinchando vínculos. Como solución a este problema hay dos opciones navegar por el listado de páginas webs que voy a citar a continuación o utilizar los consabidos buscadores, cuyo uso facilita enormemente la obtención de un listado de páginas web que contienen información sobre el tema que nos interesa.

El Club de los Martes: Agradecimientos

El Club de los Martes no podría haberse concretado tal cual está sin la ayuda de diversas personas y organizaciones.

Merecen un agradecimiento especial:

Manuel J. Sueiro, editor de NoSoloRol Ediciones, que me sugirió publicar este juego; a Ángel Paredes por soportar mis insistentes preguntas acerca de las pruebas del juego en NSR; y al personal de la editorial que se esforzó en su maquetación y producción;

A La Goblinera, por haberme permitido utilizar el antiguo local de su club para realizar los playtestings y plantear diversos enigmas, y a todos sus miembros por acogerme tan bien y animarme a su publicación. Hay que nombrar y destacar, por tanto, a Ricardo Sanz (Dacosta), Oscar Sisamón (Homer), Jesús Mesa, José Ignacio Broto, Beatriz Sanmartín, Santiago Frago y Diego Ansón (CP);

A varios miembros de Dado de Dragón, porque durante mi estancia en un local que compartía mi último club con ellos, fue donde probé la primera versión (alpha) del juego. Gente como José Luis Villarig García (Mercastan), Jorge Giménez, Carlos Cabrero López (Malky) y Pablo Fuertes Correa;

A la BSK, porque ha sido el proyecto y la comunidad donde me he visto enfrascado, sin quererlo ni beberlo, en los últimos años, y el lugar donde más tiempo de mi vida desinteresadamente he dedicado. Muchos de los miembros me apoyaron con el juego y se interesaron en el mismo, y es justo ser agradecido;

Al trabajo previo de expertos profesionales, publicados en libros, revistas, periódicos, boletines, cuyos conceptos y datos se han usado para basar o ilustrar los diferentes (y complejos) conceptos que envuelven a “El Club de los Martes”. Las referencias bibliográficas y las fuentes de información complementaria figuran en un Apéndice, que se intentará mantener actualizado en Internet en http://clubmartes.labsk.net y mi blog http://blog.labsk.net;

Al Sr. Google por participar activa y eficientemente en la búsqueda de información en Internet y base en la construcción del Apéndice en Internet del manual;

Por último, debo reconocer que escribir un juego de esta dimensión se logra consumiendo parte del valioso tiempo familiar; por este motivo deseo reconocer una vez más la comprensión y el apoyo incondicional de los míos en aquellos días que estuve tantas horas delante de un ordenador.

Seguramente me estoy olvidando a alguien… lo siento. Parafraseando a Goethe: “Si nos encontramos a alguien que nos debe agradecimiento, enseguida lo recordarnos. ¡Cuántas veces nos encontramos con alguien al que debemos agradecimiento y no pensamos en ello!”. Así que estoy convencido de que los que esté olvidando saben que también les estoy agradecido, así que si me dicen que no les he incluido, todo el mundo sabrá que realmente lo estoy…

Este juego se ha nutrido de los comentarios de los participantes en los playtestings, normalmente de jugadores de rol y juegos de mesa. Se han utilizado esas experiencias propias en clubes y grupos de amigos, para proveer de casos, vivencias, situaciones y ejemplos de riqueza única. El gran desafío de responder a sus inquietudes, en un continuo afán de mejorar y pulir el juego, me llevó a leer, reflexionar, conceptualizar, resumir, explicar y defender conceptos, mecánicas e ideas, en muchos casos alocadas, hasta dar por fin con este manual que tienes en tus manos. A nivel personal ha sido toda una experiencia y un reto. Gracias a todos.

Diferencias entre El Club de los Martes gratuito vs editado por NSR

894179_

Hablando en los foros de NSR acerca de juegos amateurs que conocemos ha salido el tema con Alex Werden de Fundación kaufman-NSR, y la verdad que no me había parado a pensar que realmente la gente no compre un producto porque anteriormente una versión suya primigenia haya estado gratis en la red. No me entra en la cabeza que la gente ni siquiera se lo plantee por el mero hecho de ahorrarse 15-20 euros. Aunque pensándolo bien conozco algunos antecedentes así que tampoco es de extrañar. España es diferente. Y eso da mucho que pensar y puede ser una de las múltiples explicaciones que se pueden dar como motivo a que el rol no venda. Los españoles somos de los primeros en hacer material amateur (me atrevo a decir que después de los americanos/ingleses, franceses y alemanes), por tanto, es fácil encontrar miles de documentos gratuitos en internet que hace que muchos productos comerciales no sean interesantes (o se descarten) debido a su precio. ¿Esto es apoyar al mercado español? Pues no sabría responderlo.

Así que imagino que me toca hacerme un poco de autobombo y especificar que encontraréis en el manual de “El Club de los Martes” que va a publicar NSR que no este en el fichero gratuito que pululará todavía (imagino) por internet y discos duros de más de un aficionado español.

Hablamos de una diferencia sustancial de páginas, mientras que el gratuito no llegaba a la veintena en el comercial estaremos hablando de ciento y pico. Estos datos por sí solos no dicen mucho, pero si echas un vistazo al índice de contenidos provisional te darás perfecta cuenta de que estoy hablando.

Mejoras hay muchas, a destacar:

En primer lugar, el gratuito simplemente eran unas pautas de juego, que aunque era jugable, tenía algunas lagunas y se hacía demasiado simple. No pasaba de ser el típico juego de preguntas (algo similar a lo que hacen en La Noche de los Detectives). Si bien la idea básica sobre la que se asientan ambas ediciones es la misma, el comercial es mucho más complejo y depurado, y bebe de muchas más fuentes.

En cuanto a las reglas, en el comercial encontramos, por ejemplo, que los clichés sirven para algo (y mucho), y no únicamente sirven para dotar de un pasado al personaje; o dicho de otra forma, se utilizan y están integrados dentro del mecanismo de juego, que es radicalmente diferente, heredado de algunos juegos de mesa (de ahí que siga diciendo que no es un juego de rol aunque sigan censurándome por ello). Ahora, por tanto, los clichés se usan dentro del mecanismo de juego, y hay interrupciones y existe la figura del detective primero, cosa que antes no había. Estos tres simples cambios hacen que sea ya de por si un juego bastante diferente. Se juega diferente y es un juego diferente.

En relación a la estructura del manual también hay grandes diferencias. En el gratuito no encuentras muchas cosas, y aunque estructurado, no hay mucha información. En el comercial hay tres grandes capítulos perfectamente estructurados, y se da la suficiente información para que puedes crear tus propios enigmas sin excesiva dificultad. Echa un vistazo al contenido de El Club de los Martes, y verás de que estoy hablando. Mención especial al apartado de la época victoriana (historia y sociedad) y la historia y teoría de la novela policíaca. Se trata de un verdadero vademecum.

En el comercial encontrarás personajes dramáticos pregenerados y varios enigmas completos que puedas utilizar como fuente de inspiración para crearte los tuyos propios. Hay incluso varios apartados donde se dan sabios consejos a los anfitriones a la hora de afrontar la creación de un enigma y plantearlo.

En definitiva. Es como comparar un buggy con un ferrari Enzo. Los dos son coches frikis, y sirven para recorrer distancias; pero hay diferencias sustanciales. Tantas que son dos vehículos diferentes.