L’Esprit de Marie Antoinette (estrategias)

Hace algún tiempo ya di algunos consejos de juego para L’Esprit de Marie Antoinette y basándome en esa entrada creo esta otra.

El motivo es que como están implementándolo para su versión digital y no es un juego de cartas sencillo, su programador (que ha elegido este juego como proyecto de fin de carrera) se ha topado con el “serio problema” de crear un algoritmo con el que implementar estrategias de juego.

Resulta que en los juegos para más de dos personas no hay un algoritmo más o menos claro como, por ejemplo, el minimax para los juegos de dos jugadores. Por eso, para montar inteligencias artificiales (o, más modestamente, programas que jueguen), hay que implementar ciertas estrategias generales de juego (como mínimo unas cuantas para poder tener dos o tres IA’s distintas).

Así que sirva esta entrada como una forma de encontrar algunas posibles estrategias, movimientos y detalles con el fin de maximizar tus posibilidades de ganar en el juego:

1. Fija una Estrategia a medio-largo plazo

Al principio de la partida se hacen públicas algunas Tendencias demandadas en París (el número depende de la cantidad de jugadores), así que lo primero que debes hacer es estudiarlas, y fijarte una estrategia a medio-largo plazo.

Lo primero que debes mirar es que cantidad de fijadores se necesitan de cada tipo, ya que suele ser la mayor restricción u obstáculo con el que te vas a encontrar para progresar en tu parfumothèque. Además, recuerdo que tampoco son equiprobables (solo hay 8 fijadores animales y 12 fijadores resina en el mazo) y esto también hay que tenerlo en cuenta.

Lo siguiente es ver que Principios Olfativos son los más demandados; suele ser una buena estrategia quedarse con aquellos que aparecen un mayor número de veces en las Tendencias, sobre todo si en tu mano inicial dispones de algunas de ellos. De esta forma siempre tendrás varias opciones de ofertas al final de la partida.

2. Los primeros turnos

Los primeros turnos suele ser una buena opción robar 1 carta adicional para ir decidiendo en que tipos de Elaboraciones te vas a dedicar. No obstante, si tienes una mano inicial “potente” igual te puede interesar ir a cerrar la partida lo antes posible e irte descartando de cartas, pero ten en cuenta que para ello habrá que jugar todos los Nobles sobre las Tendencias públicas y lo más probable es que, si se percatan de tu estrategia, tus oponentes no lo hagan, entorpeciendo por tanto tu cierre.

3. Nobles

Al principio no hagas demasiado caso a los valores de los Nobles, lo más probable es que cambien a lo largo de la partida.

Lo que si tienes que valorar es aquellos que tienes en la mano inicial sobre que Tendencias jugarlos y que momento es el idóneo, para así irte preparando tu parfumothèque, y dar un golpe de efecto. El saber jugar los Nobles en el momento adecuado es una de las partes más críticas del juego. Normalmente es una buena estrategia guardarte uno o dos para cerrar con ellos y pasar a la muerte súbita.

Si tienes algún Noble ya en juego, como no se puede repetir, una buena opción es descartárselo o antes posible (para que así no te pillen puntos en la mano), salvo que tengas algún Noble que te permita eliminar el que ya hay en juego con el mismo nombre.

4. Elaborar mi parfumothèque

A veces suele funcionar el ir acumulando Principios Olfativos de un mismo tipo en la mano y jugarlas de golpe en una o varias Elaboraciones. Suele ser una buena jugada ya que optimizas acciones (la de poner en juego Principios Olfativos) y sobre todo no desvelas con anterioridad tus intenciones a tus oponentes. Muchas personas esperan el momento para recoger la mejor combinación posible para bajarla de golpe y así ahorrarse acciones. No obstante, debes tener especial cuidado con este tipo de estrategias, ya que si son varios los que deciden acortar la partida pueden pillarte con un buen número de cartas en la mano que te penalizaran.

Algunos de ellos persistentemente quieren esperar tener muchas para asegurarse de que van a formar Elaboraciones de 5 Principios Olfativos con facilidad. No cometas este error. Si tienes algunas cartas que no se ajustan o tienen cabida en tus Elaboraciones, todavía hay una oportunidad de ganarle a tus oponentes. Baja tus cartas tan pronto como sea posible y haz con ellas Elaboraciones aunque luego no puedas venderlas (con que no te lleves negativos en la fase de ofertas es suficiente). Incluso en una situación en la que tienes peores Principios Olfativos que tu oponente, es mejor bajar primero. Es un buen paso por el riesgo y las posibles combinaciones que luego podrás hacer con ellas. Además, hay una acción que te permite mover Principios Olfativos en tu parfumothèque, si hiciera falta.

5. Reúne suficientes fijadores válidos

Otro de los grandes retos del juego es reunir suficientes fijadores con los que realizar Elaboraciones válidas que luego poder ofertar. Si en tu mano inicial no tienes suficientes, tu primera estrategia debe ser conseguirlos lo antes posible. Profundiza en el mazo o haz uso de algunos Nobles para tal cometido.

6. Desecha Principios Olfativos

Los Principios Olfativos que aparecen menos en las Tendencias no son óptimos y te juegan en contra en este juego. Si no han sido ya incluidos en algunas de las Tendencias “de nariz”, no hay necesidad de quedárselos. Puedes ayudar al oponente si no te desprendes de ellas. Así que en primer lugar, descarta todos los Principios Olfativos que no quepan en tu juego.

7. No saques las cartas del Descarte a menos que quieras cerrar el juego

El jugador con el Descarte da pistas de tu estrategia a tus oponentes. Lo ideal es que no saques cartas del Descarte a menos que quieras cerrar el juego y pasar a la muerte súbita; o no tengas más remedio (si es un fijador, por ejemplo).

8. Memoriza las cartas descartadas por tus oponentes

L’Esprit de Marie Antoinette es un juego donde no solo juegas en tu turno. Es muy importante que vayas estudiando los movimientos de tus oponentes, sobre todo que Principios Olfativos van colocando en su parfumothèque y de que cartas se descartan; y también ir memorizando aquellos Nobles que van saliendo a juego o se van eliminando. Esto te ayudará para saber elegir a que Tendencias dedicarte y cuando utilizar la carta de Reserva (que tiene que servirte para asegurarte la mayor puntuación con ella).

9. Reserva una Tendencia antes de cerrar

Cuando ya tengas claro en que Tendencias vas a ofertar es el momento de reservar una Tendencia, sobre todo si tú eres el que piensa cerrar el juego. Reservar una Tendencia a ciegas no suele ser muy útil, sobre todo si tenemos en cuenta que para cambiar la de sitio tenemos que perder dos acciones.

Calcula en cuál de ellas te conviene reservar la Tendencia para ser el primero en ofertar, si con ello obtienes muchos puntos (normalmente una Preparación de cinco Principios Olfativos) y adicionalmente si con ello haces que alguno de tus rivales pierda esos puntos (de esta manera la ganancia es doble).

10. No te olvides del acorde perfecto

Si entre todas las Elaboraciones válidas (las que quedan tras revisar todas) un perfumero ha utilizado los ocho grupos de Principios Olfativos obtiene un premio de +10 puntos; el acorde de su parfumothèque ronda la perfección. (Nota: El acorde es la delicada composición de esencias en determinadas proporciones, que el perfumista logra al crear una nueva fragancia). Estos diez puntos adicionales son vitales.

11. Prepararse para la fase de Ofertas

La fase de Ofertas suele ser lo más complejo del juego con diferencia. En las primeras partidas, cuando uno anda perdido vagando en la partida, no se tiene muy claro como jugar; y llegada la fase de Ofertas apenas puede ofertar sus Elaboraciones porque alguien se le ha adelantado. Lo normal es echarle erróneamente la culpa al azar ya que no se tiene control sobre quien va a terminar la partida y por tanto cuando va a ser tu turno de ofertar. Pues bien, esto es una falacia. Si durante la primera fase has ido posicionándote, elaborando las mejores Elaboraciones posibles, sabiendo usar tu carta de Reserva, y estirar o acortar la duración de la partida con los Nobles según te convenga, cuando llegue la fase de Oferta estarás en una posición ventajosa. Es más, puede ocurrir incluso que en algunas ocasiones no te interese ser tu quien cierre la partida. Lo que quiero decir con esto, es que es muy importante jugar bien la primera fase del juego porque los fallos o despistes se arrastran a la fase de Ofertas.

A veces puede ser una mala estrategia dedicarse a hacer Elaboraciones del máximo de Principios Olfativos (cinco) cuando puede salir a cuenta hacer mayor número de ellas de 1 Principio Olfativo menos (cuatro), sobre todo si detectas que muchos jugadores van a ofertar en la misma Tendencia ya que solo uno podrá ofertar y los restantes no. En ocasiones, te puede interesar usar la carta de Reserva para asegurarte ser tu quien oferte y fastidiar al resto que verá como una Preparación de 5 Esencias no puede colocarla.

Luego, también es una buena estrategia elegir ofertar en aquellas Tendencias donde la variabilidad de los puntos que dan sus Nobles sea mínima. De esta forma, puedes realizar movimientos de Esencias en tu parfumothèque sin miedo a perder demasiados puntos. A veces una retirada a tiempo resulta clave.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *