Crystals of Arborea

Siguiendo con mi repaso a algunos buenos juegos para msdos que ahora podemos volver a disfrutar en la DS gracias a DSx86, el emulador de 8086/80286 de Patrick Aalto, hoy os hablaré de Crystals of Arborea, que publicará en 1990 Silmarils, una empresa francesa creadora de software de entretenimiento, fundada en 1987 por los hermanos Louis-Marie y Andre Rocques y con sede en Lognes, cerca de París, en lo que sería una precuela o experimento de lo que sería la saga Ishar (de la que igual hablo otro día).

En Crystals of Arborea el malvado Morgoth enseñó la maldad absoluta al próspero y pacífico mundo de cristal. Los dioses se enfurecieron y decidieron hundir en las aguas todo excepto una pequeña porción de tierra, Arborea, hogar de los cristales sagrados. Cuatro cristales, cada uno representando a un poder terrenal, son los que los dioses dejaron en la tierra. Uno pertenece al agua, otro al fuego, otro a la tierra y el último de los cristales al cielo, todos juntos crean el orden terrestre. Los cristales están ahora en poder en poder de los elfos negros y los orcos y hay que recuperarlos para que “arborea” no sea totalmente destruída y caiga en el caos. Depende de ti y de tu banda el encontrar los cuatro cristales y colocarlos en las cuatro torres, antes de que las fuerzas del mal lo hagan, o la tierra estará condenada. En la isla tendrás que hacer frente a hordas de enemigos, dispuestos a acabar con tu vida.

Crystals of Arborea

Al norte hay uno y más adelante una torre. Otro está en una pequeña isla a la cual puedes acceder desde un túnel que se halla enfrente de isla. Otro está en medio de un bosque al este de mi posición original. Y el último está en un túnel y es el más difícil de encontrar.

Crystals of Arborea

El juego consta de tres interfaces: el menú principal, un mapa y un modo 3D. En el menú principal tienes una visión de los personajes y puedes moverte entre sus estadísticas, dormir y sus habilidades especiales; también puedes grabar, cargar o iniciar una partida, ver la descripción de la partida actual y escoger el modo en que deseas jugar. Curiosamente no hay botón para salir a DOS (Silmaris probablemente pensó que querías jugar este juego para siempre). El modo 3D es muy agradable y refrescante: ves el mundo como si estuvieras andando por él (bastante aterrador el ver a esos malditos orcos y elfos acercándose a ti). El movimiento no es muy fluido: consiste sólo en imágenes cargándose cada vez que te mueves. A pesar de todo es efecto está logrado y te verás jugando en este modo la mayor parte del tiempo. El mapa te ayuda a orientarte y ves los objetos especiales una vez que los has localizado (y su localización es fija cada vez que comienzas un juego nuevo). Puedes mover a tu equipo a un lugar pulsando en el nombre o en “todos” y entonces “mover”.

Crystals of Arborea

Los gráficos estaban bastante bien, a pesar de que no eran VGA. Por contra, el sonido era casi inexistente, lo que hace que baje bastantes puntos su nota media. Luego, otro problema que había es que muchos jugadores lo encontraban monótono. En definitiva, otro buen juego (o lo odias o lo amas) para probar en la DS. A mi en su día me encantó.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

3 thoughts on “Crystals of Arborea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.