Mad TV

Siguiendo con mi repaso a algunos buenos juegos para msdos que ahora podemos volver a disfrutar en la DS gracias a DSx86, el emulador de 8086/80286 de Patrick Aalto, hoy os hablaré de Mad TV de Rainbow Arts.

Mad TV

Creedme si os digo que estemos probablemente ante uno de los mejores juegos de estrategia de todos los tiempos, con permiso del Civilization y el Colonization de Sid Meier. En su época, marcó un antes y un después.

Mad TV Betty

En el juego manejas a Archie. Todo empieza cuando nuestro protagonista viendo un día la tele en su casa, se enamora perdidamente de Betty, una frívola presentadora y la estrella de su canal de televisión preferido: Mad TV. Cuando acude, raudo y veloz, al canal a demostrarle su amor, se cruza con un gerente muy estresado que está buscando un nuevo director de programación, y claro ves en ello una oportunidad magnífica de estar cerca de tu amor platónico, y aceptas el difícil cargo.

Mad TV

Lo que suena un poco como una historia surrealista, es en realidad un divertido simulador de gestión empresarial de un canal de televisión, absurdo e irreverente, que a mi me recuerda en ocasiones “en su humor peculiar” al genial Maniac Mansion. Pocos juegos me han hecho reír tanto como estos dos.

Una de tus metas es conquistar el amor de Betty para lo cuál debes de comprar peliculas, programas de TV ó poner anuncios con los que ganar dinero y sorprender a Betty, evitando llevar a la bancarrota a la cadena. Como director de programación debes elevar el rating de share por todos los medios. Esta es la única forma de que ganes dinero y puedas comprar todo esos caros regalos para la frívola Betty, y adelantarte a tus rivales, que pretendientes no le faltan. Al principio del juego, tu jefe te da un pequeño presupuesto, que te permite comprar un par de noticieros y programas, pero debes estar ojo avizor, porque tu único ingreso provendrá de los anuncios, y hay que saberlos encontrar y emitirlos en el target adecuado.

La interfaz principal del juego consiste en mover a Archie a través de un edificio de varios pisos a través de clics del ratón. Al hacer clic en varias puertas, puedes entrar en otros lugares y oficinas, que están representados en escenas de corte. Cada la cual más loca y extraña.

Mad TV

El centro de tus actividades, como en muchos simuladores de negocios, es tu oficina. Aquí encontrarás tu ordenador, que es el aparato más importante en todo el juego, ya que los programas de TV son manejados desde aquí. Puedes planear la parrilla de programación dos días por adelantado, cada día desde las 18 horas hasta la medianoche. Para cada día, el jugador tiene que programar siete horas de televisión y proporcionar un bloque de publicidad de cada uno de esos programas. La planificación en sí es bastante fácil. Cada hora comienza con las noticias, seguido por algún programa y finalmente un anuncio. Sin embargo, llenar estos espacios con contenidos atractivos para el público no es tan fácil. El juego ofrece muchas opciones para llenar la programación, como la compra de los derechos de películas clásicas y programas, o por la producción de sus propios espectáculos. Sin embargo, la programación debe ser programada cíclica y periódicamente, de lo contrario el público se enfada y produce bajos niveles de audiencia.

Mad TV

Para preparar y producir algún contenido para la parrilla de programación, tienes que visitar muchos lugares en todo el edificio. Primero está la agencia de noticias, que está localizada próxima a tu oficina. Hay tres tipos de noticias: Políticas, del mundo del espectáculo y variadas. Cada tipo tiene un diferente proveedor, que puede ser por suscripción (por algo de dinero, por supuesto.) Las noticias en sí mismas cuestan dinero también. Estas pueden ser seleccionadas, y entonces los noticiarios son producidos.

Para tener algunos programas, tienes varias opciones a mano. La más importante es la agencia de películas, donde se pueden comprar todo tipo de películas. Otro es producir concursos, series de TV etc. en tu propio estudio. Para hacer esto, necesitas un montón de dinero, ya que tienes que comprar guiones, actores, fondos y escenarios y el estudio. Pero el esfuerzo vale la pena, ya que alguno de esos espectaculos se puede convertir en uno bastante popular. Al principio del juego, mi consejo es vender tu estudio, ya que el alquiler es muy caro.

La agencia de publicidad provee de anuncios y ésta es tu única fuente de ingresos. La ansiada publicidad también se obtiene a través de los contratos. Cada anunciante, te requerirá un número determinado de espectadores para validar su anuncio y pagarte lo pactado. Por ejemplo, un contrato de Nike podría pagar mejor que uno para una empresa local, pero el contrato de Nike requiere muchos más espectadores. Una forma de llegar a más televidentes puedes comprar más transmisores y satélites, pero claro requiere una inversión. Gracias a la agencia de publicidad puedes obtener hasta diez anuncios, que deben ser emitido en un rango de tiempo definido con un número de espectadores definido . Algunas veces incluso pueden solicitarte que se emita junto con algún género especial de película. Como la publicidad es un negocio duro, sino que se lo digan a Risto Mejida, solo hay dos posibles resultados: o cumples el contrato, entonces todo está perfecto y recibirás tu pago, o no lo haces y tendrás que pagar una multa. Con el paso del tiempo aprenderás que es muy difícil incluso tener unas cuentas con balance positivo, así que planea tus anuncios con sumo cuidado.

El objetivo final del juego ya he dicho que es simple ganar dinero con el que obtener el amor de Betty. Ella es una periodista cultural que trabaja en la planta superior del edificio. Su afecto y cariño aumenta cuando Archie emite su programa de cultura o le compra caros regalos, que van desde abrigos de piel a anillos de diamante. Por otra parte el amor de Betty depende indirectamente la reputación de Archie (que a su vez depende de varios factores tales como las calificaciones). Su nivel de afecto nunca será mayor que el nivel de reputación de Archie, así que actúa en consecuencia, y no dejes de lado la audiencia. Pero es que además Archie compite contra dos otras estaciones de televisión, a cargo de directores de programas controlados por el ordenador, y que además están en el mismo edificio. Estos directores de programas habitan el mismo espacio y lugares por los que se moverá Archie, y que pueden influir directamente en el juego, superando la oferta al jugador por ciertas películas o saboteando parrillas de programación.

Y último pero no menos importante, tiene un portero, quien está siempre deseoso de tener una corta conversación sobre su aburrido día.

Mad TV

A nivel técnico el juego también es destacable. Tiene unos hermosos gráficos VGA y sorprendentes sonidos. El juego está repleto de humor y animaciones cómicas. Hay muchas oficinas, que pueden ser visitadas, algunas extrañísimas y alocadas; pero bueno si gente como Flippy ha llegado a la televisión española ahora no me parecen tan raras. En definitiva, estamos ante un juego redondo, y que ahora podemos revivir en la NDS.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

6 thoughts on “Mad TV

  1. Alternate Reality: The City no lo conocía. El Bloodwych en su día también me gustó, pero la versión de PC si no me equivoco era inacabable. Hay un bug que hacía que donde tenía que haber una puerta había un muro, por el que había que atravesar obligatoriamente para pasarse el juego, y el muro era impasable.

  2. Un grandisimo juego! El ligar a la chica, realmente, no importaba. Era el simulador lo que era increíble, con sus anuncios, sus películas malas (mi hermosa lavanderia!)pero baratas, los exitazos (Star Wars, Super bowl) asegurados pero caros…ufff. Mucho vicio, llegue a comprar los satélites. La pena fue que nunca se tradujo la segunda parte, actualmente sigue en buen alemán. Y tampoco a tenido ningún digno heredero… algún día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.